Zapatero y Urkullu supervisan personalmente y dan luz verde al acuerdo de los presupuestos

POLÍTICA

El Plural revela los detalles de una negociación mantenida hasta el último minuto

ESTHER JAÉN

En apenas una hora y media, entre las 13.00 y las 14.30 horas, los teléfonos de José Luis Zapatero y del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, han sonado hasta 5 veces. Al otro lado de la línea, el portavoz socialista, José Antonio Alonso, y el del Grupo Vasco en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, consultaban directamente a sus superiores hasta dónde podían llegar en la negociación presupuestaria. Llevaban entrando y saliendo del despacho de José Antonio Alonso, desde primeras horas de la mañana, pero el principio de acuerdo no llegó hasta pasadas las 14.00 horas, cuando el Registro General ya había cerrado sus puertas y el plazo estipulado por el Reglamento para presentar enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2009 se había extinguido.

<!–

En ese momento, el PNV aceptaba la última oferta socialista: sí a los traspasos de competencias en I+D+i, pero con una dotación presupuestaria que está todavía por perfilar y el aumento de la inversión en infraestructuras estratégicas para la Comunidad Autónoma Vasca. De romper la caja única de la Seguridad Social, ni hablar, aunque eso los nacionalistas vascos ya lo tenían más que amortizado.

Ya tienen los votos
Minutos antes, era el representante del BNG, Francisco Jonquera, el que había dado el sí a Alonso. Se cerraba por fin un principio de acuerdo lo suficientemente sólido para que los socialistas pudiesen contabilizar 171 votos a favor de las cuentas públicas que defenderá Solbes el próximo martes (los 169 del PSOE más los 2 del BNG). Tantos votos a favor como votos tenían en contra (171 votos contrarios en ese momento, pendientes aún de saber la decisión final del PNV y contando con una abstención de UPN y un voto en contra).

Saldrán adelante
A falta de perfilar en el tramo de enmiendas parciales la letra pequeña, los nacionalistas gallegos conseguían aumentar la inversión del Estado en Galicia en al menos 125 millones de euros que se sumarán a los 2.020 presupuestados inicialmente para esa Comunidad. Se hacía imprescindible ya el apoyo del PNV. Con sus 6 votos, el PSOE contará con 177 votos que le permitirán sacar adelante unos presupuestos cuya devolución han pedido el PP, CiU, ERC, IU, IC, CC y UP y D.

Acuerdos por cerrar
Si bien el principio de acuerdo con el BNG está bastante avanzado, en el caso del PNV sólo se han perfilado las grandes líneas: el traspaso de competencias en I+D+i, tal como se recoge en el propio Estatuto de Gernika, las garantías de avance en la línea del AVE que discurrirá por Euskadi e incluso la construcción del Puerto Exterior de Pasajes. En este caso, ninguno de los negociadores pone cifras definitivas sobre la mesa todavía, porque eso es, precisamente, lo que tienen que cerrar a lo largo del fin de semana, a través de llamadas telefónicas y mensajes de correo electrónico. Para que no haya sorpresas de última hora, el portavoz del PNV, Josu Erkoreka abandonaba el despacho de José Antonio Alonso con una pequeña memoria usb en su bolsillo, en la que se esbozaba la última oferta socialista, la que daba lugar al principio de acuerdo y sobre la que van a trabajar este fin de semana, para poder anunciar, el próximo lunes, que los votos del PNV volverán a apoyar este año al Gobierno de Zapatero.

Satisfechos
Si el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, se mostraba satisfecho tras la maratoniana sesión que le mantuvo encerrado en su despacho toda la mañana, Erkoreka no ocultaba tampoco su satisfacción cuando, cerca de las 3 de la tarde, explicaba ante la prensa los grandes trazos del preacuerdo. Tan solo una hora antes, a las 13.55, una persona adscrita al Grupo Vasco esperaba en las inmediaciones del Registro General con la enmienda a la totalidad en su mano, la que el PNV pensaba registrar en caso de que la reunión con Alonso no diera frutos positivos.

Tranquilidad
Pero las llamadas a Zapatero y Urkullu sí los dieron y la orden telefónica con la que Erkoreka tenía que activar la presentación de la enmienda no llegó. “Las cosas van por el buen camino”, decía José Antonio Alonso tras levantarse de la reunión. Y es que el PSOE ha salvado sus presupuestos y, salvo sorpresas de última hora, el próximo martes afrontará el primer tramo del debate presupuestario con la tranquilidad que da contar con una mayoría absoluta dando apoyo al Gobierno y observando cómo se desarrolla el conflicto interno en el Grupo Popular, entre UPN y el PP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s