SE ROMPE, NO SE ROMPE.

22 Febrero 2008 – 7:29 soraya-zaplana.gif

Anda el PP tomándonos por idiotas por penúltima vez en esta legislatura. El juego de estos quince días consiste en hacer como que todo lo que han hecho durante esta legislatura no existió: no quieren ya borrar la Historia de hace setenta años, sino de hace un par de meses. La semana que viene nos contará Cañete que en el PP nadie es un xenófobo que atribuya a los inmigrantes el colapso de la sanidad pública. La última chorrada del PP fue la de decir Espe y Mariano, tanto monta, que España no se rompe, con el colofón al día siguiente de Soraya diciendo lo que tenéis arriba a la izquierda: a Soraya le gustaría saber quién ha dicho en el PP que España se rompe.

Ocurre que cuando comencé a escribir este blog no sabía muy bien en qué iba a consistir el mismo. En octubre de 2006, de hecho, sólo colgué un apuntito en el que escaneaba la portada de 20 minutos con tres mentiras dichas por Zaplana en una entrevista interior: las otras dos eran sobre la teoría de la conspiración y sobre la sucesión de Rajoy (1). Por tanto cuando leí las cosas que estaban diciendo Esperanza, Mariano y Soraya (es decir, la consigna del día) recordé inmediatamente aquel recorte.

Es una secuencia que retrata perfectamente la derecha que hemos tenido esta legislatura. No ha hecho falta disimular: se ha tomado por gilipollas a la gente con las cartas boca arriba. Ya ni los curas se atreven a solicitar la fe hasta el punto de asegurar que algo que ya ha sucedido (’El PSOE ha roto España‘) ‘no se nota, pero se notará‘. Mientras Zaplana decía aquello, los voluntarios pepinos recogían firmas en todos los rincones de España contra el Estatut (’Me gustaría saber quién ha dicho en el PP que no nos gusta el Estatut’ diría Soraya en una hipotética negociación con CiU). Algunos de los firmantes lo entendían muy bien: estaban firmando ‘contra Cataluña‘ (2) mientras escuchaban los anuncios anticatalanes del PP Andaluz. La COPE, por su parte (cadena controlada por Esperanza Aguirre según amenazó ésta a Mariano Rajoy por si éste pensaba colocar a Gallardón en la lista) animaba sin demasiado disimulo el boicot de productos catalanes: seguramente los que pedían cava murciano fueran votantes de Izquierda Unida, nunca del PP, pero con sus abrigos de visón pretendían engañarnos.

Pocos años después nos explican que para catalanes ellos, que España no se rompe ni ellos han dicho nunca nada de eso, que aquí los que crispan no son ellos. El PP sólo se preocupa de que los currantes lleguen a fin de mes, de que puedan pagar las hipotecas. Son otros los que tensan y dramatizan, que al parecer son sinónimos de crispar aún cuando se refieren a las encuestas (que sí fueron tensadas y dramatizadas, por cierto)

A Soraya y a mí nos gustaría saber quién ha dicho en el PP que el proceso de paz era un proceso de rendición, que se regalaba Navarra a (la) ETA, que el Estatut rompía España. El PP hablaba de las hipotecas, de las familias embargadas: las manifestaciones de V de vivienda estaban pobladas por jóvenes de Nuevas Generaciones, y no eran ellos quienes tensaban y dramatizaban diciendo que quitar la estatua de un genocida era reabrir heridas, que permitir a dos hombres o a dos mujeres que tuvieran los mismos derechos que un hombre y una mujer era perseguir a la familia, a los homosexuales, a los cristianos… había que manifestarse por la libertad.

Cuando los analfaprogres islamoetarras pensábamos que estaban diciendo que las bombas del 11-M las puso ETA como demostraba una cinta de la Orquesta Mondragón estaban diciendo en realidad que les molestaba muchísimo que la pérfida banca nos condenara a hipotecas de cuarenta o cincuenta años; cuando entendíamos que se manifestaban contra la devolución de los papeles catalanes a Catalunya, lo hacían en realidad contra la precariedad laboral y las ETTs; cuando pensábamos que se manifestaban contra Educación para la ciudadanía lo hacían contra el neoliberalismo y la pobreza por éste generada…

Escuchamos mal: pensamos que cuando nos llaman cómplices del terrorismo están diciendo que somos cómplices del terrorismo. Pero si somos unos tiquismiquis es nuestro problema. Ellos sólo se preocupan de lo que interesa a la gente normal.

Visto en III República.

SOLBES GANA A PIZARRO EN EL DEBATE DE ANTENA 3 SOBRE ECONOMÍA.

768694_tn.jpg

Pizarro habla de crisis económica profunda y Solbes le tacha de demagogo y catastrofista

ALBERTO GRADOS. 21.02.2008 – 23:21h

  • El ministro de Economía y el número dos del PP por Madrid abrieron los debates electorales en ‘Antena 3’.
  • Pizarro habló de recuperar “la confianza de los españoles” y Solbes quiso dar un mensaje de “tranquilidad”.
  • Pizarro propone “suprimir el ministerio de Vivienda” y Solbes aseguró que con el PP “peligran las políticas sociales”.
  • Según el sondeo de la cadena,  para el 47,4% de los espectadores ganó Solbes y para el 37% venció Pizarro. Para el 15%, no ganó ninguno.

Minuteca todo sobre:

Con la campaña a punto de comenzar oficialmente y con los datos sobre la economía de España en plena actualidad, el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el número dos del PP en Madrid, Manuel Pizarro, se enfrentaron en la noche de este jueves en un debate en Antena 3 con Matías Prats como moderador.Los retos cruzados de uno a otro y las declaraciones sobre la capacidad la idoneidad de cada uno como candidato marcaron la previa del debate.

Somos subcampeones europeos en inflación y somos campeones en desempleo

Empezó a hablar Manuel Pizarro que mostró su satisfacción de poder participar en un debate sobre economía con Pedro Solbes a quien alabó. Luego, la crítica. “España no va bien”, fueron sus primeras palabras y con ello expresó que los españoles “están preocupados”. “Somos subcampeones europeos en inflación, uno de los países con más endeudamiento en las familias y somos campeones en desempleo”, continuó Pizarro que preguntó al ministro de Economía qué ha hecho para evitar la crisis “del ladrillo y el consumo”.

La herencia que dejamos en estos momentos es mejor que la que recibimos”, contestó Solbes. El ministro reconoció que “hay una cierta desaceleración” y que hay algún apartado que le preocupa “pero ustedes no buscan soluciones, sino más problemas“. “Tengo la sensación de que están convocando la crisis. Usted, como conocedor del mundo financiero, ¿le parece razonable realizar afirmaciones cómo las que ha hecho?”, preguntó. “Inflación hay pero es similar a la que hubo en 2003”, concluyó.

La herencia que dejamos en estos momentos es mejor que la que recibimos

La subida de los precios centró en ese momento el debate ante la insistencia de Pizarro que argumentó con números la crisis, que según él, está creciendo en España. “Estamos perdiendo la batalla de la confianza. Los ciudadanos quieren un Gobierno que luche contra la inflación”, aseveró. “Los gobiernos que siembran divisiones son incapaces de hacer productivas las naciones que llevan“.

Solbes argumentó que en la época del PP hubo una serie de ventajas económicas que favoreció a España en crecimiento y criticó a Rajoy indicando que ha demostrado que “la economía no es lo suyo”.

La economía familiar

El debate se centró entonces en la economía de las familias y ahí tomó la palabra el ministro para defender que su gobierno ha hecho un buen papel en esa materia. Subrayó que ha crecido el empleo, “gran parte para las mujeres”, y que los salarios de los españoles han subido.

Ustedes no han previsto lo que venía y si lo han visto no han hecho nada

“¿Qué es lo que piensan los ciudadanos?”. Pizarro se contestó a sí mismo con datos estadísticos de cómo, según insistió, las familias han perdido confianza en el gobierno. “Dígales a los ciudadanos que todo esta bien”, ironizó. “Ustedes no han previsto lo que venía y si lo han visto no han hecho nada para evitarlo“, sentenció el número 2 del PP. ¿La respuesta de Solbes? “Las estadísticas demuestran que el PSOE es mejor para remediar la crisis”.

Pizarro inició entonces los ataques más duros contra el gobierno: “Bajaríamos los gastos si no pagáramos el piso del señor Bermejo, si suprimiéramos el Ministerio de Vivienda y si no pagáramos a los terroristas“. “Prefiero hablar de cifras y no de demagogia”, contestó Solbes que pidió seriedad a su contrincante al tratar temas como el terrorismo.

Solbes: “Quiero que el equilibrio esté en los bolsillos de los españoles”

La tensión dominó el debate. Las miradas duras entre ambos protagonizaron las críticas que se lanzaban el uno al otro. Pizarro señaló que el crecimiento no es cómo el que promete Solbes y mostró su preocupación por el bajo empleo y las bajas pensiones. El ministro se reía ante tales afirmaciones. “El riesgo de la economía actual es que siga el gobierno socialista en el poder”, sentenció Pizarrro.

La economía del futuro

Tras un pequeño descanso que calmó a los dos políticos, Pizarro volvió a tomar la palabra para asegurar de nuevo que lo importante es que “recuperar la confianza de los ciudadanos” con un gobierno como sería el del PP que “tenga talento y energía”. “Hay que reformar las administraciones públicas y la justicia, mejorar el medio ambiente y, sobre todo, crear empleo y bienestar social”, afirmó.

Hay que recuperar la confianza de los ciudadanos con un gobierno que tenga talento y energía

Solbes, más calmado, repitió otra vez que “la situación actual es mejor que hace cuatro años”. Se sirvió de estadísticas y gráficos para demostrar que España está teniendo un gran impulso económico. “Usted prefiere reducir los costes y yo prefiero gastar más en políticas sociales y quiero, sobre todo, que el equilibrio esté en los bolsillos de los españoles”, apuntó el ministro.

Los últimos minutos del debate fueron un derroche de críticas de Pizarro ante “ciertas deficiencias del gobierno socialista como el retraso del AVE Madrid-Barcelona y la falta de inversión en infraestructuras” seguidas de las respuestas del ministro que se defendió con datos de los gatos del Ejecutivo central en todas las materias. “La mejoras de las condiciones de vida siempre se han producido con un gobierno socialista“, dijo Solbes que, aún así, comentó que el país necesita “mejor sanidad y más viviendas de protección oficial”.

Solbes también acusó a Pizarro de defender la privatización del sistema público de pensiones, algo que fue rechazado por éste, quien le replicó que “nunca lo he propuesto, porque nunca lo he creído”.

Conclusión

Tras cerca de una hora de debate, llegó el momento de las conclusiones. “Los españoles van a elegir dos modelos: el socialista, que se deja llevar, que niega lo evidente y no toma medidas; y el popular, que es de liderazgo y con proyección de futuro“, dijo Pizarro que aseguró que el país “necesita un gobierno para todos los españoles, sin exclusiones”.

Solbes terminó su intervención con un mensaje de “tranquilidad y confianza”. “España está preparada para cualquier reto y eso que tenemos excesos de demagogia y catastrofismo”, en clara crítica al PP. “Tenemos una visión distinta que el Partido Popular”, indicó al mismo tiempo que resumía los puntos de vista de unos y otros. “Ellos hablan de crisis y de recesión, algo que resulta molesto y está lejos de la realidad“, concluyó.