OPINIÓN: “La crisis del PP”. Hugo F. Silberman.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Hugo F. Silberman
  • HUGO F. SILBERMAN

    11/05/2008

 

La crisis del PP

Han transcurrido dos meses desde que se celebraron las últimas elecciones legislativas y, mientras el gobierno gobierna, el PP se multiplica en debates internos que van desde la definición de su identidad hasta su liderazgo.

<!–

Desde 1989, cuando se unifica la derecha bajo las siglas de Partido Popular y a pesar de la existencia de corrientes ideológicas muy definidas e incluso antagónicas en el interior del partido nunca afloraron con la virulencia actual. Hoy, en la práctica, el PP ha vuelto a ser una coalición, lo dijo el propio Rajoy en su invectiva de Elche: “Quiero que el PP sea lo que es, un partido popular, abierto e integrador y no de doctrinarios…un partido donde todo el mundo se sienta cómodo, no que responda a una sola ideología”.

Muy difícil se presenta la unidad o al menos la coherencia del discurso, públicamente salen los que se reivindican liberales, conservadores o demócrata cristianos y cada cual con su propia receta y líder (o lideresa) para resolver la crisis del partido.

Aznar fue dentro del PP un líder respetado, y quien no lo respetaba, le temía. Mantuvo la unidad ejerciendo un liderazgo fuerte y autoritario. A Rajoy le faltan el respeto un día sí y otro también, basta con ver los momentos elegidos por Zaplana y Acebes -en una acción que es difícil pensar que no estuvo coordinada– para anunciar sus respectivos abandonos. Esperanza Aguirre le obliga, públicamente, a rectificar declaraciones y modificar agenda. La ironía cargada de desprecio con que los diputados Pizarro y Ana Torme rechazan puestos en las comisiones parlamentarias. Gustavo de Arístegui habla del Chikilicuatre, Ignacio Gonzalez que la dirección está descabezada, etc. etc. etc. De la fortaleza de su liderazgo basta con ver su triste y a veces patético recorrido por España, primero en busca de avales para el congreso partidario, y a partir de esta semana proponiendo su candidatura a la presidencia del Gobierno:”Sé lo que hago, y si el partido me apoya tengo las suficientes ganas y coraje para ganar las próximas elecciones”. ¡A cuatro años vista! Insólito.

Mientras Rajoy continúa con la campaña de las elecciones de marzo de 2012, la oposición en el Congreso sigue como solía. No son comparables las formas de Soraya Sáenz de Santamaría con las de Eduardo Zaplana pero ¿y el contenido? Las renovaciones del Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional no avanzan, es más, siguen poniendo trabas. Ignacio Astarloa vuelve a su especialidad, utilizar torticeramente el terrorismo en su labor de oposición. Federico Trillo, qué decir de quién debería estar éticamente inhibido de toda actividad pública, hablando de la falta de libertad de los católicos. La incoherencia también mantiene su lugar, así como en la legislatura anterior recurrieron por inconstitucionales artículos del Estatuto de Cataluña idénticos a otros que aprobaron en el de Andalucía, en esta votan en el Parlamento a favor del mini trasvase del Ebro a Barcelona a la vez que desde los gobiernos de Valencia y Murcia presentan ante el Constitucional recursos contra el mismo.

No es bueno para el sistema democrático que la hegemonía de la oposición la tenga la extrema derecha. Tampoco lo es que el Gobierno carezca de oposición. Cuatro años como los pasados deterioran la convivencia, la normalización de la derecha es necesaria y alguien desde el Partido Popular deberá dar el paso sino, que comience la campaña el candidato para el 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s