Nuestro clima, nuestros niños, nuestra responsabilidad: las consecuencias del cambio climático para la infancia del mundo

Nuestro clima, nuestros niños, nuestra responsabilidad: las consecuencias del cambio climático para la infancia del mundo
 
 

Un nuevo informe de la oficina británica del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) del Reino Unido, presentado diez años después de que este país firmase el Protocolo de Kyoto (el 29 de abril de 1998), reveló que la mayoría de los niños serán los más afectados por el impacto del cambio climático.

El informe titulado “Nuestro clima, nuestros niños, nuestra responsabilidad: las consecuencias del cambio climático para la infancia del mundo”, llama la atención sobre el hecho de que el cambio climático está afectando muy seriamente a los niños y sus derechos. Al mismo tiempo hace un llamamiento inmediato para que los niños sean una prioridad en la agenda sobre el tema y pide a Reino Unido y a las empresas reducir sustancialmente las emisiones de gases de invernaderos y contribuir a los costes de mitigación y adaptación al calentamiento planetario.

El informe define las consecuencias del cambio climático para los niños, en el contexto de los ODM y los derechos del niño, destacando que el aumento de la pobreza infantil debido a las pérdidas económicas podría causar entre 40.000 y 160.000 muertes infantiles al año en Asia meridional y el África subsahariana debido a la reducción del Producto Interno Bruto (PIB) en esas naciones.

Asimismo, señala que el aumento de la temperatura en unos 2 grados centígrados afectará a la producción mundial de alimentos, por lo cual 200 millones de personas se verán castigadas por el hambre a nivel mundial. La cifra ascenderá a 550 millones de personas si el calentamiento de la Tierra aumenta en tres grados centígrados.
Por otra parte se indica que menos niños asistirán a la escuela, especialmente las niñas, ya que el impacto negativo en los medios de vida puede hacer más probable que los padres retiren a sus hijos de la escuela -en la mayoría de las culturas esto significa casi con toda seguridad la eliminación de las niñas del sistema escolar- a fin de que puedan recoger agua y combustible y complementar los ingresos de los hogares.

También se vaticina el aumento de las enfermedades infantiles, ya que los cambios en los factores ambientales están haciendo que enfermedades como la Malaria –que ya que mata a 800.000 niños cada año- se presenten ahora en zonas que anteriormente estaban fuera del alcance de los mosquitos del paludismo, como las tierras altas de Kenia y Jamaica.

El cambio climático aumentará igualmente la carga de las enfermedades diarreicas en los países de bajos ingresos, entre un 2 y un 5 por ciento para el año 2020, al acentuarse la escasez de agua potable.

Ver documento: Nuestro clima, nuestros niños, nuestra responsabilidad: las consecuencias del cambio climático para la infancia del mundo”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s