LA OPERACION GUATEQUE PUEDE ACABAR EN UNA COGORZA MONUMENTAL.

guateque.jpg

Publicado 10-12-2007

La investigación del ‘caso Guateque’ podría extenderse a las ‘Cuatro Torres’ de la Castellana

ENVIAR A

Menéame Menéame Del.icio.us Del.icio.us
Yahoo! MyYahoo! Technorati Technorati
Digg Digg ¿Qué es esto?

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El sindicato de funcionarios Manos Limpias prevé solicitar al juez Santiago Torres que extienda la investigación sobre el mayor caso de corrupción destapado en el Ayuntamiento de Madrid a la tramitación del Plan Especial para la puesta en marcha de las ‘Cuatro Torres’ que se levantan en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, las pertenecientes a Caja Madrid, al grupo Villar Mir, a la Mutua Madrileña y a Sacyr Vallehermoso.

Manos Limpias pedirá al magistrado que ponga su punto de mira en las presuntas irregularidades detectadas en los expedientes para la concesión de estas licencias tramitadas por el Área de Urbanismo del Ayuntamiento. Esta petición se incluirá en la querella que presentará en los próximos días ante el Juzgado de Instrucción número 32 para personarse como acusación popular en la causa.

Según el sindicato, las llamadas Torre Sacyr, Torre de Cristal, Torre Espacio y la Torre Caja Madrid cuentan con licencias de funcionamiento “atípicas” para este tipo de construcciones, que podrían responder a presuntas “presiones” por parte de “grupos económicos”.

Por otro lado, otra de las peticiones de Manos Limpias se refiere al concejal de la Junta del distrito de Carabanchel, Carlos Izquierdo. Este edil estaría supuestamente implicado en el entramado de concejales que realizaban recomendaciones a los funcionarios para priorizar determinados expedientes.

Manos Limpias sostiene que Izquierdo desoyó a un técnico municipal que desaprobó la autorización de varias licencias, entre ellas una de un bar y otras dos de pubs de copas. Así, el concejal apartó de su puesto a dicho funcionario, que declarará como testigo ante el juez, y ordenó agilizar estas licencias de funcionamiento para poner en marcha estos locales de ocio.

Además de Izquierdo, el sindicato pedirá al juez instructor que investigue a los antiguos concejales de Chamberí, Ángel Garrido, de Centro, Luis Asúa, de Retiro, Elena González, de Tetuán, Dolores Navarro, de Chamartín, Luis Miguel Boto, entre otros.

POLÍTICA

Un edil de Gallardón figura en tres empresas

Luis Asúa arguye que dos de ellas son sociedades “muertas”    

| Compartir   delicious  digg  technorati  yahoo  meneame

 

Luis Asúa, en la presentación de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma, en 2005, cuando aún era concejal-presidente del distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid. – MUNIMADRID

JUANMA ROMERO / MANUEL RICO – Madrid – 11/12/2007 07:30

La operación Guateque ha puesto en el disparadero a los ediles de Alberto Ruiz-Gallardón. Partidos y medios miran hasta dónde llegaría la mano política en la agilización de las licencias. Y uno de los citados es Luis Asúa Brunt, concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid desde 1999 y, hasta el pasado mes de junio, responsable del distrito de Centro, una de las zonas calientes de la Guateque. Allí se tramitaban más expedientes y allí hay, supuestamente, más puntos negros en el caso.

Asúa aparece en los archivos del Registro Mercantil, según ha comprobado Público, como apoderado o administrador solidario de tres empresas: Marbeland, SL; Mosi Guard España, SL, y Ediciones Egunon, SL. Y aparece como tal a día de hoy, en diciembre de 2007.

El edil popular reconoce su participación en las tres compañías. En conversación con este diario, aseguró que sólo hay una empresa “plenamente activa”, Marbeland. “Las demás no registran actividad desde hace años. Pero no es tan fácil matar a una persona jurídica. Hacer los asientos de cancelación a veces cuesta más”. Asúa argumenta que no declaró la actividad en tales empresas al ingresar en el Ayuntamiento porque “estaban muertas”. “Sociedades residuales hay miles”, añade, “y en aquel tiempo [1999] no existían herramientas informáticas tan completas como las actuales para rastrear en qué empresas figuraba yo”.

“Me di de baja”

El edil recuerda que el pequeño bufete de letrados en el que trabajaba –que tenía su nombre, Luis Asúa– gestionaba “infinidad de apoderamientos de otras empresas”. El concejal subraya que se dio de baja en el Colegio de Abogados de Madrid como profesional ejerciente “entre 1999 y 2000”.

De las tres empresas citadas, no se puede decir que tengan mucho en común. La primera de ellas, Marbeland, es una promotora inmobiliaria que opera básicamente en Madrid, Valladolid y Marbella. “Pertenecía a mi suegro y, a través de él, a mi esposa, que ya falleció. Es de mi familia política”.

Asúa remacha que figura como apoderado desde 1997 porque así se le habilitó en un pleito contra la Cámara de Comercio de Madrid. “Pero ni cobro ni firmo ningún documento”. Tampoco, dice, de las otras dos compañías.

Mosi Guard se montó en en el año 1995 como empresa que gestionaba en España la licencia del repelente de mosquitos homónimo, líder de ventas en el Reino Unido, y que todavía comercializan los laboratorios OTC Ibérica.

La tercera compañía, Egunon, también de la añada de 1995, se proyectó como una empresa editorial, pero “ni se llegó a levantar”, insiste Asúa. Nada sabe de los socios capitalistas.

LAS COMPAÑÍAS
Desde vender pisos al antimosquitos

1. Marbeland, SA //  Luis Asúa figura como apoderado de la inmobiliaria desde 1997, según él, por un pleito antiguo contra la Cámara de Comercio de Madrid. La empresa continúa en activo. Se trata de una sociedad patrimonial que pertenecía, “al 100%”, a su suegro, que luego heredó su mujer (ya fallecida) y que ahora poseen sus cuñados y sus hijos. Asúa asegura que nada le liga a ella. “Creía que mis poderes estaban completamente revocados”, afirma el edil.

2. Mosi Guard, SL //  En 1995 todavía hacía falta para poder distribuir un fármaco en España, cuenta Asúa, un laboratorio y una empresa que gestionase la licencia. De esto último se encargó Mosi Guard, compañía en la que el edil aún figura como apoderado. Mosi Guard da nombre a un ahuyentador de insectos.

3. Ediciones Egunon, SL // A comienzos de 1995 se montó Ediciones Egunon, que pretendía sacar al mercado varios proyectos editoriales. “Nunca llegó a tener actividad”, relata el edil del PP, vigente administrador solidario. “No sé ni dónde pararán los socios capitalistas”.

AZNAR HUMILLA A RAJOY.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Enric Sopena
  • ENRIC SOPENA

    11/12/2007

Cabos sueltos

Aznar humilla a Rajoy

Aznar ha vuelto a humillar públicamente a su sucesor. Quien manda en el PP es él y lo demás son milongas. Había iniciado Rajoy -con la pusilanimidad y el escaso tino que le caracterizan- un tímido giro hacia el centro, cuando Aznar ha reaparecido de pronto en el escenario y le ha desbaratado de una tacada el invento.

La verdad es que el líder del PP parece más bien un tipo desafortunado. “A Rajoy le deseo suerte, que no la tiene”, le viene a decir Fraga al periodista Enrique Beotas, antiguo colaborador del fundador de AP/PP y, desde hace muchos años, buen amigo mío. Eso lo escribe Beotas en el libro que acaba de publicar y que fue presentado anoche. ¡Menudo elogio! ¡No tiene suerte!

Rajoy no tiene, en efecto, suerte. Le tocó la lotería política gracias al dedazo de Aznar, el 30 de agosto de 2003. Ni Rato ni Mayor Oreja. Él fue el designado. Faltaba medio año largo y pensó –también lo creía su entonces padrino- que ese tiempo se convertiría para él en un plácido paseo triunfal hacia la Moncloa.

Acabó siendo, sin embargo, un calvario. La guerra de su jefe y de los amigos de las Azores –guerra infame, a la que Rajoy no se opuso ni con la boca chica- le costó muy cara al candidato. Eso y la demencial gestión del 11-M llevada a cabo por Aznar, con la valiosa cooperación de Acebes, el verdadero discípulo bien amado en el que el mandamás de la derecha estuvo a punto de depositar todas sus esperanzas.

Y desde el 14-M, Rajoy no ha podido, ni sabido -ni probablemente querido- tocar pelota, marcar un gol, levantar el alicaído estado de ánimo de sus fieles. Le falta moral de victoria, señalaba Isabel San Sebastián, el otro día en El Mundo. Gallardón lo ensalzaba el domingo en ABC y hasta decía que en la actualidad el PP esta centrado.

Pero tal cosa no la piensa Gallardón ni en un mal sueño. Lo único que espera el alcalde de Madrid es que fallezca políticamente Rajoy y para ser él el heredero. Aquellos que más afirman quererlo son quienes tienen más ganas de que se vaya. Como le ocurre también a Esperanza Aguirre.

En todo caso, el escuálido crédito de Rajoy ha caído de nuevo por los suelos. Ante los micrófonos de Onda Cero largó Aznar y leyó la cartilla a toda su gente. Hay que seguir yendo a por todas. Más madera que es la guerra. Hay que continuar golpeando a Zapatero. En el asunto del terrorismo ni agua.

A Rajoy no le va a perdonar Aznar su presencia en la manifestación o concentración unitaria. Tampoco que le diera la mano a Zapatero en la misa por el guardia civil Fernando Trapero. Ni que pretenda postergar a Zaplana y Acebes. Ni sus guiños al centrismo. Aznar es mucho Aznar. Rajoy sólo ha sido un títere y poco más. Ya le queda un día menos de sufrimientos y de humillaciones.

JUICIO SEMIFINAL PARA DE LA ROSA, PRADO Y EL CAPITALISMO GOLFO.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • José Garc�a Abad
  • JOSÉ GARCÍA ABAD

    11/12/2007

Ecos de S.A.

Juicio semifinal para De la Rosa, Prado y el capitalismo golfo

El caso Grand Tibidabo ha sido aplazado por la Audiencia de Barcelona hasta el día 14 de enero. Sería el juicio final de Javier de la Rosa y compañía, un proceso-río de 13 años de aguas sucias, nacido en Kio y ramificado en diversos afluentes que salpicaron hasta al lucero del alba. En la “compañía” destaca el vicepresidente de Grand Tibidabo, Manuel Prado y Colón de Carvajal, administrador privado y amigo íntimo del Rey desde antes de que el monarca subiera al trono y hasta que fue enjuiciado por llevarse cien millones de dólares utilizando el nombre de Don Juan Carlos.

De emitirse finalmente sentencia el 14 de enero sería el paso de página aparente de una época marcada por el predominio del capitalismo golfo y del tráfico de influencias que protagonizaron Javier de la Rosa, Mario Conde y Los Albertos, un trío de tiburones que se asociaron en intereses comunes; los dos primeros se conjuraron en la estrategia del ventilador de basura. “Los Albertos”, Alcocer y Cortina, compañeros del Rey en diversas cacerías Prado fueron condenados en sentencia firme por el Tribunal Supremo y esperan a la puerta de la prisión hasta que lo decida el Tribunal Constitucional, que no encuentra tiempo para adoptar una solución. Digo que el paso de página sería aparente porque persiste el capitalismo golfo aunque aplica métodos más refinados como el perpetrado en Estados Unidos con las hipotecas basura.

La estafa del Grand Tibidabo es una pequeñez comparada con la grand corrupción diseñada desde el Grupo Torras, la empresa que representaba en España a KIO, la agencia gubernamental del emirato kuwaití en aquellos tiempos procelosos de la invasión de Sadam Husseim y de la primera guerra del golfo. Javier de la Rosa se aprovechó de la invasión, de que en el emirato no había emires para manejar ingentes cantidades de dinero para su beneficio personal y para procurarse blindajes cultivando la amistad del Rey y el agradecimiento de Jordi Pujol, a la sazón presidente de la Generalitat.

El pretexto de la entrega de dinero a Prado, un aventurero imprudente de escasos escrúpulos era la supuesta actuación del monarca a favor de una intervención armada en Iraq. De paso Javier de la Rosa conseguía entrar en el palacio de la Zarzuela esperando un alto blindaje ante posibles actuaciones del Ejecutivo y del Judicial. Como decía, el caso del Grand Tibidabo, que perjudicó a 8.000 personas, gente humilde, viudas y jubilados que le habían confiado sus ahorros de toda la vida – un Gescartera para pobres – es de menos envergadura que el de Kio aunque también resulta emblemático. Si con Kio el tiburón catalán pretendió corrupciones de Estado con Gran Tibidabo, producto de la fusión de Grand Tibidabo (parque temático) con el Consorcio Nacional del Leasing (CNL) captadora del pequeño ahorro, las corrupciones afectaban al gobierno catalán de la época.

Javier de la Rosa engrasó al sector negocios de Convergencia y Unión, les financió medios de prensa y otras iniciativas “patrióticas” correspondidas por Jordi Pujol, que le nombró “empresario modelo”, un título premonitorio pues el empresario acabaría en la cárcel Modelo de Barcelona. Con el dinero que Javier de la Rosa sacó de la caja de Grand Tibidabo proporcionó al administrador privado del Rey 1.300 millones de pesetas por una finca que este tenía en Sevilla que valía la mitad

La Audiencia de esta provincia intentó ayer la consumación del juicio final de Grand Tibidabo gracias a una sentencia pactada con los acusados, un procedimiento inventado para que los juicios no se eternicen. Teniendo en cuenta que este acuerdo pactado se ha conseguido trece años después de que se produjera el delito, se hace uno una idea del dilatado concepto de eternidad manejado por la Justicia española. El pacto en cuestión – “acuerdo de conformidad” es el nombre técnico – consiste en que De la Rosa cumpla tres años de cárcel en lugar de los 13 pedidos por el fiscal y que los demás acusados, entre ellos Manuel Prado y Colón de Carvajal, actualmente en tercer grado carcelario, asumieran penas de entre seis meses y año y medio -un año en el caso de Manuel Prado – la cuarta o quinta parte de lo pedido por el fiscal. El “acuerdo de conformidad” no libra a Javier de la Rosa del juicio civil en el que se le reclaman 11.000 millones de pesetas en razón del agujero ocasionado por el financiero.

El asunto no pudo liquidarse ayer por la negativa del abogado del Estado a retirar la acusación por fraude fiscal contra los procesados por los que solicita penas de hasta cuatro años de prisión y el pago a Hacienda de más de cinco millones de euros.

IMPRESIONANTE DOCUMENTAL DE JON SISTIAGA SOBRE LAS TROPAS NORTEAMERICANAS EN IRAK.

POLÍTICA

 11/12/2007

Jon Sistiaga relata el terror de la guerra de Irak

Sargento: ¿A qué estamos disparando?

JOSÉ MARÍA GARRIDO

Cuatro años y medio después de que el ejército americano asesinara a su compañero y amigo José Couso, el periodista Jon Sistiaga ha vuelto a Irak para relatar cómo es la vida de los soldados estadounidenses en el país ocupado.

En este documental que Cuatro emitió ayer por la noche, y que llevaba por nombre Sargento: ¿A qué estamos disparando?, se pudieron comprobar los graves errores de planificación y diseño de la administración Bush en esta guerra injusta que provoca la muerte de 2 militares y de al menos 20 civiles a diario.

”Nuestro trabajo”
“Sargento: ¿A qué estamos disparando?”, pregunta un soldado en pleno combate. “Hay cosas que hacemos que no son buenas, pero ese es nuestro trabajo”, afirma otro joven estadounidense en Irak. “Podemos acabar rápido con esto, pero a costa de la muerte de muchos civiles, y no deberíamos equivocarnos otra vez”, reconoció en este documental a Jon Sistiaga el general Coffey, tan desilusionado con el progreso de la guerra como el resto de sus compañeros en el ejército.


“Una música de locos”
Otro momento dramático de este documental fue cuando un militar destinado en esta guerra patrocinada por el trío de las Azores, tras exponer ilusionado sus planes futuros, y ante la pregunta de “¿Cómo es la música de la guerra?”, respondió literalmente: “Es una música de locos, es como esas canciones donde no entiendes la letra y solo escuchas gritos”.

Militares
Pero además, en este magnifico reportaje emitido por Cuatro, también se analizaron las nuevas estrategias que el ejército de Estados Unidos está llevando a cabo en la zona, los temores e inquietudes de los militares, y hasta el modo en el que los miembros del ejército disfrutan de su tiempo libre.

jmgarrido@elplural.com