EL PALACIO DE LA ÓPERA, LAS INSTALACIONES DE LA COPA DEL AMÉRICA, EN VALENCIA HACEN AGUA TODOS LOS EDIFIVIOS QUE NOS HAN COSTADO MILES DE MILLONES DE €…Y LOS SERVIVIOS PÚBLICOS BAJO CERO.

Veles e Vents también hace agua

Los problemas de humedad invaden las terrazas del edificio de invitados

MIQUEL ALBEROLA – Valencia – 29/10/2007

 

Los edificios emblemáticos de Valencia no superan la prueba del agua. Si el Palau de les Arts ha tenido que suspender su programación por las consecuencias de las inundaciones que ha sufrido por las tormentas del 21 de septiembre y del 11 de octubre, el edificio de invitados de la Copa del América no está para menos. Los albañiles están procediendo desde hace algunos días al desmontaje del suelo de las terrazas porque con las lluvias el agua se encharca y filtra hacia las plantas inferiores. El aparcamiento también ha resultado inundado.

 

 

La noticia en otros webs

ACM deriva toda la responsabilidad de los desperfectos hacia el Consoricio

La gestión del edificio corría a cargo de America’s Cup Management (ACM) hasta el pasado 30 de septiembre, sin embargo, ante la situación de paréntesis abierta tras el inicio del proceso judicial entre el Oracle y la empresa que gestiona los derechos de la Copa, las responsabilidades se difuminan, puesto que el Consorcio Valencia 2008 no ha llegado a constituirse y el de 2007 ya no existe. Fuentes de ACM derivaron ayer toda responsabilidad hacia el Consorcio, al que “hace tiempo” se le está pidiendo que arregle los “numerosos desperfectos”. “La explotación es de ACM, pero las infraestructuras siguen siendo del Consorcio”, explicaron. Este periódico trató ayer, sin éxito, de contactar con representantes del Consorcio, que está integrado por el Ayuntamiento de Valencia, el Gobierno y la Generalitat.

No es la primera vez que el Foredek de la Copa del América, que en septiembre de 2006 fue distinguido con el prestigioso premio de arquitectura LEAF Awards, tiene problemas debido a la celeridad con la que fue levantado. Su propio arquitecto, el británico David Chipperfield, llegó a declarar que la calidad de la construcción era “una porquería”. Algunos de los acabados se deterioraron a los días de su inauguración y tuvieron que ser restaurados o reemplazados.

Anuncios

LLANERA INMOBILIARIA: ¿QUIEN HA PUESTO MÁS EN ESTA CRISIS?.

 Levante-EMV. OPINIÓN.14 octubre 2007

¿Quién ha puesto más en la crisis?

 

PEDRO MUELAS

Desde que la empresa familiar de la Llosa de Ranes empezó a descollar con una agresiva política empresarial en general y de comunicación en particular no se han oído más que rumores de que iba a cerrar. Llanera, nacida, no de un diseño societario, sino a pie de obra en la Costera, decidió hace unos cinco años lanzarse a jugar la liga de los campeones en la Comunitat Valenciana y hasta donde pudiera en el resto de España y del extranjero en los momentos en que, aquí y en todas partes, la construcción experimentaba hasta un segundo repunte, inesperado para los veteranos, espectacular y peligroso. Entonces hubo promotores que, tras vender suelo pensando en que bajaría, descubrían con pavor y envidia cómo los compradores de su terreno lo revendían cerrando un negocio mayor.


Pese a ello, a que había para todos, no pareció del gusto general en el gremio que irrumpiera de aquella forma tan notable y en muchas ocasiones imaginativa, luego copiada. A medida que ganaba espacio en el espectro social y económico, los bulos, rumores y maldades iban creciendo y le han ido acompañado hasta ahora. Se ve que es la norma porque a otras con más arraigo cuando quisieron salirse de su territorio, Castelló o Alicante, y empezaron a trabajar en Valencia les cayó casi el mismo chaparrón.
Llanera, al no poder cubrir los pagos a los que le obligan sus compromisos, se encuentra hoy en una gran crisis en la que arrastra a centenares de empleados, proveedores y compradores, que complica construcciones importantes presentes y futuras del ámbito privado y público y en la que su futuro se juega, también, en un juzgado, una situación muy difícil de gran transcendencia social. ¿Quién se alegra ahora de esta historia, que no diré, por supuesto, final?
Posiblemente, y así coincide todo el mundo, la mercantil ha sido víctima de su apresurado y exagerado crecimiento, que a la postre ha resultado ser una huida hacia una solución definitiva y decente. El receso le ha pillado saltando del trampolín. Ha sido el símbolo de la disparatada evolución del sector, del gigantismo con, al decir de los expertos, unos pies de barro, aunque no ejemplo de la política de especulación pura y dura con la que algunos – unos han salido en los papeles y otros muchos, no- han amasado fortunas hasta indecentes.
Dicho todo lo cual, hay que mirar a la nefasta política que desde la Generalitat Valenciana ha venido desarrollando en estos tiempos de desarrollismo brutal, desordenado y depredador del territorio. Es justo decirlo porque el ejemplo de Llanera vale para todos. El Consell ha generado una amalgama de leyes tal que los profesionales y empresarios del ramo denostan por impracticable. Nadie le ve la salida al laberinto hecho a base de una legislación tan abundante como ineficaz, que termina de enredar la Ley del Suelo. Tenemos leyes para todo que no sirven, de momento, para nada más que para entorpecer el normal, necesario y justo desarrollo urbanístico. Si alguna vez se le pone orden y se dejan tranquilos los articulados, habrá que advertir, también, que seguimos sin una planificación global: hemos construido en las cimas, casi en la arena de las playas y sobre los acantilados, en los parajes naturales, hemos hecho polígonos industriales adosados, gigantescas urbanizaciones con accesos enanos? etcétera, y seguimos sin saber hacia dónde tirar.
No sólo eso. En un principio se propició el superdesarrollo, los grandes planes, las grandes ambiciones y luego llegó la política sandía, la parada ecológica, algo que sirvió, al menos, para que las empresas se prepararan para lo peor. Los tumbos, los propiciados por cuestiones políticas, no benefician a nadie y menos a proyectos de tan largo recorrido como los constructivos.
Es un escarnio para el sector que las comisiones territoriales de urbanismo, los órganos, precisamente, que dan vía libre o no a los grandes proyectos, a las grandes inversiones con gran número de empleos inducidos, no se hayan reunido en cuatro meses. ¿Quién ha dimitido por eso, quién ha pedido una dimisión por eso?
La musculatura de la burocracia sigue relajada, en la sauna. Ni la crisis ha hecho que abandone su letargo, ni que los políticos le hagan despabilar. Un ejemplo: el martes contábamos que la Generalitat da vía libre al PAI de Fuente de San Luis que incluye la pista de nieve. Y eso no quiere decir que vayan a empezar las obras, ni mucho menos. Ni me acuerdo cuando la empresa vino a contarnos lo que había solicitado en el ayuntamiento.
La actitud voraz de muchos empresarios tampoco ha ayudado. Han buscado en muchas ocasiones el pelotazo. Han tirado unas redes tan tupidas que han acabado con el banco de peces. Por otro lado, la especulación con el suelo ha sentenciado una subida de precios imparable ante el pasmo paralizante que ha sufrido, no sé si voluntariamente, la Administración.
Llanera se quejaba también del tratamiento que se le ha dado en los medios de comunicación. A ellos y a muchos más. La dinámica informativa de la construcción desconsiderada ha llevado a dar una imagen negativa de los promotores. Cada propuesta desmedida siempre ha sido recibida, lógicamente, con recelo por la prensa, pero los términos en los que se informaba no eran del todo ecuánimes, hasta el punto de que en más de una ocasión la Asociación de Promotores se ha lamentado amargamente. Los grandes PAI, sustentados, bien es cierto, por los propietarios que podían vender su terrenito a precio de oro, siempre levantaban, por el contrario, una protesta automática y yo diría que presuntamente organizada.
La puntilla, y a ello se refirió la empresa en su nota, le llegó cuando se produjeron filtraciones informativas en torno a la renegociación de sus préstamos. Ahí la prensa no tuvo más que ejercer su oficio.
¿Quién ha puesto más en lo de Llanera, en la crisis del ladrillo? la propia empresa, la política, la administración, los empresarios, la prensa, la banca? ?

Hacienda descubre un 13% más de fraude inmobiliario

El director general de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, adelantó que el fraude inmobiliario descubierto hasta septiembre se eleva a 836 millones de euros, casi un 13% más que todo lo detectado en 2006.

Economía Redactor – 10/10/2007 21:37

En su intervención en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, el responsable de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) aseguró que un 40% de los recursos d ela inspección se había centrado en el sector inmobiliario. Pedroche recordó que de 11 equipos que se dedicaban a la detección de fraude inmobiliario en 2006 se ha pasado a 60 equipos en este ejercicio. El director de la AEAT recordó que desde 2004, fecha en la que entró en vigor la obligación de consignar la referencia catastral en la declaración de la Renta, han aflorado rendimientos de capital inmobiliario (como alquileres) por valor de 3.050 millones de euros; el número de contribuyentes que declara dichos rendimientos se ha incrementado en un 22%.
Billetes de 500 euros

Pedroche también se refirió al control de la Agencia Tributaria sobre el uso de billetes de 500 euros como posible vía de blanqueo de capitales. Según sus datos, se han ingresado 15 millones de euros por declaraciones extemporáneas (las que realizan los contribuyentes fuera de plazo) relacionadas con investigaciones sobre operaciones con billetes de 500 euros. En cualquier caso, Pedroche recordó que el control de la circulación de estos billetes es competencia del Banco de España.

El segundo ámbito donde se han centrado los recursos de la inspección dada la incidencia del fraude es el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y, en concreto, en el control de las devoluciones solicitadas. Según Pedroche, el fraude se ha reducido un 52% en el sector informático y un 53% en el sector de teléfonos móviles en el año 2006 respecto al ejercicio precedente.

  En el caso de las matriculaciones de vehículos, el director de la Agencia Tributaria afirmó que el fraude fiscal que se cometía en el Impuesto de Matriculación ha bajado sustancialmente. El sistema de fraude consistía en que cuando se realizaba una adquisición intracomunitaria de un vehículo de segunda mano -por ejemplo, al adquirir un coche en Alemania- se declaraba un valor muy inferior al real al matricularlo. Como el impuesto es un porcentaje sobre el valor del vehículo, a menor preio, menos impuestos. En cuatro años la cuota media de matriculación ha subido un 34% “cuando el valor de los coches no ha subido en esa proporción”, señaló el director de la AEAT.

CUANDO “CORRER DEPRISA” EN LA CONSTRUCIÓN ES SINÓNIMO DE “FUERTE ESPECULACIÓN”: LOS CASOS DE ASTROC Y LLANERA.

Llanera y Astroc corrieron “muy deprisa”, según Durá

EL PAÍS – Valencia – 12/10/2007

 

Juan Eloy Durá defendió ayer la solidez económica de las compañías de este sector que llevan tiempo en el mercado frente a otras empresas más jóvenes, que han empezado “a correr muy deprisa”, dijo en alusión a las constructoras Astroc y Llanera.

 

 

La noticia en otros webs

El responsable de la federación comentó que “hasta ahora [tanto por parte de los empresarios como de particulares que contaban con ahorros], se invertía en el sector de la construcción porque daba mejor rentabilidad” que otras operaciones, pero señaló que ahora quienes elegían esta opción, “se han ido”. Estimó que “en este momento, la especulación en el sector se ha terminado totalmente” y apuntó que los particulares que invertían en este campo son ahora “competencia directa de los constructores” porque también sacan al mercado sus inmuebles, aunque “a un precio más barato”.

Respecto a las inversiones en suelo llevadas a cabo por empresas constructoras, manifestó que este era el ámbito en el que se producía “una especulación más fuerte”, por encima de las obras realizadas, ya que el suelo se compraba a un precio y poco tiempo después se vendía más caro, incluso “sin estar clasificado”, matizó.

Eloy Durá explicó que “el problema que han tenido algunas empresas es que dentro del balance ponían un precio de suelo como si estuviera ya clasificado”, cuando “realmente no lo tenían” así.

En este sentido, manifestó que hay sociedades que “han invertido mucho, gracias a los créditos que los bancos concedían fácilmente a quien quería entrar en el sector. Ahora se encuentran con una falta de liquidez total” y la negativa de los bancos a renovarles los créditos. Esto es lo que “ha pasado a estas dos empresas en concreto”, agregó Eloy Durá en alusión a Astroc y a Llanera. El presidente de Fevec señaló que hay otras firmas con más solidez y experiencia en el mercado que “no han entrado en esa vorágine de ser número uno”.

CASO TERRA MÍTICA: A PESAR DE SU LENTITUD, LA JUSTICIA AVANZA PASO A PASO.

POLÍTICA

 20/09/2007

Implicados el cuñado de Zaplana y un empresario cercano al portavoz del PP

Más de 4,5 millones de euros defraudados en el caso terramítica

JOSÉ MARÍA GARRIDO

Según informó la Cadena Ser, la abogacía del Estado calcula en 4,5 millones de euros el dinero defraudado a Hacienda en el caso Terra Mítica. Entre los principales empresarios, que presuntamente estarían implicados en el fraude al fisco, destaca Vicente Conesa, muy cercano al portavoz del Partido Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana.

La cifra total del dinero defraudado, según fuentes del Ministerio de Justicia, se reparte entre seis empresas que habrían ocultado a Hacienda sus obligaciones tributarias por el impuesto de sociedades y del IVA. Estas seis empresas son: Terra Mítica Parque Temático Benidorm, Tribal, Desarrollo de Proyectos e Instalaciones, Excavaciones Escoto, C3 Ingeniería y Altos de Carrichal.

Vicente Conesa
Asimismo, la Cadena Ser desvela que casi la mitad del dinero ocultado a Hacienda proviene de dos empresas: Desarrollo de Proyectos e Instalaciones y C3 Ingeniería y Altos de Carrichal. Ambas empresas, que habrían ocultado en tan sólo dos años 2 millones de euros, están dirigidas por Vicente Conesa, un empresario muy cercano al portavoz del Partido Popular, Eduardo Zaplana.

El cuñado
Entre los imputados también figura la cúpula directiva del parque temático de Valencia: el ex presidente Luis Esteban, el ex director general de Terra Mítica, Miguel Navarro y el antiguo jefe de compras y cuñado de Zaplana, Justo Valverde.

Mucho más
Cabe recordar que estos 4,5 millones de euros defraudados, tan sólo corresponden con uno de los 9 millones de metros cuadrados sobre los que se levanta el parque temático valenciano. De esta manera, es más que previsible que, finalmente se haya defraudado mucho más de 4.564.000 euros.

jmgarrido@elplural.com