LA RED ESPAÑOLA DE CIUDADES POR EL CLIMA SE REUNE HOY EN SU III ASAMBLEA PARA RATIFICAR EL MANIFIESTO DE KURSSAAL EN DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, inaugura hoy, en San Sebastián, la tercera Asamblea de la red española de ciudades por el clima, que concluirá mañana. Con anterioridad, está previsto que la ministra visite la exposición “La pasarela ecológica de Monpás” en el Victoria Eugenia y asista a la firma del manifiesto de ciudades por el clima en el Kursaal. De este modo, Odón Elorza logra otro respaldo a su apuesta por la pasarela de Monpás, que tiene el apoyo del Gobierno central y sufre las reticencias del departamento vasco de Medio Ambiente.

Conflicto Ambiental. Curiosamente, este acto coincidirá con la presencia de la consejera vasca de Medio Ambiente, Esther Larrañaga, en San Sebastián, donde inaugurará la segunda edición del Seminario del Conflicto Ambiental. La III Asamblea de Ciudades es el foro ideal para conocer y debatir el Pacto de los Alcaldes y otras iniciativas de lucha contra el cambio climático a nivel local que ha puesto en marcha la Unión Europa en el campo de la energía, así como para convocar los II Premios a las Buenas Prácticas Locales por el Clima.

Energía y movilidad sostenibles. La jornada matinal de la asamblea de la red española de ciudades por el clima cuenta con la participación de su presidente, el ex ministro Abel Caballero, además de Pedro Castro, máximo responsable de la Federación Española de Municipios y Provincias. Por la tarde, se verán varias ponencias, entre ellas la del propio alcalde donsotiarra, Odón Elorza, que hablará sobre el “Plan de lucha contra el cambio climático de San Sebastián” presentado a principios de este año. La jornada técnica de mañana, abierta al público, permitirá conocer las experiencias para alcanzar un modelo de gestión de energía y movilidad sostenibles.

El PSC, a por la centralidad y la hegemonía.

POLÍTICA

El plácido congreso de los socialistas catalanes muestra un partido sólido y cohesionado

Treinta años después de su fundación, resultado de la fusión de todas las organizaciones socialistas catalanas, el PSC ha dado, en su 11º Congreso celebrado el pasado fin de semana en Barcelona, un gran paso hacia la consecución de la centralidad y la hegemonía políticas, ideológicas y sociales en Cataluña.

<!–

La exigente firmeza de Montilla
Pocos congresos se recuerdan, en la reciente historia política de nuestro país, tan plácidos como este del PSC. Con un partido sólido y muy cohesionado, apenas sin discrepancias internas y con unas cotas de poder institucional y político jamás alcanzadas por ninguna otra formación catalana, el PSC se ha expresado, a través de su reelegido primer secretario, José Montilla, con una insólita demostración de firme exigencia a José Luis Rodríguez Zapatero.

“Una gran oportunidad”
Hablando en su doble condición de presidente de la Generalitat y de líder del socialismo catalán, Montilla se ha dirigido a Rodríguez Zapatero también en su doble condición de presidente del Gobierno español y de máximo dirigente del PSOE. Le ha agradecido su firmeza en la defensa del catalán y del modelo educativo de inmersión lingüística que tan buenos resultados ha dado en Cataluña, al mismo tiempo que le ha recordado la exigencia de cumplir con el despliegue del nuevo Estatuto catalán y las transferencias que en él se contemplan, así como en la imprescindible mejora del sistema de financiación de Cataluña. Y ha dejado claro que todo ello configura “una gran oportunidad”.

“Cataluña y sus ciudadanos, por encima de todo”
“El PSC quiere a Zapatero –ha dicho Montilla-, pero quiere aún más a Cataluña y a sus ciudadanos”. De ahí que, no sin dejar de recurrir a la ironía –“quien te quiere, te hace sufrir”-, el primer secretario del PSC ha dado cumplimiento a los compromisos inequívocamente catalanistas adoptados por el socialismo catalán en este congreso y ha planteado su particular hoja de ruta a ZP, quien a su vez ha hecho un buen repaso del estricto cumplimiento de sus compromisos con Cataluña y ha renovado su promesa de cumplir con lo que el Estatuto catalán establece, tanto en materia de financiación como en el campo de las transferencias de competencias y de mayor inversión estatal en infraestructuras públicas.

Renovación, moderación, centralidad …
Este congreso marca una inflexión en la historia del PSC. La marca porque el socialismo catalán nunca había celebrado un congreso en una situación como la actual –al frente del Gobierno de la Generalitat desde hace ya cuatro años, con una hegemonía indiscutible en el mapa municipal, comarcal y provincial catalán y con una renovada presencia en el Gobierno español-, pero la marca sobre todo porque define con claridad una apuesta por la moderación, la renovación y la centralidad política.

… catalanismo, municipalismo, federalismo, mujeres y jóvenes
Con una nueva Ejecutiva en la que la continuidad encuentra su complemento en la renovación –con el 43% de nuevos miembros, con una importante presencia del gran poder municipal del PSC, bajo el liderazgo del alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, con un incremento notable de mujeres y jóvenes en importantes cargos ejecutivos, y con la elección del histórico dirigente Isidre Molas como sustituto de su gran amigo Pasqual Maragall en la presidencia del partido-, el PSC se reafirma como el gran partido que expresa la enorme complejidad de una sociedad catalana cada vez más diversa y plural.

Apertura desde la cohesión interna
Muchos son los compromisos que el socialismo catalán ha asumido en este congreso. Desde una cohesión interna ejemplar, que contrasta mucho con las disensiones y los enfrentamientos evidenciados en los recientes congresos de otros partidos políticos, el PSC ha diseñado un programa realista para estos tiempos de crisis, con la ambición clara de abrirse al conjunto de la sociedad catalana para convertirse por fin en su eje político central y hegemónico.

El poder reforzado de Montilla
José Montilla sale absolutamente reforzado de este congreso, al frente de una dirección integrada fundamentalmente por su reducido equipo de colaboradores más cercanos –Miquel Iceta como viceprimer secretario y José Zaragoza como secretario de Organización-, con una Ejecutiva joven –con una media de edad de 47 años- en la que tienen su expresión todas las sensibilidades de un partido político que expresa fielmente la diversidad social y cultural de la Cataluña actual.

J.G.-S.

La Audiencia de Madrid confirma irregularidades entre constructores y políticos del PP vinculados al tamayazo

POLÍTICA

 

 

¿Empieza a haber luz en el túnel que llevó a Aguirre a la presidencia?

MARCOS PARADINAS

Cinco años después del tamayazo que arrebató el Gobierno de la Comunidad de Madrid a los socialistas, y se lo puso en bandeja a Esperanza Aguirre, siguen sin saberse qué llevó a los diputados Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez a traicionar a su partido. Sí se sabe, en cambio, que ambos pasaron la noche anterior en el hotel AC Los Vascos. Y todo por cuenta del constructor Francisco Vázquez Igual. Nunca se ha podido descubrir hasta dónde estaba implicado Vázquez, pero ahora una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid demuestra la oscura relación existente entre él y el Partido Popular, aparte de otros personajes que también desfilaron por la pasarela mediática del tamayazo. Una historia con pucherazos electorales, terrenos vendidos a mitad de precio y un periodista comprometido al que no consiguieron callar.

<!–

Francisco Vázquez desarrolla la mayor parte de su actividad en la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón. Desde 2001, el periodista Roberto Alonso Santamaría, director de la revista local Círculo de Opinión, había venido denunciando una a una todas las irregularidades en las que Vázquez se metía. Hasta que el constructor decidió denunciarle a él, a la publicación y a la redactora Ana Martín Padellano, asegurando que sus “falsedades” habían dañado su honor profesional y el de la empresa. Pero ahora, la sentencia del caso no sólo niega que sean atribuciones falsas, sino que demuestra que eran verdades como puños.

Los terrenos de Quitapesares
Alonso denunció en numerosas ocasiones la concesión de terrenos públicos por parte del Ayuntamiento de Villaviciosa en diciembre de 2000, cuando vendió 13.153 metros cuadrados de terreno público, en el polígono de Quitapesares, por 34.000 pesetas el metro cuadrado, cuando su valor de mercado era de unas 60.000 pesetas. Entre los compradores estaba la empresa de Vázquez, Euroholding.

“Inquietud y preocupación”
La sentencia no sólo le da la razón al periodista, sino que subraya que, al contrario de lo que esgrime Vázquez, el asunto “alcanza un interés público”, más allá del mero interés local. Además, recordando los numerosos casos de corrupción que se dan en España, la sentencia afirma que “debe y tiene que causar inquietud y preocupación a nivel social”.

El pucherazo
Pero aún hay más, porque Alonso denunció otro asunto turbio que se ha demostrado cierto. Resulta que la empresa de Vázquez afilió irregular y masivamente a 78 trabajadores de su empresa en el Partido Popular, justo antes de las elecciones internas de 2002, con el fin de amañarlas. Hecho el pucherazo, Nieves García Nieto se alzó con la alcaldía de Villaviciosa, y le devolvió el favor a Vázquez, paralizando un expediente de expropiación de una franja del jardín de su vivienda, expediente que fue declarado ilegal por una sentencia del TSJ de Madrid, que aportó el periodista al tribunal.

La disputa de Romero de Tejada y la ex alcaldesa Martínez
La sentencia también da la razón al periodista y a su abogado, Ángel Galindo. El testimonio de la anterior alcaldesa de Villaviciosa, y ex presidenta del PP en la localidad, Pilar Martínez, ayudó a demostrar el pucherazo. En unas cartas, dirigidas al entonces secretario general del PP de Madrid, Romero de Tejada, Martínez se quejaba de la irregularidad de las afiliaciones y la alteración del proceso electoral”, ya que la mayor parte de los afiliados se encontraban domiciliados en el mismo lugar, que fue un número grande y que todas procedían del entorno del Sr. Vázquez, pues se trataba de familiares y amigos”, según reza el texto de la sentencia.

Crisis interna en el PP
El veredicto de la Audiencia Provincial se atreve incluso a ubicar toda la trama de corrupciones “en el marco de una confrontación política entre sectores contrarios de un mismo partido”, como es el PP y tacha la coyuntura de “una manifestación más del grado de desacuerdo y confrontación” entre estas partes. Y es que tuvo que ser Pilar Martínez, actual Concejal de Urbanismo del PP de Madrid, ex Consejera de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, ex Alcaldesa de Villaviciosa de Odón, la que reconociera como testigo las cartas en que denunciaba el pucherazo electoral dentro de su propio partido, y con pleno conocimiento de Romero De Tejada.

Finalmente, la sentencia, que ya es firme, condena a la empresa Euroholding y a su propietario, Francisco Vázquez Igual, a pagar las costas del juicio, dejando a los periodistas Roberto Alonso Santamaría y Ana Martín Padellano libre de toda responsabilidad.

¿El final del túnel?
Entrando más en materia respecto al Gobierno de la Comunidad de Madrid, lo que al final queda claro es la existencia de una lista de nombres que se repite sin cesar: La actuación de Tamayo y Sáez brindó la presidencia a Esperanza Aguirre. Tamayo participaba en la empresa de Vázquez cuando adquirió la ganga de Quitapesares. Vázquez afilió a toda una tropa para conseguir la alcaldía para Nieves García. García le paralizó una expropiación. Y cuando los militantes del PP local intentan desbancarla para las elecciones de 2007, se encuentran con que el Gobierno de Aguirre rechaza sistemáticamente a sus candidatos, apoyando sin fisuras a Nieves García.

Durante aquellos rifirrafes en el PP de Villaviciosa, veían imposible que Aguirre no quisiera sustituir a una alcaldesa abocada al fracaso en las elecciones. Pero un afiliado comentó: “A no ser que le deba algo”. Finalmente, quien se alzó con la alcaldía fue el también popular José Jover. Quizá sea demasiado pronto, pero ya se ve luz al final del oscuro túnel del Tamayazo.