Hoy Rajoy podría encontrarse con un nuevo candidato y la renuncia de San Gil

 POLÍTICA

 

Todo el PP, pendiente de un nuevo lunes de pasión

Hoy Rajoy podría encontrarse con un nuevo candidato y la renuncia de San Gil

Hoy es lunes, y como todos los últimos lunes, en el PP estarán temblando con las novedades que les pueda traer este 19 de mayo, festividad de San Crispín de Vitervo. Este fue el primer santo que canonizó Juan Pablo II y de él dicen que era muy exigente ante todo lo que sucedía por causa de los enfrentamientos que había en la Orden capuchina. Y es que para Mariano Rajoy y su equipo, los últimos acontecimientos no les hacen concebir esperanzas de que las cosas puedan enderezarse. Basta echar una mirada a lo sucedido los tres últimos lunes del calendario para darse cuenta de ello.

<!–

En el primero, Zaplana anunciaba su marcha a Telefónica y dejaba su puesto en la bancada popular, eso sí, no se puede decir que el ex-portavoz no saliera ganando con el cambio, unos ingresos superiores al millón de euros bien valen una retirada. En el segundo lunes, Ángel Acebes anunciaba su pase a la reserva, un anuncio realizado el mismo día en que Rajoy daba a conocer su nuevo equipo en el Senado, y que venía a significar el abandono de la nave popular de uno de los últimos hombres de Aznar. Su marcha venía a cerrar un ciclo iniciado cuatro años atrás cuando la derrota inesperada de las urnas obligó a Mariano Rajoy a iniciar unas labores de oposición de tan nefasto recuerdo y que a la postre desembocaron en la última derrota de las urnas.

Diversos frentes
Y llegamos al día de hoy. Este lunes se augura un nuevo calvario para el líder del PP. Primero, porque hoy mismo, tal y como publicó ayer El Plural, Alejandro Ballesteros, uno de esos diputados pertenecientes a la “generación perdida” -aquellos jóvenes que promocionó José María Aznar, pero que se han quedado en nada, a mitad de camino entre los veteranos y las nuevas caras como Soraya Sáenz de Santamaría o José María Lasalle-, con el pase a la reserva puede anunciar sus intenciones de encabezar una candidatura alternativa a presidir el partido. Unido a este más que probable anuncio, Rajoy y todo su equipo estarán hoy pendientes de lo que puede suceder en el País Vasco. Allí las aguas siguen revueltas y por mucho que desde el entorno de Rajoy se le quiera restar importancia a las últimas manifestaciones realizadas por María San Gil, lo que ocurra hoy en la Junta directiva de aquella comunidad puede desembocar en una crisis de incalculables consecuencias para el futuro más inmediato del partido.

La mala racha de Rajoy
Es como si a Mariano Rajoy alguien le hubiera puesto unas velas negras o echado un mal de ojo; pero a pesar de todo, él se ha mantenido firme en sus convicciones y sigue, sigue, sigue… como el conejito de las pilas de Duracell. Puede que esta actitud de Rajoy, incompresible para muchos dentro del partido, y compartida por su equipo de fieles, signifique o una huida hacia adelante o que su estrategia esté perfectamente medida para eliminar de uno o varios plumazos muchas de las ataduras heredadas tras el aznarismo. Pero una cosa está clara y esta no es otra que, a un mes de la celebración del Congreso, si Mariano Rajoy quiere ser un líder convincente, debe eliminar cuanto antes esa sensación de descontrol que externamente está trasladando a sus militantes y tomar decisiones creíbles para amortiguar el ensañamiento general, en buena medida a causa de su posición ambigua, que ahora afecta al Partido Popular y que está llevando a mostrar al principal partido de la oposición como un partido sin rumbo y a la deriva.

Un día clave
Por todo, ello hoy es un día clave. De lo que pueda suceder en el País Vasco puede depender que Mariano empiece a enderezar el rumbo. Todos en este PP , un partido aún dependiente de Aznar, y eso es lo verdaderamente peligroso para el heredero, saben que María San Gil es un referente clave, aunque, eso sí, más por su personalidad y esa solitaria tenacidad para luchar en un frente complicado en una comunidad complicada y que la hace diferente al resto de comunidades, que por los resultados políticos obtenidos de su gestión en el País Vasco, unos resultados que de darse en otros lugares de nuestra geografía ya habrían significado su sustitución inmediata. Pero en el País Vasco se asume la especial situación y dificultad de un partido nacional en un feudo nacionalista, aunque la lectura no es igual para el PSOE, que sí acumula mejores réditos quizá amparado por una política más permisible y de estrechar lazos y posibles alianzas con los nacionalismos.

Aprender de los errores
Los afanes y estrategias de este nuevo PP, y que por desgracia para muchos se ha visto plasmado en la nueva ponencia política del partido, una ponencia que en nada difiere de los planteamientos de María San Gil, de ahí que nadie entienda su espantada, es un ejercicio de reflexión paralela con Cataluña, donde la pérdida de apoyo electoral de los populares está en caída libre. Pero la arrolladora personalidad de San Gil, no obstante, envuelve o disimula otras carencias mientras el PP está precisamente carente de reflexión tormenta tras tormenta. Y así es imposible, porque el aguacero no cae igual para todos; porque se ha hecho una selección entre militantes con plenos derechos y militantes contenidamente sumisos que esperan una revuelta definitiva.

Militancia desorientada
Una revuelta que ya empieza a ser clamor entre parte de la militancia del PP. Una militancia que ya no se oculta y grita a Esperanza Aguirre que ya es hora de acabar con lo que ellos creen la indefinición de Rajoy y la animan incluso a crear un nuevo partido, tal y como ocurrió recientemente en Madrid con ocasión de la inauguración de un monumento a los guardias civiles asesinados por ETA en Madrid en 1986.

UPyD a la espera
Pero volviendo a la reunión que este lunes mantendrán los populares vascos, fuentes consultadas por El Plural han señalado que entre los asistentes se tiene ya el convencimiento que la decisión de María San Gil de abandonar la presidencia del partido en el próximo congreso a celebrar posiblemente en julio, tal y como pretende la todavía presidenta, sea ya un decisión sin marcha atrás. Una decisión esta, que unida a los agravios que puede empezar a sufrir la dirigente popular en los próximos días, empieza a ser mirada con especial atención en UPyD, el partido de Rosa Díez, que abriría los brazos encantado esperando a desengañados del PP.

Y quedan cuatro lunes…
Este desembarco en el nuevo partido, sería, en todo caso, el efecto secundario de esta cruzada personal (o con otros) que lleva camino de causar efectos devastadores. Eso sí, nada comparables a los que Aznar o Rato podrían causar si median por San Gil en los próximos días. “Ese golpe sí que no lo supera Mariano”, advierten dirigentes del PP, “Si de aquí al congreso Aznar o Rodrigo Rato rompen su silencio y se deciden por salir en ayuda de María San Gil que el presidente empiece a pensar en seguir los pasos de Zaplana y Acebes”. Y es que a falta de cuatro lunes para la celebración del Congreso, y vistos tales antecedentes, quien puede asegurar que eso no sucederá.

Jesús Cascón es director de Bejarnoticias, diario digital de Béjar 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s