Conclusiones de la I Reunión de Expertos en Cambio Climático y Salud, celebrada en la sede del Ministerio de Sanidad y Consumo de España

 
 

Reunión  expertos
María Neira durante la reunión de expertos. Foto: MSC

  • El plan ha sido consensuado por más de 80 expertos mundiales y organismos de Naciones Unidas.
  • El objetivo es acelerar los trabajos de investigación en este terreno antes de que se celebre la XV Conferencia de Naciones Unidas, en diciembre de 2009, y en la que tratará un nuevo acuerdo global sobre el clima que suceda al Protocolo de Kyoto.
  • El plan de investigación identifica cinco áreas prioritarias de actuación, entre ellas los efectos directos e indirectos a largo plazo del cambio climático en la salud y el fortalecimiento de los sistemas sanitarios en esta materia.
  • A pesar de los riesgos reconocidos del cambio climático, la investigación en este campo es muy reducida.

La Organización de la Salud (OMS) ha aprobado un plan de acción política e investigadora para proteger la salud frente a la amenaza del cambio climático. Ésta es la principal conclusión de la I Reunión de expertos internacionales en cambio climático y salud, que ha acogido el Ministerio de Sanidad y Consumo en su sede desde el pasado lunes. El plan pretende incrementar rápidamente las actuaciones en el terreno de la investigación para ampliar la evidencia científica sobre el impacto en la salud del cambio climático y proponer medidas de protección eficaces.

Según los expertos reunidos en Madrid, a pesar de que el cambio climático se reconoce cada vez más como un riesgo importante para el bienestar humano, ha recibido poca atención por parte de la investigación. A modo de ejemplo, hay casi ocho veces más documentos científicos sobre la contaminación del aire que los que describen el vínculo entre cambio climático y salud.

“Muchos organismos, incluyendo la OMS, han puesto de relieve los peligros sanitarios del cambio climático”, ha declarado la directora general de la OMS, Margaret Chan, quien ha añadido: “Los 193 Estados miembros de la OMS reconocieron estos peligros en la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud (que se celebró en mayo) y solicitaron a la OMS que les ayudara a reforzar las evidencias para establecer una política de actuación”.

Áreas de investigación prioritaria

El plan diseñado por la OMS establece las directrices generales y específicas que deben seguir los gobiernos e instituciones de investigación que quieran emprender acciones en esta materia. El documento identifica cinco grandes áreas de investigación prioritaria:

  • Interacciones del cambio climático y factores determinantes en la salud: el cambio climático no actúa aislado y hay una necesidad urgente de entender cómo interactúa con otros factores que pueden influir en la salud como el desarrollo económico, la globalización, la urbanización y desigualdades en la exposición al riesgo sanitario y en el acceso a la atención.
  • Efectos directos e indirectos a largo plazo: se sabe mucho de los efectos sanitarios del cambio climático a corto plazo, pero es preciso conocer mejor sus efectos a largo plazo, como la creciente sequía, la disminución de los recursos de agua dulce y el desplazamiento de la población, con un enfoque especial en niños y otros grupos especialmente vulnerables.
  • Comparación de la eficacia de las intervenciones a corto plazo: los enfoques de los distintos países para afrontar las amenazas sanitarias relacionadas con el cambio climático pueden ser distintos. Las evaluaciones resultantes de esta comparativa pueden ayudar a calificar la eficacia de las intervenciones.
  • Evaluación del efecto en la salud de sectores no sanitarios: hay una necesidad urgente de evaluar rápidamente las implicaciones sanitarias de políticas específicas para la prevención y adaptación del cambio climático en otros sectores, como el efecto potencialmente negativo de promocionar biocombustibles sobre la seguridad alimentaria y la malnutrición, y los efectos sanitarios potencialmente positivos de políticas de transporte y energías sostenibles.
  • Intervenciones sanitarias y en el cambio climático para fortalecer los sistemas de salud pública: muchas de las intervenciones que llevan a cabo los sistemas sanitarios para afrontar el cambio climático se basan en competencias básicas de salud pública. Es preciso tener más conocimientos para identificar los medios más eficaces para implantar estrategias de salud pública preventivas e integradas que reduzcan no sólo las amenazas relacionadas con el cambio climático, sino también todos los riesgos sanitarios ambientales.

El objetivo de la agenda de actuaciones acordada en Madrid es intensificar las investigaciones para presentar resultados durante la XV Conferencia de Naciones Unidas, que se celebrará en Copenhague, en diciembre de 2009, y donde se espera que los líderes mundiales alcancen un nuevo acuerdo global sobre cambio climático que sustituya al Protocolo de Kyoto.

España creará un observatorio nacional en 2008 que estudiará el impacto del cambio climático sobre la salud de los españoles.

En esta misma línea, el Gobierno Español tiene en marcha el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático que contempla varias líneas de actuación: evaluar el efecto del cambio climático en la salud y prevenir enfermedades ligadas al mismo; realizar planes de intervención basados en sistemas de alerta temprana; desarrollar programas de vigilancia y control de enfermedades de transmisión vectorial y aumentar la concienciación ciudadana.

Del mismo modo, también está previsto crear un Plan Nacional de Acción en Salud y Medio Ambiente para el período 2009-2012 que tendrá entre sus principales contenidos el cambio climático.

“Nuestro objetivo es aprovechar las sinergias creadas en la aplicación de otros planes y programas relacionados con los efectos de las temperaturas extremas, la calidad de las aguas, los riesgos físicos, la seguridad química, la contaminación atmosférica, la vigilancia epidemiológica, la formación de los profesionales sanitarios y la educación y promoción de la salud”, ha indicado el ministro de Sanidad Soria.

Fuente: ISTAS. Dr. Dámaso Tor. Médico y Meteorólogo. Especialista en gestión ambiental. 8 de octubre de 2008

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s