El debate de las personas.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Francisco Quintero
  • FRANCISCO QUINTERO

    08/07/2008

 

El debate de las personas

La ciencia de la política no se sustenta en tratados empíricos sino que lo hace a través de las personas que componen las direcciones de los partidos políticos. Acaba de finalizar el 37º congreso del PSOE, y en él no sólo ha salido reelegido José Luis Rodríguez Zapatero sino que también se ha conformado la nueva ejecutiva del partido que ostenta el poder, y que tiene que hacer creíbles las propuestas del PSOE para una sociedad algo enfadada con la situación económica.

<!–

En esta nueva ejecutiva cabe destacar entre otros muchos dirigentes políticos de peso, la continuidad de José Andrés Torres Mora como gran ideólogo en el camino progresista del PSOE en la secretaría ejecutiva de cultura y la incorporación de Eduardo Madina como vocal, político generoso sin ambages que aportará sabia nueva desde el País Vasco.

El PP, con su líder a la cabeza, por mucho que se empeñe en vendernos señales de humo centralistas, no puede evitar ponerse nervioso cuando desde el partido progresista se introducen debates sobre temas que requerirán reformar algunas leyes ya existentes, y que traerán al contexto político español avances de progreso, que nos volverán a colocar en la vanguardia política europea, como ya ocurrió en la pasada legislatura. Mariano Rajoy busca a la desesperada centrar el debate en la economía, espacio en el que puede tener muchos adeptos, ya que como por todos es sabido y comprobado, la situación económica pasa por un momento delicado, derivado por factores exógenos a la política económica del gobierno y sobre todo al ciclo negativo que vivirá el sector de la construcción en los próximos dos años en España. Muchos son los elementos de juicio que señalan a la coyuntura económica internacional como causante de los datos económicos, por lo tanto serían sufribles por un gobierno socialista o por otro más conservador. Tal vez con la diferencia de que en el caso del PP como ya demostraron el año 2001 la solución pasaría por recortes de derechos laborales alcanzados por los trabajadores: el famoso decretazo.

El debate de ideas que nace del 37º Congreso del PSOE es lo que alarma realmente al PP: no quiere hablar de eutanasia o cuidados paliativos, de aborto, del voto de los inmigrantes, de laicidad del Estado y así de un largo etcétera de temas que realmente harían avanzar la sociedad española y sobre todo ayudarían a desarrollar todos y cada uno de los argumentos jurídicos que se recogen en la Constitución española del 78. Esto no es nada nuevo por parte de la derecha española, en su momento no quisieron hablar de divorcio y hoy algunos de sus más famosos dirigentes lo practican varias veces. No quisieron hablar de igualdad e incluso pusieron muchos parches en la elaboración de la ley en la pasada legislatura para ahora apoderarse de esos conceptos en sus intenciones políticas. No quisieron hablar de aborto hace veinte y tres años, no quisieron hablar del matrimonio homosexual, y no nos olvidemos de que los nacionalistas democráticos eran demonios disfrazados que se encargan de romper España y ahora son la panacea para poder volver al poder a través de pactos.

Si la sociedad española hubiera atendido a cada una de sus intenciones en el pasado seguiríamos anclados en estructuras arcaicas, machistas, retrógradas y muy alejadas de la vanguardia europea, a la que siempre observamos con admiración. Ahora es Europa quien nos mira con admiración gracias al avance en derechos sociales para atender a lo diferente dotándolo de derechos reconocidos a la mayoría, o protegiendo a nuestros mayores con la Ley de Dependencia. Por mucho que intenten desde el PP diluir el debate acerca de la existencia o no de políticas de izquierdas y políticas de derechas, para quedarse en un centro efímero que ellos no conocen, terminan asomando la cabeza por la puerta de lo antiguo, se sienten cómodos en el pasado como el oso que, inevitablemente, vuelve siempre a invernar a su caverna.

Francisco Quintero es escritor.

Anuncios

Un comentario en “El debate de las personas.

  1. Frente a los ataques del PSOE, la pasividad del PP

    Después del congreso 37 del PSOE, la reacción del PP ha sido la de siempre: “no hablemos de la cultura de la vida y del respeto a la libertad religiosa -es decir de aborto, eutanasia y laicismo o totalitarismo de Estado-, que eso no interesa a los españoles; hablemos de hipotecas y de cestas de la compra.

    Porque si hablamos de estos temas van a decir que no somos de “centro”. Vergonzoso una vez más. ¿Cuando se van a enterar estos chicos peperos de que lo que está en juego es la defensa de la verdad no la ubicación espacial? Vale, estarás en el centro, pero no habrás salido de la trampa tendida por los ubicados en la izquierda basada en la mentira y en el error. Al menos ellos son coherentes en su malicia o debilidad o en su ignorancia.

    Carlos Menéndez
    http://www.creditomagazine.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s