DESPUES DE LA SENTENCIA DEL 11-M, ¿PODEMOS FINGIR QUE NO HA PASADO NADA?.

2/11/2007  EL JUEGO SUCIO DEL PP Y SUS MEDIOS AFINES

¿Podemos fingir que no ha pasado nada?

  1. • No se debe permitir que quienes han engañado a los ciudadanos en interés propio queden inmunes
 TOÑO VEGA
TOÑO VEGA

CARLOS Carnicero*

Hay ocasiones en que la evidencia es tan insoportable que exige ser formulada para que la sociedad se vea reflejada junto a ella. Entonces hay que decidir si puede permitirse el lujo de que las culpas queden sin castigo. Si las felonías ni siquiera pagan el peaje del descrédito social, nada impedirá que vuelvan a producirse. Esa es la encrucijada en la que la sentencia del atentado de los trenes sitúa a la sociedad española.
Lo ocurrido en torno al 11-M ha quedado reflejado en la sentencia, que no deja resquicio para cuestionar lo sucedido y obliga a revisar lo que ha acontecido en España en los últimos tres años y medio. El resultado, en la parte que toca a los padrinos de la teoría de la conspiración, es la náusea.
La síntesis no es difícil: el PP, una vez que perdió las elecciones por su forma de gestionar el atentado, decidió persistir en el error, intentando que la deslegitimación de la victoria socialista fuera un atajo para recuperar el poder. A partir de ahí se estableció una espiral diabólica que retroalimentaba los intereses del PP y los de una pléyade de supuestos periodistas que han acreditado que la información no es para ellos más que un instrumento de sus intereses. El Mundo estableció líneas de investigación solo en la dirección de sostener su tesis, que se fue haciendo cada vez más perversa.

EL PRIMER axioma era la autoría de ETA, pese a que era imposible de defender: no ha existido nunca una evidencia que relacionara a la banda terrorista con el atentado. El segundo paso fue todavía más audaz y perverso: pretendía una conspiración de funcionarios públicos, exdirigentes socialistas y mandos enquistados en las fuerzas de seguridad que habrían sido instigadores o cómplices del atentado. La brutalidad de la acusación pretendía que se organizó el 11-M para desplazar al PP de la Moncloa.
Cada nueva diatriba de El Mundo, cada nuevo encargo a un confidente de cabecera, cada nueva insidia formulada sobre la manipulación de los hechos, ha tenido en la COPE su ventilador mediá- tico y en el Grupo Popular, la escenificación política: Mariano Rajoy, llegó a pedir la anulación de la instrucción del sumario.
La sociedad española, con una paciencia democrática franciscana, ha asistido a este espectáculo de irracionalidad sin poder hacer más que esperar a que la sentencia judicial zanjara una discusión imposible. No se puede establecer ningún mecanismo dialéctico fiable con quien no está sujeto a ninguna norma ética; con quien no se siente vinculado con la verdad y puede sostener una cosa y la contraria sin que le tiemble una ceja. Ahora hay una versión judicial de lo sucedido. Un auto impecable desde el punto de vista del derecho. Normalidad jurídica y constitucional acorde con nuestro Estado de derecho.
Los actuales dirigentes del PP pretenden que aquí no ha pasado nada. Tienen el cinismo, frente a las actas del Congreso y la testarudez de la hemerotecas, de pretender que ellos nunca cuestionaron ni al juez instructor ni los procedimientos. El cepillo de carpintero de esos comportamientos, la exigencia de responsabilidades políticas, la deben ejercer los ciudadanos ante la urnas. Allí se decidirá si los políticos que han tenido estos comportamientos pueden seguir en la política española. Nada más que decir de Rajoy y su equipo.
Y, ¿qué hacer con la jauría mediática que ha pretendido sostener lo que era imposible solo para satisfacer sus intereses? Nuestro sistema democrático consagra la libertad de opinión hasta el extremo de permitir la existencia de periodismo como el que practican la COPE y El Mundo. Los periodistas que han obedecido las consignas de estos ayatolás de la comunicación no han querido ejercer su cláusula de conciencia y han firmando cada crónica haciéndose cómplices de sus directores. Hace mucho tiempo que El Mundo y la COPE traspasaron los limites del periodismo sensacionalista para instalarse en la cumbre de la manipulación de la información.

 LA   ENCRUCIJADA a la que nos somete la sentencia es muy sencilla: ¿puede la democracia española permitirse el lujo de aparentar que aquí no ha pasado nada grave? ¿Podemos tratar a los obispos españoles, al director de El Mundo y a quienes han colaborado con él con indiferencia hacia sus responsabilidades en el desprestigio de las instituciones y en el encanallamiento de nuestra vida democrática?
Una sociedad que no protege sus principios es una sociedad indefensa. La sociedad española, sus instituciones, empresarios y políticos deben saber que permitir la simulación de honorabilidad de estos sujetos nos haría a todos cómplices de sus procedimientos. El Estado de derecho les permite hacer lo que han hecho con los límites de la comisión de delitos; la indignidad no siempre queda retratada en un comportamiento penalmente punible. Pero permitir que estos individuos pretendan ser como los demás españoles es, sencillamente, consagrar que comportamientos como los que han tenido sigan siendo posibles en el futuro.

* Periodista.

Anuncios

EL 60% DE LA POBLACION SERÁ GOBERNADA POR ALCADES Y ALCALDESAS SOCIALISTAS.

POLÍTICA

 17/06/2007

El 60% de la población será gobernada por alcaldes socialistas

Remontada del PSOE respecto a las municipales de 2003

ELPLURAL.COM

La constitución ayer de las nuevas corporaciones municipales elegidas el pasado 27 de mayo arroja un panorama favorable al Partido Socialista. A pesar de que el PP le supera en el cómputo global de votos, el PSOE pasa a gobernar en once nuevas capitales de provincia y en dos capitales de Comunidades Autónomas. El avance territorial de los socialistas se confirma, a su vez, con el gobierno en otras importantes ciudades españolas. La comparación con los resultados de 2003 refleja claramente este progreso territorial.

El Secretario de Política Municipal y Libertades Públicas del PSOE, Álvaro Cuesta, reflexionó ayer sobre el positivo balance local y autonómico del PSOE y declaró que el 60% de la población española será gobernada por alcaldes y alcaldesas socialistas. Cuesta resaltó que el PSOE gobernará sobre 600.000 ciudadanos más que hace cuatro años, y resumió que el socialista es el partido “con mayor presencia en las ciudades de más de 50.000 habitantes en España”, el partido “con más alcaldes y alcaldesas en capitales de provincia, y capitales de CCAA en nuestro país”.

Vence en ciudades grandes
En rueda de prensa, Cuesta detalló que de las 138 ciudades que tienen más de 50.000 habitantes en España y, a la vista de los datos de esta mañana, han sido elegidos 69 alcaldes y alcaldesas del PSOE, mientras el PP ha obtenido 53 alcaldías.

11 capitales de provincia
Respecto a las capitales de provincia y capitales autonómicas, Cuesta explicó que los ayuntamientos pasarían a tener en total a 25 alcaldes y alcaldesas socialistas en capitales de provincia y de CCAA -dos alcaldes en capitales de CCAA, Mérida y Santiago de Compostela-, frente a 22 de capitales de provincia y 2 en ciudades autonómicas del PP, en total 24. “Supone que pasamos a tener 11 alcaldes y alcaldesas entre las capitales de provincia y de CCAA más que en el año 2003”, afirmó Cuesta, que “hemos pasado de tener 14 alcaldías a 25”, mientras “el PP ha descendido pasando de 33 alcaldías a 24, es decir, ha retrocedido en 9 alcaldías”.


Gran avance local
El dirigente socialista enumeró nuevas alcaldías socialistas como las Palmas de Gran Canaria, Orense, León, Soria, Logroño, Tarragona, Jaén, Vitoria, Toledo, Cáceres, Palma de Mallorca o Mérida como capital de Extremadura. También quiso resaltar el gran avance por parte de los socialistas en otras ciudades importantes como Vigo, Ferrol, Sanlúcar de Barrameda, Arrecife o Benalmádena.

Más de 250.000 habitantes
Por otro lado, Cuesta quiso señalar que de las 17 ciudades de más de 250.000 habitantes que hay en España “pasamos a gobernar en nueve -Barcelona, Sevilla, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Vigo, Gijón, Hospitalet de Llobregat, A Coruña y Palma de Mallorca-, frente a seis del PP -Madrid Valencia, Málaga, Murcia, Valladolid, y Alicante-“ (en las otras dos capitales gobernaría el PNV en Bilbao, e IU en Córdoba).


Normalidad democrática y “brotes”
El responsable socialista de Política Municipal y Libertades Públicas se felicitó por la normalidad democrática con la que transcurrió la jornada de constitución de las corporaciones municipales, salvo “algunos brotes aislados y actitudes intolerantes en el País Vasco y en algunos lugares de Navarra”, que condenó con contundencia por ser “intolerable la existencia de minorías intransigentes”, satisfecho de que “los violentos no han conseguido sus objetivos”.

EL PSOE AVANZA EN LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y SUPERA AL PP. DATOS PARA LA ESPERANZA.

enric_sopena5.jpg

17/06/2007

El vencedor del 27-M fue el PSOE

Año 2003, capitales de provincia y de autonomías: PP, 33; PSOE, 16

Los resultados finales de las elecciones municipales del pasado 27-M son elocuentes. El triunfador –en términos de poder local- no ha sido el PP, sino el PSOE. Los socialistas han dado el vuelco al marcador respecto a las urnas de 2003.

Hace cuatro años los populares lograron controlar 33 capitales de provincia, capitales de Comunidades Autónomas y ciudades autónomas (Ceuta y Melilla). El PSOE tuvo que contentarse con 16. En la actualidad, los socialistas gobiernan en 25 de estas capitales, mientras que la derecha se ha de conformar con 24.

Datos apabullantes
¿Qué partido, por consiguiente, ha subido y cuál ha bajado sensiblemente? Los datos son apabullantes. Los conservadores descienden, mientras que los progresistas ascienden. Así es la realidad, aunque en Génova 13 y sus altavoces mediáticos se obstinen en negar una vez más la evidencia, aferrándose, por ejemplo, a los triunfos -indiscutibles por otra parte- en Madrid, Valencia o Murcia.

Pactos posteriores
Algunos dirán que los socialistas han obtenido esta mejora en buena parte gracias a pactos posteriores con diversos partidos. ¡Qué más hubiera querido el PP que poderlo hacer, aunque teóricamente abomine de tales acuerdos! Es más, la derecha –tan apegada a la hipocresía o al cinismo- ha practicado de nuevo aquello que verbalmente rechaza. Así, ha retenido in extremis Zamora. Y así ha mantenido o conquistado otras ciudades o pueblos.

Guiños
El drama del PP –ante los comicios generales del próximo marzo- es su dificultad para tejer complicidades con otras fuerzas políticas. En estas últimas semanas han empezado a aflorar guiños -por parte de Rajoy y Esperanza Aguirre, entre otros dirigentes- hacia CiU y hasta el PNV.

El momento de la verdad
Se acerca el momento de la verdad y los fustigadores hasta la náusea, por un lado, y el Tribunal Constitucional, por el otro, del Estatut de Cataluña hacen arrumacos a Duran Lleida y Mas. Mientras, los castigadores dialécticos del PNV –partido al que abundantes predicadores genoveses comparan a menudo con ETA/Batasuna- tratan de seducir a los nacionalistas vascos. Ahora son moderados; hasta hace poco eran lobos con piel de oveja.

El peaje
Ignoran o fingen ignorar en el PP que su prepotencia y su afán de monopolizar casi todo sí pagan peaje. Con frecuencia, un alto peaje. ¿Por qué María Antonia Munar, líder de Unió Mallorquina parece estar a un paso de aliarse con los socialistas y otros partidos progresistas con el fin de apartar a la derecha del Gobierno balear?

Una sobresale
Hay razones variadas, sin duda. Pero una sobresale. En Unió Mallorquina están –líderes y bases- hasta el gorro de cómo han intentado absorber a este partido, al que han maltratado y vilipendiado desde sus cañones periodísticos. Y, si no, que pregunten a Munar por El Mundo en su edición balear.

Acoso y derribo
El acoso buscando el derribo de UM no es un episodio aislado protagonizado por el PP. Algo similar ha ocurrido en Logroño con el Partido Riojano. Colofón: los dos ediles de PR han facilitado el acceso a la Alcaldía de Tomás Santos, el nuevo alcalde de Logroño, por cierto, un candidato magnífico que ha conseguido su objetivo al segundo intento.

Cada uno por su lado
Desde el 27-M y la ruptura del alto el fuego, están encantados en el PP de haberse conocido. Siguen pensando que con Madrid y alguna ayudita de ETA arrasan. Olvidan que quien ríe el último, ríe dos veces. O que hasta el final nadie es dichoso. El final de Rajoy, en todo caso, es perfectamente previsible. Al menos, tales son los deseos de Gallardón y de Aguirre. Cada uno por su lado, obviamente.

E.S.

OPINIÓN: “LA RECUPERACIÓN DE LA POLÍTICA”

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Carlos Carnicero
  • CARLOS CARNICERO

    12/06/2007

El Zumbido

La recuperación de la política

Todas las noticias que me han llegado de la reunión en La Moncloa incitan al optimismo. Los términos del encuentro son claros: el líder de la oposición le ha ofrecido su apoyo al Gobierno sin condiciones, precisando que esa colaboración es únicamente para “derrotar a ETA”. Quizá pudiera pensarse que esta precisión era innecesaria, pero en todo caso Mariano Rajoy sólo ha recordado que él no creía en la negociación con ETA –cosa que ha sido evidente desde el mismo instante en que se puso en marcha el proceso de paz- y que después de la ruptura de la tregua, no hay caso para retomar esa eventualidad. Creo que está en su derecho y confío en que no haya ninguna trampa.

Ha sido una buena noticia que no se haya manejado un inventario de reproches porque además todos están claros, a disposición de la opinión pública y de los electores, para cuando quieran ejercitar las máximas responsabilidades políticas que se hacen en las elecciones generales.

Si en los días sucesivos se confirma que los hooligans y los espontáneos, que querrán torpedear el clima de entendimiento, no consiguen sus objetivos, asistiremos a la recuperación de la política que había estado abducida desde el día siguiente de las elecciones generales del 14 de marzo de 2004.

Es un escenario nuevo que casi se nos había olvidado porque la primera parte de la legislatura estuvo sometida a los vaivenes de la teoría de la conspiración del 11-M, y esta circunstancia encontró relevo en el inicio de las conversaciones con ETA. Desde el primer día de Gobierno, la sombra del terrorismo ha promovido un eclipse insoportable sobre la dialéctica política que se ha visto siempre sustituida por la descalificación que es inherente a un clima de crispación.

Los ciudadanos estamos de enhorabuena porque la unidad contra ETA nos va a permitir ocuparnos de todos los demás asuntos en un clima de relativo sosiego. Ya no estarán sometidos a la brutalidad de la confrontación a propósito del terrorismo.
Son días para estar atentos y tomar nota de todos los que quieran enturbiar este nuevo clima de entendimiento para ser absolutamente severos con quienes quieran provocar desunión en estos momentos de amenaza terrorista.