EL BARCO DEL PP SE ESCORA A LA DERECHA.

2008012087gallar_pique.jpg

La caída de los cinco magníficos: los moderados del PP pierden la batalla frente a los conservadores

Alberto Ruiz-Gallardón

 

@Julia Pérez.-21/01/2008

 

 

Primero cayó Josep Piqué, luego Alberto Ruiz-Gallardón. El sector centrista al que ambos pertenecían, los que defienden posiciones y estilos moderados dentro del PP, está de capa caída tras el Gallardonazo. Consideran que el partido está dando un mensaje de giro a la derecha, justo en vísperas de las elecciones, que será utilizado por el PSOE para atacarlos. No es sólo por la supresión del alcalde de Madrid en la listas al Congreso, sino por la presencia en las listas de dirigentes que representan la imagen de derecha del partido, como Eduardo Zaplana, por su labor como portavoz, Ángel Acebes o su asesora Cayetana Álvarez de Toledo.Ya sólo quedan tres de los cinco magníficos, los cinco dirigentes regionales que exhibían el centrismo como bandera. En esta línea centrista se adscriben políticos como Javier Arenas, candidato del PP andaluz a la presidencia de esa autonomía; el gallego Alberto Núñez Feijóo o el presidente valenciano Francisco Camps. Los tres aún sobreviven a la Raza, apelativo con el que algunos populares definen al sector más conservador del PP. Aquel que durante los tres primeros años de esta legislatura insistió en el 11-M, fomentó las sucesivas manifestaciones de víctimas del terrorismo, se opuso de entrada a la reforma de los estatutos y caldeó el ambiente con sus órbitas mediáticas. En cambio, el sector de los centristas defendía que en el ecuador de la legislatura el PP diera un giro más moderado. No obstante, unos y otros coinciden en puntos clave, como la negativa a negociar con ETA o la ilegalización de sus trasuntos políticos.

Con el portazo a Gallardón, “se transmite el mensaje de que la derecha, la Raza, ha ganado”, sentencian en fuentes del centrismo popular. Primero cayó Piqué, en julio de 2007, al verse desautorizado en público por el sector de Acebes y sentir que Mariano Rajoy no le defendía. Previamente él cometió el error de de calificar de “imagen del pasado” a Zaplana y al propio Acebes. Ahora ha sido Gallardón, que ve cerrar sus aspiraciones nacionales de un portazo mientras él ha reaccionado, dolido, amenazando con dimitir tras el 9 de marzo.

El alcalde Madrid ha recibido llamadas de apoyo de Piqué, Arenas, Núñez Feijóo, Camps… Hasta de varios concejales del PP catalán. “Muchos se muestran enfadados en privado, porque creen que nunca van a llegar al poder con este giro del partido”, sostienen en fuentes del sector de Gallardón. Pero en tiempo electoral, y de elaboración de listas, los políticos se tornan prudentes y no reconocen tan fácilmente la contrariedad que les ha supuesto el Gallardonazo.

En el PP de Andalucía reconocen que les ha hecho daño el portazo a Gallardón, pero, más en concreto, su puesta en escena: el “espectáculo” del alcalde amenazando con dimitir de sus responsabilidades porque no sería candidato al Congreso y de la presidenta de la Comunidad de Madrid dispuesta a renunciar a su puesto para ir en la lista. “Ninguno sale bien parado”, concluyen fuentes internas, mientras reconocen que les han llamado muchos dirigentes locales expresando su malestar por lo ocurrido.

Ahora bien, los populares andaluces niegan que el Gallardonazo les vaya a suponer coste electoral. “El sello del centro no lo da Gallardón”, replican, en alusión a que Arenas es un líder surgido de las filas de UCD, y a que llevan tres años trabajando la campaña electoral, con una frecuente presencia de Mariano Rajoy en este tiempo. En realidad, lo ocurrido con el alcalde de Madrid “va a ser utilizado por aquellos que no nos iban a votar y que no querían reconocerlo en las cenas entre amigos. Van a buscar la excusa en Gallardón, pero no pensaban votarnos”, analizan en este sector.

El renacer de las ‘familias’Todos quieren concentrarse en su campaña electoral. Alguno hasta sostiene que el debate de la exclusión de Gallardón “está más pasado que la mare que va. Lo hay que hacer es ganar las elecciones para Rajoy”. En fuentes del sector de Camps saben que su adversaria, la socialista María Teresa Fernández de la Vega, utilizará el presunto giro a la derecha, pero “aquí gobierna el PP desde una posición de centro, que coincide totalmente con Rajoy y con el PP de Madrid”.

“Al final, lo ocurrido ha reforzado a Rajoy y a su liderazgo dentro del partido”, añaden en fuentes del sector centrista. En el PP han renacido otra vez los grupos, que habían sido anulados por José María Aznar. Están estos centristas; los de la derecha-liberal, considerados triunfadores del Gallardonazo -Zaplana, de línea centrista pero adscrito a la órbita de Esperanza Aguirre,o Acebes-, y está también el aparatchik, que no quería que el alcalde fuera candidato porque siempre va por libre.

Ahora toca trabajar para ganar las elecciones, reconocen populares moderados. El 10 de marzo, unos y otros analizarán las consecuencias de todo lo ocurrido: “A partir del resultado electoral se escribirá la historia, como en todos los partidos”, sentencian en fuentes del sector moderado del PP.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s