El Gobierno abre el plazo para la compra pública de suelo.

Redacción fotocasa.es , 28/10/2008, 9:50 h

 Beatriz Corredor, Ministra de Vivienda

Desde el día 28 de octubre está abierto el plazo para que los promotores puedan acudir a la oferta pública de compra de suelo, a la que el Gobierno destinará inicialmente 300 millones de euros.

 

El plazo de presentación de solicitudes estará abierto hasta el 29 de diciembre, fecha a partir del cual, la entidad estatal Sepes las evaluará durante un periodo de cuatro meses antes de tomar una decisión de compra. Una vez pasado el primer trámite, la oferta tendrá una vigencia de cuatro años.

 

Corredor señaló que el Gobierno invertirá inicialmente 300 millones de euros, a los que se sumarán otros 130 millones en la urbanización. Esta financiación generará una inversión de 2.400 millones de euros, con un efecto económico de hasta 2.780 millones de euros y permitirá la construcción de entre 15.000 y 20.000 viviendas de protección oficial.

 

Según las bases técnicas de oferta aprobadas por Sepes, las parcelas ofrecidas deberán tener una superficie que permita la construcción de al menos 300 viviendas, con la excepción de Ceuta y Melilla, donde el mínimo será de 150 viviendas. La oferta se destina a municipios de más de 20.000 habitantes, dando prioridad a las propuestas que consoliden zonas urbanas, por lo que se atenderá preferentemente ofertas próximas a núcleos urbanos, zonas degradadas o que unan dos desarrollos. 

 

Corredor también anunció la ampliación a 3.618,3 euros brutos del límite de renta mensual con el que las familias pueden acceder a la compra de una vivienda protegida de precio concertado. Esta medida, que estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2009 y forma parte del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2009-2012, pretende hacer frente al stock de inmuebles sin vender generado por el estancamiento del mercado residencial.

 

Anuncios

Alquiler con opción a compra, una nueva oportunidad de ser propietario

 

Redacción fotocasa.es , 16/05/08, 09:30 h

En pleno reajuste del mercado inmobiliario, la posibilidad de alquilar una vivienda con opción a compra se perfila como nueva forma de adquirir un inmueble. Y es que el descenso de demanda ha hecho que los promotores vean en esta fórmula la posibilidad de movilizar el stock de viviendas disponibles.

Pero esta opción no sólo beneficia a promotores y vendedores. Las personas que por diferentes motivos no pueden acceder a una vivienda, ya sea por su elevado coste, por falta de liquidez para hacer frente a la entrada o porque les ha sido negado el acceso a la financiación necesaria por parte de las entidades bancarias, pueden encontrar en esta opción una salida a su situación.

 

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

 

El alquiler con opción a compra, conocido dentro del argot inmobiliario como financiación mixta, no es más que un contrato de alquiler en el que tanto inquilino como propietario pactan por adelantado la posibilidad de venta del inmueble a medio o largo plazo. Es decir, el inquilino pagará una cuota de alquiler al entrar a vivir a la vivienda, pero podrá decidir comprarlo al acabar el tiempo pactado.

 

Además, el inquilino recuperará el dinero invertido mientras vivió en régimen de alquiler en el momento que decida materializar la compra de la vivienda, ya que ésta cantidad se le descontará del precio final del inmueble. De esta forma las promotoras permiten a sus clientes acceder a una vivienda por un alquiler, que eso sí, suele ser algo más elevado que lo que predomina en el mercado, reservándose la posibilidad de comprarlo en el plazo de dos a cinco años.

 

Normalmente es en este contrato inicial donde se especifica tanto el plazo en el que el inquilino podrá acceder a la compra del inmueble, como su precio final. Cabe destacar que esta fórmula permite al inquilino desestimar la adquisición de la vivienda una vez cumplido el plazo marcado para el régimen de alquiler. Si bien en este caso perderá todo el dinero invertido en el alquiler.

 

Ventajas y desventajas de la financiación mixta

 

Como todas las opciones el alquiler con opción a compra tiene sus ventajas y desventajas tanto para dueños, como para inquilinos. Veamos alguno de ellos:

 

VENTAJAS

PARA EL DUEÑO

PARA EL INQUILINO

  • El inquilino suele entregar un dinero por adelantado que se utiliza como crédito para el pago inicial de la propiedad.
  • El desembolso inicial es menor a la paga y señal de una vivienda.
  • Cobrarás un renta que está por encima del precio de mercado
  • Te da tiempo a adquirir crédito, antes de hacer el financiamiento para la compra.
  • Tendrás “asegurada” la venta de la vivienda y en caso de no materializarse te pertenecerá todo el dinero pagado para la opción.
  • Puedes bloquear el precio de la propiedad a partir del momento que comienza el contrato de arrendamiento. 
  • Conservas los beneficios de impuestos de la propiedad durante el período de renta y no tienes que pagar impuestos sobre el dinero de la opción hasta que se acredita formalmente a la propiedad.
  • No estás tirando a la basura el dinero de la renta, sino que estás viendo crecer poco a poco la equidad de la propiedad que vas a adquirir.   
  • Los inquilinos con este tipo de régimen suelen cuidar e invertir más dinero en el mantenimiento de la vivienda.
  • Te permite vivir en la propiedad antes de adquirirla para ver si se adapta a tus necesidades. 

 

DESVENTAJAS

PARA EL DUEÑO

PARA EL INQUILINO

  • Si al final decides no vender la vivienda, debes devolverle al inquilino el dinero que pagó por la opción.
  • Te arriesgas a una subida en la tasas de intereses, que pueda afectar tu capacidad de compra al cumplirse el término del alquiler.
  • No recibes una gran cantidad de dinero en el momento en que te desprendes del uso de la vivienda, sino que el pago se hace gradualmente.
  • Puedes perder todo el dinero que has dado por adelantado si no ejecutas la opción.

 

El Gobierno también se apunta a esta fórmula

 

El éxito de este régimen de financiación ha traspasado también la frontera de la vivienda de Protección oficial. Y es que el Gobierno, incluyó en la última reforma del Plan de Vivienda 2005-2008 (enero de 2008) la categoría de viviendas de VPO con financiación mixta. Una medida que ya existía en las Comunidades de Madrid, Andalucía, Cataluña o Valencia.  

 

De esta manera tras la reforma el Ministerio de Vivienda da la posibilidad a los inquilinos que disfruten de este régimen de alquiler protegido de ejercer la opción de compra transcurridos 10 años desde la construcción de la vivienda. Además en esta modalidad, tendrán preferencia para adquirir las viviendas los inquilinos que hayan permanecido al menos cinco años en régimen de arrendamiento en dichas viviendas. 

 

Tendrán derecho a este suscribir esta fórmula de financiación, entre otros casos: 

 

  • Las personas que pertenecen a sectores con menos recursos.
  • Las personas que no pueden acceder a un crédito hipotecario.
  • Quienes no puedan pagar la entrada de un piso.
  • Aquellos que no puedan hacer frente a las cuotas por la subida de los tipos de interés.
  • La personas en paro o sin trabajo indefinido.

 

Vivienda. ¿prefieres comprar o alquilar?.

Conoce los ‘pros y contras’ de comprar y alquilar

Redacción fotocasa.es , 25/04/08, 10:55 h

El acceso a la vivienda es una de las necesidades básicas de la sociedad actual. De media se destina más de un tercio del salario para pagarla. Por ello, a la hora de adquirir un inmueble muchos se enfrentan a un gran dilema: decidirse por comprar o alquilar.

Históricamente en España, la fórmula de compra ha tenido mejor acogida que el alquiler. De hecho, en nuestro país sólo se arrienda el 13% de los pisos habitados. Una media muy inferior a la que se da en otros países de la Comunidad Europea, como Francia o Alemania, donde casi la mitad de las familias optan por el alquiler.

 

Pero esta situación podría estar cambiando. En los últimos meses y dada la situación de desaceleración que vive el mercado inmobiliario en nuestro país, cada vez son más las personas que se inclinan por alquilar. Prueba de ello es que en fotocasa.es las búsquedas de inmuebles de este tipo aumentaron un 6% en el primer trimestre del año.

 

Un aumento que podría estar directamente relacionado con las últimas acciones impulsadas por el Gobierno de Zapatero, quien a través de medidas como la renta de Emancipación básica o las nuevas reformas fiscales, pretende equiparar en posibilidades ambas fórmulas de acceso a la vivienda.

 

De hecho, el comportamiento de los precios, uno de los indicadores básicos de la situación del mercado, ya muestra cierto cambio de tendencia. Y es que mientras el precio de la vivienda descendió en el último año un 3,1% (dato extraído del Índice Inmobiliario fotocasa.es), el del alquiler aumentó su tasa interanual en un 4,5%, según datos del mes de marzo del Instituto Nacional de Estadística.

 

Cómo resolver el dilema

 

Y entonces, ¿qué es mejor comprar o alquilar? Como todo cada opción tiene sus ‘pros y contras’. Éstas son algunas de las cosas a tener en cuenta antes de decidir qué opción escoger:

 

ALQUILAR

Ventajas

Desventajas

  • Supone un desembolso inicial menor
  • La vivienda alquilada no se revaloriza
  • Se puede aspirar a una vivienda con mejores prestaciones
  • Inseguridad en cuanto a la permanencia y duración del contrato.
  • Más sencillo. Las gestiones son mínimas
  • Se deben acatar las normas del casero
  • Generalmente los desperfectos corren a cargo del propietario y no del inquilino
  • Necesitas el consentimiento del propietario para hacer obras.
  • Si te equivocas al elegir vivienda el cambio es menos traumático
  • Si abandonas la vivienda antes de tiempo te penalizan

 

 

COMPRAR

Ventajas

Desventajas

  • Mayor estabilidad y tranquilidad.
  • Fuerte desembolso inicial al que deben sumarse además los impuestos.
  • Total libertad en cuestión de obras y reformas.
  • Al comprar normalmente se deben llevar a cabo obras que corren por tu cuenta.
  • La vivienda se revaloriza con el paso del tiempo.
  • Tienes que hacer frente a lo gastos de mantenimiento y seguridad del piso.
  • Mayores ventajas fiscales.
  • Son necesarias muchas gestiones.
  • Puede convertirse en una fuente de ingresos si la alquilas o la vendes de nuevo.
  • Debes asumir los gastos de la Comunidad de vecinos y las derramas para reforma.

 

¿Y tú qué prefieres?

 

Con todo, la decisión final siempre estará marcada por la situación e intereses de cada persona. Por ello, fotocasa.es, con la colaboración de Reinas.tv ha querido salir a la calle para preguntar cuál es la opción por la que se decanta más la gente en la actualidad. Los resultados pueden verse en el siguiente vídeo: