Destapan presunto tráfico de influencias del yerno de Aznar en Almería.

NOTIC. ANDALUCÍA

Según los socialistas, Alejandro Agag ostenta la exclusiva de representación de los proyectos de Foster en España

Destapan presunto tráfico de influencias del yerno de Aznar en Almería

ELPLURAL/ANDALUCIA

José Antonio Amate, portavoz del grupo municipal socialista en Almería puede haber descubierto un supuesto escándalo de grandes dimensiones y que promete “traer cola”, dado el perfil de algunas de las personas supuestamente integradas en el “affaire”. Amate ha dado a conocer que el representante de Norman Foster, el arquitecto contratado a dedo para el diseño y dirección de obra del Palacio de Congresos de la ciudad, está representado en España por Alejandro Agag, yerno de José María Aznar. Según estas informaciones Agag ostenta la exclusiva de representación de los proyectos de Foster en España.

<!–

Para el portavoz socialista el “caso Foster” pasa ahora de contrato con irregularidades a la categoría de “tráfico de influencias”. Según el portavoz socialista, “fuentes madrileñas de toda solvencia”, le han informado que “el representante y comisionista de las obras que se contratan para el arquitecto en España, es el yerno de Aznar”. De confirmarse la la vinculación laboral del arquitecto británico con el Alejandro Agag, podría abrirse un proceso de investigación e información interna en el ayuntamiento almeriense de amplia trascendencia política.

Agag “se lleva la comisión”
Amate ha afirmado que los socialistas “estábamos extrañados de que hubiera tanta insistencia en que no se aceptaran informes independientes en esta contratación, hasta que hoy hemos conocido que el responsable y representante de Foster en España es el yerno de Aznar”. Estas circunstancias explicarían según el portavoz socialista, la negativa del Ayuntamiento de Almería a valorar otras opciones que no fuese la de Foster. En el grupo municipal sospechan que el alcalde, el popular Luis Rogelio Rodríguez Comendador “estaba presionado por el entorno de Aznar, porque es su yerno quien se lleva la comisión”.

Vía penal
Amate ha afirmado que “jamás se nos ha dado una explicación, ni por parte del alcalde ni del concejal que gestionó el asunto, Pablo Venzal, sólo se nos habló de prestigio”. El lunes pedirán explicaciones al alcalde, aunque ha adelantado que lo negará y que afirmará que no hay influencia externa”. De confirmarse oficialmente, “nos obligaría a abandonar la vía contencioso-administrativa en favor de la penal” para depurar posibles responsabilidad por un presunto delito de “prevaricación o tráfico de influencias”, sentencia Amate .

Hermana de Agag en Londres con Foster
Se da la circunstancia de que ya hay constancia documental de la relación laboral de una hermana de Agag con el estudio, para el que trabaja en la capital británica. Amate dice “haber disipado muchas dudas” con esta información “que me abre los ojos y explica porque el alcalde se aferra a unos informes técnicos municipales para justificar una resolución que pedimos se analice jurídicamente”. A juicio de Amate, “Agag ha influido en el Ayuntamiento para que se tome una decisión absolutamente ilegal”.

De Valencia a Almería pasando por Murcia
Alejandro Agag es conocido en la zona del Levante por sus negocios. En plena campaña electoral se dio a conocer por Francisco Camps el contrato por el que Valencia se hacía con una prueba del campeonato de F1, siempre y cuando, el PP triunfase en la comunidad. Entre otras obras relacionadas con el arquitecto británico y los gobiernos del PP estarían el contrato por el que Foster ha diseñado las marquesinas del transporte urbano en Murcia. Bajando la brisa de litoral mediterráneo la siguiente provincia es, casualmente, Almería.

Recurso al acuerdo del Ayuntamiento

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería presentó el día 6 un recurso contra el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento (PP) que adjudicaba a Norman Foster, el contrato de consultoría para Palacio de Congresos de Almería. Ya entonces, los socialistas no justificaban la utilización de procedimiento negociado, que tiene “carácter excepcional” y sólo procede cuando concurren las causas previstas a la ley, “debidamente justificadas”. Por ello el PSOE solicitó dejar sin efecto el acuerdo e iniciar uno nuevo más abierto. El tiempo, si estas acusaciones se certifican, les daría la razón en su oposición al contrato con Foster.

40 millones de euros

El futuro Palacio de Congresos de la capital está inicialmente presupuestado en unos 40 millones de euros, de los que la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte se comprometió a financiar ocho.

Anuncios