Poco le ha durado la tregua a Rajoy.

POLÍTICA

 

Aguirre sabe que no puede perder una batalla más

Los trompeteros de Esperanza Aguirre han justificado la purga de marianistas -llevada a cabo de forma fulminante por la presidenta del Gobierno de Madrid-, aduciendo que así se reducían gastos, precisión muy loable en esta época de vacas flacas. A ver si Zapatero aprende de Aguirre y hace frente de una vez al mal momento económico, añaden sus correveidiles mediáticos.

<!–

Sólo el desparpajo de la lideresa para el cinismo dialéctico -que practica sin rubor alguno- explica que haya utilizado semejante coartada, destinada a ocultar la realidad y encima cubrirse de flores. ¿Puede la mayoría de ciudadanos creer, salvo débiles mentales, que la citada purga -en términos económicos menos gravosa que el chocolate del loro- se ha debido a la voluntad de Aguirre por echar una mano a la resolución de la crisis?

Sueño feble
Poco le ha durado la tregua a Rajoy. Aguirre no ha soportado que el líder de su partido –que parecía haber salido reforzado del Congreso de Valencia- haya coqueteado con dos de sus consejeros, Manuel Lamela y Alfredo Prada, hasta incluirlos en el Comité Ejecutivo del PP. Una vez pasados al enemigo, Aguirre los ha mandado a la guillotina. Intenta cohesionar al máximo su estado mayor –impidiendo cualquier veleidad o disidencia- porque sabe que no puede perder una sola batalla más, si no quiere renunciar para siempre a su sueño, cada vez más feble, de habitar en La Moncloa.

¿Moderación y centrismo?
Por otra parte, no deja de provocar asombro –o pavor, según se mire- que Lamela y Prada hayan sido fichados por el marianismo. ¿Qué centrismo es el suyo, Sr. Rajoy, que incorpora a su sanedrín de mando a los dos mencionados ex consejeros de Aguirre? Si las vilezas que Lamela hizo -o dejó hacer- contra el doctor Montes y sus colaboradores en el Hospital Severo Ochoa de Leganés son un ejemplo de moderación, que baje Dios y lo vea. ¿Es también Prada otro centrista, cuando sus orígenes en política fluctúan entre Fuerza Nueva y Alianza Popular, Sr. Rajoy?

Estreno de Cospedal en la COPE
Para mayor escarnio, María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, se estrenó ayer en la COPE, entrevistada por don Federico, y soltó acerca de la autoría del 11-M: “Queremos saber absolutamente toda la verdad”. La frase habrá hecho las delicias de algunos conspiradores de prosapia acreditada, máxime al ir acompañada de la monserga –mundialista y copeliana– de que seguimos sin saber los “autores intelectuales”, una de las falsas agarraderas de ciertos agitadores de salón. ¿Para este viaje, tantas alforjas, don Mariano?

El trimestre de la internidad
Hemos escuchado -durante el trimestre de la interinidad- cómo Rajoy se jactaba de presidir un partido independiente de poderes ajenos a los intereses generales de la sociedad o de la ciudadanía. Pues bien, en el caso de Juan José Güemes -también consejero de Aguirre en la cartera de la Sanidad machacada-, su acceso al Comité Ejecutivo del PP ha sido posible por la intercesión de Carlos Fabra, que es su suegro.

Fabra, apoyo clave
Según podía leerse en El País de ayer, el suegro [en efecto] de Güemes es el “todopoderoso Carlos Fabra, barón de Castellón y apoyo clave para Rajoy”. ¿Defiende los intereses generales el cacique castellonense? Medio mundo sabe que no. Y el otro medio sabe muchas cosas tenebrosas de Fabra, aunque la justicia dé la impresión de que desvía la mirada; que mira hacia otro lado, vaya. Como –respecto a Fabra- viene haciendo desde hace años Rajoy.

Enric Sopena es director de El Plural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s