Font de Mora afronta un duro diálogo tras aparcar su Ciudadanía

ESPAÑA-EDUCACIÓN CIUDADANÍA

El movimiento educativo ha sido el catalizador de los problemas del sistema

NEUS CABALLER – Valencia – 17/12/2008

Hacía 20 años que no se desconvocaba una huelga de la enseñanza. Todas habían acabado en paro. Excepto la que se había convocado para hoy, que tenía un carácter de huelga general de todos los sectores de la educación. Esta decisión, sin embargo, no debe tomarse como una muestra de debilidad sino como el anticipo de la dureza con que los miembros de la Plataforma per l’Ensenyament piensan negociar en el futuro sus reivindicaciones ante la Consejería de Educación.

La noticia en otros webs

Todos los miembros de la Plataforma (sindicatos, padres y alumnos, directores, inspectores y Escola Valenciana) recordaron ayer que la huelga “simplemente se ha aplazado hasta conocer el resultado de las primeras negociaciones” y, por tanto, se mantendrán “vigilantes” ante las respuestas que vaya dando la Administración.

Alejandro Font de Mora, consejero de Educación, prefirió ayer interpretar la desconvocatoria de una manera un tanto peculiar. Primero se congratuló de la “institucionalidad” por el acuerdo alcanzado con quienes pedían su dimisión y, autoconfirmándose en el cargo, añadió: “No he dimitido y la orden de Ciudadanía en inglés está en pie, excepto para las cuestiones que afectan a la moratoria”. El pacto alcanzado el pasado lunes entierra de hecho la ocurrencia del presidente Francisco Camps de exigir que Educación para la Ciudadanía se imparta en inglés.

El acuerdo alcanzado entre la Plataforma y la Consejería se produce tras un trimestre lectivo plagado de encierros y manifestaciones que culminó la noche del lunes, a solo 48 horas de la huelga general convocada por los tres sindicatos mayoritarios STEPV, CC OO y UGT y apoyada por padres, alumnos y directores. Hasta el 15 febrero, que es la fecha tope acordada, la Administración y los miembros de la Plataforma habrán de cerrar un paquete de “acuerdos básicos”, en una compleja negociación.

Están en juego 12 puntos clave para la enseñanza pública: desde la creación de 47.000 plazas escolares en el curso 2011-2012 a la contratación de 300 especialistas de inglés para reforzar el aprendizaje de esta lengua extranjera en niños de 4 y 5 años, pasando por el diseño de un plan contra el fracaso escolar, que en Secundaria afecta al 38,4% de los jóvenes de 16 a 20 años.Según Font de Mora, “hubo decisiones que llevaron a la desconvocatoria de una huelga que satisface a la Generalitat porque supone la vuelta a la normalidad o la no entrada de un elemento de disfunción para la educación valenciana”. El consejero de Educación fue más lejos al interpretar que el conflicto generado en las aulas por el rechazo del profesorado y de los alumnos a dar Ciudadanía en inglés ha servido para “sensibilizar a la sociedad y al sistema educativo” sobre la importancia de aprender idiomas.

El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, instó a Camps a explicar quién asumirá responsabilidades políticas del error reconocido que ha tenido convulsionado el último año al sistema educativo. Alarte indicó que el PSPV vigilará también el cumplimiento de los acuerdos de la Plataforma con la consejería.

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, celebró “la marcha atrás” de la Generalitat de lo que calificó como “un disparate colosal”. El senador por Castellón y portavoz, Juan Bautista Cardona, calificó la situación de “chabacana”. Su intervención en el Senado, durante el turno de preguntas a la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, recordó la incongruencia del presidente Camps, que pasó de manifestar que “el inglés es un punto de inflexión innegociable” a decir ahora que “no se dan las condiciones” para implantar el inglés a través de Educación para la Ciudadanía.

Acerca de si trata de una simple “estrategia” o existe una “voluntad política” real para negociar “acuerdos” de fondo por ambas partes, este diario remitió ayer un cuestionario de tres preguntas (que se reproduce en el recuadro) al consejero Font de Mora y a la secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez, para que hicieran una valoración del acuerdo alcanzado, pero rechazaron responderlo. Sí que aceptaron ofrecer su opinión los portavoces de los padres, los directores y los sindicatos y lo hicieron para defender la “importancia” del pacto institucional alcanzado el lunes.

Opiniones sobre el conflicto educativo

– 1. ¿Qué le parece el acuerdo alcanzado el lunes entre la consejería y la Plataforma per l’Ensenyament Públic?

– 2. ¿Qué esperanza tiene en el nuevo escenario de negociación pactado a varios meses vista?

– 3. ¿Cómo valora la “interlocución” de la Plataforma? ¿Puede facilitar los acuerdos el que todos los actores con capacidad legal para negociar con la consejería actúen con una voz unitaria?

GEMMA PIQUÉ Portavoz de la Confederación Gonzalo Anaya y de la Plataforma

1. La Plataforma ha conseguido, en un momento muy crítico para el sistema educativo valenciano, resolver una huelga general. Hacía más de 20 años que no se había producido una paralización por una huelga, convocada y autorizada oficialmente. Todas las huelgas de la enseñanza han acabado llevándose a cabo. Y eso debería de tenerlo en cuenta el conseller, de aquí en adelante.

2. El camino de la negociación será largo. Pero es muy importante el documento consensuado entre la comunidad y educativa y la Administración. El documento que presentamos lleva implícito un trabajo muy difícil y hay mucha elaboración detrás. La Plataforma ha destapado, en estos meses de movilizaciones, cómo está en realidad la escuela pública. Y ahora hay un reconocimiento implícito de la consejería de los déficits que tiene el sistema y que hay que corregir. Esa es la única razón por la que se ha aplazado la huelga, que no desconvocado. Ahora hay mucho trabajo por delante.

3. La unión de la Plataforma le ha dado a la sociedad valenciana lo que pedía: la sociedad reclamaba unión y acuerdos. Pero también presión.

VICENT BAGUETTO Portavoz de los directores de Secundaria

1. Los dos documentos firmados son muy importantes. En primer lugar, porque es un reconocimiento explícito a la Plataforma como interlocutor. En segundo, porque desde un punto de vista técnico -sin entrar en valoraciones políticas de lo que piensa el PP de la Ciudadanía- el documento asume que no se daban las condiciones para dar esta asignatura en inglés.

2. La firma de los “acuerdos mínimos” el lunes no es el final de nada, es el principio. Ahora lo que se abre es un impasse hasta que se inicie el proceso de negociación. Ahí veremos si hay una verdadera “voluntad política” de hacer borrón y cuenta nueva y llegar a acuerdos reales. Habrá momentos en los que la Administración y la Plataforma podrán no estar de acuerdo en todo, pero la Plataforma estará dispuesta a llegar a acuerdos que sean mínimamente razonables.

3. La importancia de la Plataforma ha sido vital, porque en ella está representada toda la comunidad educativa. Y, en particular, nosotros los directores hemos intentado introducir elementos de racionalidad en una situación de conflicto para explicar en todo momento la situación, desde los alumnos que no entendían lo que pasaba, a las familias, así como a las estructuras organizativas de los centros y dentro de la consejería para que reflexionara sobre una posición que se ha demostrado que no podía ser.

VICENT MAURI Portavoz de los sindicatos

1. Es positivo, ya que desde el inicio de curso la voluntad y firmeza de la comunidad educativa, en una movilización sin precedentes, ha tumbado la pretensión de la Generalitat de imponer la enseñanza de Ciudadanía en inglés y la negativa a negociar una solución a los problemas del sistema educativo.

2. Esperamos que se aborden todos los puntos planteados por la Plataforma y se avance en la negociación para mejorar la enseñanza pública y las condiciones laborales del profesorado y del personal que trabaja en los centros docentes. Tenemos esperanza porque la negociación va a estar apoyada desde los centros educativos. No lo fiamos todo a la buena voluntad de la Administración. Hemos aplazado la huelga, pero la lucha continúa.

3. La unidad y el trabajo de la Plataforma per l’Ensenyament Públic son claves para continuar trabajando en el futuro. Pero lo es más que esta plataforma se ha multiplicado y extendido en las plataformas comarcales, en la actuación unitaria de los consejos escolares, de los claustros, de las diversas AMPA, de los sindicatos, las asociaciones de alumnos, las decenas de entidades cívicas, sociales, culturales… y las decenas de miles de valencianas y valencianos que han conseguido infligir una derrota en toda regla al Gobierno de Camps, diga lo que diga el conseller con sus bravuconadas y salidas de tono.

Ése es el verdadero valor que hay que preservar. Lo que comenzó como una reivindicación de carácter laboral y de organización de los centros ha actuado como catalizador de los muchos problemas que tiene el sistema educativo valenciano. Con la negociación de la plataforma se abre un nuevo periodo. Ahora queda mucho trabajo por hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s