Hambre y Tercer Mundo.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Coral Bravo
  • CORAL BRAVO

    18/08/2008

 

He pasado unos días de mis vacaciones de este año –como buena parte de los españoles- descansando en un precioso hotel de una preciosa playa de una preciosa costa; todo perfecto hasta que una tarde vi, en los alrededores del hotel, un apartado donde dejaban los contenedores con la comida del hotel que tiraban todos los días; todos ellos rodeados de gatos; grandes, pequeños, y alguna madre seguida de su prole hambrienta; y todos ellos famélicos y maullando de inquietud al oler la sabrosa y abundantísima comida a la que era un imposible acceder. Pregunté a un empleado el porqué de no dar de comer a esos animalillos hambrientos simplemente dejando algún contenedor abierto, y me contestó que era una norma de la dirección, y que si alguien se atrevía a hacerlo corría el peligro de ser despedido.

<!–

Ante tal espectáculo me indigné seriamente, pero mi indignación creció cuando me enteré (porque seguí indagando) de que todos los días se tiraban, como inservibles, cantidades enormes de comida fresca y de buena calidad, porque todo se reponía a diario. También me enteré de que ni siquiera los empleados podían aprovechar nada de ella. Esta pauta no es exclusiva de este hotel concreto, suele ser una regla seguida por los reglamentos internos de casi todos los hoteles del mundo.

Símil

Esta anécdota (aparentemente, sólo aparentemente, insignificante) me llevó a reflexionar sobre algunos hechos que, aunque todos conocemos, no todos nos paramos a menudo a analizar. ¿Quizás este pequeño episodio se puede considerar un símil de lo que ocurre con el hambre en los países pobres?. ¿Cuántos hoteles, restaurantes, mercados existen en lo que llamamos el primer mundo?. ¿Cuántos miles, quizás millones, de toneladas de alimentos se vierten a los contenedores diariamente?. ¿Cuántos miles, quizás millones, de seres humanos no morirían de inanición o dejarían de sufrir los efectos nocivos de la malnutrición si pudieran acceder a los alimentos que los países ricos desaprovechan todos los días?. ¿Resultaría tan caro fletar varios aviones periódicamente que trasladaran esos alimentos a los países donde la gente se muere de hambre?…

¿Qué hacen con el dinero?

Porque…¿a dónde van a parar los miles de millones de euros que los Estados de los países ricos reparten anualmente a iglesias y organizaciones varias para fines sociales?, ¿qué hacen con el dinero subvencionado y con los donativos particulares que reciben muchas ONG,s que nos cuentan que lo dedican a ayudar al prójimo hambriento?, ¿a dónde va a parar el 0,7% que se lleva la Iglesia Católica en España del IRPF anual?, ¿será sólo una máscara engañosa el escaparate de ayuda humanitaria que muestran estas organizaciones?

Si de verdad se quisiera…

Es más que evidente que, si de verdad se quisiera, se acabaría con el hambre en lo que llamamos “el tercer mundo”. Quizás sea una verdad incuestionable, a la vista de la realidad, lo que muchos pensamos: existe una conspiración tácita entre los grandes lobbys multinacionales, iglesias y grupos de poder para que siempre exista una parte del planeta sometida y hambrienta, que suministra mano de obra gratis y que no obstaculiza la expoliación de sus riquezas naturales ni la explotación indiscriminada de los seres humanos?

Pregunta retóricas

De nuevo, tantas preguntas retóricas (cuya respuesta intuímos) quizás nos sirvan para la reflexión, y para exigir con firmeza a las instituciones soluciones efectivas e inminentes a un problema, a estas alturas intolerable, que debería avergonzarnos a los que creemos que todos los seres humanos, sin excepción, tenemos unos derechos naturales básicos que nada ni nadie deberían vulnerar.
Y me viene a la mente una frase, muy oportuna, de un buen amigo: mientras haya un solo ser humano que sufra o muera por hambre, o por no tener acceso a atención médica, debería considerarse delito la acumulación indiscriminada de riqueza. Totalmente de acuerdo.

Coral Bravo es Doctora en filología, máster en psicología, miembro de Europa Laica

Anuncios

10 comentarios en “Hambre y Tercer Mundo.

  1. Muy buena reflexión. Es intolerable que en unas partes del mundo se tiren toneladas de comida y en otras haya miles de personas que mueran de hambre.

  2. esta muy claro que la pobreza en el mundo es necesaria, para que otros se hagan ricos,¿que excusa tendria la iglesia para pedir para los pobres, o las ongs, o las multinacionales, para tener mano de obra barata ?

  3. Para lo laica que es, lo que se acuerda de la iglesia. En su declaración de hacienda, señora Coral, seguro que no se ha acordado de la iglesia. Por lo tanto interésese que hacen por su dinero, el que entrega al marcar la casilla de hacienda y deje que los que dan a la iglesia sus limosnas sean ellos los que pidan las explicaciones oportunas. Respecto a la pobreza puede dar ejemplo y en vez de ir a un hotel de vacaciones, algunos no hemos podido ir, puede entregar ese dinero a los pobres de los que ud se acuerda tanto.

  4. Para la voz de su amo. Perdoneme, que de esto se un rato. No poner la cruz en la declaracion no significa nada. Yo soy ateo y no tengo manera de que la Iglesia no se lleve mi dinero. Por lo pronto, el 0,7% de mis retenciones se la lleva sin mi consentimiento, es decir, me roban. Por otra parte, la iglesia es la mayor fortuna del planeta, que vendan los oros y el arte del vaticano y vera como se acaba el hambre en el mundo. Cuanta jeta tienen.

  5. Señor Perico, entiendo que ud sepa mucho uno y muchos ratos de esto, pero en mi declaración hay 3 casillas: una sin asignacion, otra a la iglesia católica y otra afines sociales. Solo doy mi dinero a la iglesia si marco esa casilla. Respecto a que la mayor fortuna del planeta de su dinero a los pobres es una de las mayores demagosgias que se usan para decir que queremos acabar con el hambre del mundo solo se puede comparar a esa que dice que con el dinero que vale tal futbolista las escuelas que podríamos hacer. Por otra parte conozco cantidad, muchos funcionarios y sindicalistas e incluso políticos de izquierdas que se denominan laicos y de izquierdas y mandan sus hijos a escuelas religiosas o acuden a oficios religiosos para ganar o no perder cuatro votos en las elecciones. Finalmente decirle que me fastidian mucho los meapilas religiosos, pero más los meapilas laicos para los que todos los males del país son de la iglesia o del sr. Aznar. Que Dios nos guarde de los cuentos del anterior régimen y de los salvadores de la patria de ahora.

  6. Habla usted de tres casillas en la declaracion de la renta, pero no dice que el dinero que se destina a las obras sociales va a parar casi en su totalidad a la iglesia catolica, por una simple razón: La iglesia católica tiene registradas casi 40.000 organizaciones, según ellos, para fines sociales que copan casi todo el presupuesto del Estado para esos fines. No son listos, los tios. Yo digo lo que usted, pero desde otra visión: la vida nos libre de los que, por alabar a dios, se cargan las libertades, y muchas veces a las personas. Amen

  7. No se como una persona habiendo tenido tantos estudios universitarios, no tiene en cuenta la globalidad de los factores de las entidades de caracter religioso como usted llama. Yo solo tengo dos Formaciones Profesionales, pero colaboro en estos proyectos de manera voluntaria y le invitaría a usted, si no costara tanto el billete (ya que quitaríamos dinero importante para otras cosas, solo para que usted viajara), a ver proyectos en la región de Potosí (Bolivia) los cuales su mayor financiación no proviene del dinero que el Estado reparte, sino de la aportación voluntaria y desinteresada de gente que cree que se puede construir un mundo mejor, y no se está dando limosna, se hacen proyctos de desarrollo, si, se les da también los medios para comer, porque no comen todos los días, así que la próxima vez que opine sobre algo, salga de su torre de cristal y abrase al mundo. Por cierto, soy católico y no muerdo ni soy sectario, hago el amor con preservativo y creo en Dios.

  8. VAYA !!!! Si a los que se dicen Rojos, les gusta vivir como Bugueses ¡que te parece!.
    No crees que es un poco absurdo que te vayas de playa en plan burgués y luego te quejes de como viven los que no tienen de nada. La culpa no es de “los paises desarrollados” ellos no son nadie. Son Tú, Yo, tu vecino de al lado, y la suma de todos los que vivimos en el país desarrollado. Por eso si quieres que se haga “algo” por que no das el dinero que te han costado tus vacaiones para ayuda de las más desfavorecidos?. Ah! que eso es TUYO, TU DERECHO, TU DESCANSO ….¡ AH !

  9. Marta, usted habla de tópicos. Los que usted llama rojos, yo les llamo gente solidaria y progresista.¿Qué cree usted, que solo los “pobres” defienden los derechos de todos los seres humanos??? Le podría poner mil ejemplos de gente de familia adinerada que se alía con los derechos humanos y el respeto a la decencia. Yo mismo vivo bien, pero contribuyo en lo que puedo a que los demás también vivan bien. Esa es la diferencia, que la derecha quiere vivir bien a costa de la miseria de los demás. Es usted, si me permite, una persona limitada y bastante inculta si piensa como muestra en su comentario. Desconoce la solidaridad y la decencia humana, que tiene que ver con la honradez y no con los orígenes familiares y el dinero que se tenga.

  10. http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=56340

    Coral, como he supuesto que ‘tu compromiso’ te llevaría más allá de El Plural’, donde he expresado mi opinión respecto a tu colaboración de hoy, 5 de Febrero, he ‘buceado’ en la red y obviamente, !no me ha sido difícil encontrar este blog tuyo¡.

    Tengo la satisfacción de vincularlo a tu referido artículo en el Plural y que recomiendo a todos tus seguidores, concordantes o discordantes con tus opiniones, como un análisis que no deben perderse.

    Aunque no viene al caso, mi seudónimo en El Plural es Malinkii.

    Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s