El calentamiento global ya ha empezado a transformar el planeta, según un estudio

El movimiento de ciertas especies hacia altitudes y latitudes más elevadas o el deshielo de los glaciares son algunos ejemplos

  • Fecha de publicación: 15 de mayo de 2008

Los cambios más significativos que propicia el calentamiento global están en marcha en todos los continentes y la mayor parte de los océanos, afirma un estudio que viene a confirmar y reforzar las conclusiones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre la Evaluación del Clima (GIEC) de la ONU acerca del origen y el impacto del cambio climático.

El texto, publicado en la revista científica británica “Nature”, subraya que esos cambios en los sistemas naturales desde al menos los años 70 “tienen lugar en regiones donde se observaron aumentos de temperatura”, que “no pueden ser explicados por las solas variaciones climáticas naturales”.

La investigación se basa en fenómenos tan variados como el movimiento de ciertas especies hacia altitudes y latitudes más elevadas en el hemisferio norte, el deshielo de los glaciares o las migraciones de las aves en Europa, América del Norte y Australia.

Relación empírica

La principal novedad que aporta este trabajo es que, por primera vez, se relacionan empíricamente los cambios observables en los sistemas biológicos y físicos con los efectos del cambio climático producidos por el hombre. Los autores contrastaron la evolución térmica con las transformaciones físicas y biológicas registradas en diversas zonas durante los últimos 30 años, llegando a la conclusión de que la acción humana ha modificado, de modo permanente, los ecosistemas de todo el planeta.

Según este estudio, la acción humana ha modificado, de modo permanente, los ecosistemas de todo el planeta

“Los seres humanos tienen una influencia sobre el clima a través del aumento de las emisiones de gases con efecto invernadero y el calentamiento del planeta tiene un impacto en los sistemas físicos y biológicos”, señaló Cynthia Rosenzweig, una de las responsables del estudio y miembro del Instituto Goddard para estudios espaciales de la NASA y del Centro de Investigación sobre Sistemas Climáticos de Columbia, en Estados Unidos.

El equipo de investigadores afirma categóricamente que el aumento global de las temperaturas no responde a ciclo natural alguno, y que las regiones menos habitadas son las que menos variación térmica han experimentado. De este modo, Europa y Norteamérica, debido a su industrialización, son las más afectadas, mientras que la Antártida presenta una curva térmica mucho menos pronunciada.

Aparte del uso de los gases de efecto invernadero, el estudio apunta a los cambios del uso de la tierra, las técnicas de explotación de los recursos naturales o la polución como las principales causas del fenómeno.

Aumento del CO2

Según el GIEC, la mayor parte del aumento constante de la temperatura media del planeta desde mediados del siglo XX se debe, probablemente, al aumento de los gases con efecto invernadero emitidos por el hombre.

De momento, la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera ha alcanzado una cifra récord a nivel mundial, 387 partes por millón (ppm), según las mediciones realizadas desde el Observatorio Mauna Loa, en Hawai.

La Tierra está perdiendo su capacidad natural para absorber millones de toneladas de CO2 al año

Los investigadores consideran que este dato podría indicar que la Tierra está perdiendo su capacidad natural para absorber millones de toneladas de CO2 al año. En este sentido, advierten de que si una mayor cantidad de este gas permanece en la atmósfera, las emisiones tendrán que recortarse por encima de lo previsto para evitar que la temperatura aumente hasta niveles peligrosos.

Con el fin de paliar la merma de la capacidad terrestre de secuestrar el dióxido de carbono y evitar, de paso, la pérdida de biodiversidad, el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) ha anunciado que prevé plantar un árbol por cada tres habitantes del planeta hasta la próxima convención climática de 2009, que se celebrará en Copenhague. Más allá de esa fecha, el objetivo de Naciones Unidas es que un total de 7.000 millones de nuevos ejemplares de árboles cubran la Tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s