The Independent: “En plena confusión crediticia, los mayores bancos de España están en la cresta de la ola”

 ECONOMÍA

La prensa internacional corrobora que la crisis es de ámbito global, incluso hay elogios a España

ELPLURAL.COM

No sólo la economía española está resentida. A la luz de las portadas de las grandes cabeceras internacionales en la materia, no cabe duda de que la coyuntura internacional atraviesa momentos difíciles. La prensa especializada se hace eco del “claro retroceso económico” de Alemania, de la disminución de los créditos en Frania, y del “agobio” de la Reserva Federal en Estados Unidos. Y en medio tantos datos negativos, The Independent, prestigiosa publicación británica, alaba la buena gestión de los bancos españoles, señalando que “han sido muy elogiados por haber diversificado sus negocios”.

<!–

Las principales cabeceras extranjeras no reflejan noticias precisamente alentadoras. La información que se publica hoy recuerda las palabras del ministro de Economía Pedro Solbes, quien en su momentó apuntó a la coyuntura internacional y al alto precio del petróleo como causas de la crisis económica en nuestro país.

Ralentización de la economía alemana
Financial Times, reconocido diario británico, recoge en su portada que Angela Merkel “avisa de la ralentización de la Economía de Alemania”. La canciller alude a un “claro retroceso económico”, reconociendo que el contexto económico en el que se opera no está siendo fácil. El crecimiento industrial alemán ha caído un 2,4% en mayo, un dato que representa la mayor caída en una década. El PIB, por su parte, caerá al 1,7% este año, y al 1,2% en 2009.

Disminución en los créditos franceses
Le Monde, por su parte, refleja la disminución de las pólizas de crédito bancarias. “Los bancos acuerdan menos préstamos inmobiliarios”, afirma el rotativo francés, señalando que “los créditos han disminuido un 11% los primeros seis meses del año”. “Fragilizados por una crisis financiera que ha devorado su capital, los bancos se muestran más selectivos en su política de crédito”, resume.

Agotamiento de la Reserva Federal estadounidense
No mucho más alentador es el Washington Post al señalar que en Estados Unidos “la Reserva Federal muestra una economía agobiada”. La publicación cita un informe del Banco Central del país norteamericano según el cual hay una gran debilidad en el mercado de trabajo. Asimismo, habría poca disponibilidad de los bancos a conceder préstamos, altos precios de los combustibles, y dudas a la hora de consumir.

Debilidad del mercado inmobiliario
Según este periódico, al igual que en España, el mercado inmobiliario permanece muy débil en todo el país. Además, se prevé una alta inflación y dificultades a corto plazo para los consumidores. Cabe destacar que la foto que ilustra el artículo muestra a un grupo de personas que no pueden pagar la hipoteca haciendo cola en una entidad dedicada a prestar ayuda en estas situaciones.

Los bancos españoles, “en la cresta de la ola”
En medio de este desierto, hay un pequeño oasis. Se trata de la noticia publicada por el británico The Independent, que apalude el buen hacer de los bancos españoles. “En plena confusión crediticia, los mayores bancos de España están en la cresta de la ola. No sólo el banco Santander ha conseguido comprar a precio reducido Alliance & Leicester, sino que los rumores de que el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria pueda estar planteándose lanzar una OPA sobre el HBOS dispararon ayer las acciones de la mayor sociedad hipotecaria británica”, afirma.

“Imagen de fortaleza”
Según la publicación, se tiene una “imagen de fortaleza (…) en plena crisis financiera, de los bancos españoles, tras haber evitado las amortizaciones masivas mediante productos crediticios que han golpeado a sus rivales europeos”. “Los dos grandes bancos han sido muy elogiados por haber diversificado sus negocios en los crecientes mercados iberoamericanos, que por ahora han permanecido al alza mientras que EE.UU. y Europa se adentran en la desaceleración. También se resistieron al impulso de ampliar su banca de inversión mientras los mercados de deuda estaban en auge, manteniéndose fieles a sus raíces de banca al por menor”, resume The Independent.

 

Anuncios

El Gobierno rebaja en siete décimas la previsión de crecimiento para este año

POLÍTICA

Solbes: España, “mejor preparada” que otros países europeos frente a la “compleja situación”

 

ELPLURAL.COM/EFE

El Gobierno ha rebajado en siete décimas, hasta el 1,6 por ciento, la previsión de crecimiento para este año, y también ha revisado a la baja, en 1,3 puntos, la de 2009, que se situará en el 1 por ciento. El Ejecutivo contempla que este ejercicio se cierre todavía con una leve creación de empleo del 0,2%, aunque para el próximo ya prevé que el paro aumente hasta una tasa del 12,5%. El vicepresidente segundo y ministro de Economía Pedro Solbes reitera que “nos enfrentamos a la situación económica más compleja de las últimas décadas” aunque España está “mejor preparada” que “la mayor parte” de los países europeos a la hora de afrontarla.

<!–

En su revisión del cuadro macroeconómico, el Ejecutivo explica que ha revisado a la baja sus previsiones porque persisten, desde hace un año, los tres elementos que más están afectando a la economía española: crisis financiera internacional, subida del precio del petróleo y encarecimiento de los alimentos y las materias primas.

Mejora la balanza comercial
Como nota positiva, el sector exterior, por primera vez en muchos años, vuelve a aportar al crecimiento, con dos décimas este año y cuatro el próximo, en un contexto de mayor aumento de las exportaciones que de las importaciones.

Déficit del 0,21 el próximo año
El menor crecimiento previsto también ha obligado a el Gobierno ha revisar a la baja su previsión de ingresos. Mantiene el techo de gasto e incluye un incremento adicional de 1.500 millones de euros para garantizar el pago de las prestaciones por desempleo, y ya prevé un déficit del 0,21 por ciento del PIB para 2009.

“Notable deterioro internacional”
El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, explicó estos datos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, apuntando que el “notable deterioro internacional” está afectando en mayor medida al “ajuste” de la economía española. El ministro de Economía ha reiterado que “nos enfrentamos a la situación económica más compleja de las últimas décadas” aunque también apuntó que la economía española está “mejor preparada que la mayor parte de las europeas” para afrontarla.

Errores en las previsiones
Preguntado sobre las rectificaciones del Gobierno, Solbes indicó que las previsiones se hacen a partir de los datos de referencia disponibles y si éstos cambian también varía el pronóstico inicial. Ironizó apuntando que también las previsiones de crecimiento que tenía el PP de cara a las elecciones de marzo estaban equivocadas. También añadió que no se trata de una situación exclusiva de España. En realidad todos los organismos internacionales están revisando a la baja las previsiones de crecimiento para el conjunto de los países desarrollados.

Recuperación en segundo semestre de 2009
Las previsiones del Gobierno para 2009 contemplan que se acentuará la caída de la construcción, mientras que considera que la inversión en bienes de equipo mantendrá los niveles de este año. Considera asimismo que estas previsiones son compatibles con la recuperación a partir del segundo semestre de 2009, y mantiene la idea de que a partir de 2010 la economía española volverá a crecer a tasas “cercanas a su potencial”.

Austeridad, solidaridad y mejora de la productividad
Dada la situación, De la Vega y Solbes aseguraron que los presupuestos de 2009 estarían marcados por tres principios, la austeridad en todas las partidas salvo en las que más puedan contribuir al crecimiento de la economía y a la protección social; la solidaridad, con especial atención a la prestación por desempleo y la dependencia; y la mejora de la productividad. 

Para poder garantizar las prestaciones por desempleo, el Gobierno ha añadido al total del gasto público 1.500 millones de euros. En total se contempla una partida de 159.370 millones de euros, un 4,5% más que en 2008.

“El caos económico actual, en parte relacionado con la invasión de Irak”, sostiene Stiglitz, Nobel de Economía 2001

POLÍTICA

 

La borrachera de Wall Street y la guerra de Bush…y de Aznar

La crisis económica es consecuencia de una borrachera de Wall Street, según dijera el otro día en tono jocoso el presidente de EEUU, Geoge W. Bush. “Ahora, Wall Street –puntualizó- está de resaca”. Parece la reflexión de Bush una broma de mal gusto, pero en cambio probablemente estemos ante una de las pocas veces que el actual inquilino de la Casa Blanca no ha dicho una sandez, aunque se ignora si la dijo deliberadamente o no. ¿Cabe calificar su observación de lúcida, sin que ello sirva de precedente?

<!–

Esa borrachera simboliza con cierta exactitud los excesos del vigente sistema económico, basado en el denominado libre mercado, al que los gurús de turno han consagrado situándolo por encima del bien y del mal. O sea, como si el mercado, sinónimo del capitalismo, fuera la Divina Providencia que –para el catolicismo fundamentalista- regula las vidas de los humanos. Pero en el caso de Bush no debe olvidarse que hace cinco años, y con el apoyo entusiasta de Tony Blair y de José María Aznar, puso en marcha una maquinaria bélica para invadir militarmente Irak. Joseph E. Stiglitz, Premio Nobel de Economía el año 2001, y la profesora de la Universidad de Harvard Linda Bilmes han valorado los gastos de esa terrible aventura del imperialismo norteamericano.

Libro escandaloso
Hace poco, Stiglitz y Bilmes publicaron un libro escandaloso, no por sus errores, sino precisamente por sus aciertos. El libro se titula La guerra de los tres billones de dólares. Aquellos polvos trajeron estos lodos. En sus páginas los autores son rotundos: “Calculamos por lo bajo –afirman- el costo económico de la guerra para los Estados Unidos en tres billones de dólares y para el mundo otros tres billones de dólares…muy superiores a los calculados aproximadamente por el Gobierno de Bush antes de la guerra. El equipo de Bush no sólo engañó al mundo sobre los posibles costos de la guerra, sino que, además, ha intentado enturbiar los costos, mientras ésta seguía”.

Seguridad Social
Estamos en plena crisis económica a escala internacional, originada en EEUU y con Bush todavía de presidente. Repasemos otros datos significativos que aportan Stigiltz y Bilmes: “Por una sexta parte del costo de la guerra los Estados Unidos podrían dotarse de una base económica sólida para su sistema de seguridad social durante más de medio siglo, sin reducir las prestaciones ni aumentar las contribuciones”.

Rebaja de impuestos a los ricos
“Además –añaden-, el Gobierno de Bush redujo los impuestos a los ricos al tiempo que se lanzaba a la guerra, pese a tener un déficit presupuestario. A consecuencia de ello, ha tenido que recurrir a un exceso de gasto público –gran parte de él financiado desde el extranjero- para sufragar la guerra. Se trata de la primera guerra de la historia americana que no ha exigido ningún sacrificio a los ciudadanos mediante un aumento de los impuestos: al contrario se va a legar todo el costo a las generaciones futuras”.

El petróleo

¿Ha comenzado, desde hace más o menos un año, el legado de la guerra de Bush –en sus aspectos sobre todo económicos- a pasarnos factura? “El caos económico del presente –se puede leer en el libro mencionado- está relacionado en buena medida con la guerra de Irak”. Aunque nos prometieran entonces petróleo a precio muy accesible, si el régimen de Sadam Hussein caía derrotado, como así fue, lo cierto es que aquella maldita guerra es la causante de que el petróleo haya disparado actualmente sus precios a niveles estruendosos.

Los dedos de una mano
Regresemos a España. No sólo Aznar apoyó la guerra de Bush. A su lado, y salvo muy raras excepciones –que se podrían contar con los dedos de una mano-, estuvieron los ministros del Gobierno popular, los altos cargos del partido y cargos públicos en general. Algunos, como Rodrigo Rato, manifestaron su desacuerdo con la guerra, pero con la boca tan pequeña que nadie se enteró en los momentos decisivos de hace cinco años. Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid y centrista reconocido, cerró filas con Aznar.

Lamentable
Los que hoy son oficialmente centristas, con Mariano Rajoy al frente, no se opusieron jamás a una guerra tan inmoral y tan injusta. Y los otros, por supuesto, aplaudían con fervor en los debates del Congreso de los Diputados y en los escasos programas de debate televisivo que había. Rajoy anda indignado ahora con Zapatero por la crisis. De nuevo se equivoca. Confunde a Zapatero con Bush y -al respecto de la crisis- ni se atreve a mentar a Aznar. Lamentable.

Enric Sopena es director de El Plural

–>

 

Esa borrachera simboliza con cierta exactitud los excesos del vigente sistema económico, basado en el denominado libre mercado, al que los gurús de turno han consagrado situándolo por encima del bien y del mal. O sea, como si el mercado, sinónimo del capitalismo, fuera la Divina Providencia que –para el catolicismo fundamentalista- regula las vidas de los humanos. Pero en el caso de Bush no debe olvidarse que hace cinco años, y con el apoyo entusiasta de Tony Blair y de José María Aznar, puso en marcha una maquinaria bélica para invadir militarmente Irak. Joseph E. Stiglitz, Premio Nobel de Economía el año 2001, y la profesora de la Universidad de Harvard Linda Bilmes han valorado los gastos de esa terrible aventura del imperialismo norteamericano.

Libro escandaloso
Hace poco, Stiglitz y Bilmes publicaron un libro escandaloso, no por sus errores, sino precisamente por sus aciertos. El libro se titula La guerra de los tres billones de dólares. Aquellos polvos trajeron estos lodos. En sus páginas los autores son rotundos: “Calculamos por lo bajo –afirman- el costo económico de la guerra para los Estados Unidos en tres billones de dólares y para el mundo otros tres billones de dólares…muy superiores a los calculados aproximadamente por el Gobierno de Bush antes de la guerra. El equipo de Bush no sólo engañó al mundo sobre los posibles costos de la guerra, sino que, además, ha intentado enturbiar los costos, mientras ésta seguía”.

Seguridad Social
Estamos en plena crisis económica a escala internacional, originada en EEUU y con Bush todavía de presidente. Repasemos otros datos significativos que aportan Stigiltz y Bilmes: “Por una sexta parte del costo de la guerra los Estados Unidos podrían dotarse de una base económica sólida para su sistema de seguridad social durante más de medio siglo, sin reducir las prestaciones ni aumentar las contribuciones”.

Rebaja de impuestos a los ricos
“Además –añaden-, el Gobierno de Bush redujo los impuestos a los ricos al tiempo que se lanzaba a la guerra, pese a tener un déficit presupuestario. A consecuencia de ello, ha tenido que recurrir a un exceso de gasto público –gran parte de él financiado desde el extranjero- para sufragar la guerra. Se trata de la primera guerra de la historia americana que no ha exigido ningún sacrificio a los ciudadanos mediante un aumento de los impuestos: al contrario se va a legar todo el costo a las generaciones futuras”.

El petróleo

¿Ha comenzado, desde hace más o menos un año, el legado de la guerra de Bush –en sus aspectos sobre todo económicos- a pasarnos factura? “El caos económico del presente –se puede leer en el libro mencionado- está relacionado en buena medida con la guerra de Irak”. Aunque nos prometieran entonces petróleo a precio muy accesible, si el régimen de Sadam Hussein caía derrotado, como así fue, lo cierto es que aquella maldita guerra es la causante de que el petróleo haya disparado actualmente sus precios a niveles estruendosos.

Los dedos de una mano
Regresemos a España. No sólo Aznar apoyó la guerra de Bush. A su lado, y salvo muy raras excepciones –que se podrían contar con los dedos de una mano-, estuvieron los ministros del Gobierno popular, los altos cargos del partido y cargos públicos en general. Algunos, como Rodrigo Rato, manifestaron su desacuerdo con la guerra, pero con la boca tan pequeña que nadie se enteró en los momentos decisivos de hace cinco años. Ruiz Gallardón, alcalde de Madrid y centrista reconocido, cerró filas con Aznar.

Lamentable
Los que hoy son oficialmente centristas, con Mariano Rajoy al frente, no se opusieron jamás a una guerra tan inmoral y tan injusta. Y los otros, por supuesto, aplaudían con fervor en los debates del Congreso de los Diputados y en los escasos programas de debate televisivo que había. Rajoy anda indignado ahora con Zapatero por la crisis. De nuevo se equivoca. Confunde a Zapatero con Bush y -al respecto de la crisis- ni se atreve a mentar a Aznar. Lamentable.

Enric Sopena es director de El Plural

 

De quincolor son les reflexions?

Una amiga que viu a la ciutat, cap i casal, em deia que la seua ciutat no es sol el cau del riu on s’erigeixen edificacions emblemàtiques, i circuïts automobilístics. Que si, que tot allò esta molt bé, però que al col·legi del seu fill, no s’escometen les reformes i el manteniment des de fa ja molts anys, i que igual passa, als parcs, jardins, i espais públics, on a més a més es planteja ‘privatitzar-se’ instal·lacions com ara pistes esportives.
On estan els llars joves, les biblioteques públiques, els llars de pensionistes, el recolzament als clubs amateurs esportius, i demés associacions vertebradores del pensar cívic i social?
On i com es presten els servicis de proximitat als ciutadans, be tributaris, be d’informació, o assistencials?
On es recalifiquen els terrenys d’us esportiu, per a altres estranys i curiosos usos?
Quin ús o desús es fa de la llengua dels valencians?
En quines condicions habiten a les aules els nostres fills? En barracons?
Son segurs, ecològics, i sostenibles els mitjans de transport públics? Quant s’inverteix anualment en el seu manteniment i la seua modernització?
Quin nombre de vivendes socials i/o protegides per cada 10.000 habitants es construeixen anualment?Després de tota aquesta perorata de questions, i com que sabia que uns amics tenien entrades per a Madonna, els mateixos, que ja van anar a vore a Elton John, o a The Police, i que estaven esperant-se a la seu de la Volvo-Race, al port de ponent, on es troben els iots més luxosos del mediterrani, junt amb el que la Generalitat té per a passejar-se en les regates, i vorer el gran premi d’Europa de F1, … de sobte, em vaig adonar, que tot havia sigut un somni, i que estava parat en un embús entre Plaça d’Espanya, i San Agustí, perquè hi havia un bus espaiat, impedint la fluïdesa del transit en hora punta. El bluetooth tornava a parlar-me mentre bufava i bufava per aliviar la calor de juliol.

I tot plegat, em preguntava, de quin color son les decisions?

I jo com que estava al centre de la ciutat, vaig dir que de centre. I aleshores vaig rumiar que tal vegada això del centre, era simplement on la gent vol treballar, però no on vol viure. Tots preferien l’esquerra del mapa, doncs la dreta estava copat pels iots de gent forastera, que si tenien multitud de serviciss i instal·lacions públiques per al seu exclusiu goix .

I vaig seguir camí, trencant per Guillem de Castro, cap al carrer Coronas, on m’esperaven per dinar. Si es que puc estacionar. (eixa es l’altra).

 

 

ENVIAT PEL MEU BON AMIC PEPE SELLÉS, COMPANY DE TANTS ANYS.