El caso del Yak-42 ha sido reabierto.

 POLÍTICA

Por los posibles delitos de falsificación de documento e imprudencia grave

La Audiencia Nacional reabre la investigación sobre la identificación de las víctimas del Yak-42

EL PLURAL / AGENCIAS

El caso del Yak-42 ha sido reabierto. El juez Fernando Grande-Marlaska, de la Audiencia Nacional, decidió “por mandato de la superioridad” la reapertura de la causa relativa a las identificaciones erróneas de 30 de los 62 militares españoles que fallecieron en el accidente del Yakolev-42, tal y como recoge Europa Press.

<!–

La Sala de lo Penal ordenó a Grande-Marlaska que reabriera la investigación por un delito de falsedad documental en el que están implicados el general médico Vicente Navarro, que fue el encargado de elaborar la lista de los 62 fallecidos, así como los dos oficiales médicos que redactaron los informes de necropsia, el comandante José Ramírez y el capitán Miguel Sáez.

Delitos de los acusados
Grande-Marlaska ha advertido que contra la resolución que se tome no cabe ningún tipo de recurso, y ha explicado que los investigados, aparte de ser susceptibles de haber cometido un “delito de falisificación de documento público y/u oficial”, podrían ser culpables de otro de “imprudencia grave”.

Excluido del procedimiento
Del procedimiento ha sido excluido, sin embargo, el general del Ejército del Aire José Antonio Beltrán. Beltrán fue el encargado de dirigir la comisión militar responsable de las identificaciones y la repatriación de los cuerpos, y había sido imputado por los familiares de las víctimas.

Actuaciones “incorrectas”
El pasado 15 de abril, el teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Fernando Burgos, solicitó que se reabriera el caso -que había sido archivado por Grande-Marlaska el 22 de noviembre de 2007- al considerar que los mandos militares incurrieron en “dolo falso” al realizar las identificaciones de forma “arbitraria”, sabiendo que eran “incorrectas”.

Consecuencias
Estas actuaciones “incorrectas” provocaron el que familiares de los fallecidos no estuvieran totalmente seguros de si quienes yacen en las tumbas se corresponden con los nombrados en las sepulturas. El accidente tuvo lugar en Turquía en 2003, y ha sido la mayor catástrofe militar española en tiempos de paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s