La derecha política y económica, de nuevo en el monte.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • CARLOS CARNICERO

    27/07/2009

El Zumbido

Que el presidente de los empresarios, Gerardo Díaz Ferrán, afirme en una entrevista en El País “que ojala se le pase pronto el berrinche al presidente” indica varias cosas de la personalidad de quien fue propietario de Aerolíneas Argentinas, en donde dejó plantada la sospecha de una descapitalización que está siendo investigada por las autoridades argentinas. Entonces, el Gobierno de España, a través de la embajada, se dejó la piel en defenderle, incluso lo que podría considerarse indefendible. Quizá para que no le diera un berrinche al presidente de la CEOE. Hablar en esos términos del presidente del Gobierno indica un talante y una forma de entender la democracia.

 la “reforma laboral” como condición y motivo de la ruptura de las negociaciones, el presidente de la CEOE pretende que han sido los sindicatos y el Gobierno de forma concertada quienes han dinamitado la negociación.

Hay que tener un plan en la cabeza para ponerse enfrente de los sindicatos y del Boletín Oficial del Estado, sobre todo cuando quien gobierna ha hecho enormes esfuerzos para que el crédito llegue a las empresas con la obstrucción de algunos bancos que inexplicablemente no dan salida a las partidas del ICO y a las medidas para garantizar la fluidez del dinero.

Si lo ocurrido obedece a un plan concertado entre el PP y la CEOE habrán cometido ambos un error estratégico de muy cortas miras. Si la obsesión de ambos es que la derecha recupere el Gobierno de España, se les va a ver el plumero y promoverá una reacción distinta de la que pretenden, que sin duda es el desgaste del Gobierno aunque ello lleve consigo un empeoramiento de la situación económica.

La frase de Díaz Fernán, cuando pensaba que el micrófono estaba cerrado, afirmando por comparación con José Luis Rodríguez Zapatero que la que era “cojonuda” es Esperanza Aguirre” revela una posicionamiento político claro y explicaría por sí sólo lo que acaba de ocurrir.

Quizá Díaz Ferrán no se de cuenta de que puede ocurrir un hartazgo de la mayoría de los españoles al comprobar que todas las medidas de apoyo a la Banca, a las Cajas de Ahorro y a las PYMES y también a los grandes sectores industriales, tiene como respuesta la guerra declarada por la CEOE.

En esas condiciones, unidos el Gobierno y los sindicatos, la CEOE se sentirá arropada por el PP, pero el horizonte que tiene enfrente es el de la indignación de muchos ciudadanos por una actitud tan irresponsable del jefe de los grandes empresarios españoles que durante los últimos quince años no han parado de acumular beneficios sin tener un ápice de generosidad para acercar los salarios a las medias europeas excepto en los segmentos altos de los ejecutivos que no parecen dispuestos a negociar ni sus salarios ni las indemnizaciones por despido.

Carlos Carnicero es periodista y analista político

Anuncios

La Fiscalía investiga las protestas de los trabajadores sanitarios contra el consejero Güemes

POLÍTICA

Los sindicatos le acusan de criminalizar su actividad en lugar de solventar los conflictos laborales

 

V.V.

La Fiscalía de Madrid ha abierto una investigación para identificar a los posibles autores del altercado que protagonizó ayer el consejero de Sanidad madrileño, Juan José Güemes, durante su visita al hospital Clínico San Carlos. Güemes fue abucheado por quinta vez en once días por un centenar de trabajadores del centro. El choque entre el político y el personal sanitario acabó en un rifirrafe que se saldó con tres detenidos. Los sindicatos lamentan que se criminalice su acción en lugar de poner fin al conflicto laboral que vive la sanidad en la región.

<!–

Las últimas cinco visitas a hospitales del consejero madrileño de Sanidad han acabado de la misma manera: con abucheos y gritos contra la privatización del sistema sanitario por parte de trabajadores y sindicatos. La protesta de ayer durante la inauguración de la nueva sala de cardiología del hospital Clínico San Carlos llegó más lejos y acabó con la detención de tres de los manifestantes: un trabajador de mantenimiento, un celador y un delegado del sindicatos MATS (Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad).

Mera “oposición política”
La Fiscalía ha anunciado que abrirá diligencias para esclarecer los hechos que, según el consejero, responden a una mera “oposición política” al Ejecutivo de Aguirre. A su juicio, las constantes manifestaciones a favor de la sanidad pública en la región no responden a reivindicaciones laborales propias de los sindicatos, de quienes ya había asegurado que con sus sueldos podría construirse un nuevo hospital.

Represión “franquista”
Según el MATS, los detenidos fueron arrestados por la policía en medio de una “inusitada violencia” y después de haber sido “agredidos por antidisturbios”. El sindicato mostró su indignación por la “represión policial ejercida contra los trabajadores”, a la que tacharon de ser “propia de los tiempos del franquismo”.

“Campaña de provocación sistemática”
También CC.OO. y UGT criticaron el conflicto y aseguraron que “nunca se gestionaron tan mal las relaciones laborales en el sector sanitario como en esta legislatura”. A su juicio, Güemes “ha optado por la huída hacia delante” ante las protestas de los trabajadores y ha iniciado una “campaña de provocación sistemática a los trabajadores sanitarios y sus representantes sindicales” para generar “un conflicto de orden público que enmascare el conflicto laboral que es incapaz de abordar”.

Las causas del conflicto
Para estos sindicatos, no existen motivaciones políticas en las protestas como apunta el consejero, sino que “los causantes de los conflictos” son la apertura de nuevos hospitales “sin incremento de personal” modificando “las condiciones laborales de los trabajadores” y el “boicot que está practicando el señor Güemes a la negociación colectiva y el escaso respeto a los acuerdos vigentes”.

“Gravísima responsabilidad de los sindicatos”
El vicepresidente del Ejecutivo madrileño, Ignacio González, en cambio, culpó a los sindicatos de la tensa situación que vive la sanidad y aseguró que estas agrupaciones “tienen una gravísima responsabilidad en este punto”. A su juicio, las protestas en los hospitales no son comprensibles, porque el consistorio de Aguirre “lleva cinco años haciendo una apuesta decidida por la sanidad madrileña” y ha hecho “una inversión brutal para mejorar las infraestructuras.

JOSE Mª FIDALGO (CC OO): “ESTAMOS EN UNA CRISIS MORAL BASADA EN DOS MENTIRAS, EL LADRILLO Y LA USURA”.

viernes, 02 mayo 2008

EL LIDER SINDICALISTA, JOSÉ MARÍA FIDALGO (CCOO), DENUNCIA EL 1 DE MAYO QUE “ESTAMOS EN UNA CRISIS MORAL BASADA EN DOS MENTIRAS: EL LADRILLO Y LA USURA”

El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), José María Fidalgo, denunció ayer que la economía se encuentra en una “crisis de valores y moral”, que se ha basado “en dos mentiras”, por un lado la venta de viviendas a precios irreales, y, por otro, un crecimiento impulsado por el endeudamiento de las familias.

La explotación por la vivienda…En su mitin, durante la celebración del Día Internacional del Trabajo, Fidalgo afirmó que “mucha gente dice que estamos en crisis”, pero aseguró que se trata de una crisis “moral” basada en “vender un bien general, como la vivienda, a un precio que es el doble de su valor real”.

Con usura…“Un crecimiento que iba en paralelo con el endeudamiento de las familias”. “Es una crisis inmoral”, denunció ante cerca de 9.000 personas, según la Policía Nacional. “Los sindicatos y el Gobierno parece que estamos dispuestos a cambiar, a que cuando haya otra economía que tire, ésta sea distinta”, dijo.

Los parados no tienen color, ni patria. “Al Gobierno sólo le pedimos dos cosas. La primera es que mire a los de abajo, a los parados, que no tienen ni color ni patria, que tienen los mismos derechos sean inmigrantes o españoles”, afirmó Fidalgo. En este sentido, exigió al Ejecutivo “que mantenga los derechos sociales”. “Estoy seguro de que no los va a recortar, pero no sé sí estaría igual de seguro con otra gente en la Moncloa”, admitió Fidalgo, en referencia a la situación que habría con un Gobierno del Partido Popular.

Gravar a las empresas sin proyectos productivos. “La segunda cosa que le pedimos al Gobierno es que no perdone ningún euro de impuestos a ninguna empresa que no tenga un proyecto productivo”, continuó el líder sindical. “Que no se pasen de listos otra vez los del ladrillo”, gritó. Fidalgo, igual que Méndez, que le precedió en el turno de palabra en el escenario situado en la madrileña plaza del Sol, tuvo que alzar la voz para hacerse oir por encima de los gritos de protesta de otras organizaciones, como la del Colectivo de Jóvenes Comunistas (CJC). Asimismo, el líder sindical afirmó que el Primero de Mayo es la fiesta de la libertad, ya que “la libertad la trajimos todos los que vienen a la manifestación”, incluidos “los partidos de izquierda y nunca los que no han venido”.

Contra el terrorismo. El secretario general de CCOO también condenó los atentados de ETA y aseguró que “el sindicalismo de clases no es querido por los asesinos de ETA ni por quienes los amparan”. “No seremos tolerantes con los totalitaristas ni con los intolerantes”, afirmó.