Indignidad sucesoria.

 ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Victoria Lafora
  • VICTORIA LAFORA

    12/08/2008

Ver para contar

Agosto, un mes siempre terrible para la siniestra lista de mujeres asesinadas por la violencia machista, va a servir esta vez para impulsar una nueva reforma del Código Penal que estreche el cerco a los que maltratan y matan a sus compañeras.

<!–

Dado que la Ley contra la Violencia de Género no ha servido para mucho -en 2005, año de su entrada en vigor, hubo sesenta asesinadas y el pasado 2007, setenta y cuatro-, el PSOE pretende que el Gobierno proponga al Congreso la modificación de la figura jurídica llamada “indignidad sucesoria”, la que rige los motivos por los que una persona puede ser desheredada.

Se daba la paradoja de que el hombre que asesinaba a su mujer heredaba sus bienes, o por lo menos, la parte de la legítima compartida con sus hijos a los que había dejado huérfanos.

Son esas modificaciones legales que, de puro necesarias, no se explica cómo con tantas muertas como llevamos enterradas, a nadie se le había ocurrido, hasta ahora, abordar una injusticia tan colosal. Incluso cuando se redactó la norma que pretendía luchar contra la violencia machista se dejó ese vacío legal que afrenta, todavía más, a los deudos de la víctima.

También pretenden los socialistas que reciban el mismo castigo quienes incurran en delitos contra la libertad, la integridad sexual o desatiendan los deberes familiares. Es decir, aquellos padres que al separarse “se olvidan” de que tienen hijos y dejan de prestarles el menor sustento económico. Con la nueva ley, perderán, como es de justicia, y también de lógica, cualquier derecho sucesorio.

Para lograr el mayor consenso y evitar que el Partido Popular esgrima la discriminación de los varones en esta modificación del Código Penal, la ley no hace distingos entre hombres y mujeres: serán desheredados los que maltraten, tengan el sexo que tengan. Aunque lamentablemente los que matan suelen ser siempre los mismos, diga lo que diga el PP.

Así es que septiembre ya pueden sus señorías ponerse a enmendar un entuerto, lograr el consenso y remediar un fallo legal que de puro estúpido merecería estar en una sección de la inolvidable revista satírica “La Codorniz”.

Victoria Lafora es periodista y analista política

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s