¿Hasta dónde, don Mariano?.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • ENRIC SOPENA

    06/11/2009

Cabos Sueltos

Juegan a la desesperada. Parecen dispuestos a utilizar todo lo que esté en sus manos, sea mentira o no, con tal de evitar la debacle. Los portavoces de Mariano Rajoy se han vuelto a sacar de la manga la teoría de las escuchas telefónicas ilegales, supuestamente llevadas a cabo por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Tratan de presentarse ante la opinión pública como víctimas acusando de crueldad a sus verdugos. Intentan así, al precio que sea, taponar la vía de agua que se les ha abierto en el barco y que puede provocar su hundimiento.

<!–Saben que o se repite la benevolencia del Tribunal Supremo en relación al caso Naseiro, hace unos veinte años, o lo que queda aún de la trama de corrupción denominada Gürtel –agazapada en el secreto del sumario- puede terminar con el invento genovés. Tras el espectáculo de estos días -en los que se ha ratificado la debilidad de Rajoy y se ha observado la guerra cruenta entre el clan Aguirre y el sector centrista de Gallardón-, la derecha ha buscado refugio en el sistema SITEL para esparcir estiércol y excrementos a granel a cuenta de sus adversarios políticos.

Teléfonos pinchados
Los teléfonos pinchados del caso Naseiro- lo que se hizo por órdenes del juez instructor del sumario- se convirtieron entonces en talismanes, de modo que los jueces del Supremo decretaron el archivo definitivo del proceso, alegando cuestiones de procedimiento. Salieron, pues, los populares de tal trance más contentos que un niño con zapatos nuevos. Hurgan ahora en el apartado de las escuchas que ellos califican sin tapujos de ilegales, rezando a sus dioses a ver si en esta ocasión una equivocación colateral como la del juez Luis Manglano conduce de nuevo al PP al paraíso.

Tan anchos
Dicen lo que les dicen que han de decir y se quedan tan anchos. Manejan el tremendismo, la demagogia y el embuste con soltura y sin complejos. No aportan pruebas ni indicios racionales. Pero sientan cátedra afirmando que la España de José Luis Rodríguez Zapatero funciona como un Estado policial y que el malvado Rubalcaba debe de disfrutar arrebatando la libertad a los ciudadanos y metiendo sus narices en la intimidad de las buenas gentes.

El loco del zar
Les vendría tal vez bien, a los voceros populares, leer la novela El loco del zar del escritor Jaan Kross, publicada en 1992 por la editorial Anagrama. Uno de los personajes -el protagonista del libro, perteneciente a la nobleza del imperio-, se dice a sí mismo: “¡Soy un pilar del régimen! Lo soy, debo serlo. Y, Señor, ¡quiero serlo! ¡Pero qué tipo de régimen me ha dado el destino a sostener! Ante cada abominación, debo ofrecer una explicación conforme al interés del emperador”.

El interés del emperador
Ese “interés del emperador” es hoy en día, en España, el interés de Rajoy. Y es cierto que a cada abominación imperial los portavoces han de acudir en socorro del zar procurando “una explicación conforme” a los intereses del jefe supremo. Pero como no hay una explicación que conjugue los intereses del zar con los del pueblo; como cada vez se hace más difícil justificar lo injustificable, cuesta entender el desparpajo de los voceros del PP difundiendo, cada dos por tres, falsedades, manipulaciones y medias verdades.

Campaña de sospecha
Tiene razón José Antonio Alonso, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados y ex ministro del Interior, al que desean involucrar en el asunto del SITEL: “Nos encontramos ante una campaña de sospecha permanente sobre las instituciones del Estado”. El PP la viene capitaneando desde el mes de febrero de este año, cuando emergieron de pronto los trajes de Francisco Camps sin factura alguna.

Insultos a tutti quanti
Desde ese momento, la argumentación del PP no se ha detenido en recoger los excrementos propios, sino en insultar a tutti quanti: a fiscales, jueces, policías, periodistas y al Gobierno, como mínimo. ¿Hasta cuándo, Sr. Rajoy? ¿Hasta dónde, don Mariano?

Enric Sopena es director de El Plural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s