Comparecencia del Presidente Zapatero en el Congreso de los Diputados. Medidas Economicas del Gobierno de España.

RTVE.ES MADRID 10.09.2008 – 08:53h
Zapatero responde a los grupos políticos
  • 12.07 Zapatero ha comenzado su réplica a los grupos criticando a Rajoy por su “ausencia de rigor y carencia absoluta de propuestas, ideas, y confianza en la sociedad española”. El presidente del Gobierno ha asegurado que Rajoy no ha aceptado su derrota electoral.

Comparecencia inicial de Rodríguez Zapatero

  • 9.56 Zapatero concluye asegurando: “Vamos a dar una batalla para frenar la destrucción de empleo”. Advierte de que los próximos meses van a ser “duros y complicados”, pero añade: “Tengo plena seguridad y confianza en que atravesarmos un periodo de dificultad pero que encararemos la recuperación en la que trabajadores y empresarios van a estar a la altura”.
  • 9.54 El presidente insiste en la necesidad de reformar la Formación Profesional, aumentando la red de centros.
  • 9.53 Anuncia una ampliación del actual plan de empleo, elevando su presupuesto a 1.100 millones de empleo para capacitar profesionalmente a 100.000 desempleados.
  • 9.52 El presidente se refiere a medidas para hacer más eficaces los servicios de empleo para la recolocación de los desempleados así como el despliegue en el territorio nacional de 1.500 orientadores laborales en colaboración con las CC.AA.
  • 9.50 “En estos momentos de dificultad” dice Zapatero “se ha acordado con los agentes sociales la creación de empleo y el establecimiento de condiciones para un nuevo crecimiento equilibrado basado en la mejora de la productividad”.
  • 9.49 “Nuestro mercado de trabajo no es capaz de absorver el aumento de la población activa como lo hacía antes”, reconoce Zapatero.
  • 9.47 En materia de empleo, el presidente recuerda los problemas con los que se encontraron cuando llegaron al Gobierno: la precariedad y la baja tasa de empleo femenino. Así, Zapatero recuerda que en la pasada legislatura la tasa de paro bajó a su punto más bajo en décadas y que se han creado más trabajos ocupados por mujeres que nunca antes.
  • 9.45 Zapatero anuncia una mayor austeridad en el proyecto de presupuestos de 2009. Recuerda la reducción en un 70% de la oferta de empleo público, pero asegura que esta reducción no afectará a sectores como por ejemplo las fuerzas de seguridad.
  • 9.43 Anuncia que destinará 1.200 millones para la aplicación de la Ley de la Dependencia, en este ejercicio; se subirá un 6% la cuantía de las becas. Recuerda que el Gobierno está devolviendo 6.000 millones de euros a los contribuyentes mediante los 400 euros. Asegura que esta medida está evitando una caída del consumo en esta segunda mital del año.
  • 9.41 El presidente asegura que para el Gobierno seguirá siendo una prioridad la protección social y la ayuda a las familias en esta “etapa dura y complicada que estamos atravesando”.
  • 9.38 Anuncia un anteproyecto de ley que llegará al Consejo se Ministros antes de fin de año para facilitar el acceso de los profesionales al sector servicios. “Se trata, en definitiva, de hacer mejoras en sectores clave para potenciar la competitividad de la economía española”, ha apostillado.
  • 9.36 Se potenciará la licitación de obras públicas para fomentar la actividad económica. Se cerrará 2008 con una licitación de 15.400 millones para obra civil. En esta línea se va a acelerar la tramitación de los informes de impacto medioambiental.
  • 9.34. El presidente anuncia dos medidas para ayudar al sector inmobiliario: se autorizarán sociedades cotizadas en el sector inmobiliario; se abrirá una nueva línea de crédito del ICO para fomentar la puesta en el mercado de viviendas de alquiler. Para esta segunda medida se destinarán 6.000 millones de euros.
  • 9:32 Recuerda que el ICO ha dado 6.000 millones de euros en préstamos para las empresas que construyen viviendas protegidas.
  • 9:30 “Mi gobierno es el primero de la democracia que ha bajado el impuesto de sociedades“, dice Zapatero, que recuerda así mismo la supresión del impuesto de patrimonio.
  • 9:29 Anuncia más líneas de crédito a través del Institito de Crédito Oficial (ICO), como la puenta a disposición de las empresas de 3.000 millones de euros como avales para que se les concedan créditos.
  • 9:26 Adelanta que de manera inminente el Gobierno adoptará medidas adicionales para la creación de empleos y para ayudar al sector inmobiliario.
  • 9:25 “Hacemos lo que debemos pero lo hacemos sin adoptar ninguna medida que comprometa nuestro futuro”. Advierte de que los efectos de estos efectos no serán instantáneos sino que se verán a medio y largo plazo, y que por sí solas no podrán contrarrestar.
  • 9:19 El empleo, asegura, es la prioridad del Gobierno, con medio millón más de parados. Zapatero se compromete a volver a crear empleo para mantener a la actual población ocupada y absorver a quienes se incorporan a la población activa será el verdadero termómetro de la situación.
  • 9:18 “El gob es y se siente plenamente responsable” de la situación económica, dice Zapatero, pero asegura que hay que “transmitir a la sociedad la cofianza que merece nuestra economía”.
  • 9:17 Recuerda la previsión revisada de crecimiento para este año en el que el PIB, prevé, subirá un 1,6 y en 2009, un 1%. Zapatero asegura que el Gobierno afronta las dificultades, y que aunque hay factores que no dependen de nosotros, la economía española tiene problemas que hay que afrontar.
  • 9:15 El presidente se refiere a la desaceleración de la economía en países europeos como Alemania o Francia y cómo ésto influirá en el estancamiento de la economía española.
  • 9.14 El presidente prevé una bajada de la inflacción para finales de año.
  • 9:12 El presidente reconoce que en los últimos meses pocas cosas han cambiado en lo económico y las que lo han hecho ha sido en la mala dirección. pero asegura que saldremos “más pronto que tarde de esta situación”.
  • 9:11 El presidente anuncia que va a exponer los datos económicos nuevos y las perspectivas del inmediato futuro;  las medidas que se han tomado y las que se van a tomar.
  • 9:09 Rodríguez Zapatero sube a la tribuna y comienza explicando las razones por las que comparece en la Cámara.
  • 9:07 Comienza la sesión sin la presencia del presidente de la Cámara, José Bono, sino que la preside Teresa Cunillera.
  • 9:00 José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno, llega al hemiciclo del congreso de los Diputados donde comparece, por petición propia, para dar explicaciones sobre las medidas contra la crisis económica.
Anuncios

A las puertas del nuevo congreso del PSPV.

TRIBUNA: EMÈRIT BONO Y RAMON LAPIEDRA

A finales de este mes de septiembre tendrá lugar en Valencia el congreso del PSPV. Sin voluntad alguna de entrometernos en nada, queremos aprovechar la ocasión para reflexionar en general sobre el escenario político en que tendrá lugar la convocatoria y sobre el tipo de acción de un partido de izquierdas que pretenda cambiar dicho escenario político valenciano en un sentido progresista.

La noticia en otros webs

Nada exime a un partido de izquierdas de elaborar una línea que recoja los deseos de los ciudadanos

Tenemos la derecha del PP que se perpetúa en el gobierno de la Generalitat valenciana, de las tres Diputaciones y de la mayoría de los grandes Ayuntamientos. A lo largo de sucesivas convocatorias electorales, dicho partido mantiene o acrecienta abultadas mayorías electorales, sin que la laminación aplicada a servicios públicos esenciales, el despilfarro económico practicado, el talante antidemocrático exhibido en la gestión de la información pública, el desprecio por la lengua propia, o su implicación en la devastación del territorio de los últimos años, conduzcan a una clara erosión de sus resultados electorales.

En estas condiciones es normal que los partidos de izquierda del País Valenciano se interroguen sobre las claves de semejante éxito electoral, sobre los posibles errores propios cometidos y sobre los cambios que deberían protagonizar a fin de dar el vuelco a una situación política tan frustrante como negativa desde una perspectiva de izquierdas. Apremiados por la necesidad de no reeditar nuevos fracasos en futuras contiendas electorales, en sus filas se multiplican las recetas, los análisis más o menos apresurados y los nombres que, conjuntamente, nos permitirían vislumbrar la ansiada luz del túnel. Es ésta una coyuntura propicia a naufragar, con la mejor voluntad del mundo, en el consabido “dar palos de ciego”, allá donde procede evaluar con realismo el posible tempo propio de la ola social de conservadurismo que se ha apropiado del país, aplicar análisis serenos y documentados, superar cualquier sectarismo y no renunciar precipitadamente a símbolos y principios democráticos y de solidaridad difícilmente prescindibles desde una perspectiva de izquierdas y de país.

Acabamos de hablar de principios: un partido con voluntad de cambio social en un sentido democrático y solidario no puede limitarse a tomar nota de lo que la mayoría de la gente pueda creer o desear en un momento dado, con sus vaivenes, sin duda, explicables. Sin ignorar todo ello, y siendo la política la gestión del conflicto social inevitable, ese partido ha de optar por los intereses de la mayoría de la población presente y futura, lo que significa que debe tener su propio programa de transformación y gestión sociales. Un programa que, partiendo de lo que hay y de las tendencias profundas de cambio que se constatan o se avecinan, renuncia a practicar el mero seguidismo a lo que dicta la última encuesta y se esfuerza por explicar y aplicar su programa de actuación a fin de no acabar, de la mano de dicho seguidismo, allá donde nadie, ni la sociedad, ni el partido, ni los propios encuestados, tenía previsto acudir. Renunciar a actuar a medio y largo plazo desde un partido político es en el mejor de los casos superfluo y en el peor, catastrófico.

La capacidad de liderazgo político que aquí se reivindica siempre ha formado parte del acerbo de cualquier partido político a la altura de las responsabilidades de su tiempo, pero hoy, con la globalidad, rapidez e intensidad, de los cambios físicos y sociales que protagoniza la humanidad, desatender esa necesidad de trascender lo más inmediato en política (una trascendencia que no deja de incorporar esa inmediatez como dato para un proyecto de futuro), es una dimisión política cargada de posibles consecuencias onerosas para la sociedad toda.

Porque, continuando con el mismo tema en otra dirección, ¿qué sentido tendría hoy que un partido de izquierdas, en el País Valenciano, intentara emular la falta de complejos del PP en su política territorial, urbanística y ambiental, con la vana esperanza de sustraer a ese PP los votos que pueda estar recibiendo por ello? Dejando de lado por un momento los principios, ¿quién asegura que se ganarían así más votos de los que se perderían en sentido contrario, a cargo de ciudadanos escandalizados que podrían bien quedarse en casa el día de autos o transferir su voto a otro destinatario? Imaginemos que un número apreciable de votos haya recaído últimamente en el PP valenciano de la mano de ciudadanos que, aun intuyendo de alguna manera que ese tipo de política territorial es totalmente insostenible, económica y ambientalmente, deciden apostar por esa vía, asumiendo si cabe aquello de después, el diluvio. Puestos a gestionar ese tipo de política de cara al futuro, ¿qué mejor garante que un partido, el PP, que ha acumulado tantos méritos en la senda de no retroceder delante de la ley y la desmesura en la cuestión, frente a unos advenedizos en esas lides, cuyos orígenes no pueden garantizar la falta de escrúpulos que cabe exigir en estos casos?

Esperpentos aparte, si un partido político cree realmente que una determinada política es económica, social y ambientalmente insostenible, nada le exime de explicar una y otra vez al ciudadano la cuestión en los términos más claros y didácticos posibles, exponiendo al mismo tiempo las propuestas alternativas con las que se pretende conjugar la sostenibilidad con el deseo atendible de acrecentar o mantener la calidad de vida. La interiorización de ese mensaje honesto por los propios miembros del partido, cargos públicos y militantes de base, y la consiguiente implicación de los mismos en la plasmación del correspondiente mensaje político, es seguramente una de las bazas para su posible materialización política. Como lo será igualmente el carácter del mismo: el de un mensaje que ha de ser didáctico en sus variados registros y persistente, que no renuncia a aplicar las técnicas de la moderna comunicación de masas, que será seguramente gradual en su calendario de aplicación, pero que nunca se reducirá al mero marketing, ni dejará nunca de orientarse por sus objetivos estratégicos.

En definitiva, nada exime a un partido de izquierdas de elaborar una línea política y un programa que pretendan recoger los deseos de los ciudadanos desde una perspectiva atenta a las lecciones del pasado, basada en la certeza del cambio global en que estamos inmersos, armada de análisis certeros y con la finalidad última de construir una sociedad más libre y más acogedora para todos.

Emèrit Bono y Ramon Lapiedra son catedrádicos de Política Económica y de Física, respectivamente, de la Universitat de València.

La inversión del Estado en la Comunitat sube un 13% mientras la del Consell baja un 48%

 

Sólo los Gobiernos de Murcia y Canarias redujeron más su licitación pública

Jordi Cuenca, Valencia
La licitación pública de la Administración central en la Comunitat Valenciana en el primer semestre de este año aumentó un 13,5% en relación al mismo período de 2007, al crecer desde 568 hasta 645 millones de euros, según datos de Seopán, la patronal de las grandes constructoras. Esta subida contrasta con el considerable descenso que experimentó en el mismo período la inversión de la Generalitat en la propia autonomía. En un año, el volumen de licitación de la Administración autonómica bajó un 48,1%, desde 1.010 a 523 millones.
La Comunitat Valenciana es la tercera autonomía, tras Canarias (-81,3%) y Murcia (-76,3%), cuyo Gobierno regional más ha recortado sus inversiones en su territorio en términos porcentuales. En todas ellas gobierna el PP, si bien en la segunda en sociedad con Coalición Canaria. Sólo otras tres comunidades -Madrid, Ceuta y Extremadura- también han recortado este gasto. De ellas, las dos primeras están gobernadas por el PP y la tercera, por el PSOE. Por contra, Cataluña y Andalucía, regidas por los socialistas, aumentan sus inversiones en un 59,1% y un 98,4%, respectivamente.
Como consecuencia del sustancial descenso de la licitación de la Generalitat Valenciana, la inversión del total de Administraciones públicas en la Comunitat registró al finalizar el primer semestre del año un descenso del 45,1% respecto a junio de 2007. En términos absolutos, la caída es de 2,52 a 1,38 millones de euros. En este caso, la Comunitat se ve superada por cuatro autonomías: Murcia (-58,9%), Aragón (-53,9%), Madrid (-52,4%) y Baleares (-53,6%). Además, el porcentaje de descenso es muy superior al 18,4% de la media española. La inversión de la Administración central en la Comunitat fue inferior en el primer semestre a la de Andalucía (1.098 millones), Castilla y León (1.009), Galicia (972) y Cataluña (912).