Elogio de dos subversivos (Lorca y Pasolini)

ART. OPINIÓN

  • Miguel Naveros
  • MIGUEL NAVEROS

    18/08/2008

 

Hace un par de años, un profesor universitario amigo mío hizo una relectura de Pasolini y concluyó que la nueva sociología de nuestras ciudades (él vive en París) estaba ya anunciada desde hacía prácticamente medio siglo (e incluso más: ‘Le ceneri di Gramsci’ son del 53) por el escritor y cineasta italiano, que había visto perfectamente cómo la dicotomía social de burgueses y proletarios iba a acabar en la mucho más primaria de burgueses y jodidos. Cierto, como no es menos cierto que en la obra de Federico García Lorca se suceden las grandes inquietudes que, también medio siglo después, estarían en la base de la llamada revolución del 68.

<!–

La mujer, las relaciones entre sexos, las minorías étnicas, el mestizaje en todas sus acepciones se van abriendo camino en la obra de García Lorca como anuncios de lo que va a venir décadas después con el 68, la asunción del concepto más elemental de la democracia, la libertad del individuo, definitiva frontera entre los librepensadores y quienes no lo son, porque la democracia no es sólo el respeto por el juego de mayorías y minorías, sino sobre todo el respeto por los derechos del individuo.
En ambas grandes referencias de la literatura europea del siglo XX hay algo en común, ese tono que aúna denuncia y entusiasmo, pero no como realismo social, sino como pagano empeño, síntesis de alguna manera del racionalismo centroeuropeo (la ideología como cuerpo doctrinal) con el fatalismo mediterráneo. Hay un mucho de comunión –comunión humana, no de sacristía– en esa inmersión de Lorca y de Pasolini en las entrañas de nuestra sociedad, de viaje por cuanto para bien y para mal nos lleva directamente a nuestro pasado y al pasado de nuestro pasado.
El gozo tiene dos posibles manifestaciones, la risa y el llanto, o la alegría y la tristeza, o el entusiasmo y la crítica, pero ni el conformismo ni la melancolía, y con esa y por esa actitud intelectual ahondan uno y otro (autores en tantas cosas consecutivos) lo más profundo del ser humano y de la historia. Y con esa y por esa actitud fueron, simplemente, unos subversivos.

Y elogio de Ian Gibson

No me cabe la menor duda de cualquier aspecto de la vida y la obra lorquiana iba a abrirse camino con el tiempo, pero tampoco de que sin Ian Gibson el proceso habría sido más largo y más caótico. Si no quedan ya grandes detalles de la vida de Lorca por definir (uno sí, y no pequeño, el de su fusilamiento: qué grados de personalismos por una parte y de provincianismo por otra se sumaron al de la pura mecánica fascista para que se tomase la decisión de asesinarlo), se debe a la labor ingente de este andaluz irlandés que dedicó buena parte de su carrera a rastrear la vida del poeta granadino.
Desde su deslumbrante “La represión nacionalista de Granada en 1936 y la muerte de Federico García Lorca” (la edición de Ruedo Ibérico es un libro de culto desde su misma publicación en 1971), el trabajo de Gibson ha ido desgranando la personalidad del poeta hasta presentarnos de él un completísimo cuadro al que bien poco habrá ya que añadir en lo puramente biográfico. Gibson, al que la estela de Lorca le ha hecho estudiar a otros personajes de la época (su biografía de Dalí me parece también inmensa), es, hoy por hoy, referente no sólo por su estudios lorquianos, sino también por su método y su trabajo mismos, por esa combinación de sagacidad y estajanovismo que caracteriza –que debería caracterizar– a cualquier investigador.

* Miguel Naveros es escritor

Anuncios

Hambre y Tercer Mundo.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Coral Bravo
  • CORAL BRAVO

    18/08/2008

 

He pasado unos días de mis vacaciones de este año –como buena parte de los españoles- descansando en un precioso hotel de una preciosa playa de una preciosa costa; todo perfecto hasta que una tarde vi, en los alrededores del hotel, un apartado donde dejaban los contenedores con la comida del hotel que tiraban todos los días; todos ellos rodeados de gatos; grandes, pequeños, y alguna madre seguida de su prole hambrienta; y todos ellos famélicos y maullando de inquietud al oler la sabrosa y abundantísima comida a la que era un imposible acceder. Pregunté a un empleado el porqué de no dar de comer a esos animalillos hambrientos simplemente dejando algún contenedor abierto, y me contestó que era una norma de la dirección, y que si alguien se atrevía a hacerlo corría el peligro de ser despedido.

<!–

Ante tal espectáculo me indigné seriamente, pero mi indignación creció cuando me enteré (porque seguí indagando) de que todos los días se tiraban, como inservibles, cantidades enormes de comida fresca y de buena calidad, porque todo se reponía a diario. También me enteré de que ni siquiera los empleados podían aprovechar nada de ella. Esta pauta no es exclusiva de este hotel concreto, suele ser una regla seguida por los reglamentos internos de casi todos los hoteles del mundo.

Símil

Esta anécdota (aparentemente, sólo aparentemente, insignificante) me llevó a reflexionar sobre algunos hechos que, aunque todos conocemos, no todos nos paramos a menudo a analizar. ¿Quizás este pequeño episodio se puede considerar un símil de lo que ocurre con el hambre en los países pobres?. ¿Cuántos hoteles, restaurantes, mercados existen en lo que llamamos el primer mundo?. ¿Cuántos miles, quizás millones, de toneladas de alimentos se vierten a los contenedores diariamente?. ¿Cuántos miles, quizás millones, de seres humanos no morirían de inanición o dejarían de sufrir los efectos nocivos de la malnutrición si pudieran acceder a los alimentos que los países ricos desaprovechan todos los días?. ¿Resultaría tan caro fletar varios aviones periódicamente que trasladaran esos alimentos a los países donde la gente se muere de hambre?…

¿Qué hacen con el dinero?

Porque…¿a dónde van a parar los miles de millones de euros que los Estados de los países ricos reparten anualmente a iglesias y organizaciones varias para fines sociales?, ¿qué hacen con el dinero subvencionado y con los donativos particulares que reciben muchas ONG,s que nos cuentan que lo dedican a ayudar al prójimo hambriento?, ¿a dónde va a parar el 0,7% que se lleva la Iglesia Católica en España del IRPF anual?, ¿será sólo una máscara engañosa el escaparate de ayuda humanitaria que muestran estas organizaciones?

Si de verdad se quisiera…

Es más que evidente que, si de verdad se quisiera, se acabaría con el hambre en lo que llamamos “el tercer mundo”. Quizás sea una verdad incuestionable, a la vista de la realidad, lo que muchos pensamos: existe una conspiración tácita entre los grandes lobbys multinacionales, iglesias y grupos de poder para que siempre exista una parte del planeta sometida y hambrienta, que suministra mano de obra gratis y que no obstaculiza la expoliación de sus riquezas naturales ni la explotación indiscriminada de los seres humanos?

Pregunta retóricas

De nuevo, tantas preguntas retóricas (cuya respuesta intuímos) quizás nos sirvan para la reflexión, y para exigir con firmeza a las instituciones soluciones efectivas e inminentes a un problema, a estas alturas intolerable, que debería avergonzarnos a los que creemos que todos los seres humanos, sin excepción, tenemos unos derechos naturales básicos que nada ni nadie deberían vulnerar.
Y me viene a la mente una frase, muy oportuna, de un buen amigo: mientras haya un solo ser humano que sufra o muera por hambre, o por no tener acceso a atención médica, debería considerarse delito la acumulación indiscriminada de riqueza. Totalmente de acuerdo.

Coral Bravo es Doctora en filología, máster en psicología, miembro de Europa Laica

El Gobierno aprueba la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio y 24 reformas destinadas a la recuperación económica

jueves, 14 de agosto de 2008

 

El presidente del Gobierno ha comparecido tras el Consejo de Ministros extraordinario celebrado hoy para explicar el programa de reformas económicas que se centran en seis sectores estratégicos: financiación de pequeñas y medianas empresas, vivienda, transporte, energía, cambio climático, telecomunicaciones y sociedad de la información, y servicios. Estas reformas se llevarán a cabo en 2008 y 2009 y su finalidad es ayudar a las familias y a las empresas y preparar la recuperación económica.

 

 José Luis Rodríguez Zapatero comenzó su intervención reconociendo el “estancamiento y frenazo” de la situación económica internacional y su efecto en España, y subrayó que desde el primer día de la legislatura y dentro del margen de sus posibilidades, el Gobierno viene trabajando para paliar estos efectos.

“Tenemos una situación económica difícil”, dijo, pero también tenemos “fortaleza”, prueba de ello es que estamos resistiendo mejor que los países de la Unión Europea.

En este sentido detalló que, según los datos conocidos hoy, en el segundo semestre de 2008 la economía ha decrecido en la zona euro (-0,2%), y en el conjunto de la Unión Europea (-0,1%), mientras que en España ha crecido (0,1%).

El Consejo de Ministros extraordinario de hoy, explicó el Presidente, ha concretado compromisos ya enunciados, adoptado nuevas iniciativas y tomado en consideración otras futuras medidas con el objetivo de continuar con la “agenda permanente de reformas económicas” destinadas a impulsar la recuperación y a mantener las políticas sociales.

Medidas adoptadas

El jefe del Ejecutivo anunció que se ha remitido al Parlamento el Proyecto de Ley por el que se suprime el Impuesto sobre el Patrimonio con efectos desde el 1de enero de 2008. Esto representa una mejora fiscal de 1.800 millones de euros para alrededor de un millón de contribuyentes.

También se ha acordado modificar el sistema de devoluciones del IVA que desde enero de 2009 será mensual y supondrá que 1,2 millones de empresas ingresarán en torno a 6.000 millones de euros de manera anticipada durante 2009. Las principales beneficiadas serán las empresas de nueva creación y las que realicen inversiones, especificó el Presidente.

Ambas medidas supondrán una inyección de liquidez a la economía de 7.800 millones de euros, añadió Rodríguez Zapatero.

En este Proyecto de Ley se han recogido, además, los compromisos acordados el pasado mes de junio entre el Gobierno y el sector del transporte por carretera para paliar los efectos de la subida del precio del petróleo en este sector.

El Proyecto de Ley también determina el tipo aplicable al impuesto de matriculación de las motocicletas en función de la emisión de CO2.

PYMES y Vivienda

La vivienda protegida y las pequeñas y medianas empresas (PYMES) contarán con 20.000 millones de euros de financiación adicional en 2009 y 2010.

El Presidente anunció que se mantendrán en 2009 y 2010 los avales destinados a facilitar la financiación de las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y, además, que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) renovará la mediación para su financiación por un importe máximo de dos mil millones de euros en 2009 y otros tantos en 2010.

Para facilitar vivienda a las familias e impulsar el sector, el ICO renovará en 2009 y 2010 la línea de avales por un importe de cinco mil millones de euros en cada ejercicio.

Con el fin de potenciar el mercado de alquiler de viviendas se introducirán reformas legales en favor de los arrendatarios al reducir los trámites en caso de desahucio e impago de rentas, aumentar los supuestos de cancelación de contratos de alquiler y facilitar los acuerdos en las comunidades de propietarios para efectuar obras o reformas.

Como apoyo a la inversión en viviendas y obra pública, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino ha presentado un informe para reducir sustancialmente, a no más de seis meses, el tiempo de valoración para declarar el impacto medioambiental de una obra. Actualmente, según ha comentado el Presidente, la media el tiempo es de 760 días y hay más de 3.000 obras sometidas a evaluación.

Además, antes del 31 de diciembre de este año, deberán presentarse una serie de propuestas que afectan a varios ministerios y que tienen que ver con el impulso a la renovación y rehabilitación de edificios y viviendas, a su eficiencia energética y al Plan Renove de infraestructuras hoteleras.

Impulso a la economía

El Impulso al transporte de mercancías por ferrocarril, la reforma completa de un nuevo modelo de gestión aeroportuaria, el impulso en la aplicación de las líneas estratégicas de lucha contra el cambio climático, la dinamización del sector de las telecomunicaciones, la reducción de trámites administrativos, la rebaja de aranceles de registradores y notarios y la mejora de la competencia del sector servicios forman parte también de las 24 medidas aprobadas por el Ejecutivo para incentivar la actividad económica.

Acuerdo sobre el diálogo social

El Gobierno abordó en su reunión el Acuerdo alcanzado con los agentes sociales a finales del pasado mes de julio y ha decidido entregarles el próximo día 3 de septiembre la “hoja de ruta” para la reforma de la formación profesional.

La otra gran prioridad de la “hoja de ruta” del diálogo social es “mejorar y fortalecer las políticas activas de empleo” y ser más eficaces a la hora de recolocar a los trabajadores desempleados, especialmente a los de la construcción que son los más afectados, ha declarado el Presidente.

En este punto el Presidente recordó que el Gobierno ha mantenido sus compromisos sociales para 2008 y que lo hará en 2009. Como ejemplo citó, entre otros, las 400.000 familias que han recibido la ayuda por nacimiento o adopción de hijo, los 325.000 permisos de paternidad, las 325.000 situaciones de dependencia reconocidas o las 70.000 rentas de emancipación reconocidas a los jóvenes.

Financiación autonómica

A preguntas de los periodistas, el Presidente se mostró confiado en alcanzar un acuerdo sobre la financiación con todas las Comunidades Autónomas porque la propuesta realizada por el Vicepresidente económico, Pedro Solbes, supone su mejora.

Además, es positivo, como defendía el Ejecutivo, que todo el mundo asuma ahora la necesidad de modificar el modelo de financiación aprobado en 2001, añadió.

Sobre el Estatuto de Cataluña subrayó que el Gobierno lo cumple con rigor, como ocurre con cualquier otro Estatuto, y aclaró que la Ley Orgánica que lo aprobó determina un plazo de dos años para llegar a un acuerdo y eso es lo que aún no se ha producido, pero no por causa del Gobierno que ya ha presentado su propuesta de financiación.

No obstante, mostró su deseo de seguir dialogando y trabajando para conseguir el acuerdo.

Vídeos asociados

 

La feria de las vanidades.

 

En este agosto precongresual del PSPV-PSOE y, desde la distancia que dan las vacaciones fuera de casa y la información de terceros que llega por la prensa escrita o los diversos elementos de publicación de noticias, uno tiene la impresión de que nos estamos equivocando otra vez en beneficio del PP y en perjuicio del PSOE, porque en lo que respecta al PSPV es complicado imaginar una situación más proxima a la aceptación resignada de los 23 puntos poscentuales que el partido consevador nos lleva de diferencia de intención de voto en la encuestas objetivas. La Ponencia Marco es la evidencia y el exponente más claro de que solo su enmienda casi total por pate de los socialistas que todavía lo son y persisten en las ideas desde sus agrupaciones locales con el oido puesto a la realidad cotidiana y la atención a lo que realmente interesa a las personas, pueden poner en el centro de un texto del que han de deducir propuestas políticas, estratégias ganadoras y un programa de gobierno autonómico coordinadas con las que ya pone en marcha el Gobierno de Zapatero.

Y, creo sinceramente que, los candidatos a la Secretaría General de un partido que reclama autonomía política de acción institucional, mientras se dispone a ser un elemento susidiario de la organización central con la modificación ignota en nuestra cultura reciente, deberian de solucionar esa dicotomía que nos puede llevar a la esquizofrenia política y estructurar una relación reinventada, flexible y eficaz para homogeneizar las actuaciones del socialismo valenciano con y en el PSOE, necesaria para absorber los beneficios de las políticas y la acción de gobierno y poder aportar mas dinamismo político y rendimiento electoral al conjunto del partido que sustenta al Gobierno socialista, al mísmo tiempo que se concretan propuestas especificas que afecten a la realidad concreta del País Valencia los campos de los servicios públicos básicos del espacio público destrudo por las políticas privatizadoras del PP, la desaparición en muchas comarcas de la industria radicional valenciana y las politicas de proteción y la regeneración del territorio triturado por la especulación y la poca verguenza institucional.

Creo que es hora de que se acaben las cenas, los almuerzos, las reuniones que derivan en conciliabulos para conseguir el número de delegados optimo con el que hacer efectiva la candidatura a una responsabilidad que ha de demostrarse a estas alturas en ponese el mono de la faena y presentar una propuesta política covergente para el Congreso del PSPV-PSOE que de lugar a un texto políticamente potente, ideologicamente sólido, igual que ha de ser la próxima Comisión Ejecutiva Nacional que debe conducir al PSOE en el País Valenciano hacia esa confluencia con la sociedad, absolutamente necesaria para poder gobernar, de nuevo, la generalitat valenciana y ampliar las mayoria socialista del Congreso de los diputados y el Senado en las próxims Elecciones Generales.

Lo demás puede ser entendido por nuestros militantes, simpatizantes y electores en una reedición veraniega de la feria de ls vanidades que poco tiene que ver con la situación real en la que viven las personas.

Vicent Vercher Garrigós

72 veranos sin García Lorca.

 NOTIC. ANDALUCÍA

El Plural reconstruye el asesinato fascista del genial poeta granadino

MARINA MONTES/ EL PLURAL ANDALUCÍA

La tarde del 16 de agosto de 1936, apenas un mes después del alzamiento militar contra el gobierno legítimo de la República, un grupo de los sublevados tomó preso a Federico García Lorca. Desde ese momento, el destino del poeta se hace incierto. No se sabe el día exacto de su muerte, ni el lugar concreto en el que está enterrado. Lo único cierto es que lo asesinaron en Granada, “en su Granada”. El Plural rinde homenaje estos días al poeta con artículos de José Luis Casas y Miguel Naveros y entrevistas exclusivas, como las de Luis García Montero, Juan Antonio Bernier, e Ian Gibson.

<!–

Federico García Lorca era, a mediados del año 1936, uno de los poetas más aclamados del momento a nivel mundial. La sensibilidad de sus escritos, la manera de transmitir el folclore andaluz sin caer en tópicos y su denuncia de las clases más desfavorecidas, lo hacían merecedor de los aplausos del gran público. Precisamente en ese momento, Lorca había decidido ir a México, país en el que Margarita Xirgu estaba representando, con un éxito atronador, su obra Bodas de sangre.

Temores
Sin embargo, antes del viaje trasatlántico, el poeta decidió acudir a Granada para ver a su familia, tal vez temeroso de no poder volver a respirar el aire de la vega granadina. Federico García Lorca sabía que sus comentarios no habían agradado a los opositores de la época, y llegó a escribir a Adolfo Salazar, crítico musical de la época, indicándole que borrase una respuesta en una entrevista que iba a publicarse en El Sol, “porque es un añadido y es una pregunta sobre el fascio y el comunismo que me parece indiscreta en este preciso momento”.

Los Rosales
El poeta parecía tener claro que su vida estaba en peligro y decidió no parar en su casa durante esos días, donde sería más fácil encontrarle. García Lorca acudió a la casa de su amigo, el poeta Luis Rosales, donde pensó que podría estar a salvo. No en vano, la familia Rosales era conocida por la militancia de sus miembros en Falange. Los dos escritores pensaron, erróneamente, que la vivienda de la familia sería un buen lugar para refugiarse en Granada.

Apresado
Sin embargo, los distintos grupos de los sublevados mostraban públicamente sus rencillas entre sí e intentaban ganar méritos propios, incluso a costa de humillar a los que supuestamente compartían causa en el levantamiento. Una muestra de ello es la situación vivida durante la detención de García Lorca: aunque los falangistas de la familia Rosales lo habían acogido antes de su huída a México, finalmente fue apresado por miembros de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA). En la tarde del 16 de agosto de 1936, el poeta salió de la casa de los Rosales acompañado por Miguel Rosales y Ramón Ruiz Alonso, miembro destacado de la CEDA en Granada. El poeta, que temblaba y reflejaba el miedo en su rostro, llevaba unos pantalones color gris oscuro, una camisa blanca con el nudo de la corbata suelto y una americana en el brazo.

Ruiz Alonso
Según las últimas investigaciones del historiador Ian Gibson, su delator fue Ramón Ruiz Alonso, miembro de Acción Popular, integrado en la CEDA. Ruiz Alonso era conocido por su odio hacia los miembros de los partidos de izquierdas. Diputado en Granada durante la época de los gobiernos republicanos de derechas, Ruiz Alonso intentó militar en Falange tras la pérdida de un escaño después de un supuesto fraude electoral en Granada. Llegó incluso a pedir ayuda a José Rosales, hermano de Luis Rosales. Ante la negativa de la Falange de aceptar sus condiciones, Ruiz Alonso quedó fuera de la asociación, con lo que su odio hacia ellos creció aún más. Cuando el militante de la CEDA descubrió que García Lorca estaba escondido en casa de los Rosales, no dudó en delatarlo y apresarlo.

Angustiosa espera
El propio Luis Rosales acudió al Gobierno Civil a reclamar la liberación del poeta. Ni siquiera las gestiones de Miguel y José Rosales, destacados falangistas granadinos, sirvieron para cambiar el destino de García Lorca. En la denuncia contra él, se le acusaba de homosexual, escritor subversivo, de estar en contacto con los rusos y de tener una radio clandestina en la Huerta de San Vicente. Ante esa denuncia, los Rosales no pudieron hacer nada. Las horas del poeta se agotaban inexorablemente.

Fusilamiento
Tras un par de días de intensa angustia, García Lorca fue esposado junto con un profesor de un pueblo granadino, Galindo González, y llevado fuera del Gobierno Civil junto con otros presos condenados a muerte. En el barranco de Víznar, García Lorca contempló por última vez el cielo granadino, mientras un pelotón de fusilamiento de la llamada “Escuadra Negra” acababa con la vida de todos los presos. “Mataron a Federico cuándo la luz asomaba”, relataría Machado años después en una elegía al poeta granadino.

Carta al padre
En medio de todos estos acontecimientos, el mismísimo Manuel de Falla intentó interceder por Federico García Lorca. Sin embargo, cuando logró llegar al edificio del Gobierno Civil ya era tarde. No obstante, la agonía para la familia no terminaría aquí: una vez muerto Lorca, hicieron llegar al padre una nota, manuscrita por el propio Federico, que decía: “Te ruego, papá, que a este señor le entregues 1.000 pesetas como donativo para las fuerzas armadas”. El padre pagó sin dudar la cantidad, pensando tal vez, que así salvaría la vida de su hijo. Estas, que tal vez fueran las últimas letras del poeta, acompañaron al padre hasta su muerte, nueve años después.

Criminal de guerra
Tres meses después del fin de la guerra, la familia logró inscribir la muerte del poeta en el Registro Civil. El certificado que se entregó recurre a un eufemismo muy habitual en el momento. El poeta, según el documento oficial, murió “a consecuencia de las heridas producidas por hechos de guerra”. Para la historia inmediata, García Lorca no murió asesinado, sino luchando en el frente.

Presentimientos
Es imposible saber qué pensó García Lorca en esos últimos momentos, pero leyendo su obra, casi podríamos pensar que intuía su trágico destino. Incluso el lugar de su muerte parecía estar predestinado en unos versos premonitorios del poeta: Mi corazón reposa frente a la fuente fría. Y es que se cree que el cuerpo de García Lorca aún yace enterrado en una fosa común en la Fuente de Aynadamar o Fuente de las Lágrimas. Un destino que, desgraciadamente, casa a la perfección con los dramas lorquianos.

* Marina Montes es redactora de El Plural Andalucía y coordinadora del especial sobre la muerte de Federico García Lorca.

mmontes@elplural.com

Los arquitectos de la crisis financiera (I): desinformación y ¡balones fuera!

 POLÍTICA

 

¿Cuál es la mano que mece la cuna de los archinombrados “mercados”?

JUAN TORRES LÓPEZ/ALTERECONOMÍA

La gente normal y corriente suele tener una idea bastante difusa de las cuestiones económicas. Como los grandes medios de comunicación las presentan de forma oscura e incomprensible, la mayoría de las personas piensa que se trata de asuntos muy complejos que solo entienden y pueden resolver los técnicos muy cualificados que trabajan en los gobiernos o en los grandes bancos y empresas. Y siendo así, es también normal que se desentiendan de ellos, como cualquiera de nosotros se desentiende de lo que hace el médico, el fontanero o el mecánico cuando hablan en su jerga incomprensible o utilizan instrumentos, que nosotros ni conocemos ni sabemos utilizar, para curarnos o arreglarnos las tuberías o nuestro automóvil.

<!–

También contribuye a ello el que no se proporcione a los ciudadanos información relevante sobre lo que sucede en relación con las cuestiones económicas. Todos oímos en los noticieros de cada día, por ejemplo, cómo evoluciona la bolsa, las variaciones que se producen en el índice Nikei o los puntos de subida o bajada de unas cuantas cotizaciones pero casi nadie los sabe interpretar ni nadie explica de verdad lo que hay detrás de ellos.

Saturar, saturar y saturar…
Gracias a eso, los que controlan los medios de comunicación (propiedad a su vez de los grandes bancos y corporaciones) hacen creer que informan cuando lo que hacen en realidad es lo peor que se puede hacer para lograr que alguien esté de verdad informado: suministrar un aluvión indiscriminado de datos sin medios efectivos para asimilarlos, interpretarlos y situarlos en su efectivo contexto.

El mismo punto de vista
Nos ofrecen sesudas e incomprensibles declaraciones de los ministros y presidentes de bancos pero no proporcionan criterios alternativos de análisis y, por supuesto, presentan siempre el mismo lado de las cuestiones, como si los asuntos económicos solo tuvieran la lectura que hacen de ellos los dirigentes políticos, los empresarios y financieros más poderosos o los académicos que cobran de ellos para repetir como papagayos lo que en cada momento les interesa.

Lo que está ocurriendo en relación con la actual crisis es buena prueba de ello.

¿Quiénes son los causantes?
Sobre la crisis actual se están callando en particular un asunto especialmente grave y de gran interés para los ciudadanos: sus causantes y responsables directos e indirectos.

El “mercado”…
Para engañar a la gente suelen hablar “de los mercados”. Como si los mercados pensaran, tuvieran alma y preferencias, decidieran o resolvieran por sí mismos. Para que estos existan, es necesario que haya normas. Y esas normas no las establecen para sí mismos los mercados sino los poderes públicos a través del derecho.

… se rige por normas
Las normas jurídicas son las que permiten que en los mercados se pueda llevar a cabo un comportamiento u otro, las que favorecen que existan o no privilegios en las transacciones, las que dan poder a unos agentes en detrimento de otros.

… que alguien dicta
Como las normas las hacen las personas y las instituciones, resulta que lo que suceda en los mercados es, en última instancia, el resultado de lo que decidamos las personas a través de las instituciones que utilizamos para imponer las normas (aunque es bien sabido que no todas las personas tienen la misma capacidad para decidir a la hora de establecerlas).

Y eso es igualmente aplicable a lo que ha ocurrido en los mercados que han provocado la actual crisis.

*(La segunda parte del análisis versará sobre la “desregulación” financiera, sus productos de más riesgo y sus consecuencias, así como el papel de las últimas políticas norteamericanas en el sector).

Juan Torres López es Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Málaga y editor de Altereconomía: otra forma de entender la economía

www.altereconomia.org

¿Adiós al País Valenciano?

El posible cambio de siglas del PSOE en Valencia reabre el debate que durante décadas ha dividido a izquierda y derecha

 

 

BELÉN TOLEDO – Valencia – 16/08/2008 07:30
Murcia es Región de Murcia o Murcia a secas y no pasa nada. El País Vasco o Euskadi también dos denominaciones para un mismo territorio. El caso de Valencia es diferente. Aquí la elección de uno u otro nombre (País Valenciano, Comunidad Valenciana o Antiguo Reino de Valencia) nunca es inocente.

Lo saben bien en el PSOE, que se ha encontrado con un apasionado debate en sus propias filas después de que algunos de sus dirigentes propusieran un cambio de siglas para la formación: de Partido Socialista del País Valenciano (PSPV) a Partido de los Socialistas de la Comunidad Valenciana (PSCV). La idea deberá ser aprobada o desechada en el congreso del próximo mes de septiembre. Dos de los aspirantes a dirigir el partido, que ahora está gobernado por una gestora, ya han rechazado el nuevo nombre y no es seguro que la militancia socialista valenciana lo respalde.

Tanta susceptibilidad no obedece sólo a un cambio de siglas. Con la eliminación de País Valenciano, “se renuncia a lo mejor del empuje político de la izquierda valenciana durante el siglo XX”, según Vicent Garcés, eurodiputado socialista y uno de los fundadores del PSOE-PSPV a finales de la década de los 70. Para él y muchos otros, la expresión simboliza las aspiraciones de autogobierno, de defensa de la lengua y la cultura valenciana entendida como un todo compartido con Catalunya y Baleares, y de los valores de la izquierda que fueron defendidos durante la transición.

Costumbre o futuro

No sólo lo entiende así gran parte de los políticos socialistas. La mayoría de los colectivos de izquierda conservan esa referencia en su nombre. Algunos, como CCOO o UGT, reconocen que es “por tradición” o por el “carácter histórico y cultural del término”. Para otros, como Enric Morera, del partido Bloc Nacionalista Valencià, sigue siendo “una idea de modernidad para avanzar en el autogobierno”.

La expresión País Valencià hizo fortuna en la Transición. Se usaba desde mucho antes, pero fue el escritor valenciano Joan Fuster el que en los últimos años del franquismo le otorgó el cariz de izquierdas y de vinculación cultural con el resto de territorios en los que se habla el catalán. En el otro extremo, los tradicionalistas defendían el nombre histórico de Reino de Valencia.

Un viejo debate

Durante la transición Valencia fue el escenario de una a veces violenta guerra de nombres y símbolos entre izquierda y derecha. El PSPV y la UCD pactaron en el proyecto de Estatut que se respetaría el nombre de País Valenciano y a cambio la izquierda apoyaría la señera con la franja azul como bandera oficial de todo el territorio (la derecha no quería una enseña demasiado parecida a la catalana).

Pero en el trámite en el Congreso, el entonces vicepresidente del Gobierno, el valenciano ya fallecido Fernando Abril Martorell, vetó el nombre y obligó a la izquierda a apoyar la fórmula aséptica de Comunidad Valenciana, ideada por Emilio Attard, como denominación oficial. Eso sí, en el preámbulo se hizo referencia a País Valenciano como “nombre moderno” del antiguo reino.

Con el paso de los años el nombre oficial ha calado entre la población, pero el mundo cultural y académico continúa utilizando la fórmula País Valenciano. El PP ha perseguido con saña cualquier intento por normalizar ese nombre y lo ha prohibido en los libros de texto y en Canal 9. Y ahora se jacta de que los socialistas quieren renunciar al nombre. El debate interno es entre los que lo consideran una claudicación y los que creen que ya forma parte del pasado y hay que adaptarse a la realidad.

Eliseu Climent, presidente de Acció Cultural del País Valencià e histórico del nacionalismo valenciano de izquierdas, resumió con ironía esta decepción poco después de conocer el posible cambio de nombre del PSOE: “Si llego a saber que nos quedamos en comunidad, habría apoyado el nombre de Antiguo Reino”.

 

TRES NOMBRES PARA UN MISMO TERRITORIO

Antiguo Reino de Valencia // Hace referencia al periodo transcurrido desde la conquista de Jaime I en 1238. El monarca dotó al territorio de estructura política propia pese a incorporarlo a la Corona de Aragón junto a Catalunya y Baleares. La victoria de Felipe V en 1707 en la Guerra de Sucesión acabó con el autogobierno. En la transición, esa denominación fue recuperada por la derecha, que defendía el nombre de Antiguo Reino de Valencia.

País Valenciano // La denominación tuvo gran auge en la II República. Fue usado por Joan Fuster, inspirador del nacionalismo valenciano de izquierda, en el tardofranquismo. En la Transición, los sectores progresistas lo recuperaron.

Comunidad Valenciana // Fue la solución de compromiso alcanzada en 1982 ante el rechazo de la derecha al término País Valenciano que figuraba en el proyecto de Estatuto. Se trató así de cerrar la discusión que enfrentó durante los años anteriores a izquierda y derecha por los símbolos autonómicos. 

 

LOS CANDIDATOS

Ximo Puig // “No debemos cambiar si significa un giro al centro. Hay que ir a lo contrario, a una ambición más socialista y valencianista. Pero si hay cambio, debe ser con consenso”, afirma Ximo Puig, uno de los cuatro aspirantes a liderar el PSPV.

José Luis Ábalos // Ábalos se cuenta entre los partidarios del cambio: “Si hay que cambiar, lo normal es que se ponga Comunidad Valenciana. No significaría un giro al centro sino una adaptación al nombre oficial. Y sólo si lo pide la mayoría”.

Jorge Alarte // Opina Jorge Alarte que el hipotético cambio de siglas es una decisión de los militantes que no constituye el debate más importante: “Ni perdimos por el nombre ni ganaremos por el nombre”. Rechaza el giro al centro.

Francesc Romeu fue el primer candidato que rechazó el cambio de nombre y también el cambio ideológico que podría conllevar: “No hace falta cambiar nombres, hay que cambiar los contenidos”, sostiene tajante.