El filósofo Paolo Flores d’Arcais le expone a Rouco su gran confusión.

MACRO/VIDA

“La amenaza totalitaria se hace realidad cuando una institución decide por el ciudadano cómo debe ser su vida”

ELPLURAL.COM

Rapapolvo para Rouco Varela desde las páginas de opinión de El Pais. Al filósofo Paolo Flores d’Arcais no le han gustado nada las declaraciones del cardenal arzobispo de Madrid, cuando volvió a acusar al laicismo de querer hacer realidad “la dictadura del relativismo ético”. A través de un pulcro y cristalino artículo, d’Arcais le explica a Rouco como jamás se podría comparar al laicismo con una dictadura, mientras que las intenciones de la Iglesia de hacer acatar a la sociedad sus normas sí son dictados.

<!–

“Sólo se puede hablar de dictadura cuando a los ciudadanos se les obliga a aceptar, contra su voluntad, las decisiones de un poder autoritario”, dice d’Arcais. “La amenaza totalitaria se hace realidad tan sólo cuando una institución pretende decidir en lugar del ciudadano cómo debe ser su vida”.

Dios del amor
“¿Cómo un “Dios del amor” puede obligar a los enfermos terminales a sufrir meses de torturas?”, se pregunta d’Arcais en su artículo: “Es un amor verdaderamente extraño éste que se atribuye a Dios”. D’Arcais es categórico en la respuesta: “, al atribuir a Dios una crueldad semejante, demuestran ser los herederos -claramente no arrepentidos-, no de Francisco de Asís, sino del inquisidor Torquemada”.

Carácter pluralista
Según el filósofo italiano, “sólo se puede hablar de dictadura cuando a los ciudadanos se les obliga a aceptar, contra su voluntad, las decisiones de un poder autoritario”. En cambio, “el famoso relativismo laicista no pretende jamás obligar a nadie”, ya que representa “el carácter pluralista de una sociedad abierta”. Ese relativismo es el que ha permitido que “cada mujer escoja con libertad si quiere llevar a término su embarazo”.

“Dios no habla”
“La amenaza totalitaria se hace realidad tan sólo cuando una institución pretende decidir en lugar del ciudadano cómo debe ser su vida”, replica d’Arcais, quien confía en que Rouco “Varela no responda que el que dispone sobre mi vida, como de la vida de cualquiera, no es quien la vive sino Dios”. “Dios no habla, sino que son siempre seres humanos los que hablan en su nombre (cosa que, aparte de todo, es una forma de delirio de omnipotencia)”, explica el filósofo.

Discriminación de los no creyentes
Otra de las razones que esgrime d’Arcais para restar autoridad a Dios frente al laicismo es que “Dios existe para unos pero no para otros, y todos son ciudadanos”, así que, viviendo en una democracia “Dios no puede convertirse en argumento”, porque discriminaría a los no creyentes.

La disposición de la vida de la Iglesia
D’Arcais también le recuerda a la Iglesia las ocasiones en que ha sido ella la que ha optado por “disponer ilimitadamente de la vida”, como Rouco acusa al laicismo de hacer. “Rouco Varela sabe a la perfección que la Iglesia católica no ha condenado hasta hace muy pocos años, y con una formulación ambigua, la pena de muerte (que estuvo en vigor en la Ciudad del Vaticano hasta 1969)”. Y de paso hace una mención al servicio militar obligatorio, donde la lucha por la objeción de conciencia representa una de las batallas laicas “en las que la Iglesia católica NO ha participado”.

Anuncios

Un comentario en “El filósofo Paolo Flores d’Arcais le expone a Rouco su gran confusión.

  1. me resulta personalmente deleznable,que la iglesia llamada catolica,que hace mas de un siglo tenia poderes civiles en los estados pontificios,intenten aun subyugarnos con lo de RELATIVISMO LAICISTA e implicitamente nos estan condenando.
    Creo que hay base juridica para procesar a este prelado,por juzgar y calumniar a aquellos que NO SOMOS CREYENTES O ATEOS,comparandonos con el nazismo. En este pail los unicos nazis son los que se cobijaron bajo el manto del dictador o de los de derechas y realizaron cobardes MACIELADAS.
    CUANDO van a dejar de ser inquisicion y respetar la libertad humana. No queremos vuestra salvacion falsa.Siguen metodos crueles para defender LA FALSEDAD DE SUS CREENCIAS.
    LA INCREENCIA NOS LIBERA, LA CREENCIA SUBYUGA,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s