MÁS EL 60% DEL SUELO NO EDIFICADO EN ESPAÑA ESTÁ EN MANOS DE PARTICULARES.

carme-chacon.jpg

Más del 60% del suelo no edificado en España está en manos de particulares

20MINUTOS.ES. 28.11.2007 – 18:07h

  • Según el último Atlas Estadístico de las Áreas Urbanas de España.
  • Una superficie total de 29 millones de hectáreas.
  • El estudio también señala que el 80% de los españoles vive en ciudades.
  • En cuanto a las viviendas existentes en España, el informe destaca la elevada proporción de viviendas secundarias (16%) y vacías (14,8%).

Más de 29 millones de hectáreas, representativas del 61% del suelo no edificado español, tanto urbano como rural, está concentrado en manos de particulares.

Así lo indica el último Atlas Estadístico de las Áreas Urbanas de España, presentado en Madrid por la ministra de Vivienda, Carme Chacón, en el que también se indica que las personas físicas gestionan 193.077 hectáreas de suelo urbano no edificado, el 42,1% del total, porcentaje que asciende al 61% en el caso del rústico -47,4 millones de hectáreas-.

En Madrid, diez empresas poseen 23,6 millones de m² edificables

El estudio detalla que en 2006 la mayor concentración proporcional de la propiedad de suelo en manos de individuos se da en el noroeste peninsular, de forma que personas físicas del área urbana de Vigo-Pontevedra poseen un 60% del suelo urbano, mientras que en el área central de Asturias tienen un 80% del rústico.

Asimismo, destaca que en las zonas urbanas de Madrid, donde las administraciones públicas son titulares de la mayoría de la superficie edificable, diez empresas acumulan 23 millones de m² y uno de ellos es titular de 166 parcelas de suelo urbano que ocupan casi 6 millones de m².

Nos gusta la ciudad

Durante el acto, la ministra también señaló que cuatro de cada cinco españoles viven en ciudades, y sin embargo sólo son urbanos 1.054 municipios -una octava parte del total-, que ocupan una superficie de unos 100.000 kilómetros cuadrados y sobre los que se levantan más de 16 millones de viviendas.

Un millar de municipios concentran casi toda la población española

El 13% de los municipios españoles ocupa el 20% de la superficie total del país y concentra a más del 80% de la población y del parque de viviendas principales.

En cuanto a las viviendas existentes en España en 2001, el informe destaca la elevada proporción de viviendas secundarias (16%) y vacías (14,8%) sobre el conjunto de inmuebles familiares.

Artículos relacionados

Anuncios

CONSTRUCCIÓN: EL BATACAZO EMPEZÓ EN LA COSTA.

20070416elpval_1.jpg

El batacazo empezó en la costa

La costa española fue la primera en sufrir los daños. Las ventas están de capa caída desde hace tres años, pero las cosas se han puesto más difíciles y en 2007 las ventas han caído entre el 30% y el 40%. La oferta supera dos veces la demanda y los precios se desaceleran.

SANDRA LÓPEZ LETÓN – Madrid – 23/11/2007

 Todo empezó en la costa española. La vivienda vacacional de playa ha sido la primera en darse de bruces contra el parón inmobiliario. No este año. “El declive empezó hace tres años”, señala Carlos Smerdou, consejero delegado de Foro Consultores. Pero este escenario “se intensificó a partir del mes de agosto”, puntualiza Miguel Pinto, director de la División de Investigación de Grupo i.

La noticia en otros webs

La situación en la costa española se ha ido poniendo difícil a lo largo de 2007, tanto que las ventas han caído entre un 30% y un 40% con respecto al año anterior, según Smerdou. El litoral está salpicado de miles de promociones en marcha que no han vendido ni una sola vivienda en lo que llevamos de año y hay algunas zonas donde ni siquiera hay visitas, como Castellón o Marbella, según algunos promotores.

Éstos ahora se enfrentan a una demanda inactiva y, lo que es peor, a un inversor que trata de deshacerse casi a “cualquier precio” de las viviendas compradas tiempo atrás. En la vivienda de costa ha habido siempre mucha inversión especulativa, entre un 20% y un 25% del total, indica Pinto.

El inversor, que ahora está compitiendo con el promotor, está bajando los precios, entre un 10% y un 20%, dependiendo de la oferta de la zona, señala el representante de Grupo i. Muchos son británicos, que buscan nuevos destinos con mayores rentabilidades, como Marruecos o Turquía. Por eso, la costa se mide ahora en función de la sobreoferta. “Actualmente, la oferta supera en dos veces la demanda, que este año no alcanzará las 90.000 viviendas”, añade. No hay que olvidar que el 54% de la nueva construcción se concentra en zonas de costa, algo que confiere al sector un carácter desequilibrado, según BBVA. Aunque, Grupo i avisa: “Si no se compra suelo ahora, en el plazo de dos años la oferta se habrá absorbido, habrá demanda y no habrá nuevos proyectos”.

El problema es que el promotor no lo tiene fácil. Los bancos han cerrado el grifo de la financiación para este tipo de proyectos. Su viabilidad está en tela de juicio.

El mercado ha caído en todas las costas, aunque hay promotores que lo niegan. “Nuestras ventas no han bajado, ni en el caso de clientes españoles ni en el de extranjeros. Lo que ocurre es que tenemos que hacer un mayor esfuerzo de comunicación”, dice José Luis Hernández, presidente de Polaris World, la empresa con más viviendas vacacionales en Murcia.

Las playas peor paradas han sido las de la Costa del Sol oriental, con ritmos de venta inferiores al 2% mensual. En el lado opuesto están Girona, Cádiz, Huelva, y Baleares, con un ritmo de ventas próximo al 5% mensual. En el litoral valenciano los ritmos de venta han pasado del 5,8% al mes al 4,2%, o lo que es lo mismo de 17 meses a casi 24. Se trata de destinos muy densificados de la Costa Blanca y del Azahar, con una gran oferta que genera menor poder vendedor. Murcia se ha convertido en un mercado muy castigado, con algún interrogante sobre la viabilidad de su modelo (resorts de golf).

En la Costa del Sol la oferta de vivienda turística se ha frenado y ha habido un retroceso en los precios. Marbella, Mijas y Estepona son las zonas en las que más se está notando el cambio de tendencia, según Aguirre Newman. La costa norte parecía que se iba a librar de la crisis inmobiliaria, pero no ha sido así, porque son mercados que sufrenmás el recorte en las ventas que destinos turísticos más asentados, explica Pinto. La desaceleración se ha notado más en las plazas clásicas y menos en costas emergentes como la lucense. En Asturias, los incrementos de precios han sido bajos, un 2%, pero han sufrido más en la disminución de ventas.

Precios a la baja

Ante esta situación el sector ha empezado a aflojar, aunque no del todo. El precio medio de un piso nuevo en la playa es de 243.132 euros, 443.551 si se trata de una vivienda unifamiliar. La buena noticia es que a lo largo de este año negociar con el promotor el precio de venta ha sido más fácil que nunca. “Los promotores bajan los precios de forma encubierta, mediante regalos o facilidades, como plaza de garaje gratis. O descuentos, que van del 5% al 10%. Si bajas los precios directamente la gente se espera y no compra”, señala Smerdou. Si en 2006 los precios de la vivienda vacacional en costa subieron un 7,5%, para este año se espera que se mantengan alrededor del 3%, calculan en Grupo i. Y con bajadas en algunos litorales.

Algunos promotores han visto las orejas al lobo y no quieren arriesgar. “Cada vez es más frecuente que, una vez edificada, la promoción la coloquen a los fondos de inversión, que suelen destinarlo a alquileres de tiempo compartido”, señala Grupo i. Otra salida es la de vender el terreno con proyecto incluido, “algo que está ocurriendo en toda la costa”, dicen los expertos, sobre todo en el caso de las pequeñas y medianas promotoras. Son éstas las grandes perjudicadas del batacazo de la segunda residencia en la costa. “Las promotoras locales están cerrando porque el mercado ya no justifica su presencia”, indica Pinto. En las grandes hay más cautela.

Sin embargo, las perspectivas ante el año que viene parecen ser mejores. De momento, la inversión extranjera en inmuebles ha crecido un 19,2% hasta mayo. Y los promotores empiezan a comprender que España ya no es un mercado competitivo con respecto a los precios y que deben aportar al cliente un valor añadido que justifique la compra.

El demandante ya no compra si no se tienen en cuenta sus preferencias, sólo entonces el promotor debe elaborar el proyecto y elegir la ubicación, señala Grupo i. Esto es lo que explica que un promotor haya vendido en una feria en Málaga 12 casas en un fin de semana.

Bajo lupa el urbanismo salvaje

El urbanismo salvaje que ha padecido la costa española durante años también parece haber tocado techo. El Gobierno pretende rescatar concesiones y aplicar expropiaciones y derribos a lo largo de mil kilómetros del Mediterráneo para garantizar el acceso del uso público del litoral. Así lo establece la Estrategia para la Sostenibilidad de la Costa, que tardará años en aplicarse.

En todas las costas suenan ecos de derribos. En Benidorm, el Ministerio de Medio Ambiente trata de expropiar una parcela donde se levantan dos torres en primera línea de la playa. En el litoral malagueño, el Gobierno prevé demoler cinco urbanizaciones y un hotel en la Costa del Sol. Ahora cientos de propietarios están a la espera de saber qué pasará con sus viviendas.

LLANERA: COMIENZAN LOS DESPIDOS DE LOS TRABAJADORES.

Juez acepta acuerdo Llanera Construcciones para la extinción de 156 empleos

15:37 – 16/11/2007

llanera1.jpg

Valencia, 16 nov (EFECOM).-

El titular del Juzgado de lo Mercantil 2 de Valencia, Fernando Presencia, ha aceptado el acuerdo alcanzado entre los administradores concursales y los representantes de los trabajadores de la empresa Llanera Construcciones, Obras y Proyectos SL para la extinción de 156 empleos.

El acuerdo alcanzado, el único aportado por las tres empresas que han presentado expedientes de regulación de empleo (ERE), recoge indemnizaciones de 25 días por año trabajado y un máximo de doce mensualidades, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (Tsjcv).

El pasado 8 de noviembre tres de las seis empresas del grupo Llanera que se encuentran inmersas en concurso de acreedores presentaron solicitud de expediente de regulación de empleo, que plantea la extinción del 72% de los 328 contratos vigentes.

El auto dictado hoy por el juez acepta el acuerdo alcanzado el día 7 y que afecta a 156 de un total de 175 trabajadores, cuyos contratos podrán extinguirse con efectos inmediatos.

Llanera Construcciones, Obras y Proyectos SL es la empresa del grupo que mayor número de trabajadores tiene en plantilla en estos momentos y, tras el ERE, sólo permanecerán en ella 19.

Según el Tsjcv, el magistrado autoriza a la empresa a comenzar a extinguir los contratos de los trabajadores desde hoy mismo con la obligación de adjuntar el auto judicial a la carta de despido.

Contra el acuerdo cabe recurso de suplicación, así como del resto de recursos previstos en la Ley de Procedimiento Laboral, que se tramitarán y resolverán ante los órganos jurisdiccionales del orden social, sin que ninguno de ellos afecte a la tramitación del concurso.

El plazo para el ejercicio de las acciones que los trabajadores puedan ejercer contra este auto empezará a contarse desde la comunicación del despido.

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia tiene pendiente de resolver el ERE de Llanera Urbanismo Inmobiliaria SLU, que propone extinguir 46 de los 74 contratos indefinidos que tiene en estos momentos, por lo que su plantilla quedaría reducida a 28 trabajadores.

Por su parte, Llanera SL se quedaría con 45 trabajadores, al extinguir 34 de los 79 contratos vigentes.

En estos dos últimos casos, el juzgado tiene que abrir el período de consultas a las partes (administración concursal y representantes de los trabajadores) para que intenten llegar a un acuerdo y, cuando se alcance, debe ser informado por la autoridad laboral antes de que resuelva el magistrado. EFECOM

im/jma

meneame.gifdigg1.gifdelicious1.gifenviar.gifimprimir.gif

MARBELLA, PUNTO Y SEGUIDO. MAS MATERIAL PARA LA OPERACIÓN MALAYA.

Creen que hay material suficiente para una tercera fase del caso Malaya

AGENCIAS. 05.11.2007

668078.jpg

Ampliar foto

Julián Muñoz ex alcalde de Marbella, en una imagen de archivo.

  • El parlamentario Antonio Romero afirma que hay información nueva.
  • Pide que se investigue el patrimonio que dejó Jesús Gil a su familia.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MARBELLA.

El parlamentario andaluz por IU Antonio Romero ha asegurado hoy que a la operación “Malaya” le podría suceder un saga que incluso podría llegar a un tercer sumario ya que con las investigaciones que se están llevando a cabo hay mucha información nueva.

Romero se ha mostrado convencido de que habrá un caso Malaya II y un Malaya III y ha anunciado en rueda de prensa, aludiendo a fuentes judiciales, que la vista oral por el “caso saqueo I”, en el que se acusaba al que también fuera alcalde de Marbella Jesús Gil de desviar cerca de 26,7 millones de euros desde el Ayuntamiento a empresas privadas, comenzará a primeros del próximo año.

Más de 300 millones sin justificar

Para el parlamentario, es importante que en toda la investigación se incluya no sólo al fallecido edil marbellí, sino también al patrimonio que dejó a sus herederos.

“Los ciudadanos no entienden cómo se investiga la época de Julián Muñoz y Yagüe y no la de Jesús Gil”

En este sentido, ha recordado que existe un dictamen del Tribunal de Cuentas en el que se incluye un cantidad de más de 300 millones de euros sin justificar en las arcas del ayuntamiento de Marbella y ha insistido en que hay una “ingeniería financiera muy extraña” en el patrimonio familiar heredado de Gil.

“Los ciudadanos no entienden cómo se investiga la época de Julián Muñoz y Marisol Yagüe y no la de Jesús Gil”, ha señalado.

Por otro lado, ha hecho también referencia a los problemas originados en las obras de construcción del AVE a Málaga, a su paso por el Valle de Abdalajís, y ha pedido a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que atienda las reivindicaciones de los vecinos de la zona, quienes se siguen abasteciendo con cubas ante la falta de agua en los acuíferos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MARBELLA

Artículos relacionados

EL GOBIERNO DE ESPAÑA PREPARA UN PLAN PARA INVERTIR LA DESTRUCCIÓN DEL LITORAL ESPAÑOL.

700088_tn.jpg

El Gobierno prepara un plan para invertir la destrucción del litoral español

20MINUTOS.ES. 29.10.2007 – 20:18h

  • Ha elaborado una Estrategia para la Sostenibilidad de la Costa (PDF).
  • El miércoles buscará el consenso de las comunidades Autónomas.
  • Frenar la urbanización y derribar construcciones, dos pilares.
  • Inicialmente, para el Mediterráneo, el Atlántico andaluz y Canarias.

Contra la verdad inconstestable de la urbanización generalizada del litoral español, el Gobierno propone revertir radicalmente el proceso: recuperar la costa donde ya se ha construido.

Desde Ayamonte a Figueres, la franja marítima española muestra cientos de ejemplos del destrozo producido por la construcción masiva que comenzó con los planes de desarrollo turístico en los 60 y que no ha dejado de crecer con el boom inmobiliario de las últimas dos décadas.

La dispersión de competencias entre las instituciones locales, autonómicas y centrales obliga a un pacto para hacer frente a esta situación. El Ministerio de Medio Ambiente planteará este miércoles a las Comunidades Autónomas su ambicioso plan, que no sólo quiere frenar la expansión del hormigón sino incluso demoler parte de lo construido en las costas españolas.

5.000 millones de euros para la costa

La Estrategia para la Sostenibilidad de la Costa (PDF) es el documento de análisis que sirve de partida para esta iniciativa y que precisa de un amplio consenso por parte de todos los agentes, según reconoce el Ministerio.

El 70% de espacios dunares y el 50% de playas necesitan actuaciones de recuperación

“En este primer diagnóstico se pone de manifiesto que el 70% de los espacios dunares, aproximadamente el 50% de nuestras playas y el 32% del resto del espacio costero requieren actuaciones para su recuperación”, apuntó Narbona en la presentación del proyecto.

Según cálculos del departamento de Medio Ambiente, las actuaciones necesarias para evitar el aumento de la ocupación en el litoral y para la restauración de la costa requerirán una inversión cercana a los 5.000 millones de euros, “que suponen menos del 3% de los ingresos que genera el sector turístico en la costa”, sostuvo la Ministra.

Dejar de construir y derribar

El documento base se fija cuatro grandes retos. El primero de ellos es “frenar la ocupación masiva de la franja costera“. La propuesta aspira a frenar el desarrollo urbano de la costa, que “mantiene ratios de crecimiento similares a los existentes hace 10 o 15 años”.

Pero el segundo objetivo es aún más ambicioso: “Recuperar la funcionalidad física y natural del litoral“. Es decir: invertir los desmanes realizados. Derribar no sólo las construcciones ilegales, sino también aquellas que aún estando construidas antes de la aprobación en 1988 de la Ley de Costas están muy cerca de la línea de playa. Puertos, diques y espigones tampoco se libran.

El Gobierno no quiere recurrir a la expropiación, sino negociar con los propietarios

Es el mayor reto, sobre todo teniendo en cuenta que, según señala el diario El País, el Gobierno pretende negociar con los propietarios, en lugar de recurrir a la expropiación, para ganar territorio público protegido. Todo ello con el horizonte del año 2018 a la vista, fecha en la que caduca la concesión que la Ley de Costas daba a las construcciones que ya existían.

El Mediterráneo, Baleares, Canarias, Cádiz y Huelva son los primeros objetivos de esta medida. Pese a que, por ejemplo, en Cantabria haya una veintena de sentencias de demolición, Medio Ambiente considera que el Cantábrico no está tan urbanizado como para requerir actuaciones inmediatas.

Ante el cambio climático

Con estas y otras actuaciones también se intenta “paliar los efectos del cambio climático“, el tercer reto de la Estrategia, de especial incidencia en las zonas costeras por el aumento del nivel de las aguas.

El documento que tendrán sobre sus mesas las Autonomías el próximo miércoles concluye con un cuarto reto: “Cambiar el modelo de gestión de la costa“. Esta aspiración tan abstracta es en realidad un argumento dirigido a los organismos involucrados en esta cuestión: si no se alcanza un amplio consenso, dada la distribución de competencias, la costa seguirá siendo conquistada por el ladrillo y el hormigón. Hasta que se agote.

Artículos relacionados

LLANERA INMOBILIARIA: ¿QUIEN HA PUESTO MÁS EN ESTA CRISIS?.

 Levante-EMV. OPINIÓN.14 octubre 2007

¿Quién ha puesto más en la crisis?

 

PEDRO MUELAS

Desde que la empresa familiar de la Llosa de Ranes empezó a descollar con una agresiva política empresarial en general y de comunicación en particular no se han oído más que rumores de que iba a cerrar. Llanera, nacida, no de un diseño societario, sino a pie de obra en la Costera, decidió hace unos cinco años lanzarse a jugar la liga de los campeones en la Comunitat Valenciana y hasta donde pudiera en el resto de España y del extranjero en los momentos en que, aquí y en todas partes, la construcción experimentaba hasta un segundo repunte, inesperado para los veteranos, espectacular y peligroso. Entonces hubo promotores que, tras vender suelo pensando en que bajaría, descubrían con pavor y envidia cómo los compradores de su terreno lo revendían cerrando un negocio mayor.


Pese a ello, a que había para todos, no pareció del gusto general en el gremio que irrumpiera de aquella forma tan notable y en muchas ocasiones imaginativa, luego copiada. A medida que ganaba espacio en el espectro social y económico, los bulos, rumores y maldades iban creciendo y le han ido acompañado hasta ahora. Se ve que es la norma porque a otras con más arraigo cuando quisieron salirse de su territorio, Castelló o Alicante, y empezaron a trabajar en Valencia les cayó casi el mismo chaparrón.
Llanera, al no poder cubrir los pagos a los que le obligan sus compromisos, se encuentra hoy en una gran crisis en la que arrastra a centenares de empleados, proveedores y compradores, que complica construcciones importantes presentes y futuras del ámbito privado y público y en la que su futuro se juega, también, en un juzgado, una situación muy difícil de gran transcendencia social. ¿Quién se alegra ahora de esta historia, que no diré, por supuesto, final?
Posiblemente, y así coincide todo el mundo, la mercantil ha sido víctima de su apresurado y exagerado crecimiento, que a la postre ha resultado ser una huida hacia una solución definitiva y decente. El receso le ha pillado saltando del trampolín. Ha sido el símbolo de la disparatada evolución del sector, del gigantismo con, al decir de los expertos, unos pies de barro, aunque no ejemplo de la política de especulación pura y dura con la que algunos – unos han salido en los papeles y otros muchos, no- han amasado fortunas hasta indecentes.
Dicho todo lo cual, hay que mirar a la nefasta política que desde la Generalitat Valenciana ha venido desarrollando en estos tiempos de desarrollismo brutal, desordenado y depredador del territorio. Es justo decirlo porque el ejemplo de Llanera vale para todos. El Consell ha generado una amalgama de leyes tal que los profesionales y empresarios del ramo denostan por impracticable. Nadie le ve la salida al laberinto hecho a base de una legislación tan abundante como ineficaz, que termina de enredar la Ley del Suelo. Tenemos leyes para todo que no sirven, de momento, para nada más que para entorpecer el normal, necesario y justo desarrollo urbanístico. Si alguna vez se le pone orden y se dejan tranquilos los articulados, habrá que advertir, también, que seguimos sin una planificación global: hemos construido en las cimas, casi en la arena de las playas y sobre los acantilados, en los parajes naturales, hemos hecho polígonos industriales adosados, gigantescas urbanizaciones con accesos enanos? etcétera, y seguimos sin saber hacia dónde tirar.
No sólo eso. En un principio se propició el superdesarrollo, los grandes planes, las grandes ambiciones y luego llegó la política sandía, la parada ecológica, algo que sirvió, al menos, para que las empresas se prepararan para lo peor. Los tumbos, los propiciados por cuestiones políticas, no benefician a nadie y menos a proyectos de tan largo recorrido como los constructivos.
Es un escarnio para el sector que las comisiones territoriales de urbanismo, los órganos, precisamente, que dan vía libre o no a los grandes proyectos, a las grandes inversiones con gran número de empleos inducidos, no se hayan reunido en cuatro meses. ¿Quién ha dimitido por eso, quién ha pedido una dimisión por eso?
La musculatura de la burocracia sigue relajada, en la sauna. Ni la crisis ha hecho que abandone su letargo, ni que los políticos le hagan despabilar. Un ejemplo: el martes contábamos que la Generalitat da vía libre al PAI de Fuente de San Luis que incluye la pista de nieve. Y eso no quiere decir que vayan a empezar las obras, ni mucho menos. Ni me acuerdo cuando la empresa vino a contarnos lo que había solicitado en el ayuntamiento.
La actitud voraz de muchos empresarios tampoco ha ayudado. Han buscado en muchas ocasiones el pelotazo. Han tirado unas redes tan tupidas que han acabado con el banco de peces. Por otro lado, la especulación con el suelo ha sentenciado una subida de precios imparable ante el pasmo paralizante que ha sufrido, no sé si voluntariamente, la Administración.
Llanera se quejaba también del tratamiento que se le ha dado en los medios de comunicación. A ellos y a muchos más. La dinámica informativa de la construcción desconsiderada ha llevado a dar una imagen negativa de los promotores. Cada propuesta desmedida siempre ha sido recibida, lógicamente, con recelo por la prensa, pero los términos en los que se informaba no eran del todo ecuánimes, hasta el punto de que en más de una ocasión la Asociación de Promotores se ha lamentado amargamente. Los grandes PAI, sustentados, bien es cierto, por los propietarios que podían vender su terrenito a precio de oro, siempre levantaban, por el contrario, una protesta automática y yo diría que presuntamente organizada.
La puntilla, y a ello se refirió la empresa en su nota, le llegó cuando se produjeron filtraciones informativas en torno a la renegociación de sus préstamos. Ahí la prensa no tuvo más que ejercer su oficio.
¿Quién ha puesto más en lo de Llanera, en la crisis del ladrillo? la propia empresa, la política, la administración, los empresarios, la prensa, la banca? ?

CUANDO “CORRER DEPRISA” EN LA CONSTRUCIÓN ES SINÓNIMO DE “FUERTE ESPECULACIÓN”: LOS CASOS DE ASTROC Y LLANERA.

Llanera y Astroc corrieron “muy deprisa”, según Durá

EL PAÍS – Valencia – 12/10/2007

 

Juan Eloy Durá defendió ayer la solidez económica de las compañías de este sector que llevan tiempo en el mercado frente a otras empresas más jóvenes, que han empezado “a correr muy deprisa”, dijo en alusión a las constructoras Astroc y Llanera.

 

 

La noticia en otros webs

El responsable de la federación comentó que “hasta ahora [tanto por parte de los empresarios como de particulares que contaban con ahorros], se invertía en el sector de la construcción porque daba mejor rentabilidad” que otras operaciones, pero señaló que ahora quienes elegían esta opción, “se han ido”. Estimó que “en este momento, la especulación en el sector se ha terminado totalmente” y apuntó que los particulares que invertían en este campo son ahora “competencia directa de los constructores” porque también sacan al mercado sus inmuebles, aunque “a un precio más barato”.

Respecto a las inversiones en suelo llevadas a cabo por empresas constructoras, manifestó que este era el ámbito en el que se producía “una especulación más fuerte”, por encima de las obras realizadas, ya que el suelo se compraba a un precio y poco tiempo después se vendía más caro, incluso “sin estar clasificado”, matizó.

Eloy Durá explicó que “el problema que han tenido algunas empresas es que dentro del balance ponían un precio de suelo como si estuviera ya clasificado”, cuando “realmente no lo tenían” así.

En este sentido, manifestó que hay sociedades que “han invertido mucho, gracias a los créditos que los bancos concedían fácilmente a quien quería entrar en el sector. Ahora se encuentran con una falta de liquidez total” y la negativa de los bancos a renovarles los créditos. Esto es lo que “ha pasado a estas dos empresas en concreto”, agregó Eloy Durá en alusión a Astroc y a Llanera. El presidente de Fevec señaló que hay otras firmas con más solidez y experiencia en el mercado que “no han entrado en esa vorágine de ser número uno”.