Stop a los abusos del capitalismo.

 

L. G. / D. B. – Londres / Bruselas – 14/10/2008 23:14
La crisis ha dejado claro que ya no sirven las soluciones de antaño y que hay que crear nuevos cimientos para el sistema financiero mundial, porque los que había no eran suficientes y, además, han quedado muy dañados. Debatir sobre la refundación del sistema centrará la agenda de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que hoy y mañana se celebra en Bruselas.

Si el primer ministro británico, Gordon Brown, tomó la delantera la semana pasada con un programa de rescate de la banca, que el resto de la comunidad internacional ha replicado, ahora también quiere liderar este proceso de refundación del sistema financiero. Su receta pasa por “crear un mecanismo global de coordinación y supervisión” para salir “de la primera crisis financiera de la era global”, según anunció ayer en Londres.

Brown propone “una nueva arquitectura financiera para la era global”

Las operaciones de rescate de la industria bancaria y la reforma del sistema financiero han de producirse “simultáneamente”, defendió el jefe del Gobierno británico. “Debemos reconocer”, añadió, “que si los riesgos son globales, las responsabilidades también han de globalizarse”. Brown propone “una nueva arquitectura financiera para la era global” con sus cimientos apoyados en cinco principios: transparencia, integridad, responsabilidad, excelente gestión bancaria y cooperación a escala global. Esta nueva estructura debe incorporar fórmulas contables internacionales para evaluar los activos y asegurar la transparencia en todas las esferas financieras, incluidos los mercados de derivados de deuda que, según recordó el primer ministro, “mueven el riesgo por todo el sistema”.

Al mismo tiempo, el plan de Brown incluye la eliminación de los conflictos de interés en las agencias de evaluación de riesgo, una mayor responsabilidad en los planes de remuneración de las instituciones (es decir, de los elevados sueldos de los ejecutivos) y una supervisión efectiva de los consejos de administración de sus respectivos negocios.

Los nuevos cimientos deberían incluir una reforma del FMI porque, según Brown, “las instituciones internacionales fundadas en los años cuarenta deben ajustarse adecuadamente a la era moderna”.

El plan de Brown incluye la eliminación de los conflictos de interés en las agencias de evaluación de riesgo

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, también hizo su aportación sobre cómo deben ser las finanzas del futuro inmediato. A su juicio, sería necesaria una mayor supervisión de las actividades financieras transfronterizas, aunque no ve fácil su consecución porque, por ahora, ese objetivo genera una “oposición enorme”. Recordó que cuando propuso hace meses incrementar la supervisión, “varios líderes europeos me dijeron que no irían más allá de un código de conducta”. La resistencia de varios países a ceder competencias a la UE comienza por España, que ve necesaria una mayor coordinación, pero que teme perder competencias clave, según ha recalcado en varias ocasiones Pedro Solbes. Con todo, Barroso se mostró optimista por haber logrado unos niveles de coordinación “sin precedentes” en la reacción a la crisis. Tanto es así que aseguró que “ve la luz al final del túnel, pero todavía no estamos ahí”.

Desde el ámbito más concreto de las entidades, el presidente de Caixa Catalunya, Narcís Serra, propuso que la nueva regulación lleve hacia productos financieros más simples y transparentes, y modifique las normas contables, ya que ahora “nos castigan” porque son demasiado procíclicas, informa Glòria Ayuso.

Cita con Bush

Además de lo que se acuerde en la cumbre europea, el debate sobre el sistema financiero mundial también será protagonista el sábado. El presidente estadounidense, George Bush, ha convocado a Barroso y al presidente de turno de la Unión, Nicolas Sarkozy, para discutir la crisis. Se verán en Camp David, informa Efe.

Anuncios

Los sindicatos aseguran que el 85% de los centros educativos participa en los encierros

educación PARA LA CIUDADANÍA

 

  

   

Para mañana está prevista una concentración simultánea en Castelló, Alicante y Valencia en las delegaciones de la Generalitat bajo el lema “Con esta educación, Font de Mora dimisión”.

EFE Entre el 80 y el 85 por ciento de los 360 centros de la Comunitat Valenciana están participando activamente en los encierros, asambleas y concentraciones organizadas por los sindicatos FE-CCOO, FETE-UGT y STEPV-Iv para protestar por la impartición en inglés de la asignatura EpC.

Según han indicado hoy a EFE fuentes de STEPV-Iv, la mayoría de los centros educativos de la provincia de Valencia y algunos de Castellón y Alicante se están sumando hoy a diferentes horas a los encierros convocados por los sindicatos para el día de hoy.

Estos “encierros simbólicos”, puesto que las clases se están desarrollando con normalidad, van acompañados de asambleas en las que se les informa tanto a los alumnos como a los padres sobre el conflicto creado por la Conselleria de Educación al obligar a los centros a impartir EpC en inglés.

Las mismas fuentes han explicado que algunos centros por motivos de organización no han podido sumarse a las protestas de hoy, pero se sumarán la próxima semana.

En este sentido, STEPV-Iv ha explicado que esta tarde, alrededor de las 19.30, los sindicatos asistirán al encierro en el Instituto Isabel de Villena de Valencia para sumarse a la iniciativa de los centros.

Asimismo, para mañana está previsto una concentración simultánea en Castellón, Alicante y Valencia en las delegaciones de la Generalitat Valenciana bajo el tema “Con esta educación, Font de Mora dimisión”.

Las próximas concentraciones acordadas por la plataforma se celebraran los próximos días 20 y 27 de octubre en las tres capitales valencianas.

En el día de ayer, FE-CCOO, FETE-UGT y STEPV-Iv abandonaron la Junta de Portavoces de la Mesa Sectorial de Educación, al no obtener “una respuesta positiva del director general de Personal, David Barelles, para resolver el conflicto de Educación para la Ciudadanía”.

Los tres sindicatos han pedido la convocatoria de una próxima reunión presidida por la secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez, para reconducir la situación.