Los bancos reconocen que han cerrado el grifo a empresas y familias

cajafuerte1

. S. GONZÁLEZ / L. DONCEL – Madrid – 06/12/2008

Los bancos han cerrado la mano. El crédito fácil es cosa de otros tiempos. Lo reconocen ellos mismos. Una encuesta realizada por el Banco de España a una decena de entidades financieras españolas revela que han reducido la concesión de créditos a empresas y familias durante el tercer trimestre y seguirán haciéndolo en los últimos meses del año.

La noticia en otros webs

Han aumentado las peticiones para refinanciar la deuda de las compañías

El índice de referencia de las hipotecas caerá con fuerza en diciembre

Los bancos y cajas consultadas reconocen, además, que han endurecido las condiciones para conceder préstamos y que la situación empeorará durante el último trimestre del año “cuando las dificultades de financiación sean ligeramente superiores a los ya de por sí elevados registros del tercer trimestre”. La encuesta refleja que entre julio y septiembre la oferta y la demanda de crédito se contrajo tanto en empresas como en familias, ya sea para compra de vivienda o para financiar el consumo. “Las tensiones de los mercados financieros han tenido un efecto negativo sobre la disposición de las entidades españolas a conceder nuevos préstamos”, según asegura el regulador español en su informe. Los bancos que participaron en la encuesta admiten que el descenso de los nuevos préstamos es más acusado en los hogares que en las empresas.

El Banco de España advierte de que la consulta fue realizada antes de que la crisis financiera arreciase con mayor virulencia sobre los mercados mundiales. La encuesta considera tanto las condiciones de la oferta de crédito por parte de los bancos como la demanda por parte de empresas y familias.

Las entidades consultadas esperan “un endurecimiento de la oferta del crédito para el último trimestre del año”. Reconocen que los hogares continuarán reduciendo la solicitud de crédito. La conclusión: los bancos cierran el grifo pero las familias piden cada vez menos préstamos.

Según el Banco de España, la demanda de financiación por parte de las empresas se redujo en el tercer trimestre. La caída fue mayor en los préstamos a largo plazo que en los de corto vencimiento. Las entidades cerraron el grifo en mayor proporción a las grandes empresas. El supervisor español detecta un “repunte importante de las peticiones” de refinanciación de la deuda de las empresas, más notable en España que en el resto de la Unión Europea.

Los bancos consultados admiten en el informe una caída en la oferta de préstamos a los hogares para la adquisición de vivienda. Pero también un descenso “significativo” en las peticiones de financiación por parte de las familias. Esta situación se produce, según los bancos, por “el deterioro de las expectativas de las entidades financieras y de los compradores con respecto al mercado residencial”.

“Las entidades esperan un agravamiento de las condiciones de financiación para el último trimestre”, reza el documento del Banco de España. Esto implica “un endurecimiento de los criterios de aprobación, del margen de las nuevas operaciones, y sobre el coste de los fondos propios y la disponibilidad de las entidades a prestar”.

Fuentes de la Asociación Española de Banca (AEB) argumentan que el sector ha elevado el crédito cerca de un 10% interanual. Y confrontan el dato con la evolución de la economía, que cae un 0,2%. Además, añaden: “La demanda de crédito solvente se ha reducido. Afinamos las garantías de las carteras”, concluyen.

Por su parte, fuentes de las cajas de ahorros reconocen que se ha frenado el crédito. “El año pasado lo aumentamos más del 35%”. “Pero”, justifican, “este año con la crisis y las dificultades económicas lo hemos hecho un 7,7%”. Las mismas fuentes señalan que el crédito de las cajas de ahorros supera los 880.000 millones de euros, unos 65.000 millones más que hace un año. “Se han elevado los créditos al sector industrial (un 12,4%) y al de servicio (20,7%)”.

Fuentes del sector financiero reconocen que hay problemas en la financiación a corto plazo. “Pero los proyectos de inversión solventes no tienen ninguna dificultad de financiación”, precisan estas fuentes. Los datos del sector revelan una caída de la financiación para comprar una vivienda: el crédito a las familias para este fin ha caído un 0,5%.

Al cierre del grifo del crédito se une el ensanchamiento de los márgenes, dado que los bancos no están repercutiendo del todo la bajada de tipos oficiales, ni entre sí ni a sus clientes. Así, el Euríbor va a su ritmo. El índice que condiciona las hipotecas a tipo variable y buena parte de la financiación empresarial acumula ya 41 caídas consecutivas. Algo nunca visto antes. Del 5,5% al que estaba hace menos de dos meses ha pasado al 3,7% al que cerró ayer. Es la mayor caída que ha experimentado en sus 10 años de historia.

A pesar de este descalabro, los mercados financieros continúan inmersos en una anormalidad. Porque es excepcional la brecha que todavía existe entre el Euríbor al 3,7% y los tipos de interés, en el 2,5% desde el pasado jueves. Y es que la bajada de 0,75 decidida por Jean-Claude Trichet, la mayor adoptada nunca por el Banco Central Europeo, no ha provocado una caída excepcional del Euríbor. Sino simplemente un descenso más que se añade a los de los últimos dos meses.

Lo que es casi seguro es que la media mensual del Euríbor, la que afecta a las hipotecas, volverá a caer con fuerza en diciembre. El mes pasado cerró a 4,35%. Y, si no sucede ningún cataclismo, este mes quedará por debajo de su nivel actual, en el 3,7%.

Anuncios

El Gobierno podrá obligar a bancos y cajas a dar crédito a partir de diciembre

Vivienda anima a los ciudadanos a comprar pisos ante la “llamativa” moderación del Euribor

  • Fecha de publicación: 11 de noviembre de 2008

Cuando se realicen las dos subastas de compra de títulos hipotecarios a las entidades financieras por parte del Fondo de Adquisición de Activos -una el próximo 20 de noviembre y la otra el 11 de diciembre-, el Gobierno estará en condiciones de obligar a bancos y cajas a dar crédito. El Ejecutivo “podrá exigir a la banca que haga su trabajo y facilite el crédito a las pequeñas y medianas empresas y a las familias”, afirmó ayer la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor.

Durante una entrevista en un programa de televisión, Corredor explicó que el objetivo que persigue el Gobierno con estas subastas para la inyección de liquidez en el mercado es que se transmita el crédito a las empresas y a los ciudadanos.

Como en otras ocasiones, la ministra volvió a insistir en que estamos en un momento “bueno” para comprar una vivienda. “Estamos en una situación de serenidad y oferta incomparable respecto a los últimos años”, apuntó. Además, destacó la “llamativa” moderación del Euribor y la próxima perspectiva de reducción, ya que el Banco Central Europeo (BCE) “va a seguir bajando el tipo de interés”.

El Banco Central Europeo (BCE) “va a seguir bajando el tipo de interés”

Beatriz Corredor también hizo referencia al descenso de los precios de las casas. En este sentido, señaló que las estadísticas apuntan a un descenso global del 15% en el último año, por lo que “los que quieran comprar, que pregunten porque existe una bajada de precio real”.

Cierre de inmobiliarias

Por otro lado, la titular de Vivienda reconoció que es previsible que suspendan pagos algunas promotoras creadas en los últimos años al calor del “boom” inmobiliario y que ahora se encuentran con dificultades. De todos modos, afirmó que el sector de la construcción “va a seguir generando empleo y favoreciendo el régimen económico del país”.

Según las estimaciones realizadas por la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios (APEI), siete de cada diez agencias inmobiliarias que operaban en España en el mes de enero de 2007 habrán cerrado sus puertas cuando finalice el presente ejercicio por el descenso de las ventas en el sector residencial. En cifras absolutas, de las 60.000 que operaban a finales de 2006, sólo unas 18.000 seguirán en pie en 2009.

Siete de cada diez agencias inmobiliarias habrán cerrado sus puertas cuando finalice el año

Óscar Martínez Solozábal, presidente de la APEI, señala que las inmobiliarias se han multiplicado en los últimos años entre un 30% y 40%. “Ahora estamos volviendo a las cifras de antes del ‘boom’, pero de una forma muy brusca”, afirma.

Además de la subida de los tipos de interés o la restricción del crédito, la APEI ve otros factores que han contribuido a la caída de las ventas de casas, como la marcha de los inmigrantes por la falta de trabajo.

En cambio, se ha producido un incremento entre el 15% y el 20% del alquiler de viviendas, aunque todavía sigue habiendo más demanda que oferta. APEI considera necesario fomentar el alquiler a través de una mayor protección jurídica a los arrendadores y la construcción de más pisos destinados a renta. Esta fórmula, asegura, permitiría que el precio del alquiler acabara bajando y con él también el de la vivienda en venta.