ANDALUCIA APRUEBA LA PRIMERA LEY DE GENÉTICA DE TODO EL PAIS.

709641.jpg

Aprobada la Ley de Genética

M.C.. 14.11.2007

  • Los andaluces tendrán derecho a recibir consejo genético.
  • La norma prevé crear un Banco Público de ADN.
  • Las enfermedades genéticas, primera causa de muerte antes de los 14 años en nuestra región.

Si en su familia, su abuela, su madre y su hermana han padecido cáncer de mama, sepa que usted puede recibir información sobre la posibilidad de padecer esta enfermedad y otras de base genética, que suponen la primera causa de muerte antes de los 14 años en Andalucía.

Será su médico de cabecera el que le derive a una de las once Unidades de Genética que se van a poner en marcha en la región.
Así lo determina la ley de genética aprobada hoy por el Parlamento. Es pionera en España y otros países de la UE y regula el derecho al consejo genético para dos fines concretos: detectar posibles patologías y la realización de análisis genéticos con fines de asistencia sanitaria e investigación biomédica.

La norma, compuesta por 34 artículos, es pionera en el conjunto del Estado y otros países de la U

Esto significa que los andaluces podrán recibir información sobre la posibilidad de padecer una enfermedad de base genética y tendrán derecho al consejo sobre las ventajas y consecuencias de realizarse dichos análisis para identificar si existen problemas para desarrollar dicha patología.

Un vez recibido el consejo, el paciente otorgará un consentimiento informado “por escrito, aunque con carácter revocable”, previo a la realización de los análisis. 

Igualmente, la nueva ley establece el derecho del paciente a no ser informado de los resultados obtenidos. Todos los datos quedarán sujetos a requisitos de protección y, por tanto, de confidencialidad.

 

Un Banco Público de ADN 
Además, recoge también la creación de un Banco Público de ADN de Andalucía que trabajará en red y tendrá su sede central en Granada.

El texto también regula la realización de cribados genéticos, es decir, pruebas dirigidas a grupos de población que puedan también beneficiarse de intervenciones médicas preventivas.

OPINION. “LOS MORITOS DE TERESA: UNOS SENEGALESES PACIFICOS Y TRABAJADORES”

javier_valenzuela1.jpg

POLÍTICA

 24/08/2007

Los “moritos” de Teresa: unos senegales pacíficos y trabajadores

Hoy día, muchos identifican cristianismo con insolidaridad; esto debería hacer pensar a la Conferencia Episcopal

Como todos los años desde que empezaron a subir a las fiestas veraniegas de Bubión con sus puestecillos de artesanía, juguetes baratos, petardos y discos y dvd´s piratas, Teresa ha atendido durante el pasado fin de semana a los que ella llama “los moritos”. No son en realidad magrebíes, sino negros senegaleses, pero como también son musulmanes y no comen “jalufo” ni beben vino o cerveza, Teresa les llama muy sabiamente “los moritos”. Ella les lleva café y bollos, les sirve sus estupendas migas alpujarreñas (aunque sin el habitual acompañamiento de chorizo y morcilla), les deja que hagan sus necesidades corporales y se duchen en su casa y que allí almacenen temporalmente sus trastos y descabecen algún que otro sueñecito.

Teresa es pobre y no cobra pensión alguna, está semilisiada por un mal tratamiento hospitalario, tiene muchos hijos y un montón de nietos (ahora acaba de nacer el décimo), pero vive cerca de la plaza, donde se desarrollan las fiestas y donde los senegales despliegan su “top manta”, y es solidaria, profundamente solidaria. ¿Quién se va a ocupar de los pobres y de los trabajadores si ellos mismos no se ayudan? Así es como piensa.

Cristiana auténtica
Maya, la menor de mis hijas, me preguntó en la noche del pasado sábado: “¿Cómo es posible que Teresa, que es tan cristiana, que tiene la casa tan llena de retratos de vírgenes, cristos y santos, sea tan buena con los inmigrantes africanos?” La pregunta tiene mucha miga y debería hacer pensar a la Conferencia Episcopal: una chica bien informada de catorce años identifica hoy en día cristianismo con insolidaridad. Mientras yo pensaba la respuesta, Dácil, mi novia, la encontró: “Pues mira, precisamente porque es una cristiana auténtica”. No hice la menor apostilla.

Pacíficos trabajadores
Los “moritos” a los que ayudó Teresa en las fiestas de Bubión eran una señora elegantemente envuelta en los bubús de su tierra y cinco o seis chicos muy limpios, muy bien vestidos con ropas deportivas occidentales y muy apañados y simpáticos. Con sus puestecillos, los senegaleses atendieron una demanda que ya no cubre ningún comerciante local: la de productos baratos y vistosos para niños, adolescentes y jóvenes (con el añadido de la música y el cine a precios asequibles para todos los públicos). Abrieron prácticamente veinticuatro horas al día durante cuatro jornadas, que es lo que duran las fiestas veraniegas de Bubión, y, por supuesto, ni este año ni en ninguno de los anteriores se vieron envueltos en el menor incidente.

Perfecta convivencia
En cuanto a los vecinos de Bubión y los forasteros y guiris que participaron en los jolgorios, los incorporaron al paisaje y paisanaje con toda naturalidad, junto a las banderitas, los cohetes, la música de pasacalle, las procesiones, el pregón, las verbenas hasta al amanecer, las jamonas del conjunto, el ritual cachondeo de Paquito el Chocolatero y el desmadre final del Entierro de la Zorra.

Trabajo para todos
No hay racismo ni xenofobia en el corazón de Andalucía. No hay miedo al extranjero, ni nada parecido. Hay Teresa y cientos de miles de teresas. Hay trabajo para todo el mundo (los argentinos y los rumanos, por cierto, ya se han incorporado a la construcción y la hostelería alpujarreñas) y hay fiesta para todos. ¡Qué lejos quedan los malos rollos de algunos radiopredicadores, tertulianos, editorialistas y politicastros de Madrid!

Javier Valenzuela es periodista y escritor. Ha sido corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de ese periódico, y Director General de Información Internacional de la Presidencia del Gobierno entre 2004 y 2006

Blog de Javier Valenzuela

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL NO ADMITE EL RECURSO DE LA GENERALITAT VALENCIANA CONTRA EL ESTATUTO DE ANDALUCÍA.

camps-paco.jpg

Su sistema de financiación no vulnera la Constitución

El Tribunal Constitucional no admite a trámite el recurso de la Comunidad Valenciana contra el Estatuto de Andalucía

17/7/2007 | EFE Imprimir Enviar PDA

El Pleno del Tribunal Constitucional decidió no admitir a trámite el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la Generalitat Valenciana contra una de las disposiciones del nuevo Estatuto de Andalucía.


Saltimbanqui

El Gobierno valenciano presentó el pasado 19 de junio el recurso, tras recibir el aval del Consell Jurídic Consultiu (CJC), que entendía, como el Ejecutivo de la Generalitat, que el sistema de financiación vulnera la Constitución.En concreto, se presentó contra el apartado segundo de la Disposición adicional tercera del Estatuto, aunque ahora el Tribunal Constitucional ha acordado “inadmitir a trámite” el recurso, según la resolución dada a conocer hoy.Esta disposición contempla que la inversión destinada a Andalucía será equivalente al peso de la población andaluza sobre el conjunto del Estado para un período de siete años.

La Generalitat pidió al TC que estudiara “la incongruencia” entre los Estatutos de Andalucía y Cataluña, al fijar criterios diferentes para calcular las inversiones del Estado en estas dos autonomías, ya que en el caso catalán se fijan las aportaciones del Gobierno central en función del peso del PIB catalán sobre el conjunto nacional.

En su escrito, la Generalitat considera “mucho más adecuado” acudir a la variable de población que a la del Producto Interior Bruto.

Recuerda que es con ese criterio sobre el que se construye el vigente modelo de financiación autonómica derivado de la Ley Orgánica de Financiación Autonómica (LOFCA), “norma que es asumida plenamente y con todas sus consecuencias por el Estatuto andaluz”.

Añade que el que se adopte finalmente para las inversiones debe ser el mismo para todas las reformas estatutarias.

Según el TC, la demanda de la Generalitat valenciana “no satisface todos los requisitos de admisibilidad regulados” en la ley del Alto Tribunal, ya que el recurso “no precisa el precepto constitucional que se considera infringido”.

“La no satisfacción de esta exigencia -añade- es consecuencia lógica del planteamiento que realiza la demanda, pues la misma considera que el precepto impugnado se acomoda a la Constitución”.

El Tribunal estima que la demanda no solicita que se declare la inconstitucionalidad de la disposición, “sino que determine la interpretación constitucional” de ésta, lo que “no se aviene con la función jurisdiccional” de este órgano judicial.

Afirma que solo “podría declarar la adecuación del precepto recurrido a la Constitución en el seno de un proceso en el que se solicite su inconstitucional y se desestime esta pretensión”.

Precepto constitucionalEl TC señala que la Generalitat “explícitamente considera que el precepto estatutario impugnado es plenamente constitucional”, si bien solicitaba al Constitucional que se pronunciase sobre “la contradicción” entre las reformas andaluza y catalana en materia de inversiones.

Esta petición, para el TC, “resulta extravagante y ajena a la jurisdicción constitucional, pues no sólo no se compadece con el objeto propio de un recurso de inconstitucionalidad, en la medida en que la propia demanda lo considera ajustado a la Constitución, sino que se endereza a lograr otra interpretación, esta vez de inconstitucionalidad de un precepto diferente de otro Estatuto”.

El TC sí admitió a trámite recientemente el recurso contra el Estatuto de Andalucía de la Junta de Extremadura, que considera que el texto vulnera la Carta Magna, al atribuirse competencias exclusivas sobre la cuenca del Guadalquivir.