MAL COMIENZAS MARIANO PERO, POR NOSOTROS, NO TE PRIVES…NO PARES, SIGUE, SIGUE.

aznar-de-risas.jpg

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Carlos Carnicero
  • CARLOS CARNICERO

    18/01/2008

El Zumbido

Mucho más que 72 horas de crisis

Ha dicho Eduardo Zaplana que los ecos de la trifulca de Madrid que ha dejado a Alberto Ruiz Gallardón fuera de las listas de su partido van a durar cuarenta y ocho o setenta y dos horas. Se equivoca: ese es el plazo de los fuegos de artificio, pero la huella que ha dejado todo este asunto será indeleble hasta que el PP realice una catarsis profunda y una renovación de dirigentes y procedimientos.

Han quedado en evidencia demasiadas cosas en esta crisis de Madrid. En primer lugar, una auténtica crisis de liderazgo de Mariano Rajoy, que ni siquiera ha sabido manejar los tiempos y los modos para ejercer un poder omnímodo, que es el que se practica en su partido. Si él reconoce tener todo el poder para elaborar las listas en un universo donde los órganos de dirección del partido no cuentan nada, ¿por qué ni siquiera puede hacerlo sin dar pie a que le realicen chantajes y le echen pulsos?

En segundo lugar, la actitud de Esperanza Aguirre y de Alberto Ruiz Gallardón demuestra un narcisismo y una ambición difícil de digerir. El alcalde de Madrid y la presidenta de la Comunidad no se conforman con el puesto que han conseguido en las urnas hace poco más de seis meses. Manifiestan públicamente que no les preocupa hacer frente a sus importantes compromisos ante los ciudadanos y quieren volar más alto, acechando en el mejor lugar la previsible caída de Mariano Rajoy, que con su actitud manifiestan esperar.

Todo el mundo ha quedado mal en esta tragedia en la que las simpatías caen del lado de quien más ha perdido. Pero Ruiz Gallardón tampoco es un santo en esta telenovela porque su ambición es la sucesión y no el servicio de los ciudadanos. Su derrota es porque no está conforme con ser alcalde de los madrileños y no ha podido confirmar las aspiraciones a liderar el partido.

Muy mal comienzo de campaña electoral para Mariano Rajoy en donde las protestas desde dentro de su partido le auguran mucho más que cuarenta y ocho o setenta y dos horas en las que muchos le van a seguir pidiendo explicaciones sobre su patética ausencia de liderazgo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s