PSOE y PP ante la crisis.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • ANTONIO ASENCIO

    04/08/2008

 

Las “crisis” económicas suelen reabrir el debate –adormecido en época de bonanza- entre intervencionistas y liberales. Las soluciones se contraponen desde ambos flancos del espectro ideológico, lo que acentúa las divergencias entre izquierda y derecha y la confrontación política se rearma. Las crisis económicas son malas para la economía, evidentemente, y no tan malas para la política, que siempre precisa un motivo para la controversia, un conflicto con el que alimentar las tomas de posiciones.

<!–

Lo paradójico de esta crisis, en España, es que ha tenido el efecto justo contrario: desarmar el debate. Resulta, cuanto menos, alarmante, que la mayor crítica que el PP
ha hecho al Gobierno a cuenta de la “crisis” sea el reconocimiento o no de la misma, el empleo de sinónimos y otras ligerezas por el estilo. Lo lógico hubiese sido una
batería de propuestas desde el liberalismo económico más ortodoxo. Ni por asomo. O no tienen esas medidas, o no se atreven a decirlas: las esconden.

¿Por qué? Manejo dos hipótesis: el PP ha perdido el debate ideológico y ha virado al centro; en ese caso, no ocultan nada, sencillamente sus soluciones coinciden con las del PSOE y la única crítica que cabe es la supuesta “inactividad”. La otra hipótesis es táctica: proponer medidas impopulares, como flexibilizar el despido o recortar el
gasto social, les puede acarrear costes políticos en este estadio de la crisis, de modo que aguardan a que sus efectos sean más profundos para exponer esas medidas
como única salida posible, inasumible por un Gobierno de izquierdas.

El tiempo dirá, pero el Gobierno debería tomar nota de cada de cada palabra que dice Rajoy en temas económicos. Tanto sus palabras como sus silencios, le comprometen. Si no dice nada, o si sus propuestas se parecen a las del Gobierno, no tendrá credibilidad para sacar al duro neoliberal que lleva dentro. Habrá que recordárselo.

Y mientras tanto, que se moje: ¿Quiere o no el señor Rajoy abaratar el despido? ¿Quiere recortar gasto social? ¿Qué propone hacer con los sueldos de los funcionarios? El PSOE tiene que llevar a Rajoy y al PP a su marco ideológico, retratarlo ahí una y otra vez. Porque sí, hay dos formas muy diferentes de abordar una crisis económica. Y no deberíamos dejar que la derecha oculte con silencio, o con cortinas de humo semánticas, sus verdaderas intenciones.

Antonio Asencio es periodista.

antasencio@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s