F 1 VS CAMBIO. VIDEO DEL ECCLESTONE, LA RITA Y EL PAQUITO.

20070515elpyop_71.jpg

TAMBIEN TOCA CAMBIAR EN EL PAÍS VALENCIANO

ecclestone.jpgcamps.jpgrita.jpg

http://www.youtube.com/watch?v=cAXAimmhS0M

Anuncios

UNA LLAMADA A LA MÁXIMA PARTICIPACIÓN EN LAS ELECCIONES DEL 27-M.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Carlos Carnicero
  • CARLOS CARNICERO

    25/05/2007

El Zumbido

La víspera del futuro

Los analistas políticos tenemos la obligación de intuir el futuro. Y, ya estamos en el futuro, porque sólo queda el cierre de campaña y el día de reflexión. No sería razonable que cambiaran muchas cosas en estas cuarenta y ocho horas. No lo creo. La gran duda está en el nivel de participación. Esa es la gran apuesta del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE en el tiempo que queda hasta que se abran las urnas. Movilizar a todos los ciudadanos con derecho a voto que creen en los valores de la convivencia y la participación política.

La discrepancia es la base del sistema político y la deslegitimación su primer enemigo. El PP ha hecho de la deslegitimación del contrario la base de su técnica política. No sabe vivir reconciendo al adversario el derecho esencial de su existencia. Y lo peor de todo es que la afirmación de José María Aznar sobre el paralelismo de la situación actual con la guerra civil tiene un trasfondo de crédito desde las antípodas de lo que ha dicho: si el PP continúa excavando una trinchera de odio que separe a los españoles, la tragedia, en las dimensiones asumibles que permite el comienzo del siglo XXI está servida.

Hace falta una radical catarsis en la derecha española. España necesita un partido conservador que se pueda mirar en el espejo de los que existen en Europa. No es razonable tener que convivir con un partido como es el que dirige Mariano Rajoy y vive a la sombra de la herencia de José María Aznar.

Estamos en unas elecciones municipales y autonómicas. Pero el PP primero, y el gobierno, después, han aceptado el reto de subir la parada hasta convertir, de hecho, estas elecciones en unas primarias de las elecciones generales que deberán celebrarse en año que viene.
Los resultados de la noche electoral se van a interpretar en esa clave, más allá del análisis concreto de las alcaldías y gobiernos autonómicos que logre cada partido. Cualquier cosa que suceda deberá permitir cambiar las claves en las que se desarrolla la vida política en España, donde está desapareciendo la praxis política democrática para convertirse en una propaganda en donde se le niega a la ciudadanía la participación política, porque el PP está empeñado en negar la esencia de la vida democrática, que es el derecho y la obligación que tiene el Gobierno de dirigir la política del país. Eso, ahora mismo, ya es un milagro por el empecinamiento que tiene el PP en llevar la confrontación a la antesala de lo que con tanta irresponsabilidad enuncio el ex presidente del Gobierno José María Aznar. Ahora solo queda esperar el veredicto de los ciudadanos.

CANAL 9, CHIVATO DE FABRA.

fabra.jpgElecciones 27M

Los socialistas denuncian que Canal 9 pasó notas a Fabra en un debate

EL PAÍS – Valencia – 22/05/2007

 

La consejera del PSPV-PSOE en el consejo de administración de RTVV Dolors López solicitó ayer a la Junta Electoral de la Comunidad Valenciana la “paralización cautelar” de la emisión del debate de política municipal de Castellón entre los candidatos Alberto Fabra, del PP, y Juan María Calles, del PSPV, prevista para la medianoche de ayer en Canal 9. López explicó que durante la grabación del debate, que tuvo lugar por la mañana, “alguien del equipo ha pasado tarjetones con algo escrito” a Fabra, mientras se encontraban en un recinto “en el que sólo podían estar el locutor, las cámaras y la regidora”, mientras que “detrás del panel del decorado había tres monitores con los tres asesores de los candidatos”.

 

 

La noticia en otros webs

Desde el consejo de administración de RTVV se señaló que en la cobertura informativa de la campaña electoral “no se especifica ninguna prohibición” para que los asesores políticos presentes puedan solicitar al regidor del programa que entregue anotaciones.

ELECCIONES 27-M: CON TU VOTO POR EL CAMBIO PUEDES EVITAR QUE LA EXTREMA DERECHA TENGA LA LLAVE DEL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA.

POLÍTICA

 21/05/2007

El PP perdería también el ayuntamiento de Alicante

La extrema derecha tendría la llave en Valencia

ELPLURAL.COM

El PP perdería el próximo 27 de mayo la mayoría absoluta con que gobierna holgadamente desde 1995 en la ciudad de Valencia. Según la última encuesta publicada por el diario Levante, la alcaldesa y candidata popular a la reelección, Rita Barberá, obtendría tantos concejales como PSPV y EU juntos. Este empate técnico dejaría la llave de la gobernabilidad al líder de Coalició Valenciana, Juan García Sentandreu, de extrema derecha y anticatalanista. En Alicante, el popular Luis Díaz Alperi perdería también la mayoría absoluta dejando vía libre a un gobierno de centro izquierda.

Dos de las principales ciudades de la Comunidad Valenciana, bastión popular, están en juego. Según la encuesta del Grup Marest para Levante-EMV, Barberá cosecharía el 44,42% de los sufragios. Sería la lista más votada, pero pagaría un precio muy alto por la caída de 7,5 puntos respecto a las elecciones de 2003. Con tres concejales menos de los actuales y con mayoría simple, los dos escaños que -de acuerdo con el sondeo- ganaría el PSPV, unidos a los dos que mantendría EU darían como resultado un 16 -16 (la corporación está compuesta por 33 miembros).

El ultraderechista Sentandreu, decisivo
La clave se encontraría en la entrada de Coalició Valenciana, liderada por el ultraderechista Juan García Sentandreu. La encuesta pronostica que CV conseguiría superar por los pelos la barrera del 5% electoral. Pero a pesar de ello tendría en sus manos la posibilidad de inclinar la balanza de la alcaldía hacia uno u otro lado del espectro político municipal o el poder de influir de forma decisiva en la gestión de los próximos cuatro años.

Sólo Barberá y Alborch aprueban
En cuento a la valoración de sus líderes, sólo la actual alcaldesa y Alborch llegan al aprobado con apenas 35 décimas de de diferencia a favor de la primera. «Regular» es la opinión sobre el Ayuntamiento de Valencia más repetida entre los encuestados (con un porcentaje del 39,5%) un poco por delante de los que califican la gestión municipal de forma positiva, «buena» (28,8%) o «muy buena» (7,3%). En el lado negativo, el 19,7% habla de «mala» y el 4,1% de «muy mala».

Alicante pasaría a manos del centro izquierda
En Alicante, el PP lograría 14 ediles, a uno de controlar el consistorio y superados por los quince de la izquierda. El Partido Popular sería la fuerza más votada pero el actual alcalde, Luis Díaz Alperi, perdería la mayoría absoluta que los populares tienen en el consistorio alicantino y la ex subdelegada del Gobierno, la socialista Etelvina Andreu, podría convertirse en alcaldesa con 13 ediles y el apoyo de los dos concejales que la encuesta concede a EU. Alicante es una de las ciudades donde la guerra del PP se ha saldado con una gran purga del sector zaplanista.

ELECCIONES 2007. OPINIÓN E.CERDAN TATO.

E. CERDÁN TATO

Mayoría o tumba fría

E. CERDÁN TATO 20/05/2007

 

La derecha ya no se moviliza en torno al PP. El PP está hecho trizas. Recientemente, en Alicante, Rajoy tuvo que declamar su gastado repertorio de muletillas, en el Teatro Principal. La asistencia al acto no daba para más. Y es que la sangría entre campistas y zaplanistas los ha dejado para el arrastre. Los leales al ex ministro lloran su derrota enrolados en siglas de emergencia y en candidaturas de municipios ajenos. Pero del naufragio, aún pretenden salvar la Diputación. Lo que supondría una pérdida para la oposición y para Camps. Para un Camps al que ya le quedan pocos conejos para sacarse de la chistera. Su victimismo es sólo un recurso agotado. Y hasta la demoscopia, que le iba de cara, le ha hecho, de pronto, un corte de mangas, de acuerdo con un reciente sondeo de la Universidad de Valencia, encargado por la Fundació Societat i Progrés, y de “alta fiabilidad”, que le otorga un máximo de 49 escaños, lo que le procuraría la condición de partido más votado, pero no la mayoría absoluta, frente a los del PSPV y del Compromís pel País Valencia, conjuntamente. De entre las ciudades con mayor población de nuestro País, Alicante está en el alero. El gobierno municipal de Díaz Alperi observa, de un lado, el desgaste objetivo e inevitable de sus doce años consecutivos de gestión. Pero, si además esa gestión es tan desastrosa, que hasta ha resultado incapaz de redactar, en tanto tiempo, el PGOU, con cuanto ello conlleva, y de abandonar los más elementales servicios, ganar estas elecciones es un empeño si no imposible, sí extremadamente difícil. Se percibe la decepción de los vecinos y hasta su indignación por el lamentable estado de la ciudad, por la falta de limpieza pública, por los transportes, por las barbaridades que se perpetran incesantemente. Y por si fuera poco, el alcalde y alcaldable Díaz Alperi anda empecinado con el plan Rabassa, que con el truco de que trata de promover viviendas populares, lo que se pretende es llevar a cabo una especulación intolerable, un disparate que tiene enfrente a la totalidad o a la mayoría de los partidos políticos y a los movimientos cívicos, como la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas. Por supuesto, este generalizado malestar se refleja en encuestas y sondeos de opinión. Alicante, la ciudad y sus ciudadanos, no soportarían otros cuatro años, con un gobierno así, tan propicio a la arbitrariedad y a los abusos. En el debate de Canal 9, en el que intervinieron los cabezas de listas municipales, por el PP, PSPV y EU, Luis Díaz Alperi, Etelvina Andreu y José Antonio Fernández Cabello, las cosas quedaron muy claras. Mientras el aún alcalde se limitaba a decir vaguedades, tópicos y simplezas, la candidata socialista le dio un buen repaso, en materia urbanística y en honestidad política; mientras, implacablemente, el aspirante de EU ponía sobre la mesa dato tras dato, y argumento tras argumento, profesoralmente, le dio a Díz Alperi un suspenso rotundo. Y muy merecido. Dentro de una semana cálese la conciencia y la responsabilidad cívica y cántele las verdades.

 

 

La noticia en otros webs

MI ENCUENTRO VIRTUAL DE CADA DOMINGO CON JJ PEREZ BENLOCH.

CRÓNICA: LA CRÓNICA

Un voto pragmático

J. J. PÉREZ BENLLOCH 20/05/2007

 

Con tan sólo cinco días de campaña por delante no resulta aventurado afirmar que todo el pescado está vendido. Los sondeos de opinión publicados han avanzado los resultados con muy ligeras desviaciones unos de otros y si un tsunami no lo impide se revalidará la ventaja conservadora. Quedan en el aire algunas incógnitas que alientan esperanzas y desasosiegos, al tiempo que animan al ejercicio del voto. Nos referimos especialmente a ese 20% de indecisos que puede darle un vuelco a los pronósticos autonómicos, así como a la capacidad movilizadora de los partidos en un clima general de despolitización y enervamiento cívico largamente propiciado por la política del Consell.

 

 

La noticia en otros webs

No obstante, la bondad de las previsiones para el PP valenciano, resulta cuanto menos chocante la invocación al pragmatismo para recabar el voto de los electores del PSOE que valoren la política del actual Gobierno con la misma benevolencia con que lo hacen sus protagonistas, empezando por sus beneficiarios, ya desempeñen cargos o gocen de sinecuras. No es ninguna excentricidad esta llamada a la conveniencia de optar por el partido más votado desde 1995. Al fin y al cabo, en ese centro político cada día más decantado a la ladera conservadora reside un fragmento de simpatizantes, e incluso militantes socialistas, de convicciones ambiguas y bandera de conveniencia.

A los estrategas electorales de Ignasi Pla no se les ha ocurrido, hasta ahora que sepamos, echar las redes en esos presuntos cardúmenes de la derecha. Seguramente porque hay poco que pescar. La veta liberal valenciana siempre ha sido muy estrecha, tanto que, como gráficamente se describía, a sus miembros se les podía embutir en un taxi. El mogollón, el macizo roqueño, en cambio, es enorme y nos viene gobernando desde el primero de abril 1939, Día de la Victoria, con una leve interrupción en los preludios democráticos. De ahí que ese mismo magma conservador considere que las aspiraciones de la izquierda son poco menos que una intromisión en su propio predio, una suerte desacato político.

Frente a esta hegemonía, el voto progresista -PSPV y Compromís pel País- supone cuanto menos la voluntad de limitarla, de difundir el poder, hoy concentrado en un solo partido, activando el sistema de contrapesos y fiscalizaciones que es el exponente de una democracia evolucionada. Optar por la alternativa equivale, además, a renovar las instituciones insuflándoles nuevos bríos, aunque asimismo signifique menor entusiasmo, o ninguno, por la promoción de grandes eventos absurdos, como el circuito urbano de Fórmula 1 que dinamita el pulso de la ciudad y buena parte de su trazado urbano. De todo esto ja en tenim prou, por puro pragmatismo.

No se trata de formular aquí una exégesis y valoración de los programas alternativos al PP, pero, entre la barahúnda de propuestas, hay tres que merecen ser subrayadas porque son políticamente definitorias. La primera es la decisión insoslayable de ponerle coto a la corrupción, aunque ello parezca interesar poco al pueblo soberano, resignado cínicamente a que no roba quien no puede; la segunda, y condicionante en buena parte de la anterior, es la gestión del territorio, tratando de que los paisajes que sobreviven no se reduzcan a sus tres primeras sílabas: y, por último, establecer la trama legal adecuada para impedir el uso partidario y fascistoide de la televisión y radio de titularidad pública. Tres asuntos prioritarios por puro pragmatismo.

Y no queremos cerrar esta crónica sin glosar, siquiera sea brevemente, el mantra que airea el PP calificando de grises y tristes los años que precedieron su llegada al poder. Esos fueron los 80, la década prodigiosa de la movida, que no solo fue un tiempo de vino y de rosas, sino también en el que se trazaron los fundamentos de la nueva Valencia con el riu de cultura que es el Jardin del Turia y la Ciudad de las Ciencias, entre otras obras de infraestructura que abonaron el despliegue actual. Rita Barberá, la alcaldesa periodista, fue testigo de tal evidencia. Lástima que en ocasiones como ésta la desmemoria teñida de ingratitud no parezca más que rencor. Un recordatorio que no tiene nada que ver con el pragmatismo, sino con aquello de dar a cada cual lo suyo, el famoso quique tribuere.

L@S CANDIDAT@S MUNICIPALES TIRAL DEL CARRO.

Elecciones 27M

Los candidatos municipales tiran del carro

M. A. – Valencia – 20/05/2007

 

El bajo tono de Francisco Camps y Joan Ignasi Pla contrasta con el ritmo de algunos de los aspirantes a las alcaldías de las tres capitales. Las ciudades de Valencia, Alicante y Castellón, aparte de la pugna estricta por sus ayuntamientos, se configuran como decisivas en el resultado que determinará la composición de las Cortes, por lo que se han convertido en los verdaderos campos de batalla electoral.

 

 

La noticia en otros webs

Tras 16 años ocupando la alcaldía de Valencia, la candidata popular Rita Barberá recorre a diario los barrios en una caravana electoral y, además, dedica no menos de tres actos por jornada a captar el voto. Para ella no es ésta una campaña como lo han sido las cuatro anteriores. Ante sí tiene una oponente que reúne mayor atractivo electoral que sus adversarios anteriores. La presión de la candidata socialista Carmen Alborch ha obligado a Barberá a intensificar su presencia por barrios a los que había dejado de ir y a regresar al caladero de los mercados en busca de votos.

La candidata socialista ha irrumpido con una campaña imaginativa y vistosa, pero también con un trabajo previo de fondo tomando el pulso de los barrios, con sus principales reivindicaciones y sus desequilibrios frente a lo que el PP denomina “la nueva Valencia”. Alborch no ha dejado de pisar el acelerador con sugerencias de calidad para la ciudad a la que aspira a gobernar, pero también con promesas básicas para los barrios más desatendidos que canalicen el descontento con los cuatro mandatos de Barberá.

Mientras que los candidatos populares a las alcaldías de Alicante y Castellón realizan una campaña de baja intensidad, sus oponentes tratan de atraer hacia la urna municipal el voto obtenido por el PSOE en las pasadas generales, lo que supondría un vuelco local y autonómico. Etelvina Andreu, la candidata del PSPV a la alcaldía de Alicante, mantiene en su agenda más de cinco actos diarios en los que pisa los barrios y se reúne con los vecinos para asumir sus quejas y contagiarles su entusiasmo.

Otro tanto ocurre con el candidato socialista a la alcaldía a Castellón, Juan María Calles, quien todos los días visita los barrios con dos carpas, horchata y una pantalla táctil en la que muestra “el mapa de la desidia” de los populares: 33 solares en los que se prometió construir escuelas, ambulatorios, centros de atención y otros servicios que nunca llegaron.