LA IGLESIA ESPAÑOLA QUIERE SER UN PROBLEMA.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • LUIS SOLANA

    31/12/2007

 

La Iglesia Católica quiere ser un problema

Se envía a la Vicepresidenta del Gobierno -Mª Teresa Fernández de la Vega- al Vaticano para acordar nuevas aportaciones del Estado a las arcas de la Iglesia Católica. Se nombra Embajador ante la Santa Sede a un socialista católico practicante. Se evita plantear la renegociación de un Concordato de dudosa constitucionalidad. Inútil: la Iglesia ha decidido que quiere ser un problema para España, en general, y para el Gobierno de España, en particular.

La Conferencia Episcopal Española ha decidido terminar el año 2007 como lo empezó: en la calle, con banderas e insultando al Gobierno de España y -especialmente- a su Presidente José Luis Rodriguez Zapatero.Esta vez no había ninguna razón concreta por la que protestar. Daba igual. Obispos, Cardenales, curas, fieles y radicales de toda índole se han reunido en la Plaza de Colón de Madrid para corear consignas contra ciertas votaciones mayoritarias producidas en las Cortes Generales y que no gustan a la jerarquía eclesiástica.

Estos movimientos de un sector de los católicos españoles sólo tienen razones políticas: no aceptan algunas decisiones que está adoptando éste Gobierno, los partidos que lo sustentan y los Diputados y Senadores que las votan.

Pero en vez de organizar un partido que se encargue de representar esas concepciones encontradas, en vez de refunda la Democracia Cristiana, prefieren manifestarse periódicamente por las calles de Madrid. (Sería interesante analizar la cantidad de partidos políticos que cobija el Partido Popular; desde la Democracia Cristiana, hasta los de Fuerza Nueva, pasando por los Conservadores clásicos, todos se encuentran cómodos en el actual Partido Popular).

Los discursos de los prelados fueron duros y beligerantes, especialmente el de ese líder político de la derecha más reaccionaria española que es el Cardenal de Valencia, Monseñor Gasco.

Al final del año 2007, el año de las tensiones y los desencuentros derecha-izquierda, ya sabemos qué pretende a Jerarquía Católica española: quiere ser un problema. Quiere ser un problema para la democracia. Quiere ser un problema para la convivencia.

Espero que todos los españoles demócratas y progresistas tomen nota de esta actitud de la Iglesia y esperen al mes de marzo de 2008 para empezar a pensar qué se hace con un colectivo que está obsesionado con ser un problema.

www.luissolana.com

Anuncios

ROUCO VARELA, EJERCE MÁS DE GURÚ DE FAES QUE DE ARZOBISPO DE MADRID.

enric_sopena1.jpg

23/12/2007

En enero la jerarquía eclesiástica prepara dos obuses más apuntando a la línea de flotación de Zapatero

Rouco Varela, más gurú de FAES que cardenal de Madrid

La jerarquía católica española -mayoritariamente conservadora- no ceja en su pertinaz acoso al Gobierno actual, lo que hace con obvia voluntad de derribo. Rouco Varela ha organizado para finales de enero una gran movilización en favor de la familia. Por otra parte, la Universidad San Pablo CEU de Madrid (confesionalmente católica) ha montado un nuevo Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo que se celebrará los días 22 y 23 del citado mes. Se trata de dos obuses más que serán lanzados apuntando a la línea de flotación de José Luis Rodríguez Zapatero.

Hasta el último minuto. Los jerarcas eclesiásticos, sólidos aliados del PP –como se demuestra sin apenas esfuerzo gracias a la COPE-, no dan todavía la batalla por perdida. No se entienden ambas movidas sin la jornada electoral del 9 de marzo. La mezcla del factor religioso integrista con el fundamentalismo de la AVT pretende ser explosivo. Busca romper como sea el clima de derrota que se respira en el Partido Popular y sus aledaños, con un Rajoy al que –según informamos en El Plural- no le sale bien ni su página Web.

Con artificio o disimulo
Intentan que Zapatero caiga en una celada. Se esfuerzan en montarle al presidente un engaño o fraude, preparado con artificio o disimulo. Por ejemplo, si no acude al citado Congreso, será insultado a mansalva por su desdén, desprecio o, una vez más, traición a las víctimas del terrorismo. En esta ocasión, ABC ha levantado ya la veda. Pero si Zapatero se presenta en el recinto del Congreso será recibido con broncas, pitidos y todo género de vejaciones. He ahí -se dirá desde los púlpitos del odio- la prueba del nueve de hasta qué punto Zapatero ha perdido el más mínimo crédito.

Objetivo prioritario
En cuanto a la concentración para defender a la familia, nadie debe dudar de cuál es el objetivo prioritario y principal de la misma. No deja de ser un pretexto o coartada para arremeter -implícita y explícitamente- contra la política de la izquierda. En el cóctel de la demagogia clerical se dará cabida a los matrimonios homosexuales, a los llamados divorcios exprés y a la presunta potenciación del aborto. El brebaje incluirá la pócima de la asignatura Educación para la Ciudadanía, cual si hubiera estado inspirada por el mismísimo Belcebú con el fin de difundir los bondades de no se sabe qué totalitarismo entre los niños y niñas de las escuelas de España.

Desde tiempos remotos
Los herederos o sucesores directos de aquellos prelados que paseaban bajo palio a Francisco Franco y que guardaron silencio cómplice durante cuarenta años a cuenta de la Formación del Espíritu Nacional conspiran -¿en nombre de qué Dios?- para liquidar a Zapatero y entronizar a Mariano Rajoy. La Iglesia católica española ha mantenido desde tiempos remotos fluidos canales de colaboración con la derecha. Y hasta con la extrema derecha, por descontado, la que representaba el régimen franquista.

“Insaciable forajido”
La historia viene de lejos. En su novela A.M.D.G. (1910), Ramón Pérez de Ayala pone en boca de uno de sus personajes, al que describe como “el viejo e insaciable forajido”, esta frase dirigida a su “padre espiritual”: “Padre Anabitarte, no sé cómo hay personas que pueden vivir sin religión”. Y la respuesta fue la siguiente: “No son personas, que son bandidos, don Anacarsis.”

Lamentable espectáculo
En otro contexto, y tras la frustrada esperanza del Concilio Vaticano II, sepultado en la práctica por el integrismo, continúa el lamentable espectáculo de ver cómo los máximos dirigentes de la religión católica –con beneméritas aunque aisladas excepciones- apoyan a las “personas” y repudian a los “bandidos”. Las “personas”, las buenas personas, son los conservadores. Los “bandidos”, los malos, son los progresistas. Rajoy es bueno. Zapatero, malo. Tal es el fruto de la manipulación interesada de cualquiera de los evangelios. Rouco Varela más parece uno de los gurús de la FAES que el cardenal de Madrid.

CNN+: ROBERTO MANRIQUE Y LUIS PORTERO LAMENTAN LA DERIVA ACTUAL DE LA AVT Y DENINCIAN QUE ALCARAZ TIENE A GRAN PARTE DE SU FAMILIA “METIDA” EN LA ASOCIACIÓN.

POLÍTICA

 06/12/2007

Roberto Manrique y Luis Portero lamentan la deriva actual de la AVT en CNN+

“El señor Alcaraz tiene a gran parte de su familia metida en la asociación”

ANDRÉS VILLENA OLIVER

El programa El debate, de CNN+, reunió ayer por la noche a dos víctimas del terrorismo muy críticas con la gestión que está realizando Francisco José Alcaraz. Moderado por el periodista José María Calleja, el programa contó con la presencia de Roberto Manrique, ex miembro de la AVT y presidente de la Asociación Catalana de Víctimas, y a Luis Portero, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo que fue sucedido por el propio Alcaraz, y uno de los que más pronto alertaran del desvío de los objetivos de la asociación después de la entrada del actual presidente.

Con respecto a la concentración conjunta que tuvo lugar en la Puerta de Alcalá el pasado martes, ambas víctimas celebraron “que se pudieran ver, aunque fuera poco tiempo, a todas las siglas políticas”. Luis Portero se quedó “con la participación del Partido Popular y la foto de familia”, que, según interpretó, podría ser un primer paso para el final de la crispación.

Ausencia de Alcaraz
Preguntados por la ausencia del presidente de la AVT en el acto, Luis Portero -que manifestó tener discrepancias con la política antiterrorista del Gobierno de Zapatero- la consideró “lamentable”. Más concreto se mostró en este punto Manrique, que se preguntó sobre si la ausencia del presidente de la AVT se habría debido “quizá a porque sabía que no iba a ser el protagonista”.

Hoy, “un lobby político”
Las dos víctimas rememoraron y elogiaron la “labor asistencial” y “el carácter apolítico” de la AVT en el pasado, comparándola con la situación actual. Hoy día, según Luis Portero “la AVT es más un lobby político que otra cosa”.

Tipos de víctimas
Siguiendo con este análisis, Roberto Manrique lamentó que “la AVT tiene una historia de asistencia social tremenda, y ahora te para la gente en la calle y te distinguen entre víctimas `de las otras`o `normales`”.

Lamentable politización
Con respecto a la politización de la asociación, Manrique explicó que “antes, con la antigua AVT, no se preguntaba a las víctimas lo que pensábamos. Con el señor Alcaraz nos empezaron a llegar cartas para que puntuáramos a los partidos”. “Lo que no puede hacerse es ocho manifestaciones contra el Gobierno y ninguna contra ETA”, afirmó Portero: “No se dispara al enemigo, que es ETA”. Manrique coincidió con su contertulio señalando que “cuando a algún Gobierno hay que decirle algo, hay que decírselo, no utilizando en la calle el dolor de las víctimas”.

Patético
Una politización que, además, estaría dejando de lado la más importante función de la asociación: “Cuando leo que en la AVT hay dos psicólogos para 3.000 víctimas, me parece patético”, afirmó Roberto Manrique. “Se olvidan de que lo que tienen que hacer es trabajar por las víctimas (…) Luego están otros grupos que, sin ser víctimas del terrorismo, nos dicen cómo tenemos que vestir o a quién tenemos que votar.

“Algo no huele bien”
Uno de los puntos más complicados que se trataron fue el del concepto de víctima. Según Roberto Manrique, “no están todas las víctimas en la AVT, y tendríamos que ver qué se entiende por víctima. Si consideramos como tales a los tíos, primos, etc., yo podría sumar a la asociación catalana hasta 29 nuevos miembros. Estoy convencido de que hay mucha gente representando a las víctimas y que su nombre no consta en ninguna sentencia o expediente. Algo no huele bien en esta historia”.

Cambios en los estatutos
Por su parte, Luis Portero relató cómo en los estatutos de la asociación, Alcaraz habría “impuesto un segundo párrafo según el cual la AVT podría incluir discrecionalmente como víctimas a otros familiares además de los reconocidos como tales. Y el señor Alcaraz tiene a gran parte de su familia metida en la AVT”.

Un cambio en la dirección
Por otro lado, y como solución al problema de división que sufren las víctimas, Luis Portero propuso que se produjeran reuniones entre los distintos colectivos. Pero también tuvo en cuenta que “va siendo hora en la AVT de un cambio en la dirección”.

Oportunismo
Los invitados no olvidaron, por último, criticar a “gente que está ahora hablando en nombre de las víctimas, que hace cuatro o cinco años ni se les conocía ni se les veía. Cuando antes era tan duro ser víctima, los que están hablando ahora allí no estaban”. Una opinión en la que coinciden con la expresada por el conductor del espacio de debate, muy crítico con el oportunismo político en esta materia.

MANIFESTACION AVT: “ME GUSTARIA IR CON VOSOTROS, PERO TENGO UNA REUNIÓN”.

23 Nov 2007

Me gustaría ir con vosotros, pero tengo una reunión

00:50, por manolosaco  

Mañana día 24 toca mani. Ya he perdido la cuenta, no sé si es la octava o la novena en esta legislatura. Convoca el departamento del PP de manipulación de víctimas del terrorismo (AVT), presidido por Francisco José (o sea) Alcaraz, y pide “que todos los ciudadanos de bien, colectivos y organizaciones ciudadanas, hagan suyo este nuevo acto de la rebelión cívica, la fomenten y difundan”.

La coletilla de “ciudadano de bien” la ha copiado de su mentor, Mariano Rajoy, el mismo que le ha dejado en la estacada para no ir a la concentración con la estúpida excusa de que tiene una reunión para ese día en Almería. Es lo mismo que le digo a mi secretaria cuando me llama por teléfono algún alcaraz con el que no quiero hablar: “Se lo he dicho, pero me ha contestado que no se lo cree”. 

Tengo que preguntarle a Mariano por qué a él esta estupidez le funciona y a mi no, yo que tengo una secretaria más dulce y de lejos más lista que Ángel Acebes. Porque a él se lo han creído sus correligionarios y el millón de personas (tirando por lo bajo) que van a asistir a la manijuerga de Madrid.

Ya sabemos que Mariano no va, y que Ruiz Gallardón tampoco. Ambos dejan el trabajo sucio a la extrema derecha del partido, con Esperanza Aguirre y Ángel Acebes a la cabeza. De la sección episcopal del PP no se sabe nada, aunque no creo que fallen las sotanas: llevan varios días agitando a las masas desde las ondas de su púlpito de odio y prometiendo autocar y bocata a quienes acudan de todas partes de España para defender al PP (aunque en este momento no sé si es de todas partes del PP para defender a España).

Piden la derrota de ETA y la ilegalización de ANV y el Partido Comunista de las Tierras Vascas, porque la última encuesta del CIS ha dado un resultado intolerable para ellos. Bueno, dos. El primero es que el PP no ganaría las elecciones de celebrarse a día de hoy. Y el segundo, y el más peligroso para su causa, es que el terrorismo ha sido desplazado a la cuarta posición entre las preocupaciones de los españoles, después del paro, la inmigración y la vivienda.

Así que, reparto de funciones, división del trabajo: su fascismo clerical agita la amenaza de la inmigración, Esperanza intenta devolver el terrorismo a su lugar de privilegio en las mentes de los españoles agitando banderitas en el manifestódromo, y Mariano se va de misiones a vender la buena nueva del centro reformista. Si es que tanto me valen para un roto como para un descosido.

Visto en PUBLICO.es

20-N, NOSTÁLGICOS ACTIVOS.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Carlos Carnicero
  • CARLOS CARNICERO

    20/11/2007

El Zumbido

Nostálgicos activos

Cada vez que llega un nuevo 20 de noviembre se produce inevitablemente la evocación de la figura del dictador Francisco Franco con motivo del aniversario de su muerte. En los últimos años, la audacia de los nostálgicos ha sido renovada en la medida que la derecha política española se ha vuelto condescendiente, e incluso complaciente, con la memoria de la dictadura.

De los acontecimientos que testifican esta afirmación, uno de los más sobresalientes es la declaración de Jaime Mayor Oreja en la que no sólo se negaba a condenar el franquismo sino que explicaba sus virtudes en la medida en que gozó de cierto apoyo de una parte de la población en una situación que para el dirigente popular era “apacible”.

Durante los ocho años de Gobierno de José María Aznar sus tesis ultra conservadoras fueron soporte para una revisión pseudohistórica del franquismo, cuyo primer peldaño fue el intento de equiparar la dictadura con la República, amparándose precisamente en lo que históricamente han sido los pretextos para los golpes militares: un desorden y descontrol que habría hecho peder legitimidad a los gobernantes y al sistema y que daría pátina de legalidad a los golpistas.

Alemania e Italia tienen prohibida por ley la exaltación del nazismo y el fascismo. En España, la forma en la que se hizo la transición impidió que florecieran los nostálgicos, porque la situación creada con la Constitución de 1.978 hizo que la desvergüenza de la dictadura y de la guerra civil aconsejara a sus herederos una discreta retirada. Hoy los nostálgicos están activos y renovados porque tienen soportes en la sociedad civil de los que antes carecían. La Iglesia canoniza a personas asesinadas y en ese gesto, que es legítimo y de consumo interno de los católicos, hay quien quiere extrapolar una demonización no solo de los autores de aquellos crímenes –lo cual sería razonable- sino la la República como institución bajo cuyo régimen se cometieron. Muchos sectores del PP se ha acercado a tesis democráticamente regresivas. Si las cosas siguen por esos cauces, puede llegar el día en que la democracia española tenga que tomar medidas para defender la legalidad de la República y su dignidad institucional ante quienes quieran revindicar un régimen tan repugnante como el nazismo.

LA POBREZA EN LOS PAISES DESARROLLADOS: EL CUARTO MUNDO.

ninas-india.jpg

Cuarto Mundo: pobreza en los países desarrollados

La distribución desigual de la riqueza en los países del Primer Mundo ha aumentado la distancia que separa a las personas ricas de los grupos más desfavorecidos

El crecimiento económico de los países desarrollados ha dado origen a lo que se conoce como Cuarto Mundo, un término que engloba a todas aquellas personas que residen en los países más avanzados, pero se encuentran excluidas o en riesgo de exclusión social. Esta situación se produce cuando la riqueza se distribuye de manera desigual y la línea que separa a ricos de pobres se convierte en abismo. Como solución, se propone incluir a los grupos más desfavorecidos en el proceso productivo y aumentar las partidas económicas. “Las ayudas nunca son suficientes”, se quejan las ONG.

  • Autor: Azucena García | 
  • Fecha de publicación: 10 de noviembre de 2007

¿Por qué surge?

Venus

El término ‘Cuarto Mundo’ fue utilizado por primera vez en los años 70 para designar a aquellas personas que viven en situaciones realmente precarias. Su creador fue el padre Joseph Wresinski, criado en un ambiente muy alejado de la opulencia y que fundó en 1957 la primera asociación contra la exclusión de los más pobres. “El Cuarto Mundo es un pueblo formado por hombres, mujeres y niños que, generación tras generación, se ven excluidos de los derechos fundamentales de los que goza el resto de la sociedad. Se ven excluidos de los progresos sociales y de la participación en la vida asociativa, política, religiosa, cultural, sindical… de sus sociedades. No se cuenta con ellos como interlocutores sino, como mucho, como meros beneficiarios de ayudas”. Así define el término Beatriz Rodríguez-Viña, voluntaria permanente de Movimiento Cuarto Mundo en Madrid.

El término fue utilizado por primera vez en los años 70 para designar a aquellas personas que viven en situaciones realmente precarias

¿Pero cuál es la principal característica de este denominado Cuarto Mundo? Lo más curioso es que surge dentro de lo que se conoce como Primer Mundo. Es en los países más avanzados donde la gran diferencia en el reparto de la riqueza da lugar a dos grandes grupos que ocupan un mismo espacio físico, pero no social. No son casos aislados. Según datos de Médicos del Mundo, sólo en Europa residen más de 40 millones de personas pobres. “Otro de los paradigmas es Estados Unidos, que tiene una economía puntera, pero también un gran porcentaje de personas pobres que viven por debajo de niveles aceptables. Esto es todavía mucho peor de digerir”, reflexiona la vicepresidenta de la ONG, Celina Pereda.

La miseria siempre ha estado presente en nuestra sociedad. Siempre han existido ricos y pobres. Pero es ahora cuando esta diferencia se hace más patente. A medida que la economía del mundo occidental crece, también aumenta el número de personas a las que esta riqueza no llega. Se tiende a pensar que los más pobres viven en los países del Sur. Sorprende reconocer la pobreza ‘al lado de casa’, pero la hay. “En todos los países hay pobres, que son los que menos medios tienen para salir adelante”, apunta Rodríguez-Viña.

Combatir la pobreza es uno de los retos de la sociedad en que vivimos. Si no se encuentra una solución, el problema puede cronificarse y entrar en una espiral de difícil salida. Es necesario poner sobre la mesa las diferentes situaciones de exclusión social y afrontar cada una de ellas con las mejores herramientas. Una de las claves podría ser la incorporación de estas personas al proceso productivo o la elaboración de una Ley de Inclusión Social, reclamada desde hace años por la Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía. “El crecimiento económico espectacular generado en los últimos años no ha contribuido a garantizar los derechos humanos ni a mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos porque el umbral de pobreza no ha descendido”, denuncia la APDHA.

Grupos que lo integran

La identidad de quienes conforman el Cuarto Mundo ha variado en paralelo a los cambios sociales. Personas sin hogar, mayores sin recursos, drogodependientes, mujeres, niños o inmigrantes son los grupos que se enfrentan con mayor frecuencia a situaciones de precariedad. El X Informe de Exclusión Social, publicado por Médicos del Mundo en 2005 para analizar la evolución de los últimos diez años, reconoce que la exclusión social y la pobreza “comparten rasgos”. La primera limita el derecho a participar en la sociedad. La segunda impide acceder a los recursos necesarios para realizar las actividades básicas de la vida.

Personas sin hogar, mayores sin recursos, drogodependientes, mujeres, niños e inmigrantes son los grupos más desfavorecidos

Algunas de las causas que llevan a esta situación son la vulnerabilidad ante las drogas o la dificultad de acceso a una vivienda, a la educación o a un empleo remunerado. Contra todas estas dificultades lucha Médicos del Mundo desde 1992. Esta organización cuenta con varios programas de atención a personas excluidas. Los primeros proyectos tenían como objetivo la prevención de VIH/sida, debido a la alta prevalencia de la infección en España durante aquellos años, aunque en la actualidad la inmigración copa buena parte de sus esfuerzos. “Tenemos una población a la que es necesario prestarle atención”, afirma Celina Pereda.

La mayoría de las personas inmigrantes tienen problemas para regularizar su situación, lo que les dificulta el acceso a los recursos sociales, sanitarios, laborales y de vivienda. En el caso de las personas drogodependientes, el consumo de drogas provoca el rechazo de la población y les expone a la marginalidad, el deterioro físico y mental. Por su parte, quienes carecen de hogar son “el conjunto de población más castigado, no sólo por la falta de vivienda, sino también por el desempleo, la desestructuración familiar, el estigma público, el desarraigo social, la enfermedad, el deterioro de su propia identidad y la falta de acceso a los servicios”, explican desde Médicos del Mundo.

Intervenciones

Mattias Barthel

Si se atiende a las necesidades de los ‘habitantes’ del Cuarto Mundo, las intervenciones con estos grupos están claras. Es necesario resolver cuestiones de tipo sanitario y social, además de fomentar su integración.

  • Atención sanitaria. Con frecuencia, las personas que se mueven en ambientes marginales no tienen acceso al sistema público de sanidad, por lo que es prioritario atender estas necesidades. A veces, se trata de personas mayores con los achaques típicos de la edad o trastornos psicológicos motivados por la dureza de la vida en la calle. Otras son personas drogodependientes con VIH y enfermedades de transmisión sexual, debido a la falta de precauciones. La medida más habitual es el uso de unidades móviles, ya que permiten acercarse a estos grupos sin provocar el rechazo que les causa acudir a un hospital por su cuenta.
  • Atención social. Los trámites burocráticos son una de las principales preocupaciones de quienes quieren superar la marginalidad. En el caso de los inmigrantes, desean regularizar su situación, pero la mayoría desconoce cómo hacerlo. Hay que orientarles en este aspecto y explicar, en general, cómo obtener la tarjeta sanitaria, dónde acudir para recibir ayudas sociales o qué programas de desintoxicación de drogas existen.
  • Fomentar la integración. El primer paso para conseguir este objetivo es garantizar el acceso de todas las personas a los derechos fundamentales. Hay que desarrollar programas que les permitan la integración social, regularizar su situación administrativa o superar los problemas con las drogas y el alcohol, pero también son necesarios programas de sensibilización para que toda la sociedad se implique en este objetivo.

Se puede combatir

Es la eterna pregunta ¿Se puede superar la exclusión social? “La miseria no es una fatalidad y nadie se resigna a ella, ni los que la padecen ni los que la descubren”, responde Beatriz Rodríguez-Viña. “Todas las personas vemos que hay realidades sociales diferentes a la nuestra, otra cosa es que las queramos reconocer”, añade Celina Pereda. Cada día, somos conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor. La llegada de personas inmigrantes a las ciudades, por ejemplo, resulta cada vez más familiar puesto que son estas personas las que en muchos casos se encargan de cuidar a nuestros mayores y pequeños, además de realizar tareas de limpieza del hogar o atender comercios, en mayor medida.

“Todas las personas vemos que hay realidades sociales diferentes a la nuestra, otra cosa es que las queramos reconocer”

En cuanto a los instrumentos para combatir la pobreza, principalmente son dos: hace falta incrementar las ayudas económicas e involucrar a las personas afectadas. “Los esfuerzos sólo pueden ser eficaces si las personas que sufren la extrema pobreza toman parte activa en ellos”, explica Rodríguez-Viña. Quienes se enfrentan cada día a la exclusión social son quienes mejor la conocen y pueden enseñar a superarla. Por ello, hay que otorgarles los medios necesarios para que den a conocer su experiencia y hagan sus aportaciones para adoptar las medidas pertinentes.

“Por su parte -recomienda Rodríguez-Viña-, el resto de la sociedad debe asumir un compromiso económico, político, social y cultural. Crear espacios de encuentro y participación en la lucha contra la miseria y convertir a los más pobres y excluidos en los principales protagonistas de su desarrollo”. El X Informe de Exclusión Social recoge cómo, a lo largo de 2005, se produjo “el más importante proceso de regularización” de inmigrantes en España, aunque el “endurecimiento” de las medidas en las fronteras provocó episodios como la crisis de las vallas en Ceuta y Melilla. Hace hincapié en el alto riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual por parte de quienes no tienen acceso a medidas tan básicas como la utilización de preservativos. Y anima a adaptar la forma de trabajo de las ONG e instituciones públicas a las distintas realidades existentes.

En concreto, se requieren acciones específicas en los ámbitos que más preocupan en la actualidad:

Personas inmigrantes. La inclusión en el sistema público de sanidad de todas las personas que residen en España permitiría mejorar su salud y la de la comunidad en la que viven. Además, es preciso aumentar la inversión en los países de origen para evitar la salida de ellos en busca de un futuro mejor.

Personas drogodependientes. Los programas de metadona, intercambio de jeringuillas y reducción de daños en general limitan los riesgos del consumo de drogas. También hay que abordar las prácticas sexuales no seguras.

Personas sin hogar. Uno de los problemas más frecuentes es la escasez de plazas en albergues, pero también hay que impulsar el desarrollo de programas de integración social, formación y técnicas de búsqueda de empleo.

CONSUMER.es-ERORSKI