La Ecociudad de Sarriguren, galardonada con el Premio Europeo de Urbanismo 2008

jueves, 25 de septiembre de 2008

El Consejo Europeo de Urbanistas le ha otorgado el premio, máximo galardón en la categoría de Medio Ambiente y Sostenibilidad, por su ejemplo de integración de los valores ambientales dentro de un entorno urbano

El Consejo Europeo de Urbanistas ha concedido a la Ecociudad de Sarriguren el Premio Europeo de Urbanismo 2008, en la categoría de Medio Ambiente y Sostenibilidad, máximo galardón oficial en esta materia, que distingue con periodicidad bienal a las mejores prácticas en la Europa de los 27.

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Carlos Esparza, ha dado a conocer hoy la concesión de este premio en el transcurso de una rueda de prensa en la que también han participado el alcalde del Valle de Egüés, Josetxo Andía; y el arquitecto y diseñador de la Ecociudad de Sarriguren, Alfonso Vegara.

En este acto informativo, el consejero Esparza ha destacado que “la concesión de este premio supone una satisfacción doble para el Gobierno de Navarra, porque la Ecociudad de Sarriguren, con un 100 por cien de vivienda protegida, representa el reflejo claro de la política del Ejecutivo foral por integrar todos estos conceptos de ahorro energético, diseño ecológico, accesibilidad y medio ambiente en las promociones de vivienda pública”.

Carlos Esparza ha recordado también que el proyecto de Sarriguren, desarrollado a iniciativa del Gobierno de Navarra, alberga más de 5.000 viviendas, de las que el 53% de las viviendas construidas o en construcción son de protección oficial, y el 46% son de precio tasado. “Ello indica -ha destacado el consejero-, que esta Ecociudad, premiada por su calidad urbanística y medioambiental, alberga un 100% de viviendas con algún nivel de protección”.

El Premio Europeo de Urbanismo es un galardón que otorga cada dos años el Consejo Europeo de Urbanistas, asociación profesional que agrupa a los urbanistas europeos e integrada por un total de 24 asociaciones de otros tantos países europeos (España, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Alemania, Grecia, Francia, Estonia, Irlanda, Italia, Chipre, Malta, Hungría, Holanda, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Reino Unido, Serbia, Islandia, Suiza y Turquía). El Consejo trabaja como un lobby profesional dentro de Europa con el fin de formar a las y los profesionales en arquitectura y urbanismo en temas de cohesión y desarrollo sostenible, para definir así una estrategia común en cuanto a ordenación y planeamiento en Europa.

La Justicia reactiva la investigación sobre Fabra.

La jueza envía a agentes de la Policía Judicial y un perito a recabar una veintrena de oficinas bancarias datos de todas las cuentas del presidente del PP de Castellón y su familia

BELÉN TOLEDO – Castellón – 24/09/2008 17:18
Un perito acompañado por agentes de la Policía Judicial visitó ayer varias oficinas bancarias de Castellón. En cada una de ellas pidió toda la información sobre los movimientos en los últimos cinco años de las cuentas bancarias de Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón y máximo responsable del PP de esta provincia. Solicitaron también los datos de las cuentas de su esposa y sus hijos, según fuentes de la acusación.

La información bancaria que no fue facilitada en la misma mañana de ayer deberá llegar a manos del perito en los próximos días, informó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Las sucursales visitadas fueron en torno a una veintena. A la espera del informe que elaboren los peritos, de momento se desconoce el número total de cuentas bancarias existentes a nombre de Carlos Fabra, aunque un informe de la Agencia Tributaria elaborado en 2005 señala que ya en el año 1999 eran 24, repartidas en 15 entidades bancarias diferentes.

Con este último movimento, el caso Fabra comienza a agilizarse después de casi cinco años de retrasos provocados por los ocho cambios de juez y los cuatro de fiscales que ha padecido el Juzgado número 1 de la localidad castellonense de Nules, que instruye la causa. El líder del partido conservador en Castellón está acusado de nueve delitos, entre los que se cuenta la malversación de fondos, el fraude fiscal, el cohecho y el tráfico de influencias.

La decisión del perito y los agentes de la Policía Judicial de acudir personalmente a las oficinas y entregar los requerimientos en mano a sus responsables en lugar de solicitar la información por correo ordinario pretendía eludir una “nueva demora de meses”, explicó el TSJ en una nota informativa.

La investigación de los movimientos en las cuentas bancarias del presidente de la Diputación es un paso fundamental para la instruir el caso. Según fuentes de la investigación, el Juzgado de Instrucción solicitó el inicio de las pesquisas en el año 2005, pero éstas no comenzaron hasta 2006 porque un recurso presentado por el acusado hizo necesario el consentimiento de la Audiencia de Castellón.

Examen a su patrimonio

Fue entonces cuando los peritos judiciales comenzaron la tarea de revisar todas las pruebas que la acusación particular y la Fiscalía han recogido a lo largo de la instrucción. En primer lugar, revisaron todos los tomos de la causa. Después, accedieron a los registros de organismos públicos como la Agencia Tributaria.

El paso siguiente dio comienzo ayer. A juzgar por el método utilizado en esta ocasión por el Juzgado, el nada habitual de la visita en persona del perito a las entidades bancarias, se ha elegido el procedimiento de urgencia.

Los periodistas preguntaron ayer por la mañana a Carlos Fabra su opinión sobre el recorrido que, en ese mismo momento, hacía la Policía Judicial por los bancos de Castellón en busca de información sobre el uso que hace de su dinero. Según informa Europa Press, el presidente de la Diputación aseguró “no estar nada nervioso” y añadió que “si eso forma parte del procedimiento, me parece muy bien que se mire con toda pulcritud”. “A mí me parece muy bien”, añadió, “si van con un mandamiento judicial a investigar lo que llevan investigando hace cuatro años y que se les ha remitido en reiteradas ocasiones por parte de la entidad bancaria”.

Descalificaciones a los medios

Además de expresar su tranquilidad y satisfacción ante las visitas de los peritos a varios bancos de Castellón, ayer Carlos Fabra arremetió una vez más contra los medios de comunicación: “Lo que sí que es sorprendente, para quien cree que esto funciona como debería funcionar, es que sea la Cadena Ser, vinculada al Gobierno, la que dé la noticia porque esto debería ser un secreto sumarial”. No es la primera vez que el presidente de la Diputación trata de desacreditar a los medios que se interesan por la investigación judicial.

Las descalificaciones con las que el líder conservador responde a cualquier pregunta sobre las acusaciones que pesan sobre él alcanzan también a sus rivales políticos. El pasado 29 de julio, pronunció las palabras “hijo de puta” segundos después de escuchar al portavoz socialista en la Diputación, Francesc Colomer. Hacía solo unos segundos que el Pleno había terminado y la megafonía de la sala no llegó a reproducir el insulto, que sí fue captado por los micrófonos de un medio de comunicación. Hace poco más de una semana, en el primer pleno de la temporada política en la institución, Fabra se negó a pedir una disculpa pública.

Ocho jueces desfilan por un caso sin resolver

La instrucción del ‘caso Fabra’ comenzó a finales del año 2003 y todavía no ha terminado. La causa recayó sobre el juzgado número 1 de Nules. En estos años ha habido ocho cambios de jueces y cuatro de fiscales. En el mes de julio, la plaza quedó desierta. Ante los retrasos, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) pidió en julio refuerzos para los juzgados afectados. Solicitó “dos juzgados bis compuestos cada uno de ellos por un juez, un secretario judicial, un gestor y dos tramitadores”.

El CGPJ atendió los requerimientos del TSJ y creó las plazas de juez necesarias para la ampliación. El Ministerio de Justicia formalizó el trámite siguiente: el de dar el visto bueno al refuerzo.

El último paso en este proceso corresponde a la Consellería de Justicia valenciana, a la que corresponde dotar de los medios humanos y materiales necesarios a los nuevos juzgados. El pasado día 19, la Generalitat comunicó que no enviaría los funcionarios correspondientes hasta el primer semestre del año próximo. Argumentó que es cada seis meses cuando se hace el reparto de medios para los diferentes juzgados de la comunidad.

En julio, el PSOE presentó una moción en la Diputación de Castellón para que la institución pidiera más medios para el juzgado de Nules. La respuesta del PP fue sustituir la propuesta por otra en la que se solicitaba el refuerzo de todos los juzgados de la provincia.

La vida ejemplar del ciudadano Fabra.

JOAN GARÍ – Castellón – 25/09/2008 08:10

Quizá nunca lo sospechó, pero Victorino Fabra Gil, alias el agüelo pantorrilles, hizo algo más que batirse el cobre contra los carlistas en el Maestrazgo durante la segunda mitad del siglo XIX. Su alias, en valenciano castellanizado, lo debe a la costumbre de usar calzón corto, pero su fe liberal no fue mucho más larga: pronto se pasaría con sus huestes al Partido Conservador y, desde allí, controlaría una provincia convulsa.

Sin saberlo, estaba inaugurando una fecunda saga de políticos castellonenses que, durante más de 100 años, impregnaría la política local con los aromas afrutados del caciquismo. Él fue el tío del bisabuelo de Carlos Fabra Carreras (Castellón, 1946), actual presidente de la Diputación de Castellón. Le seguirían Victorino, Hipólito y Plácido, tres sobrinos que para sí hubieran querido los papas Borgia. La Diputación de Castellón, de hecho, parece hecha a medida de los Fabra. Al fin y al cabo, Carlos la heredó de su padre Carlos Fabra Andrés, y este del suyo, Luis Fabra Sanz.

Del franquista Fabra Andrés, que fue alcalde de la ciudad en la durísima posguerra y ahora da nombre a un trofeo de golf, leí hace poco una necrológica retrospectiva en un periódico local donde se le atribuía “el gran despegue de Castellón como una ciudad moderna, abierta, luminosa y mediterránea” (sic).

Inconfundible estampa

Cada Fabra ha añadido su granito de arena a la leyenda. Carlos, por ejemplo, tiene una inconfundible estampa gracias a sus sempiternas gafas de cristales ahumados. En realidad, oscurece su visión no para infundir temor a sus enemigos, sino para ocultar un ojo de cristal que perdió en una reyerta infantil. Con esa vista sesgada tiene en un puño a su partido y a la provincia. No contento con ello, en las últimas elecciones aupó a su hija Andrea Fabra al senado.

Andrea está casada con Juan José Güemes, consejero de Sanidad de Esperanza Aguirre y está incluida, por cierto, en el sumario que se sigue contra su padre por múltiples delitos.

Con su vista sesgada tiene en un puño a su partido y a toda una provincia

Antes de que los abruptos términos cohecho, prevaricación y tráfico de influencias se dieran de bruces con él, Carlos Fabra era un ciudadano ejemplar que se dedicaba al honrado negocio de la política, como todos sus antepasados. No hace mucho tiempo, Mariano Rajoy tuvo que utilizar ese apelativo –“ciudadano ejemplar”– para referirse al todopoderoso presidente de la Diputación, pero para entonces la vida había deparado a Fabra la inmersión en una kafkiana causa judicial urdida por un socio despechado. Vicente Vilar, en efecto, le acusó de haber mediado ante altas instancias del Gobierno de

Aznar para legalizar fraudulentamente determinados productos fitosanitarios. Vilar cumple actualmente condena por haber violado a su esposa (nadie es perfecto).

Acostumbrado a que nadie le tosa y a que todos le besen la mano, Fabra no lleva bien ser objeto de una eternizada investigación judicial que busca saber, entre otras cosas, cuál es el origen de los 600.000 euros que en 1999 tenía repartidos en 19 cuentas. Para un hombre al que la declaración de la renta le sale a devolver no es una pregunta baladí.

A la justicia, sin embargo, también le interesa saber si es cierto que medió en el Ministerio de Agricultura para conseguir la legalización de los fitosanitarios de marras. Algunos ex ministros de Aznar fueron citados a Nules para aclarar esos asuntillos, aunque prefirieron pudorosamente testificar por escrito.

Fabra se ha convertido ya en icono del conservadurismo más recalcitrante

Cinco años después, el llamado caso Fabra es un molesto legajo que los jueces de Nules se van sacudiendo de encima uno tras otro. Ya van ocho jueces y cuatro fiscales. Mientras tanto, al interfecto le ha tocado varias veces la lotería (millones de euros, ya ven) y, de paso, tuvo a bien atribuir a la madre del jefe de la oposición en la Diputación –Francesc Colomer– un oficio poco halagüeño. A lo mejor tiene razón él y, en ese caso, “hijo de puta” sería una frase habitual en boca de cualquier castellonense de buen linaje, y ser agraciado con la suerte de la loto es lo propio de todo multimillonario que dedique algunos eurillos a la cosa del azar. En caso de no tener razón, sin embargo, mentar la madre seguiría siendo algo muy feo –y más para todo un presidente de Diputación– y el truco de la lotería un sistema muy acreditado para, presuntamente, blanquear dinero.

Estatus de héroe

El episodio en que Fabra mentaba a la madre de Colomer originó un corolario divertido al tiempo que patético, cuando un equipo del programa Caiga quien caiga de La Sexta intentó entrevistarle durante el pleno que siguió al insulto. Ni que decir tiene que ni siquiera pudieron acercarse al presidente, protegido inopinadamente por una guardia de armarios del canal Intereconomía. Este episodio parece revelar que Fabra se ha convertido ya en un icono de los sectores del conservadurismo más recalcitrante y su impunidad judicial está a punto de granjearle el estatus de héroe para los que admiran la dureza, al tiempo en la mano y en el rostro.

Genio y figura, Carlos Fabra aguanta lo que le echen. Harán falta otros ocho jueces juntos para su caso y otros cinco años, si cabe, de suspense judicial. Sólo en ese momento, este “ciudadano ejemplar” dejará de sonreír bajo la sombra alargada de su nariz, aunque puede que ni siquiera entonces deje de rellenar distraídamente la bonoloto, contemplando la visión especular del retrato del agüelo pantorrilles.

Joaquin Estefanía: “Socialismo para ricos”

 

La impaciencia por saber si sería aprobado y conocer la letra pequeña del plan de rescate financiero de la Administración Bush, ha impedido detenerse con la atención debida en la quiebra de la principal caja de ahorros de EE UU, Washington Mutual (WaMu). Esa quiebra -la mayor de una entidad financiera en la historia americana- supone otro salto cualitativo en la naturaleza de la crisis. ¿Por qué? Porque esta vez ya no se trata de una institución mayorista, como por ejemplo Lehman Brothers, sino que su caída tiene consecuencias sobre los ahorros de decenas, o acaso, centenares de miles de ciudadanos: Main Street, no Wall Street.

 

Estados Unidos

A FONDO

Capital:
Washington.
Gobierno:
República Federal.
Población:
290.000.000 (2004)

<!–

Enlace Ver cobertura completa

–>

La noticia en otros webs

WaMu no es un caso más de bancos que desconfían de bancos en el interbancario, sino de ciudadanos afectados en su confianza hacia el funcionamiento del sistema financiero minorista (como el británico Northerm Rock, que hubo de ser nacionalizado). Desde el principio de la semana pasada, casi 18.000 millones de dólares fueron retirados de las oficinas de WaMu, generando una espiral de pánico. La intervención de la Administración Bush facilitando la compra de WaMu por JP Morgan Chase -evitando cualquier tipo de subasta a la que hubieran podido acceder otros bancos, porque no había tiempo para la misma- ha logrado detener por el momento ese pánico de las ventanillas.

Que la crisis financiera ha traspasado directamente, por primera vez de modo tan nítido, el ámbito de la aristocracia bancaria y ha llegado al conjunto de los ciudadanos, lo demuestran las primeras reacciones en la calle contra el plan de rescate de Bush. En las manifestaciones a las puertas de la Bolsa de Nueva York se ha calificado a esta solución de ayuda al sector financiero como “socialismo para los ricos, liberalismo para los demás”, tan familiar a los neoliberales, como enseña la historia, en todas las mutaciones de idéntica índole. Los ciudadanos se encuentran inmersos en el clásico dilema del prisionero de la teoría de juegos (William Poundstone, editorial Alianza, 1992), un modelo de conflictos muy frecuente en la sociedad: cada jugador, de modo independiente, trata de aumentar al máximo su ventaja sin importarle el resultado del otro jugador, y sin embargo ambos jugadores obtendrían un resultado mejor si colaborasen; desafortunadamente para los prisioneros, cada jugador está incentivado por sus propios intereses (en este caso económicos) para defraudar al otro, incluso tras prometerle colaborar. Los ciudadanos se han encontrado en el dilema de apoyar la intervención o la barbarie. Por hacer unas comparaciones cercanas: si el rescate se elevase finalmente hasta un monto total de 700.000 millones de dólares, equivaldrá a vez y medio el coste de la guerra de Irak (sin tener en cuenta los gastos colaterales de la última, estudiados por Stiglitz); la ayuda a África, comprometida en la ONU pero no desembolsada por las potencias donantes, será tan sólo una décima parte del monto de esas ayudas al mundo de las finanzas.

Sorprende por ello el endoso de oficio de las mismas que hizo el presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, en Nueva York, alegando que se trata de una “circunstancia excepcional” y que su objetivo es “romper la dinámica de restricción de crédito”. Entonces, ¿por qué se ha negado a instrumentar aquí algo similar? Ya sabemos que las particularidades son otras, pero la restricción de crédito a las empresas es real. No hay que más que hablar con los titulares de las últimas, que consideran que el estrangulamiento del crédito es la dificultad central de nuestra coyuntura.

Pendientes de conocer las tripas de los Presupuestos Generales del Estado -de los que se han avanzado las líneas maestras- se pueden reproducir los versos que en 1959 escribió Jaime Gil de Biedma a su amigo Juan Marsé (Noche triste de octubre), que parecen elaborados para hoy mismo: “Definitivamente / parece confirmarse que este invierno / que viene, será duro. / Adelantaron / las lluvias, y el Gobierno / reunido en consejo de ministros, / no se sabe si estudia a estas horas / el subsidio de paro / o el derecho al despido, / o si sencillamente, aislado en un océano, / se limita esperar que la tormenta pase / y llegue el día, el día en que, por fin/ las cosas dejen de venir mal dadas” (por la transcripción, Rodolfo Serrano, periodista y poeta).

Opinión: 2010. Andrés García Reche.

Ya sé que a la mayoría de la gente le importa un bledo lo que ocurra en el interior del acelerador de partículas LHC. Ellos están más interesados por otros asuntos realmente serios, como la crisis económica, o por frivolidades relacionadas con la sorprendente juventud de Isabel Preysler o las últimas declaraciones de Javier Bardem tachando de estúpidos a los estúpidos que le critican por venderse a Hollywood.

La noticia en otros webs

Pero están muy equivocados. Lo que está ocurriendo (o no ocurriendo, que ya veremos) en Ginebra es mucho más importante en sus vidas, y además a más corto plazo. Naturalmente puede ocurrir que se descubra, sin más, el bosón de Higgs y acabemos por fin comprendiendo la verdadera naturaleza de la materia y todo lo que de ello se deriva (incluyendo a M. Fraga, al lehendakari Ibarretxe y a José Montilla). Esto es al menos lo que pretenden los miles de científicos implicados en el trascendental asunto, aunque los gobiernos que financian el invento, con más de 6.000 millones de euros, todavía no entiendan muy bien la finalidad del mismo.

El problema es que existen otros científicos más heterodoxos que mantienen que el costoso experimento, una vez alcanzada su velocidad de crucero allá por el 2010, podría generar un número indeterminado de agujeros negros capaces eventualmente de engullir toda la materia que encuentren a su paso, incluyéndonos a nosotros mismos. O sea, una gigantesca eutanasia que no dejará títere con cabeza. Ni sin cabeza. Nada. Incluso se han atrevido a presentar sendos recursos ante los tribunales de justicia pidiendo la interrupción preventiva de las pruebas basados en la mera probabilidad de que ello ocurra.

No hace falta insistir en que son estos últimos los que tienen razón. Es sabido que si existe la menor posibilidad de que una catástrofe ocurra, con toda seguridad ocurrirá. Eso es así. Sin embargo, creo que se equivocan radicalmente al intentar evitarlo por vía judicial. A fin de cuentas sería un final bastante elegante para este planeta contaminado, hortera, violento y desigual. Después de tantos años de civilización depredadora no se me ocurre otro modo menos cruel de acabar con la estupidez humana (¿no te parece, Bardem?).

El problema, claro está, es que todos desapareceríamos a la vez y no solo aquellos que a nosotros nos gustara que lo hicieran. Pero ese es el coste inevitable que habrá que asumir por el bien de la ciencia, el bosón, Higgs, y la madre que lo parió.

En otras palabras, que si usted va de progresista por la vida, le aconsejo que no se le haga ya la boca agua pensando que por el agujero negro se van a ir Pedro J., Jiménez Losantos, Isabel San Sebastián, Maria Patiño, Urdaci, M. A. Rodríguez, Aznar, Ricardo Costa, G. W. Bush, Acebes, Font de Mora’s Education for the citizen y Amando de Miguel, todos juntos. Nada de eso, porque da la casualidad de que detrás de ellos también se irá usted y la pandilla de rojos que le acompañan.

Además, como, ahora sí, se confirmará la existencia de universos paralelos, allí se los volverá a encontrar a todos, y puede que hasta mucho más juntos que antes. O sea, que por este lado no le veo ventajas manifiestas. En realidad lo único que sí podemos afirmar con toda rotundidad es que en 2010 ya no habrá crisis económica (al menos en este mundo). No todo han de ser malas noticias.

Aunque bien mirado, también es una pena ahora que Rajoy, gracias a ella, por fin se había hecho ilusiones.

CONAMA 9 premiará al municipio más sostenible

La Fundación CONAMA convoca la primera edición del Premio a la sostenibilidad local, un concurso al que optan todos aquellos municipios que participen en el  II Encuentro Local, que se realizará durante la celebración del Congreso del 1 al 5 de diciembre. 
 

CONAMA 9 premiará a aquel municipio con el proyecto más emblemático que contribuya al desarrollo sostenible dentro del ámbito local.  Podrán optar a este premio todas las entidades locales de España (ayuntamientos, mancomunidades, cabildos, consejos insulares, y otras

 

redes locales.) Existen dos modalidades atendiendo a la población total, una para municipios de menos de 20.000 habitantes y otra para entidades locales de entre 20.000 y 50.000 habitantes ambos inclusive. Para cada una de estas se otorgará un premio principal y tres accésit.
 

 

Sólo se valorarán aquellos proyectos que se hayan desarrollado a partir de noviembre de 2006 y que guarden estrecha relación el medio ambiente y el desarrollo sostenible. Para la selección de los premiados se valorarán la innovación, el esfuerzo, los objetivos del proyecto, la metodología,  el carácter ejemplarizante y los resultados obtenidos. De igual forma, no se tendrán en cuenta aquellos proyectos que ya hayan sido condecorados o reconocidos con anterioridad.
 

El jurado estará presidido por Gonzalo Echagüe presidente de la Fundación CONAMA con la colaboración de representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y distintas personalidades que han desarrollado un extenso trabajo a favor de la sostenibilidad local.
 

Todos aquellos municipios que deseen concursar deberán enviar una copia del proyecto  antes del 15 de octubre 
 

Además del Encuentro Local, CONAMA 9 albergará más de 120 actividades que se componen por grupos de trabajo, mesas redondas, jornadas técnicas, debates de actualidad, salas dinámicas y actividades especiales, entre las que se encuentra El sexto Encuentro Iberoamericano de Medio Ambiente.
 

Bases del concursoBoletín de inscripción

¿Qué rol se espera del ser humano en el nuevo tejido productivo?

 

Llegará un momento, en la línea histórica y progresiva de nuestra especie, en el cual la velocidad de desarrollo y actualización de profesionales, la demanda del consumo, las necesidades de expansión de la economía y del propio conocimiento, entendido como fuente de información, será tan abismal que estaremos presenciado una verdadera singularidad del sistema, un verdadero crash.

Irremediablemente, los propios e innatos defectos del sistema llevará a un cisma en el que el juego, tal y como lo conocemos actualmente, perderá todo sentido. Las cartas barajadas al comienzo, lejos de repartirse y convertirse en un balance neto, fiel a las reglas del libre mercado y del régimen internacional “de facto”, llevará a una clara descomposición de la sociedad basada en el aumento y diferenciación de clases sociales, incremento sustancial de la pobreza.
A medida que la población mundial crece y se integra en el círculo dorado del consumo y comercio mundial, del mercantilismo puramente legítimo, aunque egoísta, las demandas y explosión de recursos necesarios tenderá a quebrar el planeta.
Para mantener dicha vorágine ya no sólo será necesario un time-to-market cada vez más inmediato o unas previsiones cortoplazistas más prolongadas en los tiempos de análisis.
Muchos coinciden en afirmar que la Revolución Industrial significó no sólo un cambio profundo en nuestra historia económica y social, nuevas interacciones y una nueva visión de la sociedad y el desarrollo humano. Hemos visto en el último siglo numerosos avances y nuevas revoluciones que han cambiado el paradigma de nuestra existencia de un modo absoluto, tanto que hemos olvidado nuestros orígenes o el verdadero sentido de la vida, si alguna vez lo conocimos. Luego vino el transistor, la informática y electrónica, la genética y la biología, y un largo etcétera que se irá sucediendo a lo largo de las próximas décadas, avances espectaculares en neurología, ciencias de la salud, nanotecnología… un proceso basado en los pilares de reducción, aceleración, bajo costo… un ciclo cada vez más corto.

¿Qué rol se espera del ser humano en el nuevo tejido productivo? Parece que nos dirigimos hacia un perfecto organigrama controlado por máquinas pensantes, estresante locomotora de productividad y crecimiento infinito.

 

Me resulta especialmente gracioso que se base el desarrollo de las sociedades en cuestiones tan suscintas como el PIB, or the GDP. Los fanáticos de las finanzas estatales y economistas irresponsables basan sus argumentos en cuestiones tan simples como un porcentaje que no suele reflejar ni los precios, IPC, o el índice de pobreza o el margen salarial del nivel más bajo de la sociedad. ¿Deberíamos construir una sociedad de mínimos o de máximos? ¿Debemos contentarnos con la no tan virtuosa y justa “media”?
Si existen modelos matemáticos de comprobado rigor y de mayor eficiencia de ajuste a los parámetros reales de vida, ¿por qué seguimos aplicando unas variables tan efímeras como cínicas que no nos aportan ninguna información útil?.
Publicado en Plataforma Progresista-Juvenil “AVANZA”

La gallina de oro de las resonancias

Pilar G. del Burgo, Valencia

La Sociedad Española de Radiología se opone a la concertación privada del servicio
La UTE Grupo 3-Recoletas y Diagnosalud que ha quedado fuera de la adjudicación del suculento pastel de millones que supone el concurso de Resonancias Magnéticas (la licitación salió por 497 y ha sido adjudicado por 475), ha presentado un recurso contencioso-administrativo en los tribunales al considerar que el pliego estaba “hecho a la medida” de la UTE ganadora, según anunció a Levante-EMV el director de la empresa valenciana Diagnosalud, Alberto Lozano, cuyo padre trabajó antaño como directivo de Eresa, la empresa ganadora actual, junto con Innscaner, Beanaca y Ribera Salud.
A la contrariedad por la convocatoria del concurso se ha sumado también la disconformidad de la Sociedad Española de Radiología (Seram) que en julio Conselleria de Sanidad que cambiara de modelo de prestación, dejara de un lado la concertación privada y retornara a la prestación pública. En su escrito, la Seram recordaba que la decisión de adjudicar la prestación de resonancias en la Comunitat Valenciana a empresas externas en los hospitales públicos, “fue recibida con una fuerte contestación tanto por la sociedad nacional como local”.
La Seram justificó su rechazo con cinco argumentos y ahora, transcurridos ocho años de la primera adjudicación, la Junta Directiva de la Seram asegura que se han cumplido todas sus previsiones y que los servicios de radiología de gran parte de los hospitales están fragmentados, que los radiólogos no comparten las técnicas (ni los de las RM ni los de los servicios), que hay serios problemas para cubrir las guardias, “porque los radiólogos de las RM no pueden hacer las guardias de este tipo” y que los médicos internos no informan de los estudios de RM.
El doble de pruebas que la pública
El quinto argumento apunta directamente a la hemorragia de la financiación pública, ya que durante estos ocho años la frecuentación de RM que realizan las empresas que han privatizado el servicio es, “al menos dos veces la de los hospitales que no tienen este modelo”.
Es decir, mientras que en el hospital Peset que es el único público que dispone de equipo propio se hacen entre 26 y 28 resonancias por mil habitantes, en los equipos que Eresa, Inscanner y Beanaca -que ganaron el primer concurso- instalaron en los centros públicos se hacen como mínimo el doble de pruebas, lo cual ha disparado la factura y ha obligado a la Conselleria de Sanidad a rebajar el coste de las pruebas.
En este sentido, fuentes próximas a la Sociedad Española de Radiología manifestaron que el propio director de la Agencia Valenciana de la Salud, Luis Rosado, advirtió que si la actual adjudicataria supera un número de pruebas se aplicará una penalización.
Una portavoz de Erescanner Salud, Marta Saus, indicó a Levante-EMV que las condiciones actuales recogen que cuando se supere un número de exploraciones se reducirán los precios.
La representante de Erescanner Salud agregó que la disparidad entre la cuantía por la que se adjudicó el primer concurso y lo que se ha facturado (casi el doble en ocho años) obedece al crecimiento “impresionante” de tarjetas SIP por la llegada de inmigrantes.
Saus también reconoció que la conselleria tiene una deuda con Eresa, pero de una cuantía muy inferior a lo reseñado ayer por este periódico (50 millones).
Respecto a la formación de la UTE, la directiva informó que cuando vieron que en el concurso había solo un lote estudiaron la posibilidad de asociarse con otras empresas: Inscanner y Beanaca, ambas vinculadas a Carlos Paz, el amigo de Zaplana, que ya tenía la concesión de Alicante en el anterior concurso y que al integrarse en la UTE consolidaba su situación.
Respecto a Ribera Salud (Bancaja y la CAM), Marta Saus, refirió que estaban “interesadísimos” en entrar. Su aportación es “su bagage dentro de la sanidad -tiene la concesión del hospital de Alzira- y el brazo financiero”.
Sin embargo, el hospital de Alzira no tiene concertada la prestación de RM, ya que el equipo es propio.

Volvo Ocean, a puto remo.

E. CERDÁN TATO 20/09/2008

Llegaron las infantas y amadrinaron dos barcos que darán la vuelta al mundo, y posiblemente, de paso, ojearon las fastuosas obras del puerto impulsadas a todo trapo y a toda pasta, y que se inauguraron precisamente anoche. Pena que las infantas no ojearan la desolación de la ciudad: desde el centro mismo, hasta los barrios y los barracones de los colegios públicos, donde los escolares se las pelan, año tras año. Llegaron las infantas, con el alcalde dimitido, pero nadie les dijo lo que se dice siempre tan empalagosa como solemnemente: Alicante es una ciudad abierta, porque después de Díaz Alperi, Alicante es una ciudad abierta en canal. Tampoco se les dijo lo que escribió un grafitero, con letras historiadas de derribos, de guirnaldas de especulaciones y favores, y solares de confitura: Si donde pisa el caballo de Atila no crece la hierba, donde pisa el alcalde Díaz Alperi no crece la ciudad. Pero ahora y por primera vez en su historia, Alicante tiene una alcaldesa y todo anda en suposiciones y revolicas: desde la oposición municipal socialista, hasta partidos políticos, sindicatos, plataformas ciudadanas, y vecinos. La alcaldesa Sonia Castedo después de sentenciar que “gobernar es dialogar”, acudió al convento de las capuchinas, donde el PP hace de la plegaria treta electoral, y le llevó flores al cuerpo incorrupto de una monja. De salida, la nueva alcaldesa y algunos de sus fieles nos dejan una estampa con toda la ranciedad del nacionalcatolicismo. Pero la nueva alcaldesa conoce el arte del regate, y ha elogiado al Gobierno de España, por los millones de euros que ha invertido en las obras del puerto, y las desgravaciones fiscales que ha concedido a los patrocinadores de la Volvo, elogio, en fin, que ha sosegado los ánimos del PSOE y de la subdelegada del gobierno, Encarna Llinares. Sonia Castedo es hábil y descubre así, en el envés del halago, unas inversiones que junto a las de la Generalitat, deberían haberse destinado a obras sociales, a regenerar el tejido industrial, tan deteriorado, o a otras urgencias, de una ciudadanía que, a lo que se ve, cuenta poco o nada.

La noticia en otros webs

Con la Volvo Ocean Race, Alicante se incorpora a ese turbio mapa de clamorosos y memorables eventos, con los que Camps ensombrece y arrincona los despojos míticos de Zaplana, y levanta una comunidad de ficciones, de espejismos y de apariencias, y así nos va. La Copa del América y la Fórmula 1 fueron tan efímeros, como inútiles: un despilfarro de los dineros de todos los valencianos, una fugaz diversión para enjoyar la testera de Camps. La Volvo no mejorará la calidad de vida, ni el medio ambiente, ni los servicios más necesarios de esta ciudad. Puede que beneficie, por unos días, a los hoteleros, pero, como ha declarado a este diario, el presidente de los mismos: “A partir del 12 de octubre volveremos a la más triste realidad”. Una realidad que se impone a las pretenciosas cifras que abanderan este nuevo evento. Cuando las temerarias embarcaciones desplieguen sus velas y zarpen hacia el fin de los mares, nosotros seguiremos a puto remo y a puro grito. Pero a tanta paciencia ya hay que darle aire: sólo es un disfraz de la resignación.

Fiesta a costa del contribuyente.

A. TUDELA/F. SAIZ/ A. ESTRADA – Madrid – 19/09/2008 10:02
Las bolsas mundiales celebraron este viernes una fiesta histórica. El Gobierno de Estados Unidos, si así lo aprueba el Congreso, va a forjar un cuchillo de oro para cortar y comerse el trozo podrido de su economía que está enfermando al mundo entero: las pérdidas de las entidades financieras derivadas de la crisis de las hipotecas basura.

“Cientos de miles de millones de dólares” va a emplear la Administración Bush en la herramienta para acabar con la crisis, dijo ayer el secretario de Estado del Tesoro, Henry Paulson, hablando de un capital que sale directo del bolsillo del contribuyente de su país.

Para mantener la liquidez necesaria mientras se aprueban las nuevas medidas, la Reserva Federal estadounidense (Fed) inyectó ayer otros 20.000 millones de dólares al sistema. Su homólogo europeo, el BCE, efectuó una inyección de 40.000 millones de dólares. Además, para completar el paquete, el regulador bursátil de EEUU (la SEC) prohibió operaciones especulativas a corto plazo.

Inyección pública 

Las noticias sacaron de debajo del colchón buena parte del dinero que se había esfumado de los parqués junto con la confianza en el sistema.

Los índices europeos iniciaron ya desde por la mañana la orgía de compras sin freno. Por la tarde, cuando Wall Street se sumó a la fiesta con nuevas subidas que sumar a las del jueves (totalizando subidas desconocidas desde la crisis de 1929), se encontró a los europeos tan embriagados que la fiesta terminó en catarsis. Ni el índice RTS ruso se lo quiso perder y, tras dos sesiones teniendo que ser suspendido, subió un 22,39% en el día.

Entusiasmados como becarios, los bancos llevaron la voz cantante. Cómo no, si el alud de millones cae directo sobre sus arriesgados balances. Especialmente alegre se mostró UBS, una de las más castigadas por las hipotecas basura, que subió un 32%.

Morgan Stanley, que gana tiempo para buscar un aliado con quien fusionarse, subió un 20%, lo mismo que Goldman Sachs. Washington Mutual, por su parte, alentado por las noticias sobre candidatos a comprarlo, entre los que podría encontrarse el español Santander, subió un 42%.

El Ibex 35 español cerró con una subida del 8,71%, la mayor de su historia. No se vivía nada igual en la Bolsa de Madrid desde noviembre de 1987, cuando los valores rebotaron después de estrellarse contra otro duro suelo, el crash iniciado con el lunes negro.

EEUU, una vez más, ha decidido cuándo es viernes y empieza la fiesta. Coincidió que era viernes y la alegría logró borrar las pérdidas de la semana. Esa semana ya histórica en que dejó quebrar Lehman Brothers antes de nacionalizar las pérdidas de todos los demás bancos.

 

La semana en la que el capitalismo tampoco cambiará.

En estos días extraños en los que la patronal pide un paréntesis en el libre mercado, George Bush nacionaliza las pérdidas de la banca y el Gobierno comunista chino puja por comprar el único gran banco de inversión que aún no ha quebrado, ¿alguien sabe en qué cueva se esconde el Fondo Monetario Internacional (FMI)? En Corea del Sur se acuerdan mucho de él. Hace una década, durante la crisis de los tigres asiáticos, a finales de los 90, el FMI puso una condición innegociable para rescatar al país del terremoto financiero: que el gobierno no ayudase a los bancos y demás empresas al borde de la bancarrota. Decían los apóstoles del FMI que era mejor para la economía que esas compañías quebrasen porque así el ‘ajuste’ –ese eufemismo– sería mucho más rápido. Medicina neoliberal: la mejor manera de sanar al enfermo es matarlo para que su hijo ocupe pronto su lugar en la fábrica.

Ahora que el enfermo es Estados Unidos la receta es muy distinta. No es país para corralitos. “Está muy bien decir ‘dejen que el sistema financiero siga, que consiga su equilibrio’ (…) pero cuando se enfrentan ataques especulativos, los precios se pulverizan y parece que las grandes corporaciones van a colapsar, es natural que el gobierno intervenga y diga ‘no podemos dejar que esto suceda”, argumenta ahora Raghuram Rajan, ex economista jefe del FMI. Y así, como lo más natural del mundo, el país donde supuestamente mejor funciona el mercado descubre que la mano incorrupta y milagrosa de Adam Smith, de tan invisible, ni está ni se la espera. “La intervención del Gobierno era esencial, dado el precario estado de los mercados”, explica George Bush, presidente de los Estados Socialistas de América.

Entre los 700.000 millones de dólares de este último empujón y lo que ya llevan gastado en los demás ‘rescates’, la factura ya ronda los dos billones de dólares; cerca del 15% del PIB anual estadounidense. Es probable que esta losa –un nuevo éxito para los libros de historia de la era neocon de Bush– agudice aún más otro proceso que ya está en marcha: la decadencia del imperio americano, el fin de la hegemonía unilateral de la que disfruta EEUU desde la caída del muro de Berlín. ¿Será también el fin del capitalismo tal y como lo conocemos? ¿Aprenderá el mundo de sus errores? ¿Nacerá de estas cenizas un nuevo modelo económico donde el libre mercado sea un método y no un fin? Por desgracia, la respuesta es no.

Hay una viñeta de Tintín que describe muy bien qué ha sucedido en los mercados financieros durante los últimos años. Es uno de los gags de “Aterrizaje en la Luna”. Tintín avisa a la tripulación, que flota ingrávida, de que en pocos segundos el cohete entrará dentro del campo de gravedad de la Tierra. “Sujetaos a algo”, grita Tintín. Y los inefables detectives Hernández y Fernández obedecen. Hernández se agarra a Fernández. Fernández se aferra a Hernández. Y, cuando la gravedad regresa, ambos se van al suelo.

La explosión de la burbuja inmobiliaria ha recordado al mercado la manzana de Newton: que lo que sube tiene que bajar. “Hemos llevado al capitalismo a su perfección, hemos acabado con el riesgo”, presumía hace unos años un bróker de la City londinense. El invento, sobre el papel, parecía bueno. El riesgo también se puede vender, y sobre eso se desarrolló el capitalismo abstracto sobre el que se levantaba el castillo de naipes que ahora se ha desmoronado. Doy hipotecas a los que no las pueden pagar, al tiempo que emito un bono (con una rentabilidad menor que el tipo de interés que cobro al hipotecado) que me permita recuperar el dinero lo antes posible y así volverlo a prestar otra vez. Esos bonos de cobro dudoso, los de las hipotecas de los pobres, quedan en teoría compensados por otros más seguros, los de las hipotecas de la clase media. Se mezcla el chóped con el jamón y así el riesgo desaparece; la banca siempre gana y los pisos nunca bajan de precio. Con esa misma fórmula, repetida mil veces, el riesgo se coló en la máquina y ascendió más y más hasta el corazón de las finanzas. Por el camino, una serie de vigilantes privados a sueldo del vigilado (que alguien pruebe ese mismo método en las cárceles, a ver qué tal) certifican que el enfermo goza de buena salud. Todo va bien mientras gira el carrusel. Todo va bien hasta que vuelve la ley de la gravedad –los hipotecados dejan de pagar, primero los pobres pero después también la clase media– y la banca se estrella contra el suelo mientras se pregunta qué paso, si no había riesgo posible. Si AIG Hernández sujetaba a Lehman Brothers Fernández. Y viceversa.

En realidad, ni siquiera es un invento nuevo. Ya pasó otra vez hace poco más de 20 años, en el crash de 1987. En aquella ocasión, los bonos basura –que era como se llamaba a esos bonos de alto riesgo- fueron también una de las causas que llevaron a Wall Street a su lunes negro, el 19 de octubre de 1987: la mayor caída de la bolsa desde 1929. En aquel momento, igual que ahora, se habló de nuevos controles más estrictos para evitar los excesos del capitalismo abstracto. Entonces, igual que ahora, se decía que el mercado había aprendido la lección, que el crash serviría de vacuna para la siguiente fiebre. Es obvio decir que de poco valió.

El capitalismo no es malo, lo han dibujado así. Es el peor sistema económico posible, a excepción de todos los demás. Sí, el mercado libre es la fuerza más poderosa de la galaxia, la búsqueda egoísta de la rentabilidad mueve el mundo, para lo bueno y para lo malo. Pero su voracidad es tan grande que siempre encuentra el camino para sortear –o desmantelar, a través de esa subespecie del poder económico llamada poder político– las regulaciones con las que sus víctimas intentan defenderse de sus excesos. Cada dos o tres décadas, más o menos, el mercado se olvida de que también es mortal, el cielo financiero se desploma sobre nuestras cabezas y hay que ceder al chantaje y pagar con los impuestos los errores de los bancos porque la alternativa es aún peor. Cada dos o tres décadas, la intervención del Estado demuestra ser la única vacuna para salvar al capitalismo de su avaricia caníbal. Cada dos o tres décadas, el libre mercado recuerda, por las malas, que hasta los deportes más agresivos necesitan un árbitro. Y entonces todo cambia para que todo siga igual.

La derecha ultraliberal tilda de “ignorantes” a quienes achacan la crisis a la burbuja neocon.

 POLÍTICA

Libertad Digital evita valorar las intervenciones masivas en entidades de EEUU

ANDRÉS VILLENA OLIVER

Cuando vienen mal dadas, evasivas y descalificaciones. Esto es lo que se puede deducir de la lectura del último editorial de Libertad Digital, “El culpable de la crisis es el intervencionismo”, previsible respuesta a las no menos esperadas críticas que la crisis financiera está deparando, con reflexiones sobre la manifiesta falibilidad de la economía de mercado, tan venerada desde el denominado “fin de la Historia”. A los pensadores del “liberalismo” más extremo parecen haberles molestado las opiniones de políticos como el ex presidente Felipe González, periodistas como Iñaki Gabilondo, a las que se han sumado el director de El Plural, Enric Sopena, así como colaboradores de este diario como Carlos Carnicero o el profesor Juan Torres.

<!–

Las últimas fechas vienen estando plagadas de reflexiones de influyentes políticos, periodistas y economistas, no precisamente todos relacionados con la izquierda. Las alertas por la situación actual han venido decretadas por brillantes economistas como Paul Krugman, pero también por otros más conservadores como los premios Nobel Joseph Stiglitz y Paul Samuelson, así como por parte del multimillonario especulador mundial George Soros. La mayoría de ellos viene a sugerir que el caos financiero creado es una consecuencia clara de lo que podríamos denominar una ahora decadente burbuja neocon.

Felipe González
Pero más influencia sobre la opinión pública española ha tenido la reflexión de Felipe González en el diario El País del pasado miércoles, en la que llegaba a una ilustrativa y dramática conclusión: “El capitalismo se mira en su espejo y se ve feo y fuera de control”. González subrayó que había sido precisamente en la cuna del neoconservadurismo donde se estaban produciendo las primeras intervenciones y que los inquietantes fenómenos actuales bien podrían interpretarse como la consecuencia de la deriva de un capitalismo preocupantemente hegemónico tras la caída del Muro de Berlín.

Más contundentes, aún
Más contundente aún se ha mostrado el periodista Iñaki Gabilondo, que esta semana afirmaba que “el modelo económico vigente se está desplomando como se desplomó el comunismo en 1989”. Los fenómenos actuales serían algo así como “los pedruscos derribados del muro de Berlín liberal”. Por su parte, el director de El Plural, Enric Sopena, expresaba la inquietud que provoca un sistema aparentemente sin control: en “¿Quién controla el capitalismo?”, Sopena definía los actuales fenómenos como “delirios neoliberales”, en parte, consecuencias del “fin de la historia” decretado unilateralmente y aprovechado por muchos tras el hundimiento del bloque soviético.

Reflexionar, una “ignorancia económica”
Por su parte, la intervención y nacionalización poco encubierta de bancos e inmobiliarias llevadas a cabo por el Gobierno estadounidense, en teoría, el más liberal del mundo, y, frente a la petición del presidente de la patronal de los empresarios, Gerardo Díaz Ferrán, de hacer “un paréntesis en la economía de mercado”, la web presidida por Federico Jiménez Losantos ha salido a defenderse de lo que considera poco menos que una crítica “progre”. Reflexionar sobre la falibilidad del mercado -un hecho estudiado por conocidísimos hacendistas cuyos libros de texto se pueden encontrar en cualquier facultad de Economía- sería una muestra de “ignorancia económica”, “sectarismo” y, en definitiva “una mentira”.

“Anteojeras ideológicas”
Frente a esta descalificación, el digital expone su explicación alternativa: más nos valdría plantearnos si la parte de la economía que ha provocado la actual crisis es la intervenida por los Estados: “Cualquier persona que no mire la realidad con anteojeras ideológicas debería preguntarse si los actuales problemas son debidos a la parte libre que queda en el sector o a la intervenida”. Y precisamente serían los Bancos Centrales los que, con su control sobre el precio del dinero, estarían teniendo una influencia decisiva sobre el desenlace de la crisis financiera, reflexionan estos expertos.

Los empresarios son empresarios
Nada o poco que decir ante la petición de intervención pública por la falta de liquidez de entidades privadas. Para Libertad Digital, “a ningún liberal” le puede “extrañar” esto: “Un empresario como Díaz Ferrán no tiene mayor interés en el liberalismo que en el socialismo. Lo que quiere es ganar dinero, y si la intervención del Estado se lo va a poner en bandeja, ¿para qué va a defender el libre mercado?”.

¿Anarquistas de derechas?
Estos nuevos liberales, por tanto, no estarían abogando -según siempre parecía haber quedado en evidencia- “por la bondad de los empresarios ni por su infalibilidad, sino por un sistema en el que existan las condiciones para que los esfuerzos de los emprendedores reviertan en el interés general”. Todo un manifiesto utópico ante las actuales dificultades: ¿un anarquismo de derechas? Los extremos son siempre desaconsejables.

avillena@elplural.com

 

Cómo afecta la quiebra de Lehman Brothers a los ahorradores españoles

Algunos bancos españoles han distribuido bonos de esta entidad en bancarrota que no puede garantizar la devolución de los ahorros invertidos

  • Autor: Por GRACIA TERRÓN
  • Fecha de publicación: 17 de septiembre de 2008

El impacto de Lehman


– Imagen: Neil Gould

Es posible que la primera vez que oyera el nombre Lehman Brothers fuera sólo hace unos días, cuando toda la prensa publicó la sorprendente noticia de su bancarrota. Es posible que hasta entonces no supiera ni siquiera ubicar su país de origen. Sin embargo, víctimas de la globalización, muchos clientes bancarios españoles pueden verse afectados por la quiebra de esta entidad estadounidense, la cuarta más grande del país (sus activos alcanzaban los 425.000 millones de dólares). El problema pueden tenerlo, de hecho lo tienen, sobre todo, quienes tengan contratado un producto estructurado. Estos activos se han puesto muy de moda en los últimos años, ante las turbulencias que azotan a los mercados de valores, ya que permiten beneficiarse de posibles alzas a medio plazo, pero, por lo general (aunque no siempre), con el capital garantizado. Hoy, ante la suspensión de pagos de Lehman Brothers, pueden quedarse sin parte de su dinero todos aquellos que contrataron un producto estructurado emitido y garantizado por este banco, pero distribuido por entidades españolas.

Salir en defensa de lo propio y evitar todo tipo de comparaciones con las entidades americanas involucradas en la venta de hipotecas “subprime” ha sido el santo y seña de la banca española desde hace más de un año, cuando estalló la crisis en Estados Unidos. Doce meses después, sin embargo, comienza a demostrarse que también hay activos tóxicos distribuidos por nuestras entidades. Y uno de ellos lleva por nombre “estructurado”. Según fuentes de mercado, Lehman Brothers es uno de los emisores de productos estructurados más activos en España. Es decir, este banco de inversión está especializado en el diseño de este tipo de vehículos de inversión que, por lo general, garantizan el capital invertido y, además, dan opción a ganar una rentabilidad atractiva en función de la evolución que tengan a medio plazo determinadas acciones, índices bursátiles, divisas o materias primas.

Si en el folleto del producto contratado figura como emisor y garante Lehman Brothers, el capital invertido puede estar en peligro

Aunque Lehman Brothers no operaba en España como un banco tradicional (vendiendo cuentas, hipotecas…), sino como un banco de inversión (que ofrecía intermediación bursátil, en renta fija), también ha ocupado un papel muy importante en el diseño de este tipo de productos estructurados distribuidos por la banca convencional española. El papel de Lehman era diseñar y emitir este tipo de productos. Sin embargo, de su distribución se encargaban todo tipo de entidades de prestigio de todo el mundo, entre ellas algunas de la banca española. Según fuentes de mercado, Bankinter y Credit Suisse, entre otras, son dos de las grandes entidades que han distribuido productos estructurados de Lehman Brothers. Aun así, no todos los ahorradores que tengan depositado su dinero en estos productos deben estar preocupados.

Para saber si perderán o no parte de sus ahorros hay que mirar si en el folleto del producto en cuestión figura como emisor y garante Lehman Brothers. Si es así, su capital puede estar en peligro ya que este banco ha suspendido pagos, lo que implica que no paga su deuda. Por lo tanto, lo que en teoría era un activo seguro ha dejado de serlo, ya que el banco no cuenta con capital suficiente como para hacer frente a las garantías a las que se comprometió. En principio, cuando se inicie la liquidación del banco, la entidad tendrá que hacer frente a sus compromisos financieros con los activos de que disponga, hasta donde pueda llegar. Eso supone que recuperar el cien por cien de los ahorros depositados en este tipo de productos será prácticamente imposible. De momento, se dice que el banco podrá hacer frente a un 60% de sus deudas, aunque esta cantidad está todavía por determinar.

Fondos de inversión, afectados

De forma indirecta, algunos fondos de inversión también se están viendo afectados por la quiebra de Lehman Brothers. Esto es así porque algunos fondos comercializados por entidades españolas invertían en bonos emitidos por Lehman Brothers. En este caso, no existe, sin embargo, riesgo de perder el dinero por parte del ahorrador, ya que los garantes o depositarios de los fondos son las propias gestoras españolas. No obstante, todos aquellos fondos que invierten en activos de Lehman sí que notarán una caída en su rentabilidad ya que estos activos han perdido prácticamente todo su valor ante la quiebra del banco.

En la actualidad, según datos de Bloomberg, al menos 14 gestoras españolas, 66 fondos de renta fija y 21 SICAV (sociedades de inversión de grandes patrimonios) han invertido en activos emitidos por Lehman Brothers. En concreto algunos fondos de inversión del grupo Santander, BBVA, La Caixa o Banco Popular, entre otras, han invertido en bonos emitidos por esta entidad en quiebra, por lo que la rentabilidad de sus productos podría resentirse. En el caso de los fondos de inversión, sin embargo, el dinero puede recuperarse fácilmente ya que la liquidez es inmediata. Es decir, diariamente se puede solicitar el reembolso de las participaciones y las entidades están obligadas a venderlas y devolver el capital de su ahorrador (con las plusvalías o minusvalías generadas), a precio de mercado.

Estructurados tóxicos y libres de peligro


– Imagen: conorwithonen

Aunque es cierto que hay entidades que han comercializados productos de Lehman Brothers en España y cuyos clientes podrían verse en apuros para recuperar parte de su dinero, conviene diferenciar bien quiénes están afectados realmente. En la actualidad se comercializan varios tipos de productos estructurados: depósitos, fondos, bonos y notas, pero no todos ellos funcionan de igual manera. Lo importante es saber quién está comprometido a devolver el capital invertido, es decir, conocer quién es el garante.

En los productos estructurados, hay que diferenciar varias figuras:

  • El emisor o diseñador del producto: esta entidad se encarga de diseñar el producto, es decir, de configurar su estructura, definir cuál será su garantía, a qué activos estará referenciado y cuáles son las condiciones que deben cumplirse para que el ahorrador obtenga un cupón determinado de rentabilidad. Esta entidad se encarga de fabricar, por así decirlo, el producto.
  • El garante: es la entidad que se compromete a devolver el capital invertido al vencimiento del producto. Es decir, si en un producto estructurado un ahorrador invierte 100 euros, esta entidad se compromete a devolvérselos, pase lo que pase en los mercados, al vencimiento (cuando concluya el plazo del producto). El garante puede o no coincidir con el emisor. Es decir, el emisor puede únicamente diseñar el producto, pero luego no garantizar el pago del capital, sino dejarlo en manos de otra entidad.
  • El distribuidor: esta figura es quien se encarga de vender el producto. Puede o no coincidir con el emisor. Sería el intermediario, que se encargaría únicamente de comercializar o vender el estructurado.

Teniendo en cuenta estas tres figuras, un cliente español para saber si sus ahorros están en peligro deberá ver si en los folletos de sus productos estructurados figura como garante Lehman Brothers. Por lo general, en el caso de los depósitos y los fondos estructurados que se comercializan en España, el garante suele ser el distribuidor. Es decir, si Santander, BBVA o Bankinter, por poner algunos ejemplos, comercializan este tipo de productos, lo normal es que sean ellos quienes hagan frente a la garantía del capital que anuncian, aunque el diseño haya sido de Lehman Brothers. En este caso, los ahorros no están en peligro, ya que las entidades españolas son solventes.


– Imagen: sanja gjenero

Por el contrario, en una situación bien distinta están los ahorradores que tengan bonos o notas estructuradas emitidas por Lehman Brothers. En este caso (bonos y notas estructuradas), por lo general, el emisor y el garante suelen ser la misma entidad. Por lo tanto, todos aquellos que dispongan de un bono estructurado emitido y garantizado por Lehman Brothers deben saber que pueden perder parte de su capital. En España, han distribuido productos estructurados de Lehman Brothers muchas entidades (entre otras Bankinter…), pero han operado exclusivamente como distribuidoras y no como garantes del capital. Quien emite el bono (en este caso Lehman Brothers) no puede devolver el dinero, por lo que en este caso sí que correrá peligro su ahorro. Además, se trata de productos ilíquidos que no pueden rescatarse hasta su vencimiento, con lo que quien desee recuperar ahora su dinero perderá la garantía (ya que ésta sólo funciona si se mantiene el capital toda la vida del bono).

Ejemplo: un bono estructurado de Bankinter afectado

Uno de los productos distribuido en España y afectado por la quiebra de Lehman Brothers es el “Bono Fortaleza” que Bankinter comercializó a principios de año. En el folleto de emisión de este producto figura como emisor y garante Lehman Brothers. Se trata de un bono estructurado y referenciado al comportamiento de las acciones de ING Groep y Deutsche Bank a un plazo de ocho años, pero autocancelable automáticamente. El bono paga un 25% anualmente siempre que las dos acciones se encuentren por encima de su precio inicial. El primer año que se cumpla dicha condición el producto se cancela y el ahorrador cobra lo correspondiente.

Una peculiaridad del producto es que, aunque no suele ser habitual, no garantizaba el capital invertido inicialmente. Además, aunque no tiene garantía de capital, ahora todos los que hayan invertido su dinero en este bono se encuentran con el problema de que, lo más probable, es que no puedan recuperar totalmente los ahorros depositados en el producto ya que el garante se ha declarado en quiebra. En todo caso, los cupones de rentabilidad del producto sí que suelen depender del distribuidor con lo que, si las acciones suben, Bankinter debe poder abonar las ganancias pertinentes a sus clientes.

En cualquier caso, la entidad española avisaba en su folleto comercial que se trataba de un producto financiero de riesgo elevado, que puede generar beneficios, pero también pérdidas.

Urbanismo de la Generalitat Valenciana y la Unión Europea: Algo huele mal, señor Camps.

La CE sospecha que empresas creadas por el Instituto Valenciano de la Vivienda y Actuaciones Urbanas de Valencia ganaron contratos sin respetar las disposiciones comunitarias sobre publicidad e igualdad de trato.

EFE La Comisión Europea amenazó hoy con llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE si no aclara las irregularidades detectadas en la adjudicación de contratos por parte de dos empresas públicas valencianas.

En un “dictamen motivado” -el segundo paso del proceso de infracción comunitario, previo a la denuncia ante la corte de Luxemburgo-, Bruselas pide a Madrid información sobre los contratos públicos concedidos a varias sociedades mixtas creadas por el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) y la empresa Actuaciones Urbanas de Valencia (AUMSA).

Bruselas sospecha que, en algunos casos, las empresas creadas por estos dos entes públicos ganaron contratos sin respetar las disposiciones comunitarias sobre publicidad e igualdad de trato.

Si Madrid no responde de manera satisfactoria en el plazo de dos meses, la Comisión puede llevar el caso al Tribunal de la UE.

El Instituto Valenciano de Vivienda -que controla la Generalitat valenciana- y AUMSA -del Ayuntamiento de Valencia- desarrollan, entre otras actividades, estudios urbanísticos y trabajos de infraestructura y de gestión de la actividad urbanística, incluida la rehabilitación y promoción de viviendas sociales.

En un comunicado, la Comisión explica que han creado sociedades mixtas con accionistas privados, cuyo objeto social es la realización de tareas similares a las citadas (estudios, trabajos de infraestructura, proyectos de reparcelación o de expropiación, adquisición de terrenos y edificios, etc).

Bruselas cree que, al adjudicar contratos a estas nuevas entidades, IVVSA y AUMSA no respetaron las disposiciones de las directivas sobre contratación pública, en particular en materia de publicidad, ni el principio de igualdad de trato recogido en el Tratado.

 

Vertederos: La conciencia ecológica está en la basura.

A pesar de que las normas europeas apuntan a su drástica reducción, los vertederos recogen la mitad de los residuos urbanos, en algunos casos de forma irregular y con problemas de saturación

La imagen de Nápoles inundada de residuos puede parecer un caso extremo, pero da cuenta de un problema que crece y se amontona sin cesar, de manera especial en los vertederos. Y es que con un escaso 10% de reciclaje general , en ellos se tira hasta la conciencia ecológica de nuestra sociedad. La legislación europea establece que los vertederos deben ser la última opción para el tratamiento de los residuos sólidos urbanos (RSU) y apunta a 2009 para reducir a la mitad la basura orgánica respecto a 1995. Sin embargo, según los últimos datos oficiales disponibles, de 2005, cada español genera al día 1,4 kilos de RSU (en total, más de 25 millones de toneladas), una cantidad que ha crecido un 46% en la última década. La mitad acaba en el vertedero.

Bien es verdad que estas instalaciones nada tienen que ver con aquellos lugares en los que se abandonaban los residuos sin ningún control, con los consecuentes riesgos para el medio ambiente y la salud. En la actualidad, son depósitos en la superficie o bajo tierra impermeabilizados y vigilados, con sofisticados sistemas de control para los lixiviados (líquidos nocivos generados en el propio vertedero) y gases tóxicos que emiten. En algunos casos incorporan incluso tecnologías que aprovechan estos gases para la generación de energía.

Asimismo, la legislación especifica el tipo de residuos que pueden aceptar y rechazar, así como su ubicación, lejos de zonas habitadas o con riesgo de alto impacto ambiental. En este sentido, desde la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (ASEGRE), se afirma que la eliminación controlada de residuos en vertedero es un procedimiento de gestión que cuenta con la suficiente normativa.

Una vez que ya se tiene previsto el cierre de un vertedero, se regulan diversas actuaciones para evitar su impacto ambiental. En este caso, se suelen llevar a cabo planes de vigilancia post-sellado y clausura, medidas de revegetación y de recuperación para su uso agrícola e incluso lúdico (conversión en parques o instalaciones deportivas).

Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente (hoy también del Medio Rural y Marino) (MMA) presentaba el año pasado el Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR), que se marca hasta 2015 unos objetivos para adaptarse a las directrices de la Unión Europea en esta materia.

Problemas de los vertederos

El Observatorio de la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente (ATEGRUS) sobre Vertederos Controlados de residuos no peligrosos, peligrosos e inertes (2005-2007) no deja en muy buen lugar el funcionamiento de estas instalaciones en España. Entre las diversas conclusiones, afirma que la valorización del gas de vertedero es aún muy insuficiente, aunque reconoce un “lento” avance; se realizan pocos controles ambientales; el drenaje de los lixiviados es aún inadecuado en muchos casos; el revestimiento de los vertederos puede resultar insuficiente; se necesitan más medidas para reducir la cantidad de materia orgánica depositada en vertedero y los vertederos de menor tamaño son los que más incumplimientos registran.

Asimismo, los responsables de ATEGRUS aseveran que el vertido será la principal solución ante los residuos, ya que continúa la tendencia de construir vertederos provinciales o supra-comarcales más grandes y cerrar los vertederos más pequeños.

Sin embargo, otros expertos también advierten de que algunos de estos vertederos se encuentran llenos, aunque siguen funcionando, y apuntan a la Comunidad Valenciana, Canarias y Galicia como los lugares donde se concentran la mayoría de los vertederos saturados. Asimismo, también se alerta de que la numerosa legislación europea, nacional y autonómica es compleja, e incluso, a menudo confusa, y no ha sido desarrollada de manera efectiva, lo que representa un obstáculo para poner en marcha su aplicación real.

Vertederos ilegales y disparidad de datos

La falta de información actualizada y contrastada es otro de los problemas que impide conocer con exactitud su situación real. Un ejemplo de ello es el número de vertederos que hay en nuestro país. Según datos del Ministerio, a finales de 2006 se contabilizaban 869 vertederos activos en España, de los que veinte se destinaron a residuos peligrosos, 248 a no peligrosos y 601 a inertes y otros. Por su parte, ATEGRUS afirma que en 2007 había en España 415 vertederos controlados, de los que catorce recogieron residuos peligrosos, 207 residuos no peligrosos y 194 residuos inertes.

En cuanto a los vertederos incontrolados, salvajes o no autorizados, la disparidad de los datos también es evidente. Ecologistas en Acción alaba el esfuerzo que el MMA ha hecho desde el año 2000 para eliminarlos y reconoce que se han reducido mucho, pero sostiene que en 2005 había entre 4.000 y 90.000, “dependiendo de las fuentes consultadas”.

Este problema en la verificación de datos es un elemento más que pone en evidencia, como subrayan diversos expertos, la falta de coordinación entre las distintas administraciones responsables. Desde el propio ministerio admiten que las tarifas que se cobran por los residuos urbanos registran importantes diferencias de unas comunidades a otras e incluso en distintas instalaciones de una misma comunidad, con un rango que puede ir de los 10 a los 60 euros. En algunos casos, los precios incluso no cubren todos los costes de vertido.

Qué pueden hacer los consumidores

La jerarquía general en la gestión de los residuos establece cinco pasos, de más a menos importante: minimización, reutilización, recuperación, valorización y eliminación. Por lo tanto, los consumidores deben concienciarse para reducir en todo lo posible su generación de residuos (el único residuo que no impacta al medio ambiente es el que no se genera); reutilizar antes de tirar; y, en tal caso, asumir el objetivo del “vertido cero”, es decir, que los vertederos reciban únicamente los residuos que no se puedan reciclar.

Asimismo, los consumidores también pueden exigir a sus responsables institucionales, tanto locales, como autonómicos, nacionales y europeos, que asuman y apliquen sin ambigüedades las normativas sobre gestión de residuos. Para ello deben asumir las medidas necesarias y permitir un mayor acceso a la información sobre este campo.

Ayudas por desempleo.

Las prestaciones son numerosas y es de vital importancia conocerlas y saber dónde y cómo solicitarlas

  • Autor: Por MARTA BURGUÉS
  • Fecha de publicación: 10 de septiembre de 2008


– Imagen: CE

Las oficinas de empleo, tras años de relativa tranquilidad, vuelven a llenarse. La situación de crisis por la que atraviesa España, especialmente en algunos sectores, provoca que numerosos ciudadanos pierdan diariamente su empleo y acudan a informarse sobre qué ayudas pueden recibir. Éstas son numerosas, y es de vital importancia conocer cuáles son y a dónde dirigirse para solicitarlas.

Aunque las etapas de bonanza y crisis son cíclicas, el paro sigue aumentando cada mes. Según datos del Ministerio de Trabajo, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo en el mes de agosto alcanzó la cifra de 103.085 personas y situó el número total de desempleados en 2.530.001, un 4,2% más que el mes de julio y la mayor cifra de parados desde febrero de 1998. La tasa de paro se sitúa actualmente en el 10,5% y en el último año se ha incrementado en 501.705 personas. Esta subida de agosto duplica la que se registró el año pasado por estas fechas cuando el número de parados aumentó en 57.958, un 2,94% frente a julio del pasado ejercicio y un 2,25% en tasa interanual.

La protección por desempleo se puede dar a dos niveles:

  • Contributivo: Prestación por desempleo. Para disfrutar de la misma se requiere la cotización previa del trabajador a la Seguridad Social.
  • Asistencial: Subsidio por desempleo. Corresponde a aquellas personas que ya no pueden recibir la prestación contributiva por desempleo. La protección asistencial consta de una prestación económica y del abono a la Seguridad Social de la cotización correspondiente a las prestaciones de asistencia sanitaria, protección a la familia y, en su caso, jubilación.

Subsidio

Según el Instituto Nacional de Empleo (INEM), encargado de regular tales prestaciones laborales, pueden beneficiarse del subsidio por desempleo todos aquellos parados que, figurando inscritos como demandantes de empleo (sin haber rechazado oferta de empleo adecuada, ni haberse negado a participar, salvo causa justificada, en acciones de promoción, formación o reconversión profesionales) carezcan de rentas de cualquier naturaleza superiores, en cómputo mensual, al 75% del Salario Mínimo Interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.


– Imagen: Elena

El Servicio Público de Empleo Estatal es el organismo autónomo, dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, encargado de la gestión y control de estas prestaciones, salvo para los trabajadores incluidos en otro tipo de régimenes especiales. Por tanto, hay que dirigirse a este organismo para informarse y poder percibir dichas ayudas. Cada comunidad autónoma, además, regula sus oficinas de empleo y trabajo según sus normativas, coordinadas por el INEM.

Sólo pueden ser perceptores de subsidio por desempleo determinados grupos de población, con situaciones especiales:

  • Trabajadores que han agotado la prestación contributiva por desempleo y tienen responsabilidades familiares: la duración de la prestación es de seis meses prorrogables por otros dos períodos de igual duración, hasta un máximo de 18 meses, con determinadas excepciones, que pueden ser consultadas en cualquier oficina de trabajo de la comunidad autónoma correspondiente.
  • Trabajadores mayores de 45 años que han agotado prestación contributiva por desempleo sin responsabilidades familiares: la duración de la prestación también es de seis meses. En el supuesto de trabajadores fijos discontinuos, la duración será equivalente al número de meses cotizados por desempleo en el año anterior a la solicitud.
  • Subsidio especial para trabajadores mayores de 45 años que hayan agotado una prestación por desempleo de 24 meses: la prestación dura seis meses, a partir del agotamiento de la prestación contributiva, si se solicita dentro del plazo establecido. Una vez percibido este subsidio especial, los trabajadores podrán obtener el subsidio por desempleo por haber agotado una prestación contributiva.

Para este caso especial, la cuantía mensual del subsidio por desempleo estará en función del número de cargas familiares: con un familiar o ninguno a su cargo, el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM): 399,36 euros/mes para el año 2007 y 413,52 euros/mes en 2008; con dos familiares a su cargo, el 107% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples: 534,14 euros/mes para el año 2007 y 553,08 euros/mes en 2008 y con tres o más familiares a su cargo, el 133% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples: 663,94 euros/mes para el año 2007 y 687,47 euros/mes en 2008.

  • Trabajadores que, al producirse la situación legal de desempleo, no han cubierto el período mínimo de cotización para acceder a una prestación contributiva: como requisito los trabajadores deben tener cotizados, en un régimen de la Seguridad Social que contemple la contingencia de desempleo, al menos tres meses si tienen responsabilidades familiares, o seis meses si no las tienen, y no tener cubierto el período mínimo de cotización de 360 días para tener derecho a una prestación contributiva.
  • Trabajadores emigrantes retornados: para percibir esta ayuda han de inscribirse como demandantes de empleo en el plazo de un mes desde la fecha de su retorno y suscribir el Compromiso de Actividad. También deben acreditar haber trabajado como mínimo 12 meses en los últimos seis años desde su última salida de España, en países no pertenecientes a la UE, o con los que no exista convenio sobre protección por desempleo. La duración de la percepción es de seis meses, prorrogables por otros dos períodos de igual duración, hasta un máximo de 18 meses.
  • Liberados de prisión, cuya privación de libertad haya durado seis o más meses: la duración de la prestación de subsidio es de seis meses, prorrogables por otros dos períodos de igual duración, hasta un máximo de 18 meses.
  • Trabajadores que sean declarados plenamente capaces o inválidos parciales, como consecuencia de expediente de revisión por mejoría de una situación de gran invalidez, invalidez permanente absoluta o total para la profesión habitual: en este caso, la duración de la prestación es la misma que la situación anterior.
  • Trabajadores mayores de 52 años: estos casos se aplica la ayuda hasta que el trabajador alcance la edad ordinaria que se exija en cada caso para cobrar la pensión de jubilación.

Cuantías y plazos

El plazo de presentación de la solicitud para acogerse al subsidio por desempleo es, en la mayoría de los casos, de 15 días hábiles, que empiezan a contar una vez transcurrido el mes de espera desde el agotamiento de la prestación contributiva o del subsidio especial para trabajadores mayores de 45 años que hayan agotado una prestación por desempleo de 24 meses.

La cuantía mensual de subsidio por desempleo para todos estos casos, a excepción del subsidio especial para trabajadores mayores de 45 años que hayan agotado una prestación por desempleo de 24 meses, es igual al 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples: 399,36 euros/mes para el año 2007, y 413,52 euros/mes en 2008. Además, a partir del 1 de enero de 2006, para los trabajadores fijos discontinuos mayores de 52 años se ingresará la cotización por la contingencia de jubilación durante todo el periodo de percepción del subsidio.

En el caso de que la prestación contributiva anterior se hubiera generado por la pérdida de un trabajo a tiempo parcial, para los subsidios nacidos antes del 24 de marzo de 2007, la cuantía se reducirá en proporción a la jornada de trabajo que hubiera efectuado, y la base de cotización a la Seguridad Social estará en la misma proporción.

Otras ayudas

Otra de las ayudas que ofrece el Gobierno en situación de paro es la del pago único de la prestación. Ésta es una medida para fomentar y facilitar iniciativas de empleo autónomo, a través del abono del valor actual del importe de la prestación por desempleo de nivel contributivo a los beneficiarios de prestaciones que pretenden incorporarse, de forma estable, como socios trabajadores o de trabajo en cooperativas o en sociedades laborales, constituirlas, o que quieren desarrollar una nueva actividad como trabajadores autónomos.

Además, los Servicios Públicos de Empleo deben tener en cuenta la condición de víctima de violencia de género o de víctima de violencia doméstica para atemperar, en caso necesario, el cumplimiento de las obligaciones que se deriven del compromiso de actividad. De este modo, estas personas perciben unas cuantías especiales.

El incremento del paro ha provocado también que desde las más altas instancias se tomen medidas para tratar de que el número de parados disminuya. Así, se ha autorizado un crédito extraordinario y cuatro suplementos de crédito por un importe total de 66.279.000 euros para financiar las actuaciones incluidas dentro del plan extraordinario de orientación, formación profesional e inserción laboral. Este plan, de acuerdo con lo establecido en el a Real Decreto-Ley 2/2008 de medidas de impulso a la actividad económica, está dirigido a aumentar la prestación de los servicios a los desempleados inscritos en los Servicios Públicos de Empleo. Asimismo, se dirige a los trabajadores ocupados que puedan necesitar orientación o formación para mejorar su cualificación.

PRESTACIONES POR DESEMPLEO

Los beneficiarios de la prestación por desempleo son aquellos afiliados y en situación de alta o asimilada al alta en la Seguridad Social en un régimen que contemple la contingencia por desempleo. Ahora bien, según el INEM, estos ciudadanos tienen que acreditar disponibilidad para buscar activamente empleo y para aceptar una colocación adecuada y suscribir un Compromiso de Actividad.

La duración de la prestación se extiende en función del período cotizado por desempleo en los seis años anteriores a la situación legal de desempleo o al momento en que cesó la obligación de cotizar. Con el promedio de las bases de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales por las que se cotizó durante los 180 días anteriores a la situación legal de desempleo o al momento en que cesó la obligación de cotizar (sin contar las horas extraordinarias), se calcula la base reguladora de la prestación por desempleo. Durante los 180 primeros días de prestación se percibe el 70% de la base reguladora; a partir del día 181, el 60%. La situación cambia, y las cuantías aumentan, en función de si se tienen hijos, y dependiendo del número de estos.

El pago de la prestación se realizará por meses vencidos entre los días 10 y 15 de cada mes, mediante el abono en la cuenta de la entidad financiera colaboradora indicada por el trabajador -de la que sea titular- salvo en los casos, debidamente justificados, en los que la entidad gestora permita el pago en efectivo por la entidad financiera.


923 millones de personas pasan hambre.

El incremento de los precios de los alimentos ha aumentado en 75 millones el número de personas en todo el mundo expuestas a la hambruna. – EFE

EFE – Roma – 18/09/2008 13:24
El aumento de los precios de los alimentos elevó el año pasado hasta 923 millones el número de personas que pasa hambre en el mundo, informó hoy en Roma la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Información (FAO).

Según la FAO, el pasado año 75 millones de desnutridos se sumaron a los 848 millones estimados en esa fecha en el mundo.

Los elevados precios alimentarios, siempre de acuerdo con la misma fuente, invirtieron la tendencia positiva para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas hambrientas para 2015.

Dichos precios subieron un 52% entre 2007 y 2008, y los de los fertilizantes casi se doblaron, por lo que ese aumento lo único que hizo fue agravar el problema, precisó la organización la la ONU para la Agricultura y la Alimentación.

El hambre aumenta 

Hafez Ghanem, director general adjunto de la FAO para Desarrollo Económico y Social, ha afirmado, según un comunicado de ese organismo, que la situación cada día es “más preocupante”, ya que el hambre ha aumentado “mientras el mundo se hacía cada vez más rico y producía más alimentos que nunca durante la última década”.

Para los compradores netos de alimentos -entre los que se incluyen casi todas las familias urbanas y una gran parte de las rurales-, el alza de precios ha tenido un impacto negativo a corto plazo sobre los ingresos y el bienestar familiar.

“Los más pobres -campesinos y familias encabezadas por mujeres- son los más afectados” 

“Los más pobres -campesinos sin tierra y familias encabezadas por mujeres- han sido los más afectados”, precisó Ghanem, que añadió que las tendencias negativas en la lucha contra el hambre ponen en peligro los esfuerzos para alcanzar otros Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Indicó que además de los devastadores costes sociales del hambre, “la evidencia apunta a impactos negativos sobre la productividad laboral, salud y educación, lo que en última instancia lleva a un menor crecimiento económico en su conjunto”.

África, la más golpeada 

Según el director general adjunto de la FAO para Desarrollo Económico y Social, para salir de ese circulo vicioso es necesario reducir el número de hambrientos en 500 millones en los siete años que quedan para 2015, “lo que requerirá un esfuerzo mundial resolutivo y de envergadura, acompañado de acciones concretas”, subrayó.

“El hambre es una de las causas de la pobreza, no sólo una consecuencia” 

Para el economista de la FAO Kostas Stamoulis, el hambre “es una de las causas de la pobreza, no es tan solo una consecuencia” y el “efecto debilitador” del hambre sobre la productividad de las personas y sus ingresos conduce a un círculo vicioso: la extrema pobreza conduce al hambre, que a su vez hace perpetuarse la situación de pobreza”.

Según la FAO, los países más golpeados por la actual crisis, muchos de ellos en África, necesitarán al menos 30.000 millones anuales de dólares para garantizar su seguridad alimentaria y reactivar sistemas agrícolas que han sido descuidados durante mucho tiempo

FABRA: CAIGA QUIEN CAIGA, DESENMASCARA AL FACHA.

Seguramente la piedra que se le ha colado en el zapato de Fabra con el boicot de los periodistas de Intereconomía a la periodista de CQC que cubría el pleno de la Diputación de Castellón. Quizas los medios sean más incisivos  y ágiles de la justicia que lleva paralizados unos cuantos casos relacionados con el Presidente Provincial del PP, para descredito de la justicia, de la política y de los políticos.

El abuso de la democrácia y el uso perverso de la libertad es patrimonio del fascismo. Sobran las palabras, sirvanse ustedes mismos las imagenes.

Felipe Gonzalez: El capitalismo en el espejo.

FELIPE GONZÁLEZ 17/09/2008

Un año después del comienzo de la crisis del sistema financiero de Estados Unidos y su rápido contagio a otras áreas centrales, seguimos sin diagnóstico y, por tanto, sin terapia. O con medidas que tratan de contrarrestar la sintomatología que puede apreciarse sucesivamente, pero sin certidumbre sobre las causas profundas y sus consecuencias, salvo las que van aflorando cada día.

La noticia en otros webs

De momento, la crisis ya ha liquidado el dogma neoliberal de que el mercado lo arregla todo

Es arriesgado que el Banco Central Europeo siga con estos tipos de interés

Es una crisis extraña, incluso para reaccionar con una mínima coherencia. Por el momento ha liquidado la extendida creencia de que el mercado lo arregla todo y solo. Es decir, la teoría dominante desde los años 90 del “todo mercado”, con un rechazo fundamentalista a la intervención regulatoria.

También ha mostrado que la globalización del sistema financiero plantea problemas de gobernanza que escapan a la capacidad de los poderes establecidos en el viejo Estado nación y en los organismos internacionales tradicionales.

El desconcierto lleva a la Unión Europea a hacer lo contrario de lo que se hace en Estados Unidos en política monetaria, aunque los problemas de inflación sean los mismos. Tanto si bajan los tipos como si suben, en los países centrales sigue cayendo la actividad y los precios se resisten a bajar.

En la UE en general, porque Reino Unido va por su rumbo, hay gran resistencia a las intervenciones consideradas como contradictorias con el libre funcionamiento del mercado. En Estados Unidos vemos acciones como la nacionalización encubierta de las sociedades que controlaban casi la mitad del mercado hipotecario, con una intervención de 200.000 millones de dólares y las reclamaciones de más intervención porque las quiebras continúan.

Así podríamos seguir poniendo ejemplos de actuaciones al menos dispares para enfrentar la misma crisis. La paradoja es que el comportamiento pragmático, chocando con la ideología neoliberal, se da en la cuna doctrinal de esta teoría, en tanto que en la UE, tan crítica siempre con ese neoliberalismo, hay una renuencia muy fuerte a la intervención para contrarrestar la sintomatología de la crisis.

Es verdad, casi la única verdad, que se sigue sabiendo poco sobre las causas profundas de esta crisis global y que nadie se atreve a predecir ni los efectos ni la duración. Ha habido otras con anterioridad, como la que indujo hace una década la crisis financiera de los mercados emergentes que terminó contagiando a los centrales en los albores del nuevo siglo.

Ahora ha empezado al revés. Son los países centrales, comenzando por Estados Unidos, los generadores de la crisis financiera. Como hace una década peroal revés, hay quienes dicen que los países emergentes están desmarcándose de ella, pero tengo la convicción, que entonces también expresé, de que se contagiará el conjunto del sistema y tendrá efectos sobre la economía real de los países emergentes, no sólo de los centrales.

Subyace a la crisis actual una situación nueva, inducida por dos factores: la evolución de los precios de las materias primas, sobre todo energéticas, que han trasladado masivamente el capital a los países productores y a los que han mostrado capacidad de generar riqueza y ahorro como nuevas potencias emergentes (China o la India). El llamado Occidente desarrollado tiene que pagar en el futuro lo que ha gastado ya, en tanto que las zonas productoras de energía y los grandes emergentes han ahorrado lo que podrán gastar o invertir en ese mismo futuro.

Y en todas partes la fuerte tensión inflacionista es el factor más preocupante.

El “triunfo pleno” del sistema capitalista o de mercado, con las variantes que deseen desde China a Chile, tras la caída del modelo comunista, lo ha dejado sin alternativa sistémica. No se pueden considerar alternativas ninguna de las utopías regresivas que aparecen de vez en cuando con poco recorrido y menos consistencia.

Pero estamos haciendo del mercado algo que no es. Una especie de régimen que va más allá de la economía de mercado para llevarnos a una sociedad de mercado, cada vez más global y pretendidamente autorregulada por la mano invisible.

De broma, pero en serio, podríamos decir que el capitalismo no se contrapone al comunismo, por extinción de éste, sino que se mira en su propio espejo y constata que la imagen que le devuelve es fea y fuera de control. Durante años, cuando las cosas marchaban bien globalmente, aun con muchos desajustes y desigualdades lacerantes, las miradas en el espejo han sido autocomplacientes. Ahora, que estamos navegando en la incertidumbre o con la certidumbre de que esto va mal, la imagen que se refleja no satisface a nadie.

Si las consecuencias no fueran tan duras, e incluso dramáticas, sería divertido contemplar al sistema triunfante sin saber qué hacer consigo mismo, sin poder compararse a otros como peores y sin poder encontrar culpables. Pero no da la situación para divertirse y hay que actuar.

Primero con el mayor pragmatismo posible y sin pérdida de tiempo, porque las teorías tradicionales no nos ofrecen soluciones a la nueva realidad que aparece fuera de libreto. Esto vale para los Gobiernos europeos y para la propia Unión Europea y su Banco Central, porque es muy peligroso y arriesgado seguir esperando con estos tipos de interés y esta falta de liquidez.

Segundo, intentando buscar un papel para la política con mayúsculas, capaz de hacer más previsible la evolución futura de este mercado global que escapa a los poderes establecidos en la sociedad industrial. Un mercado global sin reglas o con las de la famosa “mano invisible”, nos llevará en el futuro a otras crisis, no cíclicas como decíamos antes, sino imprevisibles y sorpresivas como la que estamos viviendo ahora. ¿No se está incubando la siguiente crisis financiera a través de las operaciones a futuro sobre materias primas y alimentación con un escaso nivel de afianzamiento?

Es decir, la famosa gobernanza (papel ineludible de la política) permanece en el ámbito de lo local-nacional y de los obsoletos organismos financieros del pasado, en tanto que los fenómenos económicos y financieros más relevantes se mueven en el ámbito global sin gobierno alguno.

Por si fuera poco, la era posterior a la caída del Muro de Berlín ha alimentado un descrédito de la política como un estorbo al desarrollo sin reglas de la nueva era de la globalización.

Cargada de paradojas y plena de contradicciones la situación en que nos encontramos, pasamos de pedir a los responsables políticos que no interfieran, que no regulen, que dejen libertad a los mercados, a reclamar que arreglen los desaguisados a los que den lugar, incluso cuando la crisis, por sus causas y consecuencias, está más allá de sus competencias y capacidades locales-nacionales.

Más que nunca, necesitaríamos, para empezar, una acción a nivel de la UE y una concertación transatlántica eficaz para continuar. Los responsables del comienzo de esta situación, que alcanza ya dimensiones globales, tienen la obligación de dar respuestas a sus áreas y al mundo. Pero no se ve en el horizonte y esto crea más desasosiego.

Felipe González es ex presidente del Gobierno español.

“El modelo económico vigente ha fracasado”

ECONOMÍA

“Se está desplomando como se desplomó el comunismo en 1989”

ELPLURAL.COM

“El nerviosismo financiero no se detiene. Las actuaciones públicas de rescate se suceden pero los mercados son un manicomio, la desconfianza se ha instalado en el sistema. En estas circunstancias es ridículo seguir creyendo que estamos ante una mala racha, que acabará y que regresaremos -con más o menos moratones- a la situación anterior. Tal cosa es imposible, para empezar, porque cuando se sale de un túnel nunca se está en el lugar en el que se entró sino en otro distinto y, para continuar, porque el modelo económico vigente ha fracasado”, afirmaó en el día de ayer Iñaki Gabilondo en el informativo que dirige y presenta en Cuatro.

<!–

Asimismo, el prestigioso periodista se preguntó “si cabe fracaso mayor del liberalismo que estas nacionalizaciones de los gigantes financieros, en los mismísimos Estados Unidos”. La respuesta no puede ser más contundente: “Se está desplomando como se desplomó el comunismo en 1989. Bearn Sterns, Fannie Mae, Freddie Mac, AIG, son como pedruscos derribados del Muro de Berlín liberal”.

Especulación, humo, voracidad
“Aquí, en España, el presidente de la CEOE ha dicho -agárrense- que debería “hacerse un paréntesis en la economía de libre mercado”. Sí, han oído bien. En fin, estamos ante un fin de trayecto, no dimos la importancia debida a los síntomas que anunciaban la locura, el pinchazo de la burbuja tecnológica en el año 2000, el caso Enron. Especulación, humo, voracidad… el pensamiento dominante, crecer y crecer hasta el infinito, no está en las leyes de la realidad, ni en las de la física, pero es el primer dogma de nuestra economía. Pues bien, se acabó, así que no importa tanto cuándo saldremos del túnel, sino donde estaremos y hacia dónde nos tendremos que dirigir. Esta crisis es mucho más que económica y no se podrá encerrar entre paréntesis para volver atrás”, concluyó Gabilondo.