Valencia: La Fórmula 1 oculta la realidad.

 

La otra cara del famoso circuito de Fórmula 1 de Valencia. Parte de atrás de las naves cuya fachada principal recae en la calle Juan Verdeguer, y que en su tiempo (años 30) se situaron allí aprovechando la cercanía con la estación del Grao. Su parte de atrás, hecha polvo, da a las obras del famoso circuito de Fórmula 1 con el que nos machacarán a ruido a los vecinos del barrio para que disfruten los que pueden pagar un pastón por las entradas

RAFA ESTEVE-CASANOVA

 El triunfalismo al que las autoridades populares tan acostumbrados tienen a los valencianos no les deja ver con objetividad la realidad de la política de grandes eventos que Rita Barberá y Francisco Camps están llevando a cabo magníficamente coreados por sus corifeos mediáticos. Muchos de mis paisanos están plenamente imbuidos en la idea de que somos lo mejorcito de España y que el resto de comunidades se mueren de pura envidia al ver nuestras grandes avenidas, nuestros faraónicos edificios y los megalómanos proyectos ideados por los que aquí mandan. «Xe, som els millors», se dicen muchos valencianos mientras miran por encima del hombro a sus más cercanos vecinos que no tienen todo aquello de lo que ellos creen poder disfrutar sin importarles para nada que haya niños valencianos dando clases en barracones de madera y uralita, ancianos sin recibir las suficientes y merecidas atenciones y gentes durmiendo debajo de los puentes del antiguo cauce del río Turia, ya que todo esto no se refleja en los informativos de ese NODO al servicio del Partido Popular en que se ha convertido la televisión autonómica valenciana, y lo que no se ve en la tele es inexistente.
Estos días toca sacar pecho y presumir de circuito urbano, de coches corriendo por las calles de la ciudad. Ya tenemos circuito de F-1, como el Principado de Mónaco, pero nos falta una Carolina que presida las carreras, ya que la alcaldesa de la ciudad no da la talla para portada del Hola, aunque sin buscar muy profundamente seguro que será posible encontrar algún símil de ese Alberto de Mónaco que tantos ríos de tinta ha hecho correr o algún que otro pirata que emule a los primeros Grimaldi, en estas tierras todo es posible. Incluso que hace unos días la empresa Valmor Sports, creada por la Generalitat para gestionar las carreras de los bólidos, dijera que estaban totalmente vendidas las más de 112.000 entradas para las tribunas del circuito y que ahora aparezca la ciudad inundada de carteles que ofrecen entradas con una rebaja del 50%.
Y es que el triunfalismo y ese pensat i fet tan valenciano no son buenos consejeros en los negocios. Los últimos grandes premios en Alemania y Hungría no se han caracterizado precisamente por haber llenado todas las localidades. Fernando Alonso, que es el motor patriótico que mueve a los españoles a acudir a los circuitos, lleva una temporada en la que ni tan siquiera huele el puesto más bajo del podio y si antes acudían a Montmeló cerca de 8.000 asturianos este año apenas fueron 1.500 los que se acercaron al circuito catalán. Una pareja que acuda el fin de semana a presenciar las carreras necesita gastar un mínimo de 1.500 euros en su visita a Valencia, donde tan sólo hay 22.000 plazas hoteleras, cuando en una ciudad vacía en pleno agosto las localidades en las tribunas son más de 112.000. Tomen todo esto, métanlo en una coctelera, agítenlo lo necesario y obtendrán el resultado de esas entradas que una semana antes de la celebración del gran premio se ofrecen a mitad de precio.
El Partido Popular siempre ha ocultado la realidad, unas veces escondiéndola detrás de la celebración de grandes eventos y otras tras las lonas de la vergüenza, como hará en esta ocasión, en la que para que los asistentes al Gran Premio de F-1 no vean la degradación del marinero barrio del Grao se taparán las naves y antiguas fábricas en ruina con grandes lonas de 20 metros de altura decoradas con fotografías de lugares emblemáticos del País Valenciano.
Una vez más, y ya son muchas, los políticos valencianos ocultarán la realidad tanto a sus representados como a los visitantes que así podrán volver a sus lugares de origen cantando las excelencias de una ciudad de la que no han visto nada de nada, tan sólo lo que las autoridades les han dejado ver. Seremos sólo, una vez más, fachada y cartón piedra, al fin y al cabo una falla más.

Anuncios

EL MINISTRO SOLBES PIDE A LAS EMPRESAS QUE INVIERTAN “ANTES DE REPARTIR BENEFICIOS” PARA PALIAR LOS EFECTOS DE LA CRISIS QUE EN ESPAÑA “ROZA EL LARGUERO”, DICE

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, rechaza que el país se haya paralizado por la crisis y prevé un crecimiento “algo mejor” en el tercer trimestre, e insiste en que ahora es necesaria la moderación salarial y que las empresas inviertan en lugar de repartir beneficios.

Solbes reconoce que la economía española está “rozando el larguero” de la recesión pero, asegura, no llegará a sufrirla, y cree que “tan importante o más” que tomar medidas para paliar la crisis es seguir “modernizando el país” y corregir sus desequilibrios para que cuando lleguen épocas mejores se vuelva a registrar un crecimiento elevado. Informa EFE.

Petroleo más barato. Además, está convencido de que la rebaja fiscal de 400 euros va a tener un impacto positivo “claro” en el consumo privado, y así se va a notar en este tercer trimestre. Este efecto y otros factores como las recientes bajadas del precio del petróleo, otras rebajas fiscales como la del Impuesto sobre Sociedades y el “buen año agrícola” ayudarán, en su opinión, a que en el tercer trimestre haya un aumento del PIB “algo mejor” al registrado entre abril y junio, que fue de sólo del 0,1 por ciento intertrimestral y del 1,8 por ciento interanual.

Vacaciones con menos alegría. “Cuando veo el comportamiento de la gente a lo largo del verano es verdad que no existe la alegría de otros años, pero tampoco hay una sensación de paralización del país”, señala el ministro de Economía, para quien lo importante es “no perder este tiempo” con medidas puntuales sino impulsar otras “estructurales” que refuercen los cimientos económicos de cara al futuro. En cualquier caso, insiste en recordar que la batalla contra la crisis no la, debe librar sólo el Gobierno, y que empresarios, trabajadores y ciudadanos en general deben adaptarse a la nueva coyuntura.

Negociación salarial. “Todos hemos estado subidos al carro de trece años de crecimiento”, pero ahora las circunstancias “han cambiado” y hay que hacer las cosas “de otra forma”, añade. A los primeros a los que dirige este mensaje es a los empresarios, a los que recuerda que “no tiene sentido” que repartan beneficios de la forma en que lo hicieron en los años de bonanza y ahora es “importantísimo” que inviertan en sus actividades para impulsar el crecimiento. A los trabajadores les recuerda que lo importante es mantener el empleo, y pide que esa premisa se tenga en cuenta en la negociación salarial. “No hay que trazar grandes líneas aplicables automáticamente a todos, sino tener un comportamiento de moderación salarial. Eso hay que defenderlo en función de la situación de cada empresa”, concluye.

EL GOBIERNO CONSERVADOR VALENCIANO DEL PP SIGUE EMPEÑADO EN CONVERTIR EL SÍ EN “YES”: FONT DE MORA QUIERE CREAR UNA RED DE COLEGIOS CON DINERO PÚBLICO DONDE LOS ALUMNOS ESTUDIEN EXCLUSIVAMENTE EN INGLÉS…

La Conselleria de Educación está estudiando la posibilidad de establecer una red “reducida y experimental” de centros donde el grueso de las asignaturas se impartan en lengua inglesa. Se trataría de una especie de “colegios británicos públicos”, aunque con el currículo nacional. Su puesta en funcionamiento se proyecta “a largo plazo”.

El “yes” que no cesa. Así lo anunció el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, cuyo departamento está llevando a cabo todo un proceso de promoción de la lengua anglosajona a través de iniciativas como el Plan de extensión del trilingüismo (Pextri). “El final ideal sería hacer una red propia de colegios públicos en inglés en los que la mayor parte de las enseñanzas, aunque fuera con carácter experimental en un número reducido de colegios, se diera en inglés”, señaló.

¿Pextri?. De esta manera, se podría además “poner en marcha nuevos programas y que la tecnología y la pedagogía en inglés se perfeccionara”, ya que el ideal del Pextri es “constituir una red propia para que en los colegios públicos de la red general fuera mas fácil impartir materias en inglés”, insistió el conseller de Educación. Respecto al personal, Font de Mora comentó que habría que contar con “profesores de otros centros que estarían en comisión de servicios dependiendo de su formación”.

¿Canal 9 en inglés?. Entre las actuaciones dirigidas a fomentar la introducción del inglés, Font de Mora resaltó también el programa PALE (de apoyo al aprendizaje de lenguas), que tiene como objetivo la formación del profesorado dentro de la Comunitat y fuera de ella. Por otra parte, Font de Mora anticipó que la Ley Valenciana de Educación , cuyo borrador de anteproyecto se prevé facilitar a la comunidad educativa inmediatamente después de las vacaciones, pretende “asegurar la presencia del inglés como idioma vehicular de una manera sistematizada”, ya que la Comunitat ha optado por un modelo trilingüe, con castellano, valenciano e inglés.

GUERRA FRATICIDA ENTRE CATÓLICOS: EL ARZOBISPO DE VALENCIA GARCÍA CASCO NO PERDONA A LOS SUYOS Y SUBE EL ALQUILER AL CEU SAN PABLO CON UN ULTIMATÚN QUE VENCE EL PRÓXIMO 26 DE AGOSTO

 

Al arzobispo de Valencia, Agustín García Gasco, está claro que no le tiembla la mano cuando se trata de asegurarse el cobro de alquileres por el arrendamiento de locales propiedad de la iglesia católica dentro de su jurisdicción eclesiástica. A la fundación CEU San Pablo, de la asociación católica de Propagandistas, el arzobispo y cardenal le ha dado un “ultimátum” – que vence el próximo 26 de agosto – para que acepte un “incremento sustancial” de la actual renta que paga por ocupar dos pabellones del Seminario de Montcada, ininterrumpidamente desde 1977. De lo contrario se procederá al desahucio. Informa Ignasi Pellicer en El Plural.

El propósito del purpurado va en serio. Y para que no haya lugar a dudas, ha notificado su intención al arrendatario con “requerimiento notarial”, un acto que se suele utilizar protocolariamente cuando ya se han agotado las negociaciones y no cabe solución amistosa al litigio, según indican a El Plural expertos valencianos en asuntos inmobiliarios.

Va en serio. Las instalaciones educativas escenario de este enfrentamiento entre las dos instituciones religiosas – paradójicamente con posturas muy cercanas en la línea conservadora de la fe católica – acogen cada año a unos 1.500 estudiantes universitarios. Por el cariz que está tomando este asunto, ha empezado a cundir la alarma entre muchas familias de alumnos. Temen que se cumpla la amenaza de desalojo de los dos pabellones educativos y no puedan empezar las clases el próximo 8 de septiembre, según está previsto en el calendario del CEU San Pablo.

¿Cuánto hay que pagar?. Aunque la única causa de las desavenencias sea la económica, ni el arzobispado de Valencia, ni la asociación católica de Propagandistas han permitido que se conozca públicamente cuál es exactamente la cantidad del arrendamiento actual, ni la que exige García Gasco para actualizar el alquiler que, según el arrendador, ha quedado “desfasado y anacrónico”. A lo más que llegan a informar a El Plural, desde el entorno arzobispal, es que la renta por ocupar las instalaciones universitarias “es ridícula”. Información completa.

LA PRENSA BRITÁNICA PONE A CALDO LA NEFASTA POLÍTICA URBANÍSTICA DE FRANCISCO CAMPS(PP): LA VINCULA CON LA CORRUPCIÓN Y LA CALIFICA DE “CAPRICHOSA” CON FRAUDES Y ESTAFAS PARA MILES DE DAMNIFICADOS NACIONALES Y EXTRANJEROS…

martes, 19 agosto 2008

Los británicos que compraron propiedades en la Comunitat están siendo víctimas de un “régimen urbanístico notoriamente corrupto y caprichoso”, se leía en el artículo a cinco columnas del Daily Telegraph con el que el rotativo inglés abrió su sección de revista de fin de semana. El reportaje, un extenso informe sobre los efectos de la crisis crediticia en la construcción de la Costa Blanca, aparecía mencionado en primera página. Informa Victoria Jiménez, en Levantre-EMV.

Bajo el titular de “Sueños que se derrumban al sol“, el periódico con mayor número de lectores en el Reino Unido -supera los 900.000 ejemplares diarios- exponía el drama de miles de sus conciudadanos, que han visto evaporarse la esperanza de un plácido retiro: “la corrupción y la crisis inmobiliaria les ha dejado sin sus ahorros y, en muchos casos, sin su casa”. Así, el Daily Telegraph relataba el caso del Albatera Golf & Country Club, una promoción de 1.500 viviendas bungalow que “nunca se construirán”. Cerca de un millar de británicos desembolsaron en 2005 depósitos por valor de 100.300 euros, pero desde entonces no han podido visitar más que cuatro chalets piloto. “Como otras muchas urbanizaciones a lo largo de la Costa Blanca”, se asegura en el artículo, “los terrenos yacen sin actividad, sin agua ni electricidad, y sin perspectivas de futuro”.

La promotora de Albatera Club, San José Inversiones, presentó la quiebra en mayo al no haber conseguido ampliar su capital en 26 millones de euros para continuar con las obras. A juicio de Gwilym Rhys-Jones, investigador financiero afincado en Alicante, situaciones similares se dan “no sólo con pequeñas firmas sino incluso con constructoras de gran volumen, que han aceptado depósitos para viviendas a sabiendas de no disponer de financiación suficiente”.

Proyecto ilegales. El diario conservador indicó que el desplome de los precios de la nueva vivienda, junto al recorte de los créditos a las constructoras por parte de los bancos, ha dejado al descubierto a “una gran cantidad de proyectos que no tenían ni siquiera permiso del gobierno [de la Generalitat], pero que han contado con el visto bueno de alcaldes corruptos: la costa está superpoblada de este tipo de urbanizaciones”.
Fuentes del Colegio británico de Inspectores de la Propiedad han señalado a Levante-EMV que “con las cifras oficiales en la mano, se ha construído tanta vivienda que incluso con un mercado en condiciones normales hubieran originado una burbuja de precios”.El autor del reportaje, Neil Tweedie, escribió en el Telegraph que la planificación de las autoridades autonómicas ha posibilitado “el nacimiento de un desarrollo que ya ha desfigurado, físicamente, las líneas de la costa mediterránea del país”.

Corrupción y sobreexplotación del territorio. Con el artículo Sueños que se derrumban al sol, el Daily Telegraph ha seguido la estela de otros periódicos nacionales publicados desde Londres, que han denunciado el aparente caos del sector inmobiliario valenciano. Apenas hace una semana, The Independent afirmó: “Lo que una vez fue el mercado más potente de la segunda vivienda en Europa, ha sufrido el mayor ‘crash’ del momento, por culpa de la corrupción y la sobreexplotación del territorio”. The Independent, que tiene una circulación aproximada de 234.000 ejemplares, cree que “nadie está seguro de lo que pasará en el futuro”.

“Las inmobiliarias te mienten”. Por su parte, el diario progresista y más cercano al gobierno, “he Guardian con 380.000 ejemplares, ha publicado las historias de varios jubilados británicos que quisieran volver al Reino Unido pero no les llega con la venta de sus actuales propiedades en Torrevieja para costear el traslado: “El valor de nuestras viviendas es bastante inferior al que tuvimos que pagar por ellas”, se duele Gavin Brown, uno de los afectados, “pero los agentes inmobiliarios aquí te mienten con tal de conseguir salirse con la suya”. Sin embargo, no todas las voces son tan pesimistas. Derek Bliney, de Link Estates, confía en la renovación del éxito de la Costa Blanca: “Todos los buenos motivos por los que los europeos del norte han escogido esta área continuan siendo válidos. Tenemos un clima estupendo, las playas son bellísimas, y las conexiones vía aérea han mejorado”. Otros, como Inés Riz, de Direct Auctions, ven además un período de ocasiones para aprovechar. Según Riz, los bancos se están incorporando al mercado de subastas para “deshacerse de las pérdidas que les traen los impagos de las constructoras”.