Elogio de dos subversivos (Lorca y Pasolini)

ART. OPINIÓN

  • Miguel Naveros
  • MIGUEL NAVEROS

    18/08/2008

 

Hace un par de años, un profesor universitario amigo mío hizo una relectura de Pasolini y concluyó que la nueva sociología de nuestras ciudades (él vive en París) estaba ya anunciada desde hacía prácticamente medio siglo (e incluso más: ‘Le ceneri di Gramsci’ son del 53) por el escritor y cineasta italiano, que había visto perfectamente cómo la dicotomía social de burgueses y proletarios iba a acabar en la mucho más primaria de burgueses y jodidos. Cierto, como no es menos cierto que en la obra de Federico García Lorca se suceden las grandes inquietudes que, también medio siglo después, estarían en la base de la llamada revolución del 68.

<!–

La mujer, las relaciones entre sexos, las minorías étnicas, el mestizaje en todas sus acepciones se van abriendo camino en la obra de García Lorca como anuncios de lo que va a venir décadas después con el 68, la asunción del concepto más elemental de la democracia, la libertad del individuo, definitiva frontera entre los librepensadores y quienes no lo son, porque la democracia no es sólo el respeto por el juego de mayorías y minorías, sino sobre todo el respeto por los derechos del individuo.
En ambas grandes referencias de la literatura europea del siglo XX hay algo en común, ese tono que aúna denuncia y entusiasmo, pero no como realismo social, sino como pagano empeño, síntesis de alguna manera del racionalismo centroeuropeo (la ideología como cuerpo doctrinal) con el fatalismo mediterráneo. Hay un mucho de comunión –comunión humana, no de sacristía– en esa inmersión de Lorca y de Pasolini en las entrañas de nuestra sociedad, de viaje por cuanto para bien y para mal nos lleva directamente a nuestro pasado y al pasado de nuestro pasado.
El gozo tiene dos posibles manifestaciones, la risa y el llanto, o la alegría y la tristeza, o el entusiasmo y la crítica, pero ni el conformismo ni la melancolía, y con esa y por esa actitud intelectual ahondan uno y otro (autores en tantas cosas consecutivos) lo más profundo del ser humano y de la historia. Y con esa y por esa actitud fueron, simplemente, unos subversivos.

Y elogio de Ian Gibson

No me cabe la menor duda de cualquier aspecto de la vida y la obra lorquiana iba a abrirse camino con el tiempo, pero tampoco de que sin Ian Gibson el proceso habría sido más largo y más caótico. Si no quedan ya grandes detalles de la vida de Lorca por definir (uno sí, y no pequeño, el de su fusilamiento: qué grados de personalismos por una parte y de provincianismo por otra se sumaron al de la pura mecánica fascista para que se tomase la decisión de asesinarlo), se debe a la labor ingente de este andaluz irlandés que dedicó buena parte de su carrera a rastrear la vida del poeta granadino.
Desde su deslumbrante “La represión nacionalista de Granada en 1936 y la muerte de Federico García Lorca” (la edición de Ruedo Ibérico es un libro de culto desde su misma publicación en 1971), el trabajo de Gibson ha ido desgranando la personalidad del poeta hasta presentarnos de él un completísimo cuadro al que bien poco habrá ya que añadir en lo puramente biográfico. Gibson, al que la estela de Lorca le ha hecho estudiar a otros personajes de la época (su biografía de Dalí me parece también inmensa), es, hoy por hoy, referente no sólo por su estudios lorquianos, sino también por su método y su trabajo mismos, por esa combinación de sagacidad y estajanovismo que caracteriza –que debería caracterizar– a cualquier investigador.

* Miguel Naveros es escritor

Anuncios

Un comentario en “Elogio de dos subversivos (Lorca y Pasolini)

  1. Estimados amigos,

    De la mano del escritor y periodista PERE BONIN, y en el marco incomparable del Refugio Antiaéreo 307 de Barcelona, presentamos la novela de AGUSTIN SALGADO: “La Grama”.

    Será el jueves 16 de octubre del 2008 a las 19:00h en el Refugio Antiaéreo 307 de la calle Nou de la Rambla, 169 de Barcelona. Estais todos invitados, y recibiremos con agrado los comentarios que sobre el tema tengais a bien exponer.

    La novela narra la muerte en agosto de 1936 por los fascistas, de ocho campesinos socialistas y comunistas , de un pueblo de Salamanca, asesinados algunos en el encinar de La Orbada y fusilados otros en las tapias del cementerio salmantino. Sin otro afán que el de dar testimonio de su alevosa muerte y el de recuperar sus nombres para la historia . ..

    Agustín Salgado nunca ha ocultado sus ideas y sus verdades. Ha ido trabajando durante todos estos años en el silencio de las bibliotecas y los archivos, donde ha jugado una inexorable partida de ajedrez con los documentos de aquella época, hasta conseguir el jaque mate perfecto a la infamia y la mentira ocultadas tras muchos años de dictadura.

    Para recuperar la memoria histórica de un pueblo, el autor, mediante conversaciones con las personas que sufrieron en sus carnes los acontecimientos aquí narrados y novelados, ha llegado a saber la verdad de quien hizo aquellos disparos en las últimas horas de la tarde de aquel 8 de agosto de 1936 que desencadenó la cruel matanza de ocho campesinos a manos de cuadrillas fascistas.

    La Grama fue publicada por primera vez en 1981, de la mano de Plaza y Janés, un mes después del golpe de estado del 23-F, y reeditada en 2001 por Edit. Alcayuela de Salamanca.

    El 4 de junio de 1978 se recuperaban del encinar de La Orbada (Salamanca) los restos de los cuatro campesinos asesinados .Fueron enterrados en el cementerio de El Pedroso, Los cuatro restantes , fusilados en el cementerio de Salamanca , fueron a dar a una fosa común.

    En el pasado verano del 2007, y promovido por la Fundación para la recuperación de la memoria , que preside el catedrático de la Universidad de Salamanca, don Santiago López , fue colocada una placa con los nombre de los centenares de salmantinos fusilados y enterrados en la fosa común . Al acto asistimos varios cientos de personas , entre los que se hallaban hijos y nietos de los asesinados y fusilados. Sólo una profunda emoción y el intenso recuerdo hacia aquellos hombres, socialistas y comunistas ,que lucharon por una España más justa, más digna, más libre.

    Será un placer poder saludaros personalmente ese día.

    Violant Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s