DEMAGOGIA Y DECENCIA INTELECTUAL.

ART. OPINIÓN

  • Miguel Naveros
  • MIGUEL NAVEROS

    14/03/2008

 

Demagogia y decencia intelectual

Ganó Zapatero y ganó Chaves: han ganado Zapatero y Chaves tras cuatro años de asedio y en medio de un despliegue de demagogia como no conocía Europa desde los trágicos Años Treinta.

<!–

La prevaricación intelectual (o decir mentiras a sabiendas) se ha instalado definitivamente en la política española de mano de una derecha ultraconservadora e implacable cuyo comité de voceros ha dejado en mantillas al viejo ‘sindicato del crimen’ que utilizó Aznar como ariete. Y ha pasado, tal vez, por esto: aquel ‘sindicato del crimen’ fue el ariete al dictado de Aznar; este actual es el que dicta, y tiene a los portavoves del PP de arietes. No es pequeña la diferencia, para peor aún, lo que concede más mérito al triunfo de dos políticos, Zapatero y Chaves, que sí tienen —y lo han demostrado repetidamente— fronteras éticas.

La derecha española no ha dudado ni por un momento en hacer la campaña más sucia: en superficie (los grandes medios nacionales), ha agitado el siempre inflamable líquido de la xenofobia, ha acudido al geno-insulto contra inmigrantes, andaluces, vascos y catalanes, ha utilizado el enfrentamiento entre territorios; y en fondo (en las provincias), ha creado una colosal red de mentiras que en ocasiones han llegado al ridículo o hasta al histrionismo, pero por la que han seguido apostando: valga como ejemplo el del alcalde-candidato que en una televisión comarcal afirmó sin rubor que haría desde el Senado subir el precio del tomate, como si estuviéramos en una economía planificada y no en un país donde rige el libre mercado, cosa que conoce él perfectamente porque es una gran empresario hijo ya de gran empresario, y precisamente del campo de la comercialización agrícola.

Ignoro cuántos votos hayan podido rebañar desvergonzonerías y hasta cretineces del tipo (desde luego no los suficientes como para ganar), pero un país en el que pueden decirse hasta la saciedad cosas así es un país que necesita información, debate intelectual y pedagogía política.

Éste parece, en los próximos tiempos, el principal reto de la izquierda española, y no sólo de la izquierda: también de los intelectuales, de los profesionales que trabajen con conciencia, de los periodistas que crean en su oficio. Quien tenga un mínimo concepto de la decencia intelectual no puede asistir en pasiva equidistancia a este despliegue de hamponería, grosería, chulería y chiste zafio y fácil del que está haciendo gala la derecha.

A veces dan ganas de desempolvar aquel viejo texto de 1931 y crear algo así como la Agrupación al Servicio de la Democracia, puesta al día de aquella Agrupación al Servicio de la República a la que convocaron hace tres cuartos de siglo Marañón, Ortega y Pérez de Ayala.

Miguel Naveros es escritor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s