Se triplica la oferta de viviendas en alquiler.

Redacción fotocasa.es , 11/12/2008, 10:55 h

 

                                                          

 

                                                        

El mercado de alquiler ha experimentado un notable aumento a lo largo de 2008 y se prevé que su crecimiento continúe en 2009. Granada, Almería, Ciudad Real, Huelva, Jaén y Sevilla destacan como las provincias donde más aumenta el alquiler. Así se desprende del análisis realizado por www.fotocasa.es partir de la oferta de vivienda en alquiler anunciada durante el año 2008.

 

                                                          

 

                                                        

Según el estudio, la oferta de viviendas en régimen de alquiler anunciada en este portal inmobiliario ha crecido un 180% desde enero, lo que sitúa actualmente en 61.000 inmuebles.

Una de las causas que explicaría este crecimiento de la oferta, tal y como afirma Mónica Espina, directora de fotocasa.es, es que “en muchos casos anunciantes que tenían su piso en venta lo han puesto también en alquiler como una forma de dar otro tipo de salida a su necesidad”.

En cuanto a la demanda, el número de búsquedas de viviendas en alquiler en fotocasa.es también se ha incrementado de forma evidente. Los datos de este estudio indican que se han duplicado. Además, el porcentaje de usuarios del portal que optan por buscar viviendas en alquiler alcanza ya el 30% del total, frente al 70% que buscan inmuebles de compra.

El alquiler más caro de España

La vivienda en alquiler más cara de España de todas las anunciadas en fotocasa.es se encuentra en Madrid, en concreto en Puerta de Hierro, y sus propietarios la alquilan por una renta mensual de 20.000 euros. Se trata de un chalet de 1.100 m2, que consta de 10 habitaciones y 7 baños. Todo construido en un terreno de más de 4.400 m2 en el que es posible disfrutar de un jardín en dos alturas, piscina y bodega.

  

 

  “Las dificultades económicas actuales han introducido nuevos perfiles de personas en el mercado de alquiler”

En Cataluña, encontramos el alquiler más caro en la localidad de Gavà con una renta mensual de 15.000 euros. Se trata de una casa con vistas privilegiadas al mar desde cualquier estancia y de construcción moderna. Construida en una superficie de 600m2 con 6 habitaciones y 6 baños, con gimnasio, ascensor, un precioso jardín y piscina. 

Por su parte, en la Comunidad Valenciana, la vivienda de alquiler más cara está situada en Puçol con una renta de 5.500 euros al mes. Un chalet independiente de 340m2 de vivienda y más de 220m2 de porches. Cuenta con acabados de lujo en mármol, 4 chimeneas, una amplia bodega y piscina privada.

Provincias donde más aumenta la oferta de alquiler en 2008 

En lo que se refiere a la evolución de la oferta de viviendas en alquiler por provincias en el último año en fotocasa.es, destacan Granada, Almería, Ciudad Real, Huelva, Jaén y Sevilla como las zonas en las que más ha aumentado el número de viviendas en este régimen. Por otro lado, las provincias en las que menos ha crecido la oferta de alquiler durante 2008 son Cantabria, Málaga y Las Palmas de Gran Canaria.

En las provincias con más alquiler tradicionalmente, como pueden ser Madrid, Barcelona y Valencia, se han registrado aumentos del 150%, 136% y 218%, respectivamente.


Más personas y con nuevos perfiles buscan alquiler

La realidad hipotecaria y las dificultades económicas provocadas por la crisis financiera, ha introducido nuevos perfiles de personas en el mercado de alquiler. Según el análisis realizado por fotocasa.es, las personas que tradicionalmente buscaban alquiler se encontraban en una franja de edad de entre 20 a 30 años.

Ahora, con la nueva situación del mercado de la vivienda, ésta se ha ampliado hasta los 40 años, “probablemente debido a las dificultades de financiación con las que se encuentran muchos compradores”, tal y como afirma la directora de fotocasa.es.

 

Anuncios

Alquiler con opción a compra, una nueva oportunidad de ser propietario

 

Redacción fotocasa.es , 16/05/08, 09:30 h

En pleno reajuste del mercado inmobiliario, la posibilidad de alquilar una vivienda con opción a compra se perfila como nueva forma de adquirir un inmueble. Y es que el descenso de demanda ha hecho que los promotores vean en esta fórmula la posibilidad de movilizar el stock de viviendas disponibles.

Pero esta opción no sólo beneficia a promotores y vendedores. Las personas que por diferentes motivos no pueden acceder a una vivienda, ya sea por su elevado coste, por falta de liquidez para hacer frente a la entrada o porque les ha sido negado el acceso a la financiación necesaria por parte de las entidades bancarias, pueden encontrar en esta opción una salida a su situación.

 

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

 

El alquiler con opción a compra, conocido dentro del argot inmobiliario como financiación mixta, no es más que un contrato de alquiler en el que tanto inquilino como propietario pactan por adelantado la posibilidad de venta del inmueble a medio o largo plazo. Es decir, el inquilino pagará una cuota de alquiler al entrar a vivir a la vivienda, pero podrá decidir comprarlo al acabar el tiempo pactado.

 

Además, el inquilino recuperará el dinero invertido mientras vivió en régimen de alquiler en el momento que decida materializar la compra de la vivienda, ya que ésta cantidad se le descontará del precio final del inmueble. De esta forma las promotoras permiten a sus clientes acceder a una vivienda por un alquiler, que eso sí, suele ser algo más elevado que lo que predomina en el mercado, reservándose la posibilidad de comprarlo en el plazo de dos a cinco años.

 

Normalmente es en este contrato inicial donde se especifica tanto el plazo en el que el inquilino podrá acceder a la compra del inmueble, como su precio final. Cabe destacar que esta fórmula permite al inquilino desestimar la adquisición de la vivienda una vez cumplido el plazo marcado para el régimen de alquiler. Si bien en este caso perderá todo el dinero invertido en el alquiler.

 

Ventajas y desventajas de la financiación mixta

 

Como todas las opciones el alquiler con opción a compra tiene sus ventajas y desventajas tanto para dueños, como para inquilinos. Veamos alguno de ellos:

 

VENTAJAS

PARA EL DUEÑO

PARA EL INQUILINO

  • El inquilino suele entregar un dinero por adelantado que se utiliza como crédito para el pago inicial de la propiedad.
  • El desembolso inicial es menor a la paga y señal de una vivienda.
  • Cobrarás un renta que está por encima del precio de mercado
  • Te da tiempo a adquirir crédito, antes de hacer el financiamiento para la compra.
  • Tendrás “asegurada” la venta de la vivienda y en caso de no materializarse te pertenecerá todo el dinero pagado para la opción.
  • Puedes bloquear el precio de la propiedad a partir del momento que comienza el contrato de arrendamiento. 
  • Conservas los beneficios de impuestos de la propiedad durante el período de renta y no tienes que pagar impuestos sobre el dinero de la opción hasta que se acredita formalmente a la propiedad.
  • No estás tirando a la basura el dinero de la renta, sino que estás viendo crecer poco a poco la equidad de la propiedad que vas a adquirir.   
  • Los inquilinos con este tipo de régimen suelen cuidar e invertir más dinero en el mantenimiento de la vivienda.
  • Te permite vivir en la propiedad antes de adquirirla para ver si se adapta a tus necesidades. 

 

DESVENTAJAS

PARA EL DUEÑO

PARA EL INQUILINO

  • Si al final decides no vender la vivienda, debes devolverle al inquilino el dinero que pagó por la opción.
  • Te arriesgas a una subida en la tasas de intereses, que pueda afectar tu capacidad de compra al cumplirse el término del alquiler.
  • No recibes una gran cantidad de dinero en el momento en que te desprendes del uso de la vivienda, sino que el pago se hace gradualmente.
  • Puedes perder todo el dinero que has dado por adelantado si no ejecutas la opción.

 

El Gobierno también se apunta a esta fórmula

 

El éxito de este régimen de financiación ha traspasado también la frontera de la vivienda de Protección oficial. Y es que el Gobierno, incluyó en la última reforma del Plan de Vivienda 2005-2008 (enero de 2008) la categoría de viviendas de VPO con financiación mixta. Una medida que ya existía en las Comunidades de Madrid, Andalucía, Cataluña o Valencia.  

 

De esta manera tras la reforma el Ministerio de Vivienda da la posibilidad a los inquilinos que disfruten de este régimen de alquiler protegido de ejercer la opción de compra transcurridos 10 años desde la construcción de la vivienda. Además en esta modalidad, tendrán preferencia para adquirir las viviendas los inquilinos que hayan permanecido al menos cinco años en régimen de arrendamiento en dichas viviendas. 

 

Tendrán derecho a este suscribir esta fórmula de financiación, entre otros casos: 

 

  • Las personas que pertenecen a sectores con menos recursos.
  • Las personas que no pueden acceder a un crédito hipotecario.
  • Quienes no puedan pagar la entrada de un piso.
  • Aquellos que no puedan hacer frente a las cuotas por la subida de los tipos de interés.
  • La personas en paro o sin trabajo indefinido.

 

La AHE pide a Vivienda un esfuerzo “excepcional” para fomentar el alquiler.

Fregorio Mayayo, Presidente de la AHE

Redacción fotocasa.es , 06/05/08, 10:51 h

El presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Gregorio Mayayo, solicitó esta semana a la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, que incluya entre sus retos al frente de la cartera hacer “un esfuerzo excepcional para desarrollar un mercado de alquiler estable”.

Y es que para Mayayo gran parte del incremento de los precios de la vivienda se debe a que “no hay un mercado de alquiler en España”. Según explicó, los países en el que el mercado de alquiler es inferior al 25% “la rigidez de los precios de compra es enorme”. 

 

En este sentido, Mayayo apuntó que en España quien quiere establecerse por su cuenta “tiene que comprar una vivienda, porque no hay casi oferta de alquiler”. 

 

“La ampliación de las hipotecas ayudará a salvar baches”

 

Respecto a la medida aprobada por el Gobierno que permite ampliar el plazo de la hipoteca sin coste, Mayayo dijo que puede ayudar a “salvar baches”, pero al final “produce mayor coste financiero que si se mantiene en un plazo más corto”, aunque reconoció que el importe a pagar mensualmente desciende. 

 

Mayayo indicó que el banco se puede negar a ampliar el plazo de la hipoteca, porque esta iniciativa “cambia la calidad del riesgo de la operación y estas operaciones están refinanciadas en base a emisiones de títulos”. 

 

Por ello, “la entidad tendrá que hacer una revisión nueva” de las condiciones del cliente y ver si es posible, desde el punto de vista del riesgo, “aceptar o no la operaciones”. “En términos generales se aceptará, siempre que no haya detrás ninguna otra inscripción de deuda y que el plazo de la hipoteca inicial no sea superior a 30 o 40 años”, explicó.