RAJOY INHABILITA COMO SUCESOR A GALLARDÓN, QUE DEJARÁ LA POLÍTICA.

16/1/2008 

 PULSO ENTRE CONSERVADORES|CITA CON LAS URNAS

Rajoy inhabilita como sucesor a Gallardón, que dejará la política

  1. • El líder del PP cede a la presión del ala dura y deja al alcalde de Madrid sin acta de diputado
  2. • Aguirre gana el órdago tras ofrecer su dimisión como presidenta autonómica para presentarse al Congreso
 Rajoy y Ruiz-Gallardón se saludan en un coloquio de Nueva Econom�a Forum, ayer por la mañana en Madrid. Foto:  AGUSTÍN CATALÁN
Rajoy y Ruiz-Gallardón se saludan en un coloquio de Nueva Economía Forum, ayer por la mañana en Madrid. Foto: AGUSTÍN CATALÁN
GEMMA ROBLES
MADRID

Sorpresa de última hora para casi todos: el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón no irá en la lista del PP de Madrid al Congreso. O, lo que es lo mismo, no será diputado y, por tanto, no podrá convertirse en el sucesor de Mariano Rajoy en caso de que éste vuelva a sufrir una derrota en las elecciones del 9 de marzo.
Pero su inhabilitación como sucesor –una victoria del ala dura del partido– tendrá otra consecuencia de más calado a medio plazo. Según fuentes próximas al alcalde, Gallardón ha decidido que abandonará la política, aunque tiene previsto hacerlo tras agotar el mandato al frente del consistorio madrileño, que en principio expirará en mayo del 2011.
Si a Rajoy, a tenor de la decisión adoptada, no le gustaba la idea de tener en el Congreso a alguien que, hace años, se permitió dejar de ser políticamente correcto para hacer públicas sus ansias de llegar a la Moncloa, menos aún aceptaba esa hipótesis Esperanza Aguirre. Ella es su principal adversaria, pese a defender las mismas siglas. Y a tanto llega la oposición de la presidenta de la comunidad y del PP de Madrid a que Gallardón vea cumplido su deseo de estar en la candidatura de Rajoy que, según da a entender la dirección popular en un comunicado, lanzó un órdago: si él iba en las listas, ella también, aunque eso significara abandonar el gobierno regional, según la ley electoral.
Aguirre y Gallardón pusieron sus cartas de futuro en una mesa sobre la que, sin más miramientos, Mariano Rajoy dio un golpe desde el presente: no tendrán escaño ninguno de los dos.

REUNIÓN A CUATRO
El líder de los populares convocó ayer una reunión en la sede nacional del partido en la que, además de la presidenta madrileña y el alcalde, estuvo presente su secretario general, Ángel Acebes. Según el comunicado que los colaboradores de Rajoy remitieron después a la prensa, tanto Gallardón como Aguirre “reiteraron” su ofrecimiento de formar parte de la candidatura de Madrid. Y es que tanto ella como él habían avisado previamente a su jefe de sus intenciones, solo que ella lo hizo en privado y el alcalde, a través de los medios de comunicación.
“El presidente del PP ha agradecido a ambos su disposición y les ha comunicado su decisión de que, en estos momentos, lo mejor para los intereses generales y los del Partido Popular es que ambos continúen al frente de sus respectivas responsabilidades institucionales para las que fueron elegidos por los ciudadanos hace escasos meses”, continúa dicho comunicado. Es más, desde el entorno del líder popular se añade que éste ha querido dar un “golpe de autoridad” y demostrar su “independencia” a pocas semanas de unas elecciones generales, llegando a advertir a ambos que espera contar con su “colaboración activa” en la campaña que comienza.

MENSAJE INTERNO
En este contexto, los más cercanos a Rajoy intentar vender la idea de que la decisión sobre Gallardón, pese a ser polémica, sirve para lanzar un necesario mensaje interno que llama a trabajar en pro de una victoria que, según dicen, beneficiaría a todos. “Si ganamos, ganaremos todos. Si perdemos, también perderemos todos. Conviene que nadie se olvide”, aseveran.
Lo que es obvio es que, ante situaciones de riesgo para la unidad del partido, Mariano Rajoy se ha dejado influir por las presiones de sus líderes territoriales y ha colgado el cartel de “no quiero líos”, al menos, a corto plazo. Eso explica que Aguirre se haya salido con la suya y Ruiz-Gallardón, una vez más, vaya a ver frustrada la posibilidad de acariciar, si hubiera fracaso electoral, la presidencia del PP. Desde hace años los populares sólo eligen candidato a alguien que cuente con un escaño en la Cámara baja, dado que facilita la labor de oposición parlamentaria contra el Ejecutivo. Otro presidente autonómico que ha visto colmadas sus expectativas es el valenciano Francisco Camps ya que, tal y como quería, no tendrá a Eduardo Zaplana de número uno por Valencia, sino que irá por Madrid.
Ahora toca dar tiempo al tiempo para ver qué réditos ofrece las supuestas “decisiones salomónicas” del candidato Rajoy. “Si gana, habrá unidad y hasta olvidos. Si pierde… eso es otra cosa. Habrá lío”, pronostica un relevante dirigente del partido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s