Francesc Romeu.Artículo de opinión: “El salario (in)directo de los trabajadores.

Artículos
El salario (in)directo de los trabajadores
FRANCESC ROMEU
Sostiene Josep Ramoneda, Después de la pasión política, que la economía ha ocupado el lugar central que le era propio a la política, entendiendo esta como el espacio en que el ser humano es reconocido como sujeto con derechos, es decir, como ciudadano. El ciudadano, la ciudadanía, ha quedado a la suerte de las fuerzas y relaciones económicas sin el escudo de la política. Mañana, Primero de Mayo, cobra con más fuerza en la Comunitat Valenciana la reivindicación de la pasión política. Propongo algunos ejemplos de muestra para ilustrarla: el frenazo del sector de la construcción y su repercusión en nuestra Comunitat, y el tratamiento que el Consell que preside el Sr. Camps da a las leyes de dependencia y de igualdad. Estos tres casos están incidiendo de forma sustancial en el salario y en los derechos de los trabajadores.

La reciente crisis del sector de la construcción, del “ladrillo”, en la Comunitat Valenciana ha mostrado que estamos más cercanos de la “Casa de tócame Roque” que del “País de Jauja”. Durante estos últimos años, el PP ha utilizado el urbanismo atroz como impulsor de la economía en la Comunidad Valencia. El coste del suelo ha multiplicado enormemente su valor, al igual que las viviendas, afectando a la capacidad adquisitiva de los trabajadores -hay quien destina más del 60% de su salario a pagar la hipoteca de la vivienda-. El resultado del parón de la construcción es bien conocido: empresas del sector inmobiliario en quiebra o en proceso concursal, desempleo, promociones sin acabar y, lo que es peor, con una baja capacidad de respuesta del Consell para amortiguar la crisis inmobiliaria.

Resulta curioso: cuando todo iba bien, el Consell lo hacía magníficamente; ahora que no es así, el problema es de Zapatero. En fin, los resultados de considerar a la economía -mejor, la especulación económica- como la “política”, nos ha conducido a una ausencia de política económica en la Comunitat creadora de empleo de calidad. Esta crisis le ha tocado de lleno a gran número de familias y trabajadores con bajo poder adquisitivo. Sr. Camps -o quien le suceda-: se podría haber aminorado el impacto de la recesión del sector inmobiliario si hubiera tenido un plan económico estratégico alternativo al ladrillo basado en talento, tecnología, investigación, conocimiento y apuesta intelectual para la Comunitat.

Si hablamos de derechos de la gente, la Ley de Dependencia, su (des)aplicación ha sido de forma timorata, con la “boca pequeña”. Así, el convenio preceptivo, para que los ciudadanos sujetos de esta ley pudieran verse beneficiados, se firmó un año después de su promulgación, es decir, en diciembre de 2007. Pero la indefensión de los derechos de estos ciudadanos, y las de sus familiares, es manifiesta ya que se requiere, como condición necesaria, la valoración, por parte de la Generalitat, del grado de dependencia que señala la Ley.

A fecha de hoy, son más de 30.000 personas las que llevan más de 6 meses esperando que se les reconozca el grado de dependencia. En fin, es tal el desaguisado que el Defensor del Pueblo, a instancias de la Federación de Servicios Públicos de la UGT, ha denunciado la situación, por infringir derechos fundamentales, ante el Tribunal Constitucional. De nuevo, son los trabajadores los que han tenido, y tienen, que destinar recursos para ayudar a sus familiares con dificultades, por culpa de un gobierno provisional del PP.

En situación parecida, aunque menos conocida, está la Ley de Igualdad. La Ley actualiza una serie de beneficios sociales y sienta el criterio legal: a igual trabajo, igual salario independientemente del sexo del trabajador. De nuevo nos encontramos que esta Ley se encuentra, en las materias que competen a la Generalitat, con una implantación lenta en nuestro territorio.

No obstante, es preciso decir que la igualdad es un derecho fundamental recogido en nuestra Constitución y que, por tanto, está por encima de cualquier apetencia o inapetencia política. Nuevamente, son los trabajadores, en este caso las trabajadoras, quienes llevan la peor parte.

En este Primero de Mayo hay que reivindicar la política con mayúsculas: políticas de empleo, de igualdad; políticas estratégicas y de futuro. El problema de nuestra Comunitat Valencia, presidente Camps, no es sólo el del agua -este lo es y, además, importante-, es tener o no un plan estratégico de futuro para Alicante, Castellón y Valencia capaz de generar ilusión y liderazgo que nos sitúe como Comunidad en sectores punteros de la producción. Mientras ocurre, no merme más el salario de los trabajadores, deje de enfrentarnos con otros pueblos y territorios y si no tiene nada más que aportar, mejor se marcha.

LAS PROVINCIAS. 30.04.2008

 

Anuncios

Un comentario en “Francesc Romeu.Artículo de opinión: “El salario (in)directo de los trabajadores.

  1. Anònim ha dit…

    Comentario publicado a raiz del siguiente articulo: http://www.laverdad.es/alicante/20080519/provincia/jorge-alarte-candidato-secretario-20080519.html

    Jorge Velandia¿Es este el futuro del PSOE? Artículo de Worldimagepress.org Valencia 2008- Los políticos se quejan muchas veces de la ética periodística, así que el hecho de que un periodista quiera contrastar la información antes de publicarla debería ser de agradecer, más aún cuando se trata de un posible escándalo de corrupción. Pues no es así. Ayer fui al ayuntamiento de Alaquas, Valencia, a contrastar información bastante grave sobre el alcalde, el Sr. Jorge Alarte, que se postula como Secretario General del Partido Socialista del País Valenciano. Tuve la suerte de encontrármelo en la escalera y poder preguntarle sin intermediarios. No pasé de la primera cuestión cuando el hombre se puso muy nervioso y sin dejarme hablar, empezó a decir todo tipo de barbaridades sobre mi trabajo para terminar echándome de “su ayuntamiento” con la amenaza de querellas judiciales si continuaba preguntando sobre “ese tema” y la de llamar a la policía para hacerme detener. Sorprendido por la reacción, subí a la oficina del Gabinete de Prensa para intentar contrastar ahí información que tenía, pero a los pocos segundos se presentó el alcalde, nervioso y alterado, que a gritos le ordenó al jefe de prensa que a mí “no se me diera ninguna información”. Acto seguido me dijo que o me marchaba del ayuntamiento o le ordenaría a la policía que me detuvieran. Me tuve que marchar. El alcalde llevaba puesto un elegante traje amarillento al estilo Oscar Wild, aunque por un segundo me pareció un negro uniforme al estilo alemán de los años cuarenta. Pero ¿por qué se puso tan nervioso? ¿Por qué dijo que le estaba acusando de un “delito”? ¿Por qué usó la palabra “delito”? Yo nunca la usé, jamás mencioné la palabra fraude ni le pregunté por ningún asunto ilegal… ¿De qué tenía tanto miedo? Solo quise averiguar si el rumor de que a su familia le había tocado la lotería en dos ocasiones era cierto, obteniendo así el dinero con el que adquirieron ciertos terrenos recalificados una vez nombrado él como alcalde, algo que no he podido contrastar porque el simple hecho de hacerlo es, según Alarte, acusarle injustamente de un delito. Tengo prohibido preguntar. Supuestamente, sus familiares directos tuvieron suerte, solo eso. La suerte de realizar cierta compraventa de terrenos recalificados justo cuando se iban a realizar en ellos las obras de construcción de, por ejemplo, un centro comercial en la zona de Bonaire. Quizá debería haber comprobado de quién era el terreno donde hoy se encuentra la macrotienda “Brico-depot” antes de ir a preguntárselo al Alcalde. Error mío. Pero esta familia, según lo que se comenta en Alaquas, siempre ha tenido suerte. Resulta que el hermano del Alcalde ha prosperado mucho con un servicio de grúas que es casualmente el que utiliza el ayuntamiento. Intentamos contrastar también esta información y en la empresa nos dijeron que no, que jamás trabajarían en Alaquas para no tener conflictos y que se limitan a los ayuntamientos de las poblaciones de al rededor. Pero en ese mismo momento el hermano del alcalde en persona, estaba (supuestamente) metiendo con la grúa un vehículo en el garaje de la policía municipal de Alaquas. Cómo me gustaría haber podido preguntarle al alcalde sobre todo esto, pero… su única respuesta es echarme de lo que él llama “su ayuntamiento”. Y es curioso que lo considere suyo, sobre todo porque nunca está. Desde que quiere ser Secretario General del PSPV pasa más tiempo en Valencia, diseñando sus estrategias y afilando los cuchillos, que resolviendo por ejemplo la terrible deuda que arrastra este municipio que asciende día tras día. Dicen que está en los 25 millones de euros, cifra nada preocupante si la comparamos con la de la Generalitat Valenciana. Lo que no entiendo es cómo este alcalde pueda pretender ser líder de una oposición que señala con el dedo las deudas municipales ajenas. Claro que según Alarte, no hay deuda, solo préstamos para realizar más obras públicas. Eufemismos. Curiosamente, a la gente que ha trabajado para el ayuntamiento y que lleva años queriendo cobrar, les dice que no puede porque están en la ruína. ¿En qué quedamos? Yo no sé si Alaquas es un digno ejemplo para el PSOE, tanto como para trasladar ese modelo a toda Valencia. ¿Es esa la alternativa que nos ofrece la “izquierda”? ¡Menuda alternativa! No saben las ganas que tenía de preguntarle sobre mil y un asuntos… como la reforma de un castillo que es patrimonio nacional pero que se usa para celebrar en él bodas, incumpliendo el contrato de compra con su último dueño. O el asunto del monumento a la entrada del pueblo que costo 50 millones de la época, para tener que pagar después miles de euros de alquiler ya que lo levantaron por error (¿por error?) sobre terreno propiedad de un municipio colindante. Preguntarle por qué hay mujeres maltratadas en Alaquas que llevan más de un año esperando que las reciba. Preguntarle por qué se gastó millones de euros en inaugurar una calle que luego se tuvo que reformar, porque resultó ser un peligro para los viandantes. Preguntarle por el futuro polideportivo que se construirá con dinero público pero que será privado, de pago, según el contrato de la empresa designada para su gestión. Preguntarle también por los arrendatarios del mercado de Alaquas, hoy en pie de guerra contra las órdenes dictadas desde el ayuntamiento, y que puede llegar a ser dentro de poco el primer mercado que desaparezca en la Comunidad Valenciana. Preguntarle sobre el rumor de cierta relación sospechosa de su concejal (el mismo que quiere derribar el mercado) con el supermercado Consum… En fin, la lista de dudas es interminable. Ojalá hubiera tenido tiempo de hablar de todo esto con el alcalde, con su jefe de gabinete… con cualquiera, pero por lo visto eso es ya imposible. El Alcalde me echa del ayuntamiento, se sacude las manos y se queda tan ancho. Resuelto el problema. Es ya su estilo. ¿Es así como los alcaldes del PSOE tratan a los periodistas? Si este señor llega a ser Secretario General del PSPV ¿será esa su política oficial con la prensa? Espero que Alarte no sea el ejemplo de político que prepara el PSOE para su futuro porque si es así, el partido estaría sembrando sal. Estaría dejando el rebaño en manos de lobos disfrazados. Ojalá tomen buena nota de lo ocurrido en sus congresos. Seguro que Alarte sueña, como tantos otros políticos dispuestos a crecer cual trepadoras agresivas por encima de muros y paredes, con llegar a presidente de la nación. Me pregunto qué actitud tendría con la prensa una vez alcanzado el trono máximo. Si ahora que es un alcalde diminuto se cree la reina de Inglaterra, ¡ya imagino! Jorge Velandia Por Jorge Velandia World Image Press / http://www.worldimagepress.net Jorge@wipress.org

    2:53 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s