Abolir las armas, abrazar la política.

060712_pa_israel_libano_1

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Elisa Serna nueva
  • ELISA SERNA

    08/01/2009

 

Abolir las armas, abrazar la política

Año Nuevo en Occidente, 1 de Enero 2009, 18:00 h.- … Difícil razonar, aunque no imposible; apartar el recurso al linchamiento, tan patriarcal como sobrado de pólvora y testosterona, el tomarse la justicia por nuestra mano, ante los crímenes contra la humanidad desatados en Israel y Palestina, por las tramas ocultas del espionaje internacional y los traficantes de armas, que hartos de heroína, corrompen la ética social de los gobiernos del mundo.

<!–

Veamos, dijo un ciego: Palestina e Israel son dos países soberanos, con los que compartimos ocho siglos de antepasados. Su legado cultural, científico, artístico en “Al-Andalus”, decían los hispano-bereberes y árabes, o “Sepharad” denominaron los hispano-judíos, es de tal dimensión y trascendencia, que esas Tres Culturas siguen operando, en mi opinión y a flor de piel, en nuestras actitudes de hoy.

La misma sangre
Españolitos que vienen al mundo predestinados a que “una de las dos Españas nos hiele el corazón”, catalanes, extremeños, andaluces o manchegos, castellanos o valencianos, sentimos aun correr por nuestras venas una misma sangre, una misma memoria histórica, unas mismas geometrías, matemáticas, filosofía o costumbres, cosmovisiones, refraneros, ritmos y melodías, gastronomía, etc.

Derechos
El refrán que dice “quién bien te quiere, te hará llorar” cuadra perfectamente con las indignadas exigencias de Alto al Fuego, de Adelanto Electoral en Israel y Palestina, de vuelta a las Fronteras de 1967, con que hemos llegado casi a bloquear los foros de Internet, las calles de Madrid, antes Maherit, en esta Al-Andulus de hoy, en esta Sepharad de hoy. Permitidme apelar a los derechos de troncalidad ética de esta parte de la familia semita, que conversa a la fuerza y atravesando los siglos, cripto-judia o cripto-bereber, constituimos el grueso mayor de los cuarenta y seis millones de españoles.

Alto el fuego
Enamorados de esta tierra que nos vio nacer, no obstante, os sugerimos desde el respeto a vuestra soberanía, el inmediato Alto al fuego, hermanas y hermanos expulsados, errantes, de la diáspora, del exilio. Alto al fuego de una vez. ¿Tiene que haber otro Holocausto, para que el mundo comprenda cabalmente el sufrimiento entero que os acompaña desde el Decreto de Expulsión de los Reyes Católicos? No, radicalmente, no.

Si
¿Y para que ayudéis al mundo a proclamar el Adiós a las Armas definitivamente, para que consigamos Abolir el uso de las armas y sea la palabra, sephar, la negociación, la política, la libertad y el reparto, la solidaridad y la fraternidad entre todos nosotros, como propone un luminoso judío, Karl Marx, la ética de nuestras vidas? Sí, rabiosamente, sí.

Ghettos
¿No son los primeros kibuts de los años cincuenta, el código de ayuda mutua de los “ghettos”, propuestas judías a revitalizar en Israel, en Palestina, o en España, mientras atravesamos la más solemne de las crisis del capitalismo?

Fraterarcado, ya
Entre mis deseos para el año nuevo, el mas irrealizable es, sin duda, el de la abolición de todas las armas del mundo, un salto cualitativo para todos aquellos partidos, sindicatos, universidades, que culminarán con éxito las civilizaciones comprometidas con el uso de la palabra, la negociación, la política, la libertad, la adquisición de nuevos conocimientos; civilizaciones sabedoras de que todos nos necesitamos en un momento dado y por ello, fraternales, respetuosas con el diferente. No estoy sola con mi sueño y es por eso más legítimo.

Una mirada global
Sin embargo, la realidad, siempre dialéctica, que queremos transformar, y solamente en el siglo XX, ha producido cien millones de victimas de guerra. 1OO,OOO.OOO de seres humanos con una vida y un proyecto vital destrozados. Dicen mis amigos pacifistas que existen en la Tierra arsenales atómicos suficientes para hacerla desaparecer de la Vía Láctea hasta cinco veces.

La Industria armamentista
Monografias.com ha editado un importante trabajo sobre el negocio de las armas, donde muestra gráficos comparativos entre los países industrializados y los países en desarrollo, los gastos militares y las exportaciones de armas en el mundo, durante el Siglo XX, cuyo análisis ponen al más feroz con los pelos de punta y abonan la necesidad imperiosa de reaccionar ante la hecatombe que el uso, controlado o descontrolado, de todos esos arsenales, supondría para la humanidad y para nuestro planeta.

Evidencias
Es evidente para la gran mayoría, simplemente sensata, que los capitales invertidos en armas, fueron la causa del derrumbe del Muro de Berlín, cuyos primeros picos y palas se hincaron contra el hormigón, desde el lado Este, porque comprendieron que la inversión en armas de disuasión, en arsenales que aterrorizaban, les faltaba para que los soviéticos llevaran una vida mas desahogada y serían mas que suficientes para erradicar el hambre y las enfermedades del mundo entero, por ejemplo.

El Universo, Patrimonio de la Humanidad
Mas allá de la auto-destrucción de la Tierra, los equilibrios de rotación y traslación del Sistema Solar, podrían dar en una desviación de órbitas que hiciera entrechocar a la Luna, Marte, Venus, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno o Plutón, creando un infinito agujero negro, con un poder de atracción tal, que deglutiría de un solo sorbo y en la fracción de un segundo, el Universo todo.

Los Señores de la guerra, al paro
Cuentan algunas crónicas del New York Times, que las compañías aseguradoras acostumbraban a romper los cristales de todos establecimientos que no contrataban sus pólizas. De madrugada enviaban a cualquiera de los muchos delincuentes que deambulaban por Nueva York, en los años veinte, dispuestos a ganarse, de cualquier modo, un puñado de dolares. Les destrozaban las lunas de los escaparates, a pedradas y desaparecían en las brumas de la noche, zumbando.

Desenmascaran el terrorismo de los traficantes
Sin embargo, es infinitamente mayor la falta de escrúpulos de los desalmados que exacerban, para crear la necesidad de las armas, conflictos como el de Israel-Palestina o ETA-Estado español, para luego venden armas a ambos contendientes. Incluso, pueden aparecer ante los medios de comunicación, como los mayores pacifistas de la Tierra. Desenmascararlos y llevarlos a los tribunales es posible. Pero ¿quien le pone el cascabel al gato? ¿Cómo cree que se podría abolir el uso de las armas?

Elisa Serna es cantautora, ex-presa y represaliada política

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s