Algo huele a podrido en el PP.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • JORDI GARCÍA-SOLER

    21/01/2009

Detalles

Resulta del todo punto inconcebible el nivel al que están llegando las fuertes tensiones internas que desde los últimos meses agitan las turbulentas aguas del PP. La guerra abierta desatada por la lideresa Esperanza Aguirre por el control político de Caja Madrid, que ha puesto una vez más al descubierto la lucha cainita que le enfrenta con Alberto Ruiz-Gallardón, es un capítulo más de una sucesión poco menos que ininterrumpida de incidentes iniciados de algún modo ya el 14-M de 2004 y que vienen reproduciéndose con una intensidad inusitada desde el 9-M de 2008. Por si no bastara con esta batalla a campo abierto entre la presidenta de la Comunidad de Madrid y el alcalde de la ciudad de Madrid, ahí está el reciente descubrimiento de la red de espionaje montada por el consejero de Presidencia, Interior y Justicia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, así como la revelación del espionaje de que ha sido objeto el vicepresidente de la misma Comunidad, al parecer con el uso de cámara oculta en sus viajes al extranjero y con el resultado de un abultado dossier de fotos y documentos confidenciales.

<!–

Algo huele a podrido, y no es precisamente en Dinamarca donde huele ahora a podrido. Desde el rocambolesco –y, por cierto, todavía no esclarecido- escándalo de transfuguismo político que permitió la elección de Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad de Madrid, ésta se ha convertido en el escenario de numerosos asuntos poco o nada claros. Lo que ocurre ahora en Caja Madrid es un auténtico escándalo no sólo político, ya que se corre el riesgo de poner en cuestión la credibilidad de nuestro sistema financiero. Y el montaje de unos servicios de información, investigación y seguridad paralelos, dedicados a obtener toda clase de datos de todo tipo de personas y entidades, raya con lo ilegal.

¿Qué sucedería si los protagonistas de todos estos escándalos no fuesen destacados dirigentes del PP si no líderes de cualquier otra formación política, y en especial si se tratara de dirigentes del PSOE?
¿Qué no dirían, qué no escribirían todos aquellos que ahora callan sobre todos estos escándalos? ¿Dónde están aquellos periodistas “de investigación” que tanto alardean de serlo? ¿Estarán tal vez investigando pero no publicando? Y si fuese así, ¿por qué?

Jordi García-Soler es periodista y analista político

Anuncios

2 comentarios en “Algo huele a podrido en el PP.

  1. La Plataforma Nacional de Militantes y Simpatizantes del Partido Popular, Democracia y Libertad en el PP http://www.democraciaylibertadpp.es
    Desde aquí, queremos denunciar a todo el mundo, que no tenemos democracia dentro del Partido Popular. Queridos militantes, simpatizantes y votantes unámonos todos por el bien de España y del Partido Popular a la Plataforma Nacional Democracia y Libertad en el PP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s