PAPÁ ESTADO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS. Especulando en el sistema solidario mundial.

   

s3_amazonaws_com2felespectador2

                                             Vicent Boix.


Escritor, autor de “El parque de las hamacas”. http://www.elparquedelashamacas.org/

 

Venga a nosotros tu reino.

Fue expulsado del estado español. Lo multaron con 3.240 euros. El “crimen” de este senegalés: vender 45 DVD de películas y 147 CD de música. Falsificados todos. Sentencia de un tribunal de Granada. El pasado enero. No fue a prisión. Pero por no tener permiso de residencia.

Mientras, la aseguradora AIG se fue arruinando. En Estados Unidos. Sus ejecutivos derrocharon miles de dólares. En lujos y placer. Directivos de Freddie Mac. Otra empresa quebrada. Cabildearon a consultores republicanos. Querían frenar una propuesta de ley. Una que imponía mecanismos de supervisión a sus “negocios”. No tiene permiso de residencia. El senegalés. Los encorbatados sí. La justicia está enladrillada, ¿quién la desenladrillará? el desenladrillador que la desenladrille, buen desenladrillador será.

 

Perdona nuestras deudas.

El plan de rescate de algunos países de la UE sobrepasa los 2,39 billones de dólares (1,9 billones de euros). Con ese capital y si es necesario, los estados podrán comprar participaciones en bancos, garantizar los préstamos entre las entidades y adquirir activos. En la otra orilla del charco, el plan de rescate presentado por George Bush alcanzaría la cifra de 700.000 millones de dólares. Sin embargo, el gobierno norteamericano ya ha invertido 765.000 millones de dólares distribuidos de la siguiente forma: 150.000 en devolución de impuestos para fomentar el consumo, 300.000 para créditos hipotecarios blandos, 200.000 en la quiebra de las agencias hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, y 115.000 en la nacionalización de ciertas empresas como la aseguradora AIG, que supuestamente serán recuperados con la venta de sus activos.

Dinero utilizado en USA para afrontar la crisis: 765.000 millones de dólares. Dinero público para futuros rescates en USA: 700.000 millones de dólares. Dinero público para futuros rescates en la UE: 2,39 billones de dólares. Total: 3,85 billones de dólares.

 

Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.

La cifra total del que podría ser el mayor robo de la historia jamás contado, equivale a la suma del PIB de la India y Turquía en 2007. Multiplica por dos al de Brasil y al de África. Por tres al de México, España o Italia. Por siete al de Argentina. Por diez al de Uruguay.

La deuda externa de los países del sur (mal nombrados subdesarrollados) era de 2,5 billones de dólares a inicios de este milenio. Si el capital dispuesto para salvar bancos, se destinara a salvar países, seguirían sobrando 1,35 billones. En junio de 2005, el G-8 anunciaba una reducción de la deuda para cerca de 40 países fuertemente endeudados, por un monto de 55.000 millones de dólares. Un pequeño frasco de pomada, si se compara con las costosas y enmarañadas operaciones quirúrgicas realizadas al sistema financiero.

1400 millones de personas viven en la extrema pobreza y según la FAO, 923 millones sufren hambre en el mundo (75 más que el año pasado). Para erradicarla, el director de dicho organismo reconoció que hacen falta 30.000 millones de dólares anuales. Sólo logró recaudar 7.500 para cuatro años, arriesgando de esta manera uno de los objetivos del milenio. Comprar comida hasta el 2015 (en los mismos países afectados y no los excedentes de USA), costaría 240.000 millones de dólares (30.000 X 8 años). Seguirían quedando 1,11 billones.

La Ayuda Oficial al Desarrollo del Gobierno Bush sumó 27.500 millones de dólares en 2005. Un 2% de lo empleado en sus planes de salvamento. Todos los países ricos ofrecieron cerca de 100.000 millones de dólares en 2007, pero según la ONU harían falta 18.000 millones más. Se podría abonar dicho incremento en los próximos 10 años –180.000 millones– sin exigir cambios en las políticas internas y se dispondrían aún de 930.000 millones.

Uno de los objetivos del milenio establece que todos los escolares del mundo deben acabar el ciclo de primaria en el año 2015 ¿Una fantasía? Según la Alianza Española Contra la Pobreza, esta meta no se alcanzará en la fecha estipulada. 75 millones de niños y niñas no están escolarizados, gracias en parte a que sus estados gastan más dinero en la deuda externa que en formación. Según dicha Alianza, en el año 2006 los países con rentas bajas recibieron 5.000 millones de dólares de ayuda directa para educación. No obstante, harían falta 6.000 millones más para completar el objetivo. Si se garantizaran hasta el 2015, se precisarían 48.000 millones de dólares (6.000 X 8 años). Restarían 882.000 millones.

2.400 millones de personas no tienen acceso a saneamiento adecuado y más de 1.000 carecen de agua potable. 2 millones de niños y niñas mueren al año por enfermedades que se propagan por el agua sucia y/o instalaciones sanitarias inadecuadas. La ONU calculó en 2001 que se necesitarían 23.000 millones de dólares anuales para proporcionar agua potable y saneamiento a todos los habitantes del planeta, cumpliendo de esta manera otro objetivo del milenio en 2015. Una vez más la estimación no se alcanzaba ya que se dirigían 16.000 millones. Asignar los 7.000 millones anuales que faltan significaría un total de 98.000 millones de dólares (7.000 X 14 años). Todavía constarían 784.000 millones de dólares.

A nivel mundial, en el año 2006 morían 72 niños y niñas menores de 5 años por cada 1.000 nacimientos vivos y entre los años 1990 y 2005, la mortalidad materna apenas disminuyó un 1%. Con estas cifras se está lejos de cumplir uno de los objetivos del milenio. En el mismo año y según la ONU, se canalizó la rácana cifra de 3.500 millones de dólares para mejorar la salud materna, neonatal e infantil. Harían falta 7.000 millones más al año, es decir, 56.000 millones de dólares para los próximos 8. En la alcancía aún repiquetearían 728.000 millones.

Decenas de millones de personas fallecen al año por SIDA, tuberculosis, malaria y otras enfermedades. En 2006 se estimó que la cifra para lograr conseguir el objetivo del milenio en cuanto a la reducción de la mortalidad por estas y otras patologías, debería ser de 20.000 millones de dólares. Huelga decir que no se ha logrado reunir dicha suma. Si se tomara como referencia y se abonara hasta el año 2015, se necesitarían 200.000 millones de dólares (20.000 X 10 años). Aún existirían 528.000 millones para seguir cambiando el mundo.

10 millones de jóvenes mueren al año de neumonía, sarampión y tétanos, según Save The Children. El tratamiento por persona en cada una de estas tres enfermedades costaría 30 céntimos de euro, 15 y 40 respectivamente. Aplicar todos los tratamientos supondría un monto total de 10 millones de dólares. A dólar por niño. Calderilla. Vergonzoso.

A modo general, para avanzar en la consecución de los objetivos del milenio harían falta 150.000 millones de dólares anuales hasta 2010. En septiembre de 2008, en un encuentro celebrado por la ONU en Nueva York, los países desarrollados sólo lograron aportar 16.000 millones. Una broma de mal gusto si se compara con las ingentes cantidades aportadas para lubricar el sistema bancario mundial.

En la Cumbre del Milenio del 2000, se constituyeron una serie de metas a cumplir en el año 2015. Se denominaron objetivos del milenio y la mayoría se han relatado en este artículo.

Posiblemente serían accesibles e incluso se podría aspirar a mucho más, si se empleara de una forma más altruista el dinero público disponible para salvar a bancos corruptos. Probablemente seguiría sobrando dinero que se podría destinar a otros fines. Por ejemplo, para reducir el analfabetismo a la mitad, que según la UNESCO, afectaba a 700 millones de personas en 2005. Dicho objetivo se fijó en el Foro de Dakar y requeriría 26.000 millones de dólares.

 

No nos dejes caer en la tentación.

El 27 de octubre, rebelion.org publicaba un amplio artículo de Éric Toussaint, sobre las causas de la crisis alimentaria. El autor narraba como el banco belga KBC, inició una campaña publicitaria para animar a la ciudadanía a invertir en seis alimentos básicos. Sus anuncios proclamaban sin pudor alguno: “¡Sacad ventaja del alza de precios de los productos alimentarios!”. Según Toussaint, la publicidad presentaba como una “oportunidad” la “penuria de agua y de tierras agrícolas explotables”, que deriva en “una escasez y una consecuente alza de precios de los productos alimentarios básicos”.

Casual y paradójicamente, ese mismo día, los medios de comunicación informaban en sus páginas de economía que el gobierno belga había decidido inyectar 3.500 millones de euros al KBC. ¿Servirá el capital público para promover y agudizar el hambre a través de la especulación criminal de los terroristas de guante blanco? Y la gran duda que me acongoja tras escribir este artículo ¿Podrá pagar la comida el senegalés expulsado por vender DVD piratas?

 

(Versión del artículo con bibliografía en: http://www.elparquedelashamacas.org/html/biografia.html)

millonario

Anuncios

Hambre y Tercer Mundo.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Coral Bravo
  • CORAL BRAVO

    18/08/2008

 

He pasado unos días de mis vacaciones de este año –como buena parte de los españoles- descansando en un precioso hotel de una preciosa playa de una preciosa costa; todo perfecto hasta que una tarde vi, en los alrededores del hotel, un apartado donde dejaban los contenedores con la comida del hotel que tiraban todos los días; todos ellos rodeados de gatos; grandes, pequeños, y alguna madre seguida de su prole hambrienta; y todos ellos famélicos y maullando de inquietud al oler la sabrosa y abundantísima comida a la que era un imposible acceder. Pregunté a un empleado el porqué de no dar de comer a esos animalillos hambrientos simplemente dejando algún contenedor abierto, y me contestó que era una norma de la dirección, y que si alguien se atrevía a hacerlo corría el peligro de ser despedido.

<!–

Ante tal espectáculo me indigné seriamente, pero mi indignación creció cuando me enteré (porque seguí indagando) de que todos los días se tiraban, como inservibles, cantidades enormes de comida fresca y de buena calidad, porque todo se reponía a diario. También me enteré de que ni siquiera los empleados podían aprovechar nada de ella. Esta pauta no es exclusiva de este hotel concreto, suele ser una regla seguida por los reglamentos internos de casi todos los hoteles del mundo.

Símil

Esta anécdota (aparentemente, sólo aparentemente, insignificante) me llevó a reflexionar sobre algunos hechos que, aunque todos conocemos, no todos nos paramos a menudo a analizar. ¿Quizás este pequeño episodio se puede considerar un símil de lo que ocurre con el hambre en los países pobres?. ¿Cuántos hoteles, restaurantes, mercados existen en lo que llamamos el primer mundo?. ¿Cuántos miles, quizás millones, de toneladas de alimentos se vierten a los contenedores diariamente?. ¿Cuántos miles, quizás millones, de seres humanos no morirían de inanición o dejarían de sufrir los efectos nocivos de la malnutrición si pudieran acceder a los alimentos que los países ricos desaprovechan todos los días?. ¿Resultaría tan caro fletar varios aviones periódicamente que trasladaran esos alimentos a los países donde la gente se muere de hambre?…

¿Qué hacen con el dinero?

Porque…¿a dónde van a parar los miles de millones de euros que los Estados de los países ricos reparten anualmente a iglesias y organizaciones varias para fines sociales?, ¿qué hacen con el dinero subvencionado y con los donativos particulares que reciben muchas ONG,s que nos cuentan que lo dedican a ayudar al prójimo hambriento?, ¿a dónde va a parar el 0,7% que se lleva la Iglesia Católica en España del IRPF anual?, ¿será sólo una máscara engañosa el escaparate de ayuda humanitaria que muestran estas organizaciones?

Si de verdad se quisiera…

Es más que evidente que, si de verdad se quisiera, se acabaría con el hambre en lo que llamamos “el tercer mundo”. Quizás sea una verdad incuestionable, a la vista de la realidad, lo que muchos pensamos: existe una conspiración tácita entre los grandes lobbys multinacionales, iglesias y grupos de poder para que siempre exista una parte del planeta sometida y hambrienta, que suministra mano de obra gratis y que no obstaculiza la expoliación de sus riquezas naturales ni la explotación indiscriminada de los seres humanos?

Pregunta retóricas

De nuevo, tantas preguntas retóricas (cuya respuesta intuímos) quizás nos sirvan para la reflexión, y para exigir con firmeza a las instituciones soluciones efectivas e inminentes a un problema, a estas alturas intolerable, que debería avergonzarnos a los que creemos que todos los seres humanos, sin excepción, tenemos unos derechos naturales básicos que nada ni nadie deberían vulnerar.
Y me viene a la mente una frase, muy oportuna, de un buen amigo: mientras haya un solo ser humano que sufra o muera por hambre, o por no tener acceso a atención médica, debería considerarse delito la acumulación indiscriminada de riqueza. Totalmente de acuerdo.

Coral Bravo es Doctora en filología, máster en psicología, miembro de Europa Laica

Acuerdo de más de cien paises contra las bombas de racimo.

Más de un centenar de países logran un acuerdo histórico para prohibir las bombas de racimo

El texto consensuado refleja el compromiso de cada Estado firmante a no utilizar ni fabricar este tipo de armamento

  • Fecha de publicación: 29 de mayo de 2008

Acuerdo histórico para la prohibición de las bombas de racimo. Los 109 países participantes en la Conferencia Diplomática para la Adopción de una Convención sobre este armamento -España entre ellos-, que se celebra en Dublín, han consensuado el texto final del tratado, que recoge el compromiso de cada Estado signatario a “no utilizar jamás, bajo ninguna circunstancia, [bombas de racimo; [a no] elaborar, producir, adquirir de cualquier modo, acumular, almacenar o transferir a nadie, directa o indirectamente, armamento de racimo”.


– Imagen: Greenpeace

“Se trata de un documento histórico que significará un cambio real en las vidas de muchos afectados, y que evitará que haya más víctimas en el futuro. El Derecho Internacional Humanitario ha dado un gigantesco paso adelante”, aseguró Eugeni Barquero, de la Fundació per la Pau.

Los Estados firmantes se comprometen además a no “ayudar, promover o incitar a nadie a participar en cualquier actividad prohibida a un Estado parte en virtud de la presente Convención”. Cada uno deberá entregar un informe de situación al Secretario General de la ONU que detalle, entre otras cosas, el número de bombas de racimo que posee y sus características técnicas; los programas de reconversión o desmantelamiento de sus instalaciones y fábricas, y los progresos realizados en la destrucción. Este informe se deberá actualizar anualmente.

Los países firmantes estarán obligados a proporcionar asistencia médica, rehabilitación y apoyo psicológico a los afectados

Otro apartado importante es el de asistencia a las víctimas. En él se indica que los países firmantes estarán obligados a proporcionar asistencia médica, rehabilitación y apoyo psicológico a los afectados, y a tener en cuenta las consideraciones de sexo y edad.

El Reino Unido ha sido el primer país en anunciar de forma expresa su apoyo al acuerdo. El primer ministro británico, Gordon Brown, aseguró que su país eliminará su arsenal de bombas de racimo. “Hemos decido poner fuera de servicio todas nuestras bombas de racimo. Creo que es un gran paso para hacer del mundo un lugar más seguro”, señaló Brown desde su residencia oficial de Downing Street.

Norma internacional

En la conferencia de Dublín, sin embargo, no están presentes los grandes fabricantes y comerciantes de este tipo de armamento, como Estados Unidos, China, Rusia, Israel, India o Pakistán.

No obstante, el hecho de que al acuerdo se hayan sumado países productores como el Reino Unido, Alemania o Francia, “garantiza el apoyo político suficiente para que el tratado sea una norma internacional importante, y se ha logrado sin edulcorar su contenido. El tratado contra las minas antipersonales logró inicialmente sólo el apoyo de 46 países, y hoy son más de 160. Por eso creemos que este avance será decisivo”, afirmó Mabel González, de Greenpeace.

Maria Josep Parés, del Moviment per la Pau, destacó la contundencia del texto, que “permite asegurar que a partir de ahora estas armas quedan sometidas a una condena moral que hará mucho más difícil su uso”.

Por su parte, Jordi Calvo, de Justicia i Pau, mostró su satisfacción por que el Gobierno español se haya sumado al acuerdo, y le instó a poner en marcha cuanto antes las medidas necesarias para que sea efectivo.

Proceso de Oslo

El encuentro de Dublín, que termina mañana, debe culminar el llamado Proceso de Oslo, un compromiso inicial para acordar la prohibición de las bombas de racimo que quedó plasmado en la Declaración de Wellington, firmada el año pasado en Nueva Zelanda.

Se calcula que en la actualidad más de 30 países, entre ellos España, fabrican este tipo de armamento

En el llamado Proyecto de Convención sobre Municiones en Racimo se indica que el tratado para prohibir estas bombas “entrará en vigor el primer día del sexto mes a partir de la fecha de depósito del vigésimo instrumento de ratificación, de aceptación, de aprobación o de adhesión”. Es decir, seis meses después de que hayan dado su apoyo una veintena de países.

Se calcula que en la actualidad más de 30 países, entre ellos España, fabrican este tipo de armamento. En nuestro país se fabrican concretamente dos bombas (la BME-330 de Expal, y la MAT-120 de Instalaza), según Greenpeace.

El Banco Mundial destina 1.200 millones de dólares a combatir la crisis alimentaria

EFE. 29.05.2008 – 21:06h

Los voluntarios de la Cruz Roja Internacional, repartiendo comida entre la población en Kenia. BONIFACE MWANGI / EFE

  • El objetivo es contrarrestar la continua subida de los precios.
  • Los productos agrícolas costarán entre un 10 y un 50% más.
  • Un tercio de ese incremento será responsabilidad del tirón de la producción de biocombustibles.
  • Los precios seguirán elevados de forma duradera.

El Banco Mundial (BM) ha anunciado este jueves una nueva línea de financiación por 1.200 millones de dólares, incluidos 200 millones en donaciones, para aliviar el impacto de la subida de los precios de los alimentos en los países más pobres.

Robert Zoellick, el presidente del BM, ha señalado que el organismo prevé que su respaldo a las actividades agrícolas en todo el mundo aumente el próximo año hasta los 6.000 millones de dólares. 

El fin de la comida barata en un mundo en el que la mitad de la gente vive con dos dólares al día es motivo de gran preocupación

El anuncio se ha producido horas después de que la OCDE y la FAO alertaran del previsible aumento del número de personas que padecen hambre en el mundo a causa de los precios de los productos agrícolas, que aunque parece que han tocado techo, seguirán elevados de forma duradera.

“A corto plazo hay una necesidad urgente e inmediata de comida y asistencia humanitaria para evitar el hambre a los pobres”, subrayó el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, en París.

“El fin de la comida barata en un mundo en el que la mitad de la población vive con menos de dos dólares al día es motivo de gran preocupación”, señaló Gurría durante la presentación a la prensa del informe anual de Perspectivas Agrícolas para el periodo 2008-2017, preparado por cuarto año consecutivo con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El director general de la FAO, Jacques Diouf, hizo hincapié en que con esas perspectivas “en muchos países hay un gran problema para la seguridad alimentaria”, sobre todo porque los presupuestos de la ayuda humanitaria “se han reducido fuertemente” y “seguirán sometidos a fuertes presiones”.

El problema de los biocombustibles

De acuerdo con las proyecciones de las dos organizaciones, entre este año y 2017 los precios agrícolas serán entre un 10 y un 50% más elevados que los registrados en el decenio precedente, con un pico de un 80% por encima en el caso de los aceites vegetales.

Un tercio de ese incremento será responsabilidad del tirón de la producción de biocarburantes, a la que contribuyen los dispositivos de ayudas que reciben en los países ricos, subvenciones que fueron objeto de críticas por parte de Gurría y Diouf. Éste último comentó que con los biocombustibles, cuya producción va a duplicarse de aquí a 2017, “las presiones sobre la agricultura van a reforzarse”.

Artículos relacionados

 

Biodiesel y hambre: la crisis mundial de los alimentos en 20 claves.

EL MICROSCOPIO

La crisis mundial de alimentos, en 20 claves

MIGUEL MÁIQUEZ. 24.05.2008 – 05:14h

La creciente demanda de alimentos en la India es una de las causas de la crisis. (Gloria Nieto)

  • La escalada mundial en el precio de los productos básicos amenaza con crear 100 millones de pobres y conflictos en casi 40 países.
  • Éstas son las causas, las consecuencias y las posibles soluciones de uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el planeta a corto plazo.
  • Puedes leer aquí algunos detalles de la crisis alimentaria mundial.

1. ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

Un gran aumento en el comercio internacional de los precios de los productos alimentarios más básicos:

  • El trigo, el arroz y el maíz son casi el doble de caros que hace un año.
  • En algunos países también se han duplicado los precios de la leche y la carne.
  • En diciembre pasado se registró el alza de precios mensual más alta en casi 20 años.
  • En 2007 los cereales experimentaron un alza del 41%; los aceites vegetales, del 60%; los productos lácteos, del 83%.
  • Esta tendencia no se ha frenado, sino que se mantiene: entre marzo de 2008 y el mismo mes de 2007, el valor de venta del trigo (materia prima para el pan) se disparó un 130%.
  • Hasta 70 productos agrícolas diferentes han aumentado su precio en el mercado internacional en un 37% en el último año.
  • Se trata de una crisis de dimensiones globales.
  • Los datos son de la ONU, concretamente de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, la FAO (por sus siglas en inglés).

2. ¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CAUSAS?

No hay una causa concreta, sino muchas. La combinación de todas ellas es lo que ha dado lugar a la crisis. Las más importantes son:

  • El elevado precio del petróleo, que afecta a todas las fases de la cadena, desde la producción de fertilizantes hasta el combustible de los tractores. Esta misma semana, el precio del barril de crudo de la OPEP alcanzó una nueva marca histórica al venderse el jueves a 127,59 dólares, 3,14 dólares (un 2,4%) más que el anterior día de cotización.
  • Una demanda de grano mayor que nunca, debida, principalmente, a tres factores: 1. El crecimiento constante de la población mundial, que alcanzará los 9.000 millones de habitantes a mediados de siglo. 2. El aumento en el consumo de productos animales como carne y lácteos (los animales que nos comemos se alimentan de grano), tanto en el primer mundo como, especialmente, entre las clases emergentes de países superpoblados como China (600 millones de habitantes más de aquí a 2020) o Brasil. 3. La producción de etanol y biodiésel para vehículos a partir de cereales. Se dedican inmensas áreas de cultivo a producir este combustible en lugar de comida.
  • La pérdida, en estos últimos años, de cosechas enteras, especialmente de arroz (principal fuente de alimentación de casi la mitad de la población mundial), debido a fenómenos meteorológicos adversos. La gran demanda de este cereal supera la cantidad disponible, lo que provoca un aumento de precios.
  • Los países que poseen cantidades almacenadas de grano, ante el riesgo de quedar desabastecidos, han restringido su venta. Tampoco ayuda la política arancelaria de los miembros de la UE y de otros países desarrollados.

3. ¿A QUIÉN BENEFICIA EL BIODIÉSEL?

En todo el planeta hay unos 800 millones de automóviles, que son los primeros causantes del efecto invernadero. Los críticos del uso del biodiésel como combustible alternativo (sustituto de un petróleo cada vez más escaso) señalan que, puesto que la producción de grano en los países ricos no es suficiente para satisfacer la demanda, se recurre a plantar grandes extensiones de monocultivos en Asia, América Latina y África para producir combustible, con los costes que ello implica, tanto en términos sociales como en cantidad de comida. En Brasil, por ejemplo, la producción de etanol desde el azúcar de caña ha conllevado deforestación.

Los defensores del biodiésel, por su parte, argumentan que se trata de un paso necesario ante la crisis energética, y que supone una transición en el desarrollo tecnológico de fuentes de energía más limpias y menos problemáticas. En cualquier caso, la industria biotecnológica, conectada en muchos casos con la petrolera, y necesaria para la producción de este combustible, sería la principal beneficiaria.

 

4. ¿QUÉ OTROS FACTORES INFLUYEN EN LA CRISIS?

  • Condiciones climatológicas adversas y desastres naturales, atribuidos en parte al cambio climático: las sequías de años en algunos de los principales graneros del mundo, como Australia o Centroamérica, y en zonas con riesgo constante de hambruna (Sahel, Eritrea); el tsunami del Índico en 2004 (tres años de cosechas perdidas); las grandes inundaciones de 2007 en Asia y Suramérica; el avance de la desertificación en China y el África Subsahariana; el ciclón de este año en Birmania…
    El alto precio del petróleo afecta a toda la cadena, desde la producción de fertilizantes hasta el combustible de los tractores.
  • Guerras: El conflicto de Darfur , por ejemplo, ha hecho que se hunda la producción de maíz en la zona. El impacto de cinco años de guerra en Irak también ha sido importante, tanto en el mercado energético como en el alimentario.
  • Otros, como la especulación existente en el mercado de alimentos o la crisis económica que atraviesa EE UU. Numerosas organizaciones no gubernamentales han responsabilizado a las políticas del Banco Mundial por el desaliento de la producción agrícola en los países pobres. La crisis ha avivado el debate sobre la globalización.

5. ¿HAY COMIDA PARA TODOS?

El problema no es tanto la falta de alimentos en el mundo, como la imposibilidad de acceder a ellos. Desde los años 70 la producción de cereales se ha triplicado, mientras que la población mundial sólo se ha duplicado.

 

6. ¿HA OCURRIDO OTRAS VECES?

El mundo no vivía una crisis global de alimentos como ésta desde hace 30 años. El momento actual puede acabar con tres décadas de relativa estabilidad en los precios de los alimentos básicos, que, salvo alguna excepción, no experimentaban ni grandes subidas ni grandes descensos, lo que hacía innecesaria la acumulación de reservas.

 

7. ¿CUÁNDO SALTÓ LA ALARMA?

Pese a que los efectos se venían sintiendo ya desde hace meses, fue el pasado mes de abril cuando la ONU advirtió de que el aumento del precios de los alimentos va a crear 100 millones de pobres más y causará conflictos hasta en 37 países. Naciones Unidas llamó a la crisis el “tsunami silencioso”.

 

8. ¿HUBO ALGÚN AVISO ANTERIOR?

Sí. Un informe de la ONU de febrero de 2005, al que apenas se hizo caso, señalaba claramente que 47 países afrontaban una escasez de alimentos, 36 necesitaban ayuda inmediata y 11 tenían perspectivas desfavorables. Muchas de las causas principales eran las mismas que ahora: crisis energética, sequías, guerras, cambio climático.

La ONU ya advirtió en 2005 de que 47 países afrontaban una grave escasez de alimentos.

 

9. ¿QUIÉNES SON LAS PRINCIPALES VÍCTIMAS?

Los pobres. Especialmente, los que viven en las ciudades, y, concretamente, los habitantes de las grandes urbes de los países menos desarrollados, ya que son los que, con salarios muy bajos, se enfrentan a los precios más altos de los alimentos importados.

 

10. ¿QUIÉN SE ESTÁ BENEFICIANDO?

En primer lugar, las multinacionales que copan los diferentes eslabones de la cadena de producción, transformación y distribución de los alimentos, y, en general, los grandes granjeros y las compañías de los países ricos (o emergentes en el mercado internacional) y grandes productores. En concreto, los de Estados Unidos, Brasil, Argentina, Canadá y Australia. Algunos granjeros pobres de estos países también se están beneficiado de los precios altos.

 

11. ¿CÓMO SE ESTÁ PADECIENDO LA CRISIS EN LAS DISTINTAS ZONAS DEL MUNDO?

  • En México, el precio de las tortillas (tortitas de maíz, básicas en la dieta del país) se disparó a principios de 2007, con incrementos de hasta un 25%. Como consecuencia subieron también otros productos básicos como la leche, el azúcar o los huevos.
  • En Egipto los precios de los alimentos más básicos se han incrementado hasta un 50% en el último año. El Gobierno ha incluido a 10 millones de personas en su red de asistencia social.
  • En EE UU el mercado minorista llegó a imponer restricciones a las ventas de arroz ante la falta de cantidad suficiente. En muchas zonas del país, las lluvias han hecho peligrar cosechas enteras de maíz. Los granjeros se están planteando cambiar los cultivos por soja.
  • India ha restringido la exportación de casi todos los tipos de arroz que produce. Ante el temor de una escasez generalizada, ha eliminado asimismo las tasas que grababan la importación de productos como el aceite o el maíz.
  • El ciclón que devastó Birmania hace unas semanas disparó los precios de los alimentos básicos y del combustible en uno de los países más pobres y aislados del mundo. El precio del arroz llegó a duplicarse en algunos mercados de Rangún. En la zona afectada por el desastre se cultivan más de dos tercios de la producción total del cereal del país.
  • En Tailandia, los precios del arroz se han multiplicado por tres entre enero y abril. El país es el principal exportador del mundo de este cereal.
  • El precio del arroz ha subido en Vietnam un 20% desde principios de este año. Ello, unido a una fuerte inflación general, llevó al Gobierno a prohibir la salida de este cereal hasta el mes de junio. No obstante, Vietnam, uno de los mayores exportadores del grano, espera tener una cosecha récord en la región del Mekong.
  • En Australia, la sequía, que dura ya seis años, ha reducido las cosechas de arroz en un 98%.
  • Rusia llegó a congelar por ley los precios de la leche, los huevos, el aceite y el pan.
  • Afganistán pidió la inclusión de dos millones y medio de personas más en en el Programa de Alimentos de la ONU. Las cartillas de racionamiento volverán a verse en este país por primera vez en más de 20 años.
  • China ha limitado sus exportaciones y ha impuesto cuotas a la importación. Sufre una inflación del 18%.
  • En Bangladesh los salarios no han subido en los últimos 12 meses, periodo en el que se ha duplicado el precio del arroz.
  • En Filipinas, que en los últimos 20 años ha perdido el 50% de su tierra cultivada como consecuencia del desarrollo urbano, el Gobierno pidió a varias cadenas de comida rápida que ofrecieran raciones con la mitad de arroz.
  • En Nigeria se produce muy poco trigo, pero la población cada vez consume más pan debido, en parte, al impacto del marketing realizado por los exportadores estadounidenses. El consumo de pan per cápita triplicó en este país entre 1995 y 2005, desplazando otros alimentos tradicionales. En el último año, el precio del pan en Nigeria se ha incrementado en un 50%. La demanda de trigo también se ha incrementado notablemente en países como Túnez, Venezuela o India.
  • En Italia, el pasado mes de septiembre se llevó a cabo una huelga por parte de los consumidores, que dejaron de comprar pasta durante un día. El precio del grano disparó el de la harina, que en un solo año había subido un 11%. Como consecuencia, los espaguetis, por ejemplo, estaban un 27% más caros.
    En Nigeria se ha triplicado el consumo de pan entre 1995 y 2005, desplazando a otros alimentos tradicionales.

 

12. ¿QUÉ EFECTOS TIENE EN ESPAÑA?

Como en otros países de nuestro entorno europeo, el consumidor ha notado fuertes subidas en los precios de alimentos básicos procedentes de cereales, como el pan o la pasta. El año pasado, los productos indispensables en la cesta de la compra experimentaron subidas muy fuertes (el pan,un 6,1% interanual; la carne de ave, un 6%; la de vacuno, un 5,7%). El pasado mes de abril la carne de pollo reflejó una subida del 12,93% con respecto a abril de 2007, y los huevos, del 10,74%. La subida de precios se va trasladando al resto de la cadena, y podría provocar el cierre del 30% de las explotaciones ganaderas de todo el país, según las empresas del sector.

Por otra parte, la escalada de los precios de las materias primas agrícolas ha provocado que unas 30 plantas de producción de biodiésel y bioetanol, inauguradas en los últimos dos o tres años en España, estén prácticamente paralizadas en la actualidad.

 

13. ¿QUÉ REACCIONES HA PRODUCIDO LA CRISIS?

La escalada de precios ha dado lugar a protestas por parte de la población más afectada. En mayor o menor escala, se han producido disturbios violentos por todo el planeta:

  • Haití. A principios de abril, y durante una semana, miles de haitianos se manifestaron -a menudo violentamente y al grito de “¡tenemos hambre!”- para denunciar el brusco incremento de los precios de los alimentos en varias ciudades del país más pobre del hemisferio occidental. Las protestas se saldaron con al menos 5 muertos y 200 heridos.
  • México. Miles de personas tomaron las calles en enero de 2007 para protestar por el alza en los precios de las tradicionales tortillas.
  • Argentina. En marzo, granjeros que exigían la revocación de un nuevo impuesto sobre la soja bloquearon barcos con cargamentos de grano y anuncian nuevos cortes en las principales autopistas del país.
  • Egipto. Cientos de policías fueron sacados a las calles en el mes de abril para abortar una huelga de protesta por el encarecimiento de los alimentos básicos.
  • Somalia. A principios de mayo, dos personas murieron cuando la Policía disparó contra los manifestantes en la capital, Mogadiscio. Protestaban por la escasez y los altos precios de la comida.
  • Afganistán. Cerca de 400 manifestantes bloquearon una de las principales carreteras del país el pasado mes de abril como protesta a la decisión de Pakistán de no seguir exportando trigo. Días después, el Gobierno paquistaní anunció que exportará 50.000 toneladas de trigo a Afganistán para ayudar a combatir la escasez de grano que atraviesa el país vecino, y a pesar de que Pakistán también vive una crisis similar.
  • Mongolia. Más de 20.000 personas se manifestaron en abril en la capital, Ulán Bator, para protestar por la subida del precio de los alimentos.
  • También se han registrados disturbios provocados por la carestía de los alimentos en Camerún, Costa de Marfil, Mauritania, Etiopía, Senegal, Burkina Faso, Madagascar, Pakistán, Filipinas, Indonesia…

 

14. ¿QUÉ CONSECUENCIAS POLÍTICAS HAN TENIDO ESTAS PROTESTAS?

Los disturbios han causado una gran inestabilidad política en países cuya situación, en la mayoría de los casos, es ya muy inestable. El caso más extremo ha sido Haití, donde las revueltas acabaron forzando la destitución del primer ministro, Jacques Alexis, por parte del Senado del país.

 

15. ¿TENEMOS RESERVAS?

Sí, pero cada vez menos. El Programa Mundial de Alimentos ha advertido de que las reservas de alimentos en muchos países se encuentran al nivel más bajo de los últimos 30 años, y en algunos casos de los últimos 60 años, “en gran parte es porque se consume más de lo que se produce”. En febrero, esta agencia de la ONU se vio obligada a pedir 500 millones de dólares (317 millones de euros) de urgencia a la comunidad internacional ante el agujero que el alza de los precios ha dejado en su presupuesto.

    Las reservas mundiales de alimentos se encuentran en
    su nivel más bajo en 30 años.

 

16. ¿CUÁNTAS PERSONAS DEPENDEN DIRECTAMENTE DE LA ONU PARA COMER?

En 2008 el Programa Mundial de Alimentos tiene previsto alimentar a 73 millones de personas en todo el mundo (de ellas, tres millones en Darfur).

     

17. ¿CUÁLES SON LAS PERSPECTIVAS PARA EL FUTURO?

Las previsiones son poco optimistas. Según el Banco Mundial, la crisis no se va a resolver en unas semanas, ni siquiera en meses, sino que durará al menos siete años. Es decir, que estaremos padeciendo precios altos de alimentos al menos hasta 2015. Los nuevos hábitos alimenticios no van a cambiar de la noche a la mañana, China y la India van a seguir creciendo, el precio del petróleo sigue alto y tiene proyecciones de alza, los problemas climáticos van a seguir…
18. ¿HAY SOLUCIÓN?

Algunos gobiernos están enviando tropas para distribuir comida en barrios pobres, otros han ordenado un incremento de los salarios, otros han prohibido las exportaciones de grano… Pero las soluciones a la crisis ni cuentan con consenso ni son fáciles ni inmediatas. En cualquier caso, deberán adoptarse a escala global.

  • Granjas pequeñas. Algunos expertos recomiendan hacer grandes inversiones en granjas pequeñas, en lugar de dejarlas a merced del libre comercio. EE UU, sin embargo, apuesta más por sacar de sus tierras a los productores agrícolas menos efectivos, darles trabajo en las ciudades, y que con sus salarios compren comida barata, obtenida en campos cultivados más eficazmente.
  • Proteccionismo frente a más liberalización. Frente a la opción de combatir la crisis mediante un mayor crecimiento de las producciones agrícolas internas y más proteccionismo, la Organización Mundial del Comercio apuesta por liberalizar más aún los mercados mundiales, eliminando impuestos, trabas y aranceles.
  • Mejorar la productividad de las cosechas. Un granjero africano medio, por ejemplo, usa diez veces menos fertilizantes que uno occidental. Un granjero en la India produce el triple de comida que uno africano en la misma cantidad de tierra; uno chino, siete veces más. Esta mejora, no obstante, debe hacerse sin caer en un uso indiscriminado de pesticidas o en la destrucción de los modos de vida y de producción agrícola locales, en favor de formas de explotación de tipo occidental que acaben beneficiando tan sólo a algunas empresas (casi todos los cultivos transgénicos en el mundo están en manos de cinco empresas transnacionales; las mismas empresas controlan la venta de semillas y son las mayores productoras de agrotóxicos), en lugar de a los interesados. La apuesta por la modificación genética de las semillas y por los alimentos transgénicos como solución a la crisis es polémica. Conlleva graves riesgos ecológicos, plantea problemas éticos y puede dejar el control de la producción en manos de una élite.
  • Paralizar o establecer una moratoria en la producción de biocombustibles.
  • Mejorar los mecanismos de distribución de la ayuda. El proceso burocrático que conlleva reduce en muchos casos su eficacia. Centrar la ayuda en proyectos locales a medio y largo plazo y no exclusivamente, salvo en casos de emergencia, en dinero o toneladas de comida.
  • Poner freno a los especuladores. Limitar, por ejemplo, el número de contratos que pueden realizar.

19. ¿QUÉ SE ESTÁ HACIENDO YA PARA COMBATIR LA CRISIS?

     
  • La primera decisión de la ONU fue hacer un llamamiento, en particular a las naciones industrializadas, para que aporten con urgencia al Programa Mundial de Alimentos la suma de 500 millones de dólares para equilibrar su presupuesto ante los nuevos precios internacionales de los productos básicos alimentarios.
  • El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, creará un equipo de trabajo para combatir la crisis. Estará compuesto por los directores de todos los organismos de Naciones Unidas relacionados, así como por representantes del Banco Mundial.
  • La UE ha propuesto recortes en las ayudas agrícolas directas para dedicar ese dinero a políticas de desarrollo rural (en España, de los 897.170 productores que reciben ayudas solamente un 23% se vería afectado). Además, apuesta por una mayor vigilancia a los supermercados o ayuda agrícola a los países más necesitados.
  • EE UU ha ofrecido una ayuda directa de 700 millones de dólares. El Programa Mundial de Alimentos anunció un plan de 50.000 toneladas de comida para hacer frente a la escasez de alimentos y a la pobreza en Haití.

20. ¿QUÉ PODEMOS HACER NOSOTROS?

  • Reducir el consumo de carne. Una gran parte del problema se encuentra en que, por ejemplo, los brasileños comen ahora el doble de carne que hace 20 años. En China, cuatro veces más.
  • Tirar menos comida a la basura. Hacerlo no ayudará de forma directa a alimentar bocas en otra parte del mundo, pero supone un cambio en la conciencia sobre los hábitos alimenticios y un ahorro de dinero que puede emplearse en ayudar a solucionar el problema.
  • Donar dinero. Hacerlo a organizaciones que apuesten por un desarrollo sostenible.
     

Artículos relacionados

 

La globalización de la hambruna y el final de los “Objetivos del Milenio”.

 

La globalización de la hambruna y el final de los “Objetivos del Milenio”
26-04-2008
 
Se hizo público un informe del IAASTD, donde gobiernos y científicos del mundo aseguran que la actual y dramática escasez de alimentos conllevará a disturbios y guerras, y enfatiza la enorme importancia de la agricultura en pequeña escala como la única solución viable a la crisis. Es la primera vez que un reporte proveniente de organismos asociados con la ONU cuestiona a la famosa revolución verde.
 

Fuente: Ecoportal

Por Mirian Miranda 

El pasado 15 de abril concluyó en Johannesburgo, Sudáfrica, una reunión de gobiernos y científicos del mundo donde se hizo publico un informe del IAASTD (Panel de Evaluación Internacional del los Conocimientos, la Ciencia y la Tecnología en el desarrollo Agrícola) el cual señala la importancia de una radical y diferente forma de producción agrícola (1).

El director del ASTIAD, Robert Watson señaló que “el negocio como de costumbre, no es una opción” (Business as usual is not an option) (2), criticando fuertemente la visión mercantilista con que muchos gobiernos vienen confrontando la crisis alimentaría que se cierne sobre el planeta. El informe hace señalamientos como la actual y dramática escasez de alimentos conllevará a disturbios y guerras. Además es enfático en señalar la enorme importancia de la agricultura en pequeña escala, es la única solución viable a la crisis. Es la primera vez que un reporte proveniente de organismos asociados con la ONU cuestiona a la famosa revolución verde – basada en el uso intensivo de pesticidas y fertilizantes – y los organismos genéticamente modificados.

El informe fue aprobado por 55 países y por supuesto como es usual, los Estados Unidos, Canadá y Australia demostraron sus reservas sobre el informe, al mismo tiempo que algunos países de la OCDE rechazaron la posición asumida por la IAASTD sobre el grave problema de los subsidios agrícolas que aplican los países industrializados en perjuicio de las economías mas pobres.

En el último año se ha dado un incremento del 130% en el precio del trigo, 85 % en la soya y un 35% en el maíz. Las protestas se han dado a lo largo del planeta, en especial en Haití, Egipto, Costa marfil, Camerún (40 muertos), Mauritania, Mozambique, Senegal, Uzbekistan y Yemen.

Parece ser que el proceso de segmentación social promovido por el Banco Mundial y el FMI ha llegado a su límite. La formula de un primer mundo para la capa jerárquica y abandono subsahariano para el resto, ha perdido vigencia, y la bomba de tiempo se encuentra a punto de explotar. La formula gringa de “Business as usual” aplicada a la agricultura ha creado un infierno donde el hambre es el pan de cada día.

El encuentro fue auspiciado por Naciones Unidas y el Banco Mundial, es interesante ver al Banco preocupado por el incremento de los costos de los alimentos y la hambruna que se está presentando. Según la ecofeminista Vandana Shiva (3) el BM y el FMI son los culpables de la destrucción de los sistemas de agricultura tradicionales de los países pobres del planeta, los que fueron forzados a abandonar la producción de granos básicos, para depender de las exportaciones de flores y verduras “exóticas” (cash crops) y agrocombustibles hacia los mercados de los países industrializados.

Es de esperar que el cambio climático incrementará la crisis alimentaria. Mientras la hoja de ruta de kioto2 permanece en discusión y los países industrializados en ves de refrenar el uso indiscriminado de combustibles, incrementan la utilización de los denominados agrocombustibles, prosigue la vergonzosa aniquilación del planeta, sometido a un exceso incontrolable de utilización de energías no limpias.

Cuando Rober Watson, nos repite “más de lo mismo”, nos hace pensar como Monsanto persiste en comprar ministros y conciencias, para continuar en la desaforada y esquizofrénica meta de apoderarse de la cadena alimenticia. Los cuestionamientos planteados por el informe de la IAASTD, nos alerta ante la inminente catástrofe que los políticos y empresarios han diseñado en un mundo donde se antepone la ganancia al bien común.

Naciones Unidas ha venido vaticinando el fin de la pobreza en el marco de sus objetivos del milenio, ahora más que nunca ha quedado al descubierto la fragilidad del elefante rosado que con tanta pompa estuvieron promocionado; sin haber cuestionado en ningún momento las estructuras del sistema y la visión mercantilista que ha intensificado los abismos económicos. Como lo señaló Evo Morales ante el Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas de la ONU (21 de abril); en su discurso fue enfático en recalcar la necesidad de rescindir del modelo capitalista para poder salvar el planeta.

El retorno a una agricultura holística, basada en técnicas tradicionales y dirigida al consumo local, son los principios básicos que recomienda la IAASTD; en contraposición al modelo de agricultura colonialista que nos ha sido impuesto durante los últimos siglos. Falta ver si los gobiernos locales son capaces de detener la catástrofe diseñado por los “amos” del norte, y los organismos financieros logran reflexionar sobre el rol que han jugado y la responsabilidad moral como autores intelectuales de las hambrunas y erosión ambiental que estamos viviendo. www.ecoportal.net

La Ceiba 22 de abril de 2008

Referencias:

(1) Portal del IAASTIAD, donde se encuentra el informe. http://www.agassessment.org/

(2) Video del IAASTIAD http://www.youtube.com/watch?v=4OR1j94I9rA

(3) Video entrevista de Al Jazeera a Vandana Shivahttp://www.youtube.com/watch?v=6KfvYjZ5fyw&feature=related

 

El abismo entre el Primer y el Tercer Mundo, en pocas palabras.

El abismo entre el Primer y el Tercer Mundo, en pocas palabras

JOSÉ CERVERA. 19.04.2008 – 11:26h

  • Gapminder muestra en gráficos las diferencias de desarrollo.
  • Se puede observar desde la evolución del sida hasta la mortalidad infantil.
  • La ONU utiliza los datos y Google ha comprado el programa de gráficos con el que se visualizan.
  • Consulta las anteriores entregas de esta serie.

Cuando uno se arrima por primera vez al borde del Gran Cañón del Colorado o de las Cataratas de Iguazú, se decepciona: el paisaje parece un telón plano de teatro malo, un decorado sin profundidad ni dramatismo. Hasta que de repente y con cierto esfuerzo el cerebro se reajusta, casi con un sonoro ‘clic’, y el vértigo invade al viandante: de repente la inmensidad tiene sentido.

Como los paisajes, hay fenómenos de una magnitud tal que resultan, literalmente, incomprensibles; ideas tan grandes que la mente se niega a abarcarlas, tan fuera de la experiencia cotidiana que el intelecto no puede procesarlas para entender.

Los cambios demográficos que han ocurrido durante el siglo XX entran en esta categoría de fenómenos de difícil comprensión. Y para resolver este problema nació Gapminder, un arma intelectual contra el hambre, la pobreza y la desigualdad. Ante todo, un arma que mata mitos.

Unos círculos coloreados proporcionales a la población de cada país muestran la posición en cada momento de acuerdo con las variables elegidas.
Gapminder fue creada por Hans Rosling, profesor de Salud Internacional del Instituto Karolinska sueco, en 2005, junto a su hijo y su nuera, y tiene estructura de fundación sin ánimo de lucro.

Nació con la explícita intención de hacer conscientes a los habitantes del Primer Mundo, nosotros, de las desigualdades con el Tercer Mundo; de ahí su nombre de Gapminder (del inglés gap, hueco, y mind, alertar; también un juego de palabras con el famoso dicho del metro de Londres, ‘Mind the Gap‘, cuidado con el hueco).

Gapminder desarrolló el programa Trendalyzer, en el que se basan las gráficas animadas de su página web. La función de este sistema de visualización de datos es dejar claras las realidades sociales del planeta en que vivimos, porque el primer paso hacia la cura de una enfermedad es su diagnóstico correcto. Y tenemos demasiadas ideas erróneas sobre lo que aflige a la Tierra como para poder ponernos a curarla.

Las cosas han cambiado sobremanera en el último siglo. Las ideas preconcebidas sobre lo que es el Tercer Mundo y en qué se diferencia del Primero son hoy radicalmente falsas, debido a los tremendos cambios económicos y demográficos que se han producido, en especial los últimos 50 años.

Las cosas ya no son como eran en los años 50 del pasado siglo, y si no sabemos cómo son ahora es difícil cambiarlas para bien. Gapminder intenta resolver el problema con un excelente y sencillo sistema de visualización dinámica de datos; se trata de unas gráficas bidimensionales que permiten seleccionar diferentes parámetros y compararlos, a lo largo del tiempo y entre países.

Unos círculos coloreados proporcionales a la población de cada país muestran la posición en cada momento de acuerdo con las variables elegidas, y el conjunto se va moviendo por la gráfica con el paso de los años. Juega con el sistema; es mucho más difícil explicarlo que entenderlo y utilizarlo.

Gapminder World Chart es un gran póster que sintetiza el meollo de la cuestión con sólo tres datos (población, mortalidad infantil e ingresos per cápita) de 215 países y áreas.
La verdadera potencia de Gapminder, sin embargo, es su base de datos, que ha conseguido reunir 16 diferentes parámetros relacionados con la calidad de vida para más de 150 países a lo largo de más de 50 años. Gapminder World Chart, un gran póster que sintetiza el meollo de la cuestión, sólo usa tres datos (población, mortalidad infantil e ingresos per cápita), pero los muestra de 215 áreas (192 países y 51 ‘otros’).

Aunque parezca sencillo, reunir este tipo de bases de datos es una hazaña, porque se trata de cifras contrastadas, con garantías y (lo más difícil), comparables a lo largo de países y años. Muchos provienen de informes de la ONU, otros de otros organismos internacionales de seriedad comparable, y todos son fiables y serios. El panorama que ofrecen es de fiar.

Lo cual no quiere decir que sea agradable. Algunas conclusiones básicas repelen instintivamente al habitante medio informado del Primer Mundo. Las condiciones de vida, medidas en términos de media de hijos por mujer frente a esperanza media de vida, han sufrido una espectacular mejora en la inmensa mayoría del llamado Tercer Mundo en el último medio siglo, lo cual es especialmente llamativo cuando se ve que esta tendencia está abanderada por China y la India, los dos países más poblados del planeta.

Sólo un puñado de países africanos se han quedado descolgados en esta ‘primermundialización’ global, que ha afectado a una importante parte del total de los humanos. Cómo son los países más pobres del mundo, y cuáles son, puede ser una sorpresa.

Gapminder está lleno de historia. En ciertas gráficas puede literalmente contemplarse el impacto brutal de la epidemia del SIDA en el África subsahariana, contemplando cómo a partir de mediados de los años 80 la esperanza de vida se desploma casi en vertical, pasando en menos de un lustro en algunos casos de casi 60 años a menos de 30: toda una catástrofe demográfica.

También es posible ver los genocidios camboyano o ruandés en gráficas que resumen en un simple abarcable punto móvil innumerables tragedias personales; que permiten aproximarse a la magnitud inmensa de la historia como quien se asoma a un abismo.

Cómo son los países más pobres del mundo, y cuáles son, puede ser una sorpresa.
Explora Gapminder. Es un ejercicio interesante de conocimiento del medio que sorprenderá sobre todo a quienes mejor informados piensan que están; que agitará su conciencia y romperá sus prejuicios. La ONU cree en el proyecto, y con ayuda del programa ha publicado el informe Tendencias Humanas 2005 en varios idiomas (incluyendo el español) y en forma comprensible.

También Google cree en Gapminder, hasta tal punto que compró Trendalyzer en 2007, y ahora se encarga de su desarrollo. Esto quiere decir que habrá más; más visualizaciones, más datos, más iluminación. Si entiendes el inglés, no te pierdas las legendarias presentaciones del profesor Rosling en diversos foros, en especial el congreso TED; utilizando Gapminder y en alguna ocasión tragando espadas (especialidad que domina), Hans Rosling procede a dinamitar una por una todas las preconcepciones erróneas que podamos tener sobre el estado del planeta.

Ojalá que el mejor conocimiento de los precipicios que nos separan que proporciona Gapminder nos ayude a tender puentes y a reducir magnitudes. A veces un gráfico puede cambiar mundos.

(Publicado en 20minutos.es)