Avances en la enfermedad de Parkinson.

CON LA INTENCIÓN DE AYUDAR EN LA LUCHA CONTRA ESTA ENFERMEDAD QUE LLEVA DURANTE MUCHOS AÑOS MI AMIGA CARMEN, DURA, VALIENTE Y FELIZ.

Muchos pacientes con Parkinson se recuperan de las crisis de bloqueo cuando se les proporciona un estímulo sensorial repetitivo

La enfermedad de Parkinson se caracteriza porque quienes la padecen sufren temblores. Pero cuando la medicación habitual deja de surtir efecto se produce en ellos un fenómeno casi opuesto: su marcha se bloquea y quedan inmóviles. Un grupo de neurofisólogos españoles ha descubierto que muchos pacientes se recuperan de estas ‘crisis de bloqueo’ cuando se les ‘marca un ritmo’. A raíz de este hallazgo han patentado un sencillo aparato que mediante estímulos sensoriales aspira a mejorar la vida cotidiana de los enfermos.

  • Autor: Por MÓNICA G. SALOMONE
  • Fecha de publicación: 14 de abril de 2008

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa crónica de causa aún desconocida. En ella están alteradas áreas del cerebro responsables de coordinar movimientos, ya sean los movimientos espontáneos como el parpadeo o los automáticos motores -el balanceo de los brazos al caminar-, e incluso los voluntarios o simplemente mantener la postura. Se sabe que en el Parkinson las neuronas que segregan el neurotransmisor dopamina van desapareciendo progresivamente. Es la segunda enfermedad neurodegenerativa en incidencia después del Alzheimer; afecta a dos de cada cien personas mayores de 65 años, aunque un 20% de los enfermos tiene menos de 50 años.

Buscando el ‘desbloqueo’

«Al hacer un movimiento hay que coordinar los músculos de forma secuencial; eso lo hace un director de orquesta, basándose en un ritmo», explica el neurofisiólogo Javier Cudeiro, de la Universidad de la Coruña y director del proyecto Neurocom (Neurociencia y Control Motor). Son las estructuras cerebrales que se ocupan de marcar ese ritmo las que están dañadas en el Parkinson. De ahí los síntomas, que son los conocidos temblores pero también otros: rigidez muscular, falta o lentitud de movimientos, dificultad para andar de forma rítmica sin variaciones bruscas, dificultad para pararse y mala estabilidad, entre otros.

Pero en los parkinsonianos se había observado hacía décadas dos curiosos fenómenos inexplicados que llamaron la atención del grupo de investigadores liderado por Cudeiro. Tienen que ver con uno de los síntomas, los bloqueos, parones repentinos en la marcha que duran a veces minutos y que son incapacitantes y peligrosos por las posibles caídas. Muchos enfermos los sufren varias veces al día sobre todo horas después de haber tomado la medicación, cuando el efecto del fármaco va pasando.

En los años sesenta ya se había observado que a muchos enfermos les ayuda a ‘desbloquearse’ la simple visión de una franja de rayas coloreadas

Sin embargo, en los años sesenta ya se había observado que a muchos enfermos les ayuda a ‘desbloquearse’ la simple visión de una franja de rayas coloreadas. «La ven y tienen que caminar por encima», explica Cudeiro, «y así salen del bloqueo». Los enfermos conocen el fenómeno, y de hecho no es raro que en sus casas haya rayas en los pasillos. También se sabe que funcionan otros estímulos visuales, como poner un pie o un bastón en forma de L delante del enfermo, para que pase por encima. La otra observación curiosa es que la música también desbloquea: «un enfermo que está rígido de repente puede ponerse a bailar perfectamente con su pareja», dice Cudeiro.

Más actividad con ritmo

Los investigadores llevan una década estudiando estos fenómenos, con unos cincuenta enfermos. En primer lugar analizaron en detalle varias características de sus movimientos, como la longitud del paso o la forma de la marcha. Luego estudiaron sus cerebros con técnicas de imagen no invasivas. Usaron, en concreto, la PET (Tomografía por Emisión de Positrones) para estudiar el metabolismo basal en las distintas áreas del cerebro y, efectivamente, comprobaron que, como se esperaba en estos enfermos, diversas áreas implicadas en el movimiento tenían menos actividad -consumo de energía- de lo normal en personas sanas.

Después empezaron a trabajar con ritmos de forma intensiva. «Poníamos a los enfermos un ritmo y les hacíamos andar; luego lo cambiábamos, y así, sucesivamente, una hora al día cinco días a la semana», explica Cudeiro. Al cabo de un tiempo observaron mejoras medibles en varias pruebas: en muchos enfermos el paso era más largo y la marcha menos variable. Los cambios se reflejaron también en los escáneres cerebrales, que mostraban más actividad en zonas implicadas en el control de movimientos. Para los investigadores ver qué áreas mejoran es importante, porque da pistas sobre cómo funciona la enfermedad y la razón de sus síntomas.

Diferentes estímulos

El grupo ha explorado varios tipos de ritmos: sonoros, pero también visuales y táctiles. Los estímulos visuales consisten en dos pequeños LED -como los pilotos del ‘stand-by’ de los aparatos electrónicos- colocados a ambos lados de las gafas, que parpadean. Y el grupo trabaja ahora con un dispositivo para estímulos táctiles, en concreto contracciones rítmicas en la piel del enfermo. En todos los casos, la frecuencia de los estímulos, el ritmo, debe ser ajustado para cada paciente. Así, cuando se produce la parada en la marcha, el propio enfermo aprieta un botón y pone en marcha el estímulo rítmico que le ayuda a volver a caminar.

Los neurólogos han constatado que el estímulo que mejor funciona es el sonoro. Los estudios realizados, y publicados en varias revistas especializadas, indican que este simple procedimiento ayuda a salir de sus bloqueos hasta a un 80% de pacientes. Basándose en este trabajo, el grupo de Neurocom ha diseñado y patentado un dispositivo algo mayor que un teléfono móvil que se lleva en la cintura, y que al empezar a funcionar emite un ritmo sonoro que el paciente escucha a través de auriculares sin cables. Ninguna empresa se ha interesado aún por este aparato. No obstante, según Cudeiro, los enfermos que han probado versiones ‘caseras’ del invento notan mejoras apreciables en su calidad de vida y están muy satisfechos.

No se trata de sustituir a tratamientos encaminados a curar la enfermedad, como la estimulación cerebral profunda. Tampoco suple el tratamiento farmacológico. Se considera una terapia de apoyo, que no evita el avance de la enfermedad pero con el potencial de mejorar mucho la calidad de vida del enfermo. Lo que será muy difícil de averiguar, adelanta Cudeiro, es por cuánto tiempo será efectiva en cada enfermo. «No podemos saberlo porque, por lo general, cuando un paciente tiene muchos bloqueos se le cambia la medicación; es difícil saber entonces si la mejora es debida al uso de nuestro dispositivo o al nuevo fármaco», añade el especialista.

CIRCUITO ALTERNATIVO


(Imagen: NASA)

Una de las estructuras cerebrales dañadas en la enfermedad de Parkinson son los ganglios basales, que vendrían a ser el ‘director de orquesta’ que marca el ritmo necesario para coordinar los movimientos del organismo. Pero los investigadores creían que debía haber otras áreas implicadas en esta misma acción, y que podrían funcionar como circuito alternativo cuando los ganglios basales están alterados. Esta teoría se ve respaldada ahora por los trabajos del proyecto Neurocom.

Los escáneres cerebrales realizados a los enfermos tras el entrenamiento con ritmos visuales, sonoros y táctiles -sobre todo sonoros- revelan que las áreas que mejoran son el cerebelo y otras áreas de la corteza que se sabe que participan en la planificación del movimiento. Lo que no se sabe aún es hasta qué punto este circuito alternativo puede potenciarse, para paliar así los síntomas del Parkinson.

Anuncios

11 comentarios en “Avances en la enfermedad de Parkinson.

  1. mi madre padese mal de parkinson, paso horas observandola y al no saber tanto de medicina (no para poder ayularla como quisiera) saco mis propias conclusiones y trato de convinarla con lo que aprendo, es sinceramente muy dificil.

  2. No se si es el lugar apropiado para hacer pública mi indignación contra unas lamentables declaraciones, y me animo a escribir porque veo que tocais el tema del Parkinson. Pido disculpas si me equivoc,o pero en el fondo tendría que ser de interés para todos

    Soy una de las más de 150.000 personas que están diagnosticadas de enfermedad de Parkinson en España, cifra que se multiplica considerablemente si hablamos de afectados, ya que con nosotros la padecen – día a día – nuestras familias y las personas que nos quieren.
    A los señores Jaime Bayly y Jiménez Losantos poco se les puede decir. Sus propias palabras describen que talla tienen y hasta donde pueden alcanzar. De ellas, también se desprende que inteligentes son: ¡ que conocimiento tienen de la enfermedad! y que sensibilidad tienen: ¡ parece que sienten lo mismo que el enfermo!
    Sr. Jiménez Losantos, la crueldad de su deseo de que otros enfermen – por muy dictadores o mala gente que sean – no deja de ser una cobardía y la sola idea, de que una cosa cruel pueda ser útil, ¿no es ya de por sí inmoral? Seguramente Usted pudo haber hecho mención a cualquier enfermedad y no me duele su comentario sobre el Parkinson, Me duele el concepto de enfermedad que transmite y el uso que haría de ella si pudiera utilizarla
    No se si conoce la enfermedad, ni se si conoce a los enfermos. Se cuentan por cientos de miles los afectados que tienen que luchar todos los días del año para convivir con la enfermedad y no podemos consentir comentarios como los que usted hace y no vamos a permitir que “personas” que tienen sus entrañas carcomidas por el odio y por cuyas venas no circula más que el hedor de pensamientos putrefactos añadan más dolor a nuestra situación. Ningún enfermo – tenga el diagnóstico que tenga – merece esa falta de respeto y no estaría mal que parte de lo que cuestan esos espectáculos televisivos (como la entrevista) o los radiofónicos (como los que emite todos los días en la radio) se emplearan en la investigación, en el tratamiento y en la prevención de casos como el suyo, que muestran la ruindad a la que pueden llegar algunos seres “humanos”.
    No escogí ser enferma de Parkinson pero si puedo escoger la forma de vivir con esta enfermedad neurodegenerativa, crónica, progresiva, discapacitante, invalidante pero nunca DEGRADANTE, ni de uso para humillar al enemigo o al que piensa diferente.
    Tengo la enfermedad de Parkinson y como consecuencia dificultad para moverme, pero tengo libertad para decidir y escoger, y Usted no la tiene por estar encadenado al odio que lleva dentro.
    Tengo la enfermedad de Parkinson que me causa rigidez muscular pero me siento con capacidad de querer, de hacer todo lo necesario por los demás, y por mí. Pero escuchándole se nota que Usted no puede hacer lo mismo por tener el corazón disecado por el rencor.
    Tengo la enfermedad de Parkinson y a veces me falta el equilibrio para mantenerme en pie o para levantarme de una silla, pero me siento querida y respetada por lo que soy, una persona afectada por una enfermedad degenerativa. Y. hasta hoy, nunca me falto una mano amiga que me prestara la ayuda que necesité en cada momento. Usted lo único que merece – es mucha lástima, mucha compasión y mucha ayuda para recuperar un mínimo de la dignidad que debe tener una persona.
    Tengo la enfermedad de Parkinson y estoy muy triste, pero no es el Parkinson el que me deprime. Me duele ver que estamos amenazados, pero no solo por personas como Usted o su entrevistador, sino por todos aquellos que permiten que la maldad circule, aunque sea de palabra, por los medios de comunicación. Y en su caso, aquellos que permiten y amplifican las barbaridades que dice ante el micrófono. Pero tengo la seguridad, de que por muchos “Jiménez Losantos” que haya, no nos faltara la fe en las personas , la esperanza de ver cada vez menos acémilas entre nosotros y la caridad necesaria para pedir que se tenga mucha misericordia con Usted y con los que le consienten sus excesos.
    Tenemos que dotarnos de todos los instrumentos necesarios que nos permitan que palabras como las que dijo y gestos como los que hizo no se repitan, ni con los enfermos, ni con cualquier colectivo o persona.
    Ejercí bastantes años con orgullo mi profesión de enfermera y ahora soy enferma. Conviví y convivo y vivo con la enfermedad y nunca encontré a nadie enfermo de odio y si pudiera darle alguna recomendación, lo único que le diría es que acudiese a un Psiquiatra. Y a pesar del asco que sentí con esa entrevista, quiero acabar esta carta abierta con el deseo sincero y de todo corazón de que disfrute de toda la salud mientras viva, … , y que si llega a viejo que no sufra “esas cosas que pasan con la edad” y lo hago extensivo a todos los que pueda “querer” y a todos los que le aplauden .
    Ninguna enfermedad es DEGRADANTE. Pero el que ve todo lo que sucede a su alrededor solo con las lentillas de odio y de rencor es un degradado
    Mª Amada Pérez Rodríguez enferma de Parkinson

    1. HOLA, LEI TODO LO QUE ESCRIBIO Y LA VERDAD LA ENTIENDO, MI MADRE LLEVA MUCHISIMOS AÑOS CON MAL DE PARKINSON Y ES TRISTE VER EN EL TRAJINAR DE IR PARA ALLA Y PARA ACA CUANDO TOCA LLEVARLA AL MEDICO, HAY PERSONAS TAN INSENSIBLES AL DOLOR DE LA ENFERMEDAD DE UNA PERSONA, PERO SABE? NO DEBEMOS SENTIRNOS TRISTES POR ESO SIEMPRE HAY RAZONES PARA SER FELIZ Y NO DEBEMOS PERMITIR QUE NADA NI NADIE ROBE NUESTRA FELICIDAD, LO QUE NO SABEN ESAS PERSONAS ES QUE DIOS TODO LO VE Y SABE? EL ES DEMASIADO JUSTO…
      DIOS LA BENDIGA

  3. podrian por favor si pudieran remitirme a peru -departamento de ancash de la provincia de ancash medicamentos tales como pramipexol o biopsol o domapar por tener el mal de parkinson diagnosticado por el hospital almenara -lima-peru .muhas gracias

  4. es una lastima que la señora maria amada perez rodriguez
    este enferma del parkinson..me compadecio y voy a curarla
    a distancia…voy a ayudarle desinteresadamente…
    ya que la ciencia y los medicos no pueden curarlo…yo lo hare
    le dejare a usted nueva a distancia..hoy sabado dia 13/03/2010
    empezara…si me lee usted y desea escribirme..puede hacerlo.
    le sacare la enfermedad del cuerpo ya tengo experiencias..

    1. Sr. Ramón Marín, soy esposo de la sra. maría Nora Baldoceda Gómez, ella también está sufriendo de la enfermedad de párkinson, tiene dificultad para tragar los alimentos, no se desplaza sola, se cae, no contiene la orina y otras manifestaciones propias del párkinson, le han dicho que lo único que la puede mejorar es una intervenciín quirúrgica muy costosa que le implantan unos electrodos en el cerebro y controlan los impulsos con un marcapasos. Yo en verdad siento esto no muy seguro y riesgoso, por eso le ruego a Ud. se apiade de esta sierva del señor y la cure también. El señor todopoderoso reconocerá en Ud. a una persona piadosa y caritativa con sus semejantes. Agradecido de antemano. Mario Pérez Paredes. Nosotros vivimos en Lima Perú.

  5. Sr Ramon Marin me gustaria que por favor pudiera tambien ver a mi esposo ya que padece la misma enfermedad
    la verdad me siento muy angustiada por la situacion ya que es mas dificil para el superarlo siempre fue una persona muy emprendora exelente y buena pero dios no mando esta prueba por favor le pido si puede hacer algo por el. su nombre Alejandro Manuel Garcia. Nosotros vivimos en Buenos Aires Aergentina.

  6. soy joaquin berenguer y tengo 69 años.Tengo la enfermedad diagnosticada desde hace nueve años.Quiero manifestar mi total acuerdo con los bloqueos que sufrimos sobre todo al llegar a una puerta o sitio estrecho .Sin embargo quisiera manifestar que en mi caso ,creo que el bloqueo está mas acusado por el miedo a caer o no poder que en sí ,porque cuando me sucede me digo a mi mismo !vamos Joaquin vamos! y va … Quiero manifestar que a pesar de mis nueve años de enfermedad mis periodos en off son escasos relativamente cortos.Hago todos los dias ejercicios ,haciendo una vida practicamente casi normal.Tomo Madopar5 al dia.piramexin 0,7 tres al dia sinamet una al acostarme,mas algun que otro lexatin.Estoy ansioso de contactar con ot67ros enfermos para ayudarnos.Vivo en Elche tno 672317264

    1. Sr Joaquin Berenguer, me alegro mucho que tenga su vida tan bien teneiendo esta enfermedad, tengo un hermano que esta sufriendo esto y recien llego a mi casa …quiero atenderlo y no se como hacerlo , el toma Sulconar 1/2 tab de 300 mg y Biopsol de 1mg y nada mas …que hago? ayudeme por favor.Mi hermano tiene 64 años y ademas tiene una fuerte depresion para lo cual toma Sertralina y Clonazepan.
      A cualquier persona que lea esto tambien le pido su ayuda . Nora Amelia.Soy del Callao-Peru

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s