La Fiscalía Anticorrupción respalda la denuncia contra José Manuel Soria por cohecho

El vicepresidente canario será investigado por un viaje de placer con un empresario noruego al que luego presuntamente dio un trato de favor

AGENCIAS – Las Palmas de Gran Canaria – 06/10/2008

La Fiscalía Anticorrupción del Estado considera que el vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, debe ser investigado por un supuesto delito de cohecho en el caso Salmón, durante su periodo como presidente del Cabildo de Gran Canaria. Fuentes cercanas al caso han informado de que el fiscal Anticorrupción de Las Palmas, Luis del Río, se personará por ello en la causa que investiga el Tribunal Superior de Justicia de Las Palmas (TSJC) contra Soria, también presidente del PP en Canarias, a raíz de una denuncia presentada por el periodista Carlos Sosa.

 

José manuel Soria López

A FONDO

Nacimiento:
1958
Lugar:
(Las Palmas de Gran Canaria)

Enlace Ver cobertura completa

La noticia en otros webs

Dicha denuncia está relacionada con un viaje en el que supuestamente el líder del PP de las islas aceptó una invitación del empresario Bjorn Lyng (ya fallecido) para visitar Noruega, en la época en la que Soria era presidente del Cabildo de Gran Canaria. Según fuentes jurídicas, la denuncia recoge que el empresario noruego, por aquel entonces propietario de Anfi del Mar, pudo recibir un presunto trato de favor por parte del Cabildo de Gran Canaria, que emitió un informe favorable a la construcción de 3.600 camas turísticas en el complejo denominado Anfi Tauro, también propiedad por entonces de Lyng. El citado informe tuvo lugar en fechas posteriores al viaje realizado por ambos.

La denuncia que fue admitida a trámite por la Sala de lo Civil y Penal del TSJC, también fue presentada ante la Fiscalía Anticorrupción.

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, ha confiado hoy en que se archive la causa, durante una rueda de prensa sobre el Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales, en la que se ha mostrado convencido de que los titulares de los periódicos serán “por lo menos del mismo tamaño de los que se producirán estos días” una vez resuelto el caso.

Anuncios

Zapatero se reune con la Banca.

El presidente del Gobierno está reunido con representantes de las principales entidades. -Blesa aboga por “dar confianza”

EFE / ELPAÍS.com – Madrid – 06/10/2008

El presidente Zapatero afronta una intensa semana de contactos y entrevistas para intentar buscar salidas a la crisis. Hoy mismo, el jefe del Ejecutivo español se está reunido desde las 17.00 en el Palacio de la Moncloa con presidentes de bancos y cajas de ahorro con el objetivo de analizar la situación del sistema financiero español ante la actual situación económica y prevé hacer lo propio el viernes con el Jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy.

 

Miguel Blesa: “Hay que hacer un esfuerzo entre todos para dar confianza”

AUDIO – Cadena Ser – 06-10-2008

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, se mostró hoy partidario de que la banca española “realice un esfuerzo para reactivar la confianza de la sociedad y evitar alarmas innecesarias” sobre la situación del sistema financiero español.

A FONDO

Nacimiento:
04-08-1960
Lugar:
(Valladolid)

La noticia en otros webs

A la reunión asisten representantes del Banco de Santander, BBVA, Banco Popular, Cajamadrid, La Caixa y Unicaja. Sólo en el caso del Santander acude el consejero delegado. La intención de Zapatero, según las fuentes citadas, es escuchar de boca de los representantes de estas entidades el diagnóstico que hacen de la situación.

Cuestión de confianza

Precisamente, Miguel Blesa, presidente de Cajamadrid, ha señalado esta mañana que en el contexto actual de crisis es necesario “dar confianza al sector empresarial y financiero” español y ha defendido que “no hay que tener miedo ni ser alarmista”. “No sabemos lo que nos va a pedir Zapatero esta tarde, vamos a escuchar”, ha explicado.

La cita de esta tarde abre una semana cargada de compromisos para el gobierno en su intento de transmitir seguridad ante la crisis. La intención del Ejecutivo es concretar también la reunión entre Zapatero y el líder del PP, Mariano Rajoy, que irá precedida de un encuentro entre el ministro de Economía, Pedro Solbes y una delegación de los populares encabezada por Cristóbal Montoro.

Además, el presidente del Gobierno tiene intención de reunirse también con los representantes de los agentes sociales. Tanto el Gobierno como diversos analistas han destacado en los últimos días la fortaleza del sistema financiero español, que se encuentra más protegido que otras entidades europeas que han tenido que ser rescatadas por los Estados.

Cita con Sarkozy

De cara al final de semana, Zapatero se desplazará el viernes a París para almorzar con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien quiere intercambiar puntos de vista con él antes del próximo Consejo Europeo, donde la crisis financiera internacional ocupará un papel relevante, han informado fuentes gubernamentales españolas.

La invitación de Sarkozy llegó ayer por la tarde y el presidente del Gobierno aceptó reunirse con él, ya que el encuentro tendría lugar después de que se hubieran reunido los ministros de Economía de la UE. Según las mismas fuentes, la invitación de Sarkozy llega después de que Francia haya percibido por los medios de comunicación españoles que en el Gobierno español había causado “malestar” la reunión convocada por Sarkozy entre los países europeos que integran el G-8 (Francia, Alemania, Reino Unido e Italia).

Las mismas fuentes han indicado que Sarkozy propuso a Zapatero, antes de que este viajara a San Petersburgo la semana pasada, verse con él en estos días y Zapatero le respondió que prefería esperar a que se reuniera el Ecofin.

Temporal bíblico.

Manuel Pimentel   
06.10.2008
ImageQueremos creernos que el plan Bush servirá de verdad para llevar confianza a los mercados norteamericanos, y deseamos sinceramente que la acción coordinada de los gobiernos europeos y el BCE impida que se derrumbe nuestro edificio financiero. Pero algo extraño nos ocurre. Vemos a los líderes más poderosos del planeta con gestos de preocupación y miedo en sus rostros y sus firmes declaraciones no terminan de convencernos del todo.

Un agujero gigantesco parece que se va a tragar toda la economía empezando, paradojas de la vida, por los más excelsos representantes del capitalismo global. ¿Quién nos iba a decir que en semanas seríamos testigos del desmoronamiento de algunas de las mayores empresas financieras del mundo? Asistimos atónitos a un espectáculo insólito. Ni siquiera los más viejos del lugar recuerdan nada parecido. Cuando los oímos, un escalofrío nos eriza el espinazo.Intentamos tranquilizarnos, pero una duda nos corroe en nuestro interior. ¿Y si las medidas adoptadas no son las adecuadas?.

 Tan apurados estábamos, que hemos corrido a bendecirlas sin conocerlas siquiera. Nos hemos agarrado al único clavo que nos presentaban para asirnos, sin saber siquiera si estaba ardiendo. O el plan o el abismo, advirtió Bush. Le creímos. Por eso, aplaudimos que al final se aprobara. Pero la bolsa lo recibió sin alegría, mientras que en Europa los bancos seguían cayendo. Miramos a nuestro entorno sin entender nada, y los más cautos se preguntan si existe un plan B. Parece que no. EEUU ha comprometido el presupuesto federal por una larga temporada. ¿Qué puede pasar? Nadie tiene la respuesta. Los sabios más sabios se han equivocado, y el futuro parece abierto por completo. Algunos dicen que ya estamos al principio del final, mientras que otros temen estar al final del principio. Sólo el tiempo nos sacará de dudas.

Y mientras escampa, debemos prepararnos para el chaparrón. El paro rozará el catorce por cien. Trabajadores y empresarios los pasaremos canutas, sin terminar de entender como unas subprime lejanas nos cortan la póliza que precisamos. Las arcas municipales ya están tiritando y el próximo año aún estarán más vacías. Un negro panorama que no nos debe hacer desfallecer. Pasará la tormenta. Vendrán tiempos mejores. Saldremos de ésta. ¿Cuándo? Tampoco lo sabemos. Lo único cierto es que nos tocará sufrir. Por nuestros pecados – que también los hubo – y por los pecados de Wall Street, la Sodoma y Gomorra de las finanzas. Pero el mundo no se acaba y sabremos capear el temporal bíblico que nos azota.