Muerte y dolor en Barajas.

 

Hay dias jodidos; el de ayer es mucho. Medio país tumbado en las playas y un avión que debía salir de Madrid para llegar a Las Palmas felizmente, se pega una leche y el horror, el dolor y la muerte acaban en un instante con la vida de un montón de personas, con sus ilusiones, con sus esperanzas y llenan de luto las casas en las que habían preparado, hacía solo unas horas, sus maletas en las que no se les había olvidado poner la ilusión que siempre es una parte de la aventura de vivir. No me impresionan las imágenes del suceso ni la cobertura mediatica del accidente; me sobrecoge el goteo de noticias que dan cuenta de que una vida más se ha apagado, que un ser irremplazable se ha ido no se donde para no volver más con los suyos; porque un accidente puede ser colectivo, pero la muerte es inevitablemente individual con un efecto intrasferible y una repercusión expansiva impresionante que rompe las vidas de los otros en cadena y que no tienen mas cojones que seguir tirando. Ya suelto el improperio definitivo cuando la voz del busto parlante del telediario que estoy viendo entre absorto, triste y cabreado con el mundo anuncia que entre las personas fallecidas hay veinte niños. Morir cuando se empieza a vivir es una atrocidad, sea en un avión que estalla o en un tsunami o en cualquier circunstancia sobrevenida, aunqe y hace un poco más inexplicable, si cabe, nuestro afan cotidiano por gastarnos putadas entre los humanos y derrochar millonadas en armas y estratégias mortiferas cuando podrian aplicarse al perfeccionamiento del progreso y al impulso de la igualdad solidaria.

Sin duda hoy es un mal día y solo puedo dejar constancia del hecho, cabrarme con las circunstancias del contexto que siempre acompañan el origen y las consecuencias de una desgracia irreparable, pensar en las personas que ya no están ni estaran y decirles a sus familiares, desde esta humilde bitácora atravesada por el sentimiento y el dolor real, que lo siento. Sencillamente. No encuentro otras palabras en mi desconcierto.

Vicent Vercher Garrigós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s