EL POLVO AFRICANO DE ANA BOTELLA.

viaje1.jpg

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Fernando de Silva
  • FERNANDO DE SILVA

    30/01/2008

 

El “polvo africano” de Ana Botella

Todos recordaremos como siendo Concejala de Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, en un acto de exhibicionismo controlado, Ana Botella perdió su falda durante la celebración de un acto público. La secuencia apenas duró unos segundos, lo que nos impidió conocer de verdad sus secretos más íntimos, aquellos que dice compartir tan sólo con José María Aznar.

Desde entonces Ana Botella cerebralmente se encuentra desmelenada, y ha pasado de ayudar a los más necesitados ejerciendo la caridad cristiana, a convertirse -como máxima responsable de la concesión de licencias de apertura- en la “jefa” de todos los funcionarios imputados en el “Caso Guateque”, en su condición de Concejala de Medio Ambiente; y la encargada de que los madrileños puedan respirar mejor, aunque la contaminación de los ambientes políticos de sus dirigentes -caso “Gallardón”- quizás obligue a más de uno a usar ventolín.

Los científicos y, por qué no decirlo, el resto de los humanos, tenemos muy claro que los polvos sin preservativo son la causa principal del aumento demográfico; lo que desconocíamos es que los altos índices de contaminación atmosférica que sufre Madrid desde hace años, y que en un 80% al tráfico como consecuencia al dióxido de nitrógeno que desprenden los tubos de escape, sean ahora consecuencia de la llegada a Madrid de “el polvo africano”, tal como ha afirmado Ana Botella esta pasada semana. ¿Tendrá esto que ver con los obispos y la campaña publicitaria que vemos en el metro de Madrid, bajo el eslogan “Ningún cristiano usa preservativo”. Hemos investigado y parece ser que no, que detrás no está Rouco Varela ni Rajoy; parece ser que se trata de una campaña lanzada por una revista católica progre -que también las hay- que pretende denunciar con ello la hipocresía de la iglesia católica oficial.

Después de una exhaustiva investigación hemos podido descubrir que “el polvo africano” nada tiene que ver con el sexo -que más quisiese Ana Botella cuando se dice que está pasando penuria en sus necesidades más íntimas-, ni por lo tanto no es posible controlarlo con el uso del preservativo, ni siquiera con el más “global” que une continentes, aquel que se utiliza en las Olimpiadas para contribuir a la “Alianza de Civilizaciones”

Ana Botella, con una sutil sonrisa que delata un frívolo pensamiento al pronunciar la frase, pretende achacar al “polvo africano”, aquel que procede del Sahara en tiempos de viento del sur, la causa de la altísima contaminación que sufre Madrid. Aunque en Asturias también sufrimos el viento del sur y no tenemos contaminación (será que somos menos imaginativos…). Como primera medida Ana Botella nos recomienda no realizar deporte al aire libre, por lo que el Sr. Aznar tendrá que jugar en pabellón cubierto sus partidos de padel con Pedro J; aunque los ecologistas ya se han encargado de calificarla de ignorante e irresponsable.

¿Que opina Rajoy de todo esto? ¿Se verá imposibilitado para hacer footing durante la campaña electoral rememorando sus tiempos de “destacado deportista” siendo Ministro de Educación?. Cuentan los funcionarios que estaban a su servicio, que muchas mañanas al llegar al Ministerio para trabajar, lo primero que hacía era ponerse el chandall y salír a correr por los alrededores; aunque padecen amnesia para recordar qué política educativa era la preferida de Rajoy para elevar el nivel cívico y cultural de los españoles.

Gallardón está seriamente preocupado con la llegada del “polvo africano”, muy cercano a Marbella, “cuna” de los negocios de su “amiga” Monserrat Corulla. Y teme que su idílico rincón que pretende promocionar en las orillas del Manzanares, con playa incluida, no pueda desarrollarse por los altos índices de contaminación que sufre Madrid. ¿Será una maniobra de Esperanza Aguirre para que fracase su proyecto, y conseguir que cumpla la promesa de dimitir? Sería una maniobra perfecta para colocar a Ana Botella como alcaldesa; pero todos sabemos que Gallardón nunca cumple sus promesas, y aunque se pone tieso en momento de excitación, cuando sufre el gatillazo se arruga; ¿tendrá esto que ver con el momento en el que el preservativo se hace inservible?

Nota: Una buena amiga, de izquierdas, me decía el pasado viernes que Ana Botella era un personaje único, y de no existir tendríamos que inventarla, aunque no valga para nada. Discrepo, me ha servido para pasar un rato entretenido escribiendo este artículo; e incluso gracias a ella ya se diferenciar las peras de las manzanas.

Fernando de Silva es abogado y jurista

www.sinlavenia.com  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s