El PP y sus mentiras repetidas.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Coral Bravo
  • CORAL BRAVO

    11/08/2008

 

Decía Goebbels, el responsable del Ministerio de Edcación Popular y Propaganda de la Alemania nazi, o, lo que es lo mismo, el responsable de la manipulación de la sociedad alemana en el nazismo, que “una mentira repetida muchas veces acaba convirtiéndose en una verdad para el que la escucha”. Al parecer, algunos ideólogos del PP son, al menos durante los últimos cuatro años, fieles seguidores de estas doctrinas de manipulación social, e imponen, como una de sus tácticas políticas, la reiteración de afirmaciones falsas para intentar coaccionar el subconsciente colectivo de los españoles.

<!–

Todos recordamos la mentira, repetida hasta lo vomitivo, sobre lo que llamaban “la verdad del 11-M” (que pretendía sembrar una duda siniestra en la opinión ciudadana),  o el ridículo “España se rompe”, o “el gobierno de ZP negocia con ETA”. Ante tanto despropósito, el tiempo y la justicia, además del simple sentido común, han puesto las cosas en su sitio, y los ciudadanos no sólo han hecho caso omiso a tanto infundio canallesco, sino, además, han cobrado en réditos políticos y de  credibilidad al partido liderado por Rajoy; porque es una realidad que la categoría moral (me refiero a la auténtica moralidad y no a otra) del PP ha quedado definitivamente por los suelos.

Pues bien, el descalabro electoral de marzo no les ha hecho cambiar, según parece,  de estrategias. El pasado viernes, ocho de agosto, se reunían los máximos representantes del partido en lo que han llamado un “comité de seguimiento de la crisis” para, según ellos, buscar soluciones a los problemas económicos de los españoles (¿?). Con ninguna dosis de pudor (y menos aún de decencia) se atreven a recitar otro slogan (siguiendo las mencionadas tácticas de Goebbels) para calentar
un poco más el ánimo de los españoles en agosto; “el gobierno no está” repitió hasta tres veces la secretaria general del partido –intentando hacer creer que el PP “trabaja” en agosto y el gobierno está “de rositas”-. Es otra mentira repetida que pretenden pasar, sin serlo, por verdad. Y a los hechos me remito: el diario El País, ante tal “bienintencionada” afirmación, solicitó directamente al gobierno información sobre la actividad de los ministros en ese mismo día; al menos seis ministros, además de la vicepresidenta, se encontraban trabajando.

Pero tratar de rebatir con realidades las falsedades a las que el PP nos tiene acostumbrados es pérdida de tiempo y tarea inútil. Quizás en este caso concreto sería más práctico preguntarles a los populares por qué no organizaron un “comité de seguimiento” similar cuando nos llevaron a los españoles, contra la voluntad de la mayoría, a ser cómplices de una guerra inhumana y genocida, o cuando el presidente Aznar decretó con carácter urgente la liberalización del suelo que fue el inicio de la especulación inmobiliaria y ha supuesto la ruina económica de millones de familias (eso que tanto y tanto les preocupa ahora).

Habría que preguntarles por qué no se han reunido con carácter urgente para salvar la sanidad pública de la Comunidad de Madrid, o para poner freno al desastre urbanístico y medioambiental de la Comunidad Valenciana; o para poner orden en sus élites y deshacerse de la alianza que mantienen con aquéllos con los que, nunca,
bajo ningún concepto, se pueden aliar los que defienden un Estado democrático.

Como son preguntas retóricas, es decir, sin respuesta, lo mejor que podemos hacer los ciudadanos es informarnos bien y conocer esas técnicas manipulativas que algunos utilizan para someternos a la esclavitud de sus intereses. Una vez más, y no me canso de repetirlo, el laicismo y el librepensamiento son la clave; y son la mejor
defensa de los ciudadanos ante las grotescas falsedades y las manipulaciones de los que no respetan los postulados democráticos más básicos.

Coral BravoDoctora en filología, máster en psicología, miembro de Europa Laica.

 

 

–>

 

Todos recordamos la mentira, repetida hasta lo vomitivo, sobre lo que llamaban “la verdad del 11-M” (que pretendía sembrar una duda siniestra en la opinión ciudadana),  o el ridículo “España se rompe”, o “el gobierno de ZP negocia con ETA”. Ante tanto despropósito, el tiempo y la justicia, además del simple sentido común, han puesto las cosas en su sitio, y los ciudadanos no sólo han hecho caso omiso a tanto infundio canallesco, sino, además, han cobrado en réditos políticos y de  credibilidad al partido liderado por Rajoy; porque es una realidad que la categoría moral (me refiero a la auténtica moralidad y no a otra) del PP ha quedado definitivamente por los suelos.

Pues bien, el descalabro electoral de marzo no les ha hecho cambiar, según parece,  de estrategias. El pasado viernes, ocho de agosto, se reunían los máximos representantes del partido en lo que han llamado un “comité de seguimiento de la crisis” para, según ellos, buscar soluciones a los problemas económicos de los españoles (¿?). Con ninguna dosis de pudor (y menos aún de decencia) se atreven a recitar otro slogan (siguiendo las mencionadas tácticas de Goebbels) para calentar un poco más el ánimo de los españoles en agosto; “el gobierno no está” repitió hasta tres veces la secretaria general del partido –intentando hacer creer que el PP “trabaja” en agosto y el gobierno está “de rositas”-.

Es otra mentira repetida que pretenden pasar, sin serlo, por verdad. Y a los hechos me remito: el diario El País, ante tal “bienintencionada” afirmación, solicitó directamente al gobierno información sobre la actividad de los ministros en ese mismo día; al menos seis ministros, además de la vicepresidenta, se encontraban trabajando.

Pero tratar de rebatir con realidades las falsedades a las que el PP nos tiene acostumbrados es pérdida de tiempo y tarea inútil. Quizás en este caso concreto sería más práctico preguntarles a los populares por qué no organizaron un “comité de seguimiento” similar cuando nos llevaron a los españoles, contra la voluntad de la mayoría, a ser cómplices de una guerra inhumana y genocida, o cuando el presidente Aznar decretó con carácter urgente la liberalización del suelo que fue el inicio de la especulación inmobiliaria y ha supuesto la ruina económica de millones de familias (eso que tanto y tanto les preocupa ahora).

Habría que preguntarles por qué no se han reunido con carácter urgente para salvar la sanidad pública de la Comunidad de Madrid, o para poner freno al desastre urbanístico y medioambiental de la Comunidad Valenciana; o para poner orden en sus élites y deshacerse de la alianza que mantienen con aquéllos con los que, nunca, bajo ningún concepto, se pueden aliar los que defienden un Estado democrático.

Como son preguntas retóricas, es decir, sin respuesta, lo mejor que podemos hacer los ciudadanos es informarnos bien y conocer esas técnicas manipulativas que algunos utilizan para someternos a la esclavitud de sus intereses. Una vez más, y no me canso de repetirlo, el laicismo y el librepensamiento son la clave; y son la mejor defensa de los ciudadanos ante las grotescas falsedades y las manipulaciones de los que no respetan los postulados democráticos más básicos.

Coral BravoDoctora en filología, máster en psicología, miembro de Europa Laica.

 

Anuncios

3 comentarios en “El PP y sus mentiras repetidas.

  1. Como duele la verdad a los fachosos de mierda…
    Buenísimo y muy inteligente escrito que deja por tierra a estos miserables del PP ¿podría alguien darme la fuente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s