Nace iAgua.es: el agua en la red.

Dom, 8 Jun, 2008

Blog

 

Después de semanas de preparativos, hoy se abre al público iAgua.es, un espacio que pretende convertirse en una referencia para los ciudadanos y profesionales interesados en todos los aspectos que rodean al agua.

iAgua surge a partir de un humilde proyecto que nació en 2005 en forma de blog. Su nombre era Directivamarco.es y su objetivo pasaba por recopilar información sobre la implementación de la Directiva Marco del Agua. Desde entonces, las cosas han cambiado mucho; Directivamarco.es servía en los últimos tiempos más de 30.000 páginas mensuales y cuenta ya con casi 500 suscriptores que reciben cada día los artículos en sus correos electrónicos.

La notoriedad alcanzada es una clara muestra del interés que despierta el agua en la red y de que existe un espacio para un medio de comunicación independiente que recopile y organice la información y facilite el debate sobre la gestión del agua.

nace-iagua

Foto de daveynin en Flickr

Éste último es el fin principal de iAgua: facilitar la posibilidad de expresarse y debatir a todos los actores: desde las administraciones públicas hasta el consumidor que bebe agua potable. Una buena muestra de este empeño la tenemos en dos de los artículos que abren esta andadura: una entrevista a Guido Schmidt (responsable de planificación de Tecnoma) y un artículo de opinión de Eva Hernández (coordinadora de WWF/ADENA para Doñana).

La navegación en iAgua está organizada por categorías y subcategorías, tal y como se puede observar en la barra horizontal superior o consultando el archivo. Asimismo, en la barra lateral, se pueden consultar las noticias más leídas y más comentadas, así como la nube de etiquetas de los protagonistas de la actualidad. Asimismo, está disponible un foro y un formulario de contacto.

Bienvenidos a iAgua, el agua en la red.

http://iagua.es

 

Anuncios

Mujeres argelinas del mundo rural: dando pasos hacia su autonomía.

 

20-05-2008
 
Una experiencia de cooperación internacional de acompañamiento de estas mujeres en su camino hacia el acceso al espacio social y económico
 

ONG CERAI –Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional- está desarrollando un proyecto de cooperación internacional en tres comunidades rurales de la región de Orán. Apoya el trabajo de 4 asociaciones argelinas –SDH, APPEPT, Chougrani y Tamari-, y cuenta con el financiamiento de la AECID –Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo-.
Argelia es un país del que poco se habla en España. Probablemente, las primeras palabras de nos vengan a la mente al preguntarnos por este país sean islamismo, terrorismo, gas, petróleo o Sahara. Sin embargo, si subimos al avión en Alicante, en menos de 40 minutos estamos en Orán, la segunda ciudad más grande del país. Con nuestros vecinos no solo compartimos el mediterráneo, sino también una larga historia común: los siete siglos de permanencia islámica en España, y la presencia en Argelia de los españoles durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Así mismo, Argelia acogió numerosos españoles en 1939, tras la instauración de la dictadura. Si uno pasea por Orán, los edificios y sus gentes le hablan de la época española.

Así, en el norte de Argelia, uno puede reconocer costumbres, arquitectura, el alto volumen del ruido, los olores, el paisaje, la hospitalidad de la gente del campo. Pero también se puede sentir muy lejos, sobre todo si se es mujer y se visita el mundo rural. Las mujeres rurales todavía se enfrentan a situaciones difíciles, derivadas de lo que ellas llaman “las tradiciones”. Algunos ejemplos pueden ser la dificultad de no salir de casa sin la autorización masculina –padre, hermano o marido-, la persistencia de los matrimonios concertados, el acceso limitado a los estudios, los obstáculos para el acceso a la tierra, el olvido de las administraciones a la hora de promover actividades o programas en su favor. En las zonas rurales, apenas se ven mujeres en las calles, y no disponen de ningún espacio de encuentro, lúdico o socio-cultural. Ellas describen sus jornadas en casa, haciendo las tareas domésticas y viendo teleseries egipcias. En la actualidad, no hay más alternativas.

Pero la mujer rural argelina es fuerte, y camina –despacio pero firme- por hacerse con mayores espacios de libertad, y una mayor presencia en el ámbito social y económico. No en términos de “lucha”, “batalla”, “conquista”, como lo han hecho las feministas occidentales. Pero sí en silencio, sin casi dejarse oír, ganando poco a poco terreno a la rigidez de los roles de género tradicionales en los que se sienten encorsetadas, pero que siguen respetando; no queriendo alzar la voz en su contra, sino buscando maneras de flexibilizarlos poco a poco. Desean cambios, pero no revoluciones. 

En este contexto, la ONG CERAI –Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional- está desarrollando un proyecto de cooperación internacional en tres comunidades rurales de la región de Orán. Apoya el trabajo de 4 asociaciones argelinas –SDH, APPEPT, Chougrani y Tamari-, y cuenta con el financiamiento de la AECID –Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo-.

 

El proyecto se divide en tres niveles de intervención:

1. Apoyar la formación de asociaciones interesadas en el desarrollo del mundo rural argelino, y en especial el empoderamiento personal, económico y social de la mujer. Para ello, docentes argelinos han impartido cursos de cómo gestionar una asociación, cómo elaborar proyectos, cómo comunicar, cómo trabajar desde el enfoque de género, etc. Así, se ha pretendido profesionalizar el trabajo que están desarrollando, para poder lograr un mayor nivel de organización, rentabilizar sus recursos, ampliar su campo de intervención y abarcar proyectos cada vez más complejos.

2. Apoyar la formación de mujeres rurales en un oficio, para lo que las asociaciones APPEPT, Chougrani y Tamari han abierto tres centros de formación, a los que acceden un total de 150 mujeres con situaciones sociales difíciles y sin nivel de estudios previo. Los talleres abiertos hasta el momento son de artesanía, costura, repostería, peluquería e informática. Además, las asociaciones ofrecen actividades de desarrollo personal, como salidas culturales, talleres de teatro u organización de fiestas.

3. Apoyar la sensibilización de la sociedad argelina sobre la situación de la mujer rural, acompañando a las asociaciones locales a abrir un debate en el interior de las familias, de las comunidades, de las administraciones y de la sociedad civil en general sobre el rol que la mujer puede tener en el desarrollo de un mundo rural argelino empobrecido, cuyos jóvenes sueñan con el éxodo hacia las grandes ciudades o hacia Europa.

Tras 15 meses de trabajo conjunto, los resultados han superado con creces todas las expectativas. No solo se ha tenido que ampliar el número de mujeres por taller, sino que se han tenido que abrir largas listas de espera para una siguiente promoción. Las mujeres han encontrado en estos centros un lugar donde formarse, pero sobre todo, lo han convertido en un lugar de encuentro, de discusión, de esparcimiento. Un lugar desde el que han empezado a pedir cambios, a hacerse visibles, a plantearse la posibilidad de tener un empleo, a soñar con un futuro mejor para ellas y para sus hijos e hijas.

Así mismo, aunque el camino por recorrer es todavía largo, el hecho de que 150 familias rurales hayan permitido a sus mujeres asistir a los talleres de formación, da una nota optimista en los cambios que la sociedad rural argelina está realizando respecto a la percepción del rol tradicional de la mujer, que permanece en casa ocupándose de las tareas domésticas. Aunque es cierto que muchas mujeres no han podido acudir por prohibición de sus hermanos, padres o maridos, otras, han sido animadas por los suyos para inscribirse. Incluso las administraciones, con sus sospechas, han empezado a apoyar a las asociaciones locales en esta aventura, cediendo infraestructuras, materiales y en ocasiones incluso mano de obra.

Actualmente, se está a la espera de la confirmación de la segunda parte del proyecto, en el que las mujeres seguirán formándose, pero también iniciarán poco a poco la comercialización de sus productos. Un proyecto por el que están entusiasmadas y para el cuál ya han planteado numerosas propuestas creativas, adaptadas a sus circunstancias y recursos. Ello, representa un real cambio en la percepción que las mujeres rurales tienen de sí mismas, viéndose como potenciales actrices de desarrollo tanto de ellas, como de sus familias y sus comunidades.

A través de este artículo, queremos hacer un homenaje a estas mujeres que a pesar de las dificultades a las que se enfrentan, se están definiendo como colectivo activo, en esta difícil tensión libertad/tradición, y que buscan su propia manera de cambiar su realidad, soñando con un futuro mejor: su futuro. Nosotros, seguiremos acompañando a nuestras vecinas en este proceso tan fascinante como difícil.

Anabel Carreras
Cooperante en Orán –Argelia-
Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional

 

La cumbre de los alimentos de Roma cierra con un fracaso.

 

06-06-2008
 
Fracaso. Deberán esperar 854 millones de personas hambrientas y otros 100 millones más en riesgo de serlo. La comunidad internacional y los organismos multilaterales dejaron ayer Roma divididos, incapaces de afrontar el escándalo del hambre. La cumbre convocada por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) se cerró sin dar una solución estructural a un problema tan viejo como el hombre.
 

Fuente: El País

La FAO, que desde 1945 tiene el mandato de garantizar la seguridad alimentaria, gastó varios millones de euros en reunir a representantes de 183 países. El resultado fue una raquítica declaración de intenciones que obvia los problemas de fondo. “Es un resultado decepcionante”, admitió el ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini.

Durante toda la noche y el día de ayer, las 183 delegaciones y las agencias de la ONU buscaron un acuerdo que resumiera 72 horas de discusiones y ofreciera una postura decidida. No fue posible. Los intereses nacionales lo impidieron. La resistencia de los países ricos a condenar las barreras comerciales y los subsidios evitó dar pasos en esa dirección. Mientras, Argentina y Rusia no quisieron oír hablar de liberalizar las exportaciones, y Buenos Aires insistió hasta el final en retirar la mención a las “medidas restrictivas que aumentan la volatilidad de los precios” si no se aludía a las políticas injustas de los países desarrollados. Brasil y Estados Unidos ganaron la batalla de los biocombustibles y evitaron toda alusión negativa. Cuba intentó sin éxito que se incluyera una referencia al respeto del derecho internacional y acusó a Estados Unidos de ser el único país que niega el derecho a la alimentación. Venezuela dijo que el documento final “carece del mínimo espíritu humanitario”.

La declaración final, consensuada por todos, se saldó con compromisos mínimos: “Luchar por todos los medios para erradicar el hambre”, “buscar un comercio más justo”. El objetivo: reducir a la mitad el número de hambrientos. “Esa declaración no llenará ningún plato”, dijo la iraní Maryam Rahmanian, de la ONG Cenesta. “Es un paso atrás. En 2004, todos los Estados miembros de la FAO habían adoptado líneas directrices para asegurar el derecho a la alimentación”, resumió el brasileño Flavio Valente, miembro de Fian Internacional.

Oxfam fue más irónica. Se congratuló de que la agricultura haya vuelto, 30 años después, al primer plano, y señaló que el punto positivo de la cumbre es “el reconocimiento de que es necesario invertir en el sector agrícola”. Según el portavoz Alexander Woollcombe, “hacía falta un cambio radical. Es decepcionante que no sepamos siquiera cómo se invertirá el dinero que los países han puesto sobre la mesa”. La ONG puso como ejemplo a España, cuyo presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió a destinar 500 millones de euros en cuatro años para paliar la crisis, y convocó para noviembre una nueva reunión que dará seguimiento a la de Roma. “Es estupendo que Zapatero dé dinero, pero hace falta coherencia. ¿En qué países y de qué forma se invertirá?”.

La especulación que azota el mercado de alimentos, los monopolios de la distribución, el cambio climático, el proteccionismo y las barreras al comercio, los efectos reales de los biocombustibles y la creación de un nuevo modelo de ayuda son algunas de las incógnitas que Roma deja sin resolver. Y ello, en un momento en que la agricultura es el último grito de los fondos de inversión. En los últimos meses, se han invertido cientos de miles de millones en el boyante mercado de materias primas como trigo, maíz y soja. En cuatro meses, el precio de algunos de esos productos ha subido cerca del 50%.

La urgente necesidad de alimentos ha empujado a otros fondos, sobre todo británicos y estadounidenses, a comprar tecnología agrícola, fertilizantes, plantas de etanol, flotas de barcos para transportar alimentos, según contaba ayer The New York Times.

La conclusión es que una revolución agrícola está en marcha en el sector privado. Mientras, la FAO y la comunidad internacional han dado una señal evidente: no están preparadas para gobernar un negocio que mata de hambre a millones de personas y alimenta a empresas, especuladores y campesinos subvencionados.

 

Cuesta: «Las reformas de la financiación autonómica y de la local se harán a la vez»

Publicado en

J. A. ARDURA
 Oviedo, M. MARTÍNEZ
«Las reformas de la financiación autonómica y de la municipal se harán a la vez, de forma simultánea. Es un compromiso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su investidura».

 

Directo y concluyente se manifestó el diputado asturiano Álvaro Cuesta, secretario federal de política municipal del PSOE al ser preguntado por el criterio del partido ante una cuestión que ya ha suscitado distintas posiciones entre los alcaldes asturianos y el Gobierno autonómico.

Álvaro Cuesta argumentó la conveniencia de que ambas reformas se aborden al mismo tiempo, en contra del criterio mantenido por el consejero de Economía, Jaime Rabanal, quien sostuvo días atrás que esa coincidencia dificultaría aún más el sudoku de la financiación que debe resolver el vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes. Para el consejero de Economía, «está bien que todo el mundo pida, pero si se hace con cierto orden será más fácil llegar a acuerdos».

Sin embargo, Cuesta sostiene que «los ayuntamientos podrían salir perdiendo si ahora sólo se contemplase la cesión de impuestos del Estado a las comunidades autónomas. Es necesario buscar coherencia al sistema».

El secretario federal de política municipal del PSOE avanzó que «ahora los ayuntamientos reciben un porcentaje muy bajo del gasto público y ese nivel debe subir y quedar garantizado por parte del Estado y también por parte de las comunidades autónomas». Cuesta añadió que la Constitución Española recoge el derecho de los ayuntamientos a participar de los ingresos fiscales para prestar servicios a los ciudadanos. El cabeza de lista por Asturias en las elecciones generales del pasado 9 de marzo también adelantó que el nuevo modelo de financiación municipal debe garantizar «un mecanismo de fondo incondicional» para que las autonomías transfieran fondos a los ayuntamientos, al igual que las comunidades autónomas reciben fondos, a su vez, de la Administración estatal. «Los ayuntamientos no pueden seguir dependiendo de fórmulas tales como las subvenciones, como hasta ahora», concluyó Cuesta.

Inmaculada Rodríguez-Piñero: “Este Gobierno no parará hasta alcanzar un acuerdo con los transportistas”

HUELGA DE TRANSPORTES

Inmaculada Rodríguez-Piñero: “Este Gobierno no parará hasta alcanzar un acuerdo con los transportistas”

Hace un llamamiento a la responsabilidad para que la huelga transcurra con la mayor normalidad posible sin grandes perjuicios para los ciudadanos

10 Junio 08

Imprimir
Enviar

 

La secretaria de Política Económica y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha anunciado que, pese a que el encarecimiento del precio del petróleo es “un problema internacional” en el que “el precio del crudo no se fija de manera local”, el Gobierno socialista “no parará hasta alcanzar un acuerdo con los transportistas” y, de este modo, acabar con una situación “difícil” que afecta a transportistas y a toda la ciudadanía en general.

Rodríguez-Piñero ha añadido que el actual Ejecutivo de Rodríguez Zapatero es “sensible a los problemas del sector del transporte” y por ello “va a tomar medidas” para ayudar a paliar el aumento del precio de los carburantes “dentro del margen de maniobra del que dispone”, matizó.

La responsable socialista ha recordado que “este Gobierno ha puesto encima de la mesa medidas posibles para ayudar a los transportistas” y, pese a que España tiene el nivel mínimo de fiscalidad del gasóleo establecido como obligatorio por la Unión Europea, el Gobierno de España “está impulsando una iniciativa para que los sectores más afectados puedan percibir ayudas de fondos comunitarios u otras medidas de política común”.

Por último, la responsable económica del PSOE ha hecho un llamamiento a la “responsabilidad” de los transportistas, para que las jornadas de huelga transcurran con la “mayor normalidad posible sin grandes perjuicios para los ciudadanos”, concluyó.
(Nota de prensa difundida el 10 de junio de 2008)